EL PAÍS RECLAMA UNIDAD NACIONAL.


1 de marzo de 2010
Por:David Varona Fuentes.

Urgente que llegue la reconciliación nacional.
Es necesario cerrar heridas, dejando atrás odios y rencores, privilegiando el bienestar común sobre intereses partidistas.
Ya no más enfrentamientos entre mexicanos; el país reclama la unidad de todos para salir del precipicio político-financiero y de seguridad pública donde se encuentra.
México está paralizado, no avanza, pareciera que la última crisis económica llegó para quedarse; todos los días son lanzados a las calles miles de trabajadores que pasan a engrosar las alarmantes estadísticas del desempleo.
México vive también momentos de terror y zozobra por la incontrolable ola delictiva que azota al país.
Los mexicanos tienen pavor salir a las calles para no convertirse en víctimas de los carteles de la delincuencia organizada que ahora, violando sus propios códigos o reglas, atacan a blancos inocentes, no importando que sean mujeres y niños, que en el pasado respetaban
La carestía de la vida, es otro punto preocupante…
No existe ley, reglamento, o autoridad competente que ponga freno a los voraces comerciantes, quienes todos los días aumentan los precios en los productos de la canasta básica que consume el pueblo.
Según cifras no oficiales, en los últimos 9 años, seis del gobierno de Vicente Fox y tres de Felipe Calderón, productos como el arroz, frijol, leche, aceite, pan, tortillas, carne, pollo, entre otros, han elevado sus costos hasta en mil 500 por ciento.
Y las excusas de los empresarios considerados verdaderos hambreadores del pueblo, siempre son las mismas: los aumentos al diesel y gasolina autorizados por el gobierno federal.
Si a las criminales alzas en los artículos que comen los mexicanos le agregamos de postre el desempleo, la inseguridad pública y los incrementos en gas, energía eléctrica, IVA, ISR, IETU y otros servicios que presta la federación, la situación se convierte caótica.
Por todo lo anterior, el país arde, la ciudadanía en su conjunto da muestras de inconformidad e irritación sociales, malestar que es aprovechado por las distintas fuerzas políticas opositoras al régimen del presidente Felipe Calderón, para llevar agua a sus molinos.
El hecho que las facturas de todos los males que padece el país se las carguen al gobierno de Calderón, es evidente que existe mano negra en las acusaciones, es claro que hay intereses partidistas de por medio.
Los reclamos ciudadanos que recibió el presidente Calderón en sus dos visitas a Ciudad Juárez, Chihuahua, y los que enfrenta en cada gira de trabajo que realiza en el Distrito federal o en los estados de la república, son muestras del coraje y de lo encabronada que está la gente, desde luego, muchos de esos odios son alimentados por lidercillos políticos sin escrúpulos.
Es cierto, ni en el gobierno de Fox, ni lo que va de Calderón, se han visto cumplidas las promesas contraídas; fueron muchas las expectativas y pocos son los resultados después de 9 años, hasta el 2009, de administraciones panistas.
Sin embargo, no todo está perdido; México tiene todo para salir adelante, porque grande es su historia y más grande puede ser su futuro.
Para salir de la parálisis sólo se requieren unidad de todos los sectores productivos y del pueblo en general.
El Presidente Felipe Calderón necesita del apoyo de todos los mexicanos sin distingos, siglas o colores partidistas.
Hoy más que nunca es urgente recobrar la confianza y mostrar solidaridad inquebrantable en torno al mandatario mexicano, quien hace unos días salió a dar la cara para rechazar y desmentir la supuesta protección que su gobierno otorga a carteles de las drogas, en especial al de Joaquín El Chapo Guzmán, prófugo de la justicia desde el 19 de enero de 2001, cuando en forma misteriosa escapó del Penal de alta seguridad de Puente Grande, en el estado de Jalisco.
Calderón fue determinante al afirmar que “mi gobierno no protege, escuda o tolera a ningún grupo criminal y calificó de falsa y fruto en el mejor de los casos, de un desconocimiento de las cosas o de otros intereses que otros deben aclarar, sobre el porqué no se actúa contra El Chapo Guzmán”.
También dijo que “yo no tengo nada personalmente contra una persona u otra, llámense rojos, verdes, del Pacífico, del Golfo o del que sea; por ello mi gobierno ha atacado indiscriminadamente a todos grupos criminales en México”.
Recobrar la paz y tranquilidad, es el objetivo de Calderón, y sin lugar a dudas vencer el flagelo de la inseguridad pública nacional es prioritario para que México retorne al camino del progreso y prosperidad.
Pero caminando unos por un lado y el presidente por otro, jamás podrá alcanzarse.
Gobernadores y alcaldes, pertenezcan al partido que sea, deben sumarse a la cruzada nacional del presidente Calderón contra la delincuencia organizada.
Después del gobernador de Veracruz Fidel Herrera apoyando las políticas anticrimen de Calderón, no se escuchan en el país otras voces que en materia de seguridad pública digan, “esta boca es mía”.
Por ello insisto…
Urge la reconciliación en México.
Desde este espacio siempre nos hemos sumado al llamado a la Unidad que viene haciendo el Presidente Calderón.
Es por México; es por los niños y jóvenes.
¿O usted qué opina?

EL OSCURO MARIDAJE DEL PANISMO

25 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes


Fuego amigo en el Partido Acción Nacional.
El candidato del PAN al gobierno de Veracruz usa blindaje especial para protegerse de sus presuntos adversarios que lo acechan en el estado, y resulta bombardeado por sus propios compañeros de partido.
Lo que es claro y evidente que Miguel Ángel Yunes Linares, duerme con el enemigo en casa.
Los señalamientos que hace el ex dirigente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, han cimbrado todas las estructuras del Partido Acción Nacional, desde Los Pinos hasta el edificio sede del CEN donde despacha el fiel sirviente calderonista ,César Nava Vázquez.
En Veracruz ha dejado sorprendidos, perplejos, boquiabiertos a los Pipos, Cambranis, a los José-ratones, y a todos los colaboradores, amigos y simpatizantes del estrenado abanderado blanquiazul a la gubernatura de Veracruz.
Para la clase política estatal e incluso, comentan, para íntimos de Miguel, como el policía chino Enrique Ampudia, Enrique Pérez, José Luis Lagunas, entre otros, la Carta Abierta publicada por Espino en importantes medios de información nacionales y estatales, representa un “putazo certero, descomunal, al corazón del Yunismo veracruzano y sus sueños de gobernar Veracruz”.
Pero más allá de los efectos retroactivos o secundarios que pudieran tener las confesiones públicas del ex líder Espino Barrientos por la designación de Yunes como candidato de Acción Nacional al gobierno del estado, de ser ciertas, lo que llama la atención son las perversidades escondidas en los altos personajes del PAN para vetar y encumbrar, para hundir y premiar.
Resulta inaudito, increíble, es como el despertar de un cuento de Hadas lo que describe el Foxista Espino en sus inserciones periodísticas pagadas.
Textualmente relata…
-“En el 2006 Miguel Ángel Yunes Linares no fue candidato al Senado de la República por Acción Nacional porque antes de la elección interna fue vetado por el entonces candidato presidencial Felipe Calderón Hinojosa, bajo el argumento de que cuando Yunes fue secretario de Gobierno con Patricio Chirinos se distinguió por su desempeño corrupto, así como por golpear, perseguir y difamar panistas”.
Y agrega…
-“Siendo yo presidente nacional del PAN, Felipe Calderón me advirtió que si Miguel Ángel llegaba a ser candidato, lo rechazaría públicamente y no aceptaría su compañía en actos de campaña en Veracruz. Me exigió evitar que el ex priísta fuera candidato por Acción Nacional”.
Por las presuntas peticiones que le hiciera Calderón como candidato presidencial en relación a Yunes, Manuel Espino dice que “me causó enorme sorpresa cuando Felipe Calderón integró su equipo de gobierno e incorporó a Miguel Ángel como titular del ISSSTE, cuando apenas unos meses atrás lo había vetado con severas acusaciones”.
Yo pregunto…
¿Es verídico lo que publica Manuel Espino Barrientos de Calderón y Yunes?
¿La opinión pública, los veracruzanos tienen que creerle al bravucón y pendenciero de Espino Barrientos, quien en sus días de dirigente nacional le daba por patear las puertas de ingreso a palacio de gobierno?
Verdad o mentira, lo cierto es que su Carta Abierta nos presenta otra realidad, otra cara, algo muy distinto de lo que se dice de la relación Calderón-Yunes.
Es innegable que desde Los Pinos se impuso a Miguel como candidato del PAN a la gubernatura de Veracruz, ignorando a los demás precandidatos azules que presumían de estar mejor posicionados ante el electorado veracruzano
Y todas las corrientes políticas de la entidad dan, o daban por hecho, que el lanzamiento de Yunes como candidato por Veracruz se debió al cariño y afecto de la presidencia de la república, principalmente después del “pastelazo con motivo de los 50 años del ISSSTE”.
Sin embargo ahora, el ex dirigente nacional panista en el sexenio de Fox, sale a la palestra a cambiar el amor actual por los odios y rencores del pasado, motivados por el trato represivo que Yunes, con el poder en las manos en el sexenio Chirinista, dio a los panistas de aquella camada, entre los que se encuentran el propio Víctor Alejandro Vázquez Cuevas, sólo que hoy el Pipo finge demencia, porque así conviene a sus intereses políticos-financieros.
Los desplegados de Espino en la prensa estatal y nacional contando el verdadero sentimiento de Calderón hacia Yunes, vienen a editar otra historia de la que ya se creía escrita, causando todavía más confusión e incertidumbre entre la militancia panista por lo que presienten falta por venir.
Vuelvo a preguntar…
¿Qué está pasando en el PAN, porque pareciera que todos se han unido en contra de la candidatura del ex director o director con licencia, del ISSSTE?
La Carta Pública de Manuel Espino dirigida a “Estimados Ciudadanos y Amigos panistas de Veracruz”, deja cabos sueltos que, por el momento, no cuadran, en la relación amistosa Calderón-Yunes…
¿Si en sus adentros Calderón no soporta a Yunes, por las causas que Espino relata en sus publicaciones, porqué primero lo hace director del ISSSTE y ahora lo impone como candidato del PAN al gobierno de Veracruz?
¿O acaso el presidente Calderón tiene alguna factura pendiente de cobrar al gobernador Fidel Herrera, y usa a Yunes para vengarse, sabiendo de los odios que éste lleva en su sangre contra el mandatario veracruzano?
Es la pregunta de los 64 mil pesos.
Por lo pronto, el panorama político para el turco Yunes como aspirante al gobierno del estado, sus propios correligionarios del PAN se lo han tornado nebuloso, incierto, oscuro.
Y eso que la guerra todavía no empieza.
¿Qué otras sorpresas le tendrán guardadas Buganza, Julen y Juan Bueno, la famosa Trinca Infernal.
¿O usted qué opina?

DUARTE DE OCHOA Y HÉCTOR BUSCARÁN LA CANDIDATURA

24 de Febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

EL PRI registró a sus dos únicos precandidatos a la gubernatura; hoy resuelven si los dos se van de precampaña, o sólo uno lo hace.
El primero en anotarse ante la Comisión de Procesos Internos del PRI fue Javier Duarte Ochoa, y momentos más tarde hizo lo propio, Héctor Yunes Landa.
Cuando los agoreros del desastre aseguraban que negarían el registro al oriundo de Soledad de Doblado y se desataría la guerra al interior del instituto tricolor, los integrantes de dicha comisión dieron muestras de madurez política, y bajo la previa revisión de la documentación correspondiente, dieron entrada a la solicitud de Yunes Landa.
A los dos, Javier y Héctor, se les vio contentos, seguros y optimistas durante su estancia en la sede estatal del PRI para cumplir con lo que marca la convocatoria priísta como precandidatos a la gubernatura del estado.
Los dos, con estilos diferentes de entender y hacer política, hicieron su arribo al edificio que alberga al Comité Directivo Estatal del Revolucionario Institucional. Uno acompañado de su familia y amigos cercanos, y el otro haciendo ruido por varias calles y avenidas aledañas al edificio tricolor.
Una vez registradas sus precandidaturas, Duarte y Yunes, dieron sus opiniones…
De Héctor Yunes, Javier dijo…
“No es mi enemigo; simplemente competimos al interior; compartimos la misma visión ideológica y política sobre Veracruz; compartimos un mismo partido político, ideales, y sin duda, en esta unidad y cohesión, vamos rumbo a la más grande de las victorias”.
Por su parte, Yunes Landa, no se refirió en lo personal a su contrincante Javier Duarte, sino que advirtió…
“Si mañana jueves, me informan que rechazan mi registro, entonces procederé a solicitarlo ante las instancias federales electorales”.
La militancia tricolor hace votos para que las aguas huracanadas que azotan al PRI veracruzano, no salgan de su cauce en esta etapa importante para el partido Fidelista.
Por lo tanto, corresponde ahora, este día jueves, que los representantes del CDE del PRI, resuelvan la aceptación de ambos registros, para que de inmediato los dos contendientes arranquen con su trabajo proselitista, hasta el 27 de marzo, al interior de la militancia tricolor.
El hecho que la Comisión de Procesos Internos del PRI en la entidad confirme la participación de Héctor Yunes en la contienda por la candidatura al gobierno del estado, será una muestra contundente de la democracia que vive el Partido Revolucionario Institucional en Veracruz.
Dejando en poder de la Comisión de Delegados, compuesta por más de mil 500 integrantes, la responsabilidad de elegir el 28 de marzo al abanderado priísta para la jornada electoral del 4 de Julio que sin duda será, la madre de todas las batallas por la gubernatura, las 50 diputaciones locales y las 21 alcaldías.
De lo contrario, de negársele el registro a la precandidatura de Yunes Landa, por cualesquiera que sean los argumentos, causas, motivos o circunstancias, desatará una guerra sin cuartel de fatales consecuencias para el priísmo estatal.
Y la campaña oficial por la gubernatura no será perita en dulce como para que el PRI se divida justo en los momentos en que el horno no está bollos, porque el enemigo de enfrente no es presa fácil de roer.
Menos que, como dice Fidel, traerá 20 furgones de lodo.

SALDO BLANCO ANTE FRENTE FRIO

No hay dudas…
Veracruz, a la vanguardia en materia de Protección Civil.
Otra vez, saldo blanco ante los efectos del frente frío número 33 que azota la entidad veracruzana.
Los vientos huracanados de más de 120 kilómetros por hora en los municipios portuarios y las bajas de temperaturas hasta menos de los cero grados, no causaron daños materiales mayores en la entidad veracruzana, mucho menos hubo pérdidas humanas qué lamentar.
Y las cuentas favorables que se obtienen ante la llegada de cada evento meteorológico al estado de Veracruz, son el resultado de la prevención, organización, e indiscutiblemente de los trabajos de operación del Comando de Protección Civil que encabezan el gobernador Fidel Herrera y la titular de ramo, la señora Silvia Domínguez.
Pese a críticas de sectores de oposición, la suspensión de clases escolares en 55 municipios costeros ordenada por el gobernador Fidel Herrera, fue oportuna para salvaguardar la integridad de estudiantes e todos los niveles educativos.
El saldo blanco en las contingencias de este fenómeno natural, habla bien de la responsabilidad y capacidad de Silvia Domínguez al frente de la Secretaría de protección Civil del gobierno de Veracruz, cumpliendo al pie de la letra las instrucciones del mandatario estatal para entregarle buenas cuentas.
En materia de Protección Civil, Veracruz es ejemplo nacional.
¿O usted qué opina?

Y AHORA…LA PREGUNTA DE LOS 64 MIL PESOS.

23 de Febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

Y los veracruzanos preguntan…
¿Cómo piensan Miguel Ángel Yunes Linares y su partido el PAN, ganar la gubernatura el próximo 4 de julio?
Sin lugar a dudas es una excelente interrogante.
Porque hoy en día las elecciones se ganan con votos, contándolos uno por uno, sin trampas ni trucos, como rellenando o quemando urnas, o recurriendo al robo de los paquetes electorales una finalizados los comicios.
Esos eran los usos y costumbres del pasado en cada jornada electoral en cualquier rincón de la geografía política de México.
Y para que esos vicios electoreros no vuelvan a repetirse dañando la incipiente democracia que ha logrado alcanzar el país, en cada proceso cívico, los diferentes partidos políticos participantes, designan ejércitos de militantes encargados de vigilar, presuntamente, la transparencia de de las elecciones.
Gracias, en parte, a que los representantes partidistas en las casillas, son adiestrados como sabuesos para defender los votos de sus candidatos, estrategias como “el carrusel o el ratón loco”, han ido desapareciendo.
En las actualidad los partidos políticos han implementado otros tipos de marrullerías para ganar, tramposamente, las elecciones, y los principales, detectado por las autoridades electorales, son “acarreo de votantes, condicionamiento, inducción, compra, coacción y venta del voto.
Así también, otras mapacherías electoreras son “cargada y línea de voto, hacer votar a los muertos, votantes fantasmas, votantes sin credencial de elector o con copia de la misma, voto corporativo y, obstruir el voto de quien se presume votará a favor de candidato opositor”.
A lo anterior, hay que agregarle la compra de conciencias ciudadanas, usando los programas sociales, bien federales o estatales. No espanta ver que de pronto, en cada año electoral, los gobernantes, sea de cualquier color partidista, se conviertan en madres de la caridad. Dan vergüenza los candidatos en campaña cuando se desgreñan por llegar primero a la entrega de despensas, láminas de cartón, sombrillas, y otro tipo de chácharas con las que buscan ganarse la voluntad popular.
Indiscutiblemente, en todo ese compendio de argucias, el PRI es el maestro, es el que lleva mano para ejercerlas y aplicarlas en la lucha por acceder o retener el poder.
Aunado al estuche de monerías del partido tricolor para levantarse con las victorias en cada jornada electoral, debe mencionarse el control que mantiene en la cobertura, organización, planeación y operación de todos sus eventos electorales.
En suma, en el estado de Veracruz, el PRI ha logrado reunir todo ese conjunto de elementos, humanos, técnicos y tácticos a su favor.
Y si todavía le sumamos el factor de la fidelidad, tan de moda en el estado, todo se convierte color de rosa para el PRI.
Una muestra, son los resultados de las dos últimas elecciones en Veracruz, las locales de septiembre de 2007 y las del 5 de julio de 2009, en las que masacró en las urnas a sus opositores.
Por ese libro abierto de resultados electorales, los veracruzanos quisieran saber, escuchar, cómo hará el PAN y su candidato a gobernador, para revertir el posicionamiento priísta, donde el enemigo a vencer no es el candidato Javier Duarte Ochoa, sino el gobernador Fidel Herrera Beltrán.
En las últimas entregas, lancé la interrogante de que “quiénes serían los operadores políticos de Miguel Ángel Yunes Linares; si traería a los mismos personeros del pasado que siempre le acompañan y que tantas heridas abrieron en todos los sectores, políticos y sociales de Veracruz, cuando ejercieron el poder en el sexenio chirinista”.
Hoy enriquezco mi cuestionario preguntando…
¿Cuál es la plataforma política del PAN en Veracruz; qué personajes de Acción Nacional de peso político, solvencia moral y principios incuestionables, respaldan a Yunes a lo largo y ancho del estado en su deseo por ser gobernador?
Además de los Pipos Vázquez y de los Cambranis, todos buenos para nada, capaces de venderse al mejor postor, qué otros sudarán la camiseta y el nombre de Yunes?
Miguel, es un hombre de realidades, no de sueños ni aventuras, por ello, no puede estar ignorando que representa la candidatura de un partido casi muerto, que en las dos últimas elecciones quedó con un pie en la sepultura política.
Que la justificación de los panistas para aspirar al triunfo el 4 de julio, siga siendo que los dos procesos pasados fueron “elecciones de estado operadas por el gobierno Fidelista”, no es garantía que el voto les favorezca en la jornada que viene.
Sólo basta echarle un vistazo al panorama nacional; el país está pintado del rojo priísta, y según los pronósticos de los expertos, de las gubernaturas que estarán en juego el primer domingo de Julio, por lo menos siete, serán para el PRI, lo que servirá de pavimento para el camino de regreso a Los Pinos en 2012.
Para la grande, todavía no hay nada para nadie, ni para Beatriz Paredes, Fidel Herrera, ni Enrique Peña Nieto, pero quien sea el candidato, el PRI retornará a la presidencia en el 2012.
O al menos que se presente un sisma, un holocausto, o un nuevo magnicidio.
En Veracruz, Miguel Ángel Yunes, adoptando poses triunfalistas, asegura que ganará la gubernatura.
¿Cómo le hará; qué sucederá; qué pasará en Veracruz antes del 4 de Julio?
Por cierto, es tanta su seguridad en el triunfo, que su salida del ISSSTE, tiene claros-obscuros; el último boletín de la institución informa que renunció, pero será definitivo hasta que el presidente nombre al sucesor. ¿Y si de aquí a Julio Calderón no lo hace?
¿O usted qué opina?

BUGANZA YA ENLOQUECIÓ

22 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes


En política existen muertos que caminan porque nadie les ha dicho que están muertos…
Sin embargo, Gerardo Buganza Salmerón, parece estar dispuesto a no someterse a esas reglas no escritas en el arte de la política.
Y ha confiado a sus íntimos que impugnará el nombramiento de Miguel Ángel Yunes Linares, como candidato del PAN al gobierno de Veracruz.
Ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), exigirá la anulación de la candidatura del turco Yunes Linares que hizo el pasado jueves el CEN del Partido Acción Nacional.
Se sabe que Buganza considera violatoria la decisión del CEN de su partido y dicen, demostrará con documentos, la imposición presidencial en la designación del abanderado panista a la gubernatura de Veracruz.
De acuerdo a los informes obtenidos, el ex precandidato perdedor presentaría ante el órgano electoral federal las violaciones que se hicieron al Reglamento Selección de Candidatos a Cargos de Elección Popular del PAN, en sus artículos 1, 2, 3, 26, 27 y el 57, 58 y 58, relacionados al proceso selectivo del candidato a Gobernador o Jefe de Gobierno.
Y según sus amigos, Buganza fundará su queja basado en los artículos 116, 117, 118 y 136 del mismo Reglamento blanquiazul, que señala el derecho a la impugnación e inconformidad, por lo que se consideren acciones violatorias en la elección de un candidato a Gobernador o Jefe de Gobierno.
De cumplir su amenaza, Buganza cimbraría al PAN.
Y pondría en el filo de la navaja la candidatura de su ex amigo Yunes Linares quien en el 2004, criticando la corrupción en el gobierno priísta del ratón Miguelito Alemán, impulsara su candidatura a gobernador colocándolo con los votos obtenidos, en la antesala de palacio de gobierno, a pesar que era un verdadero desconocido y gris senador plurinominal.
Pero quienes sí conocen su verdadero rostro de farsante, convenenciero y mercenario de la política, dudan que Buganza tenga los huevos bien puestos para apelar la determinación del PAN de haber encumbrado a Miguel como candidato a la gubernatura del estado.
Impugnar ante el TEPJF la decisión del CEN del PAN, representaría desafiar al presidente Felipe Calderón, real hacedor de la candidatura de Yunes; significaría el suicidio político para Buganza; de qué viviría lo que resta al gobierno calderonista.
Acostumbrado al cochupo y a los acuerdos bajo la mesa, se duda que el cordobés cometa tal afrenta.
Que ordene a sus plumíferos filtren que acudirá ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, podría ser un borrego más de los muchos que circularon antes del cónclave panista del pasado jueves, donde rodó su cabeza como precandidato.
Lo evidente es que Buganza se encuentra desesperado; no le han ofrecido ningún puesto de consolación, y seguramente no habrá nada para él en el gobierno federal.
Un día escribí que Buganza no era de la gracia de Calderón; que el presidente no podía verlo ni en pintura.
Y todo gracias a las burlas y faltas de respeto que el michoacano recibió siendo precandidato a la presidencia por parte del entonces senador Buganza, simpatizante de la precandidatura de Santiago Creel.
Consumada la decisión de Calderón de imponer a Yunes, el tiempo me ha dado la razón…a Buganza lo detestan en Los Pinos.
Lo cierto de todo es que tras la elección de Miguel Ángel Yunes Linares, como candidato al gobierno de Veracruz, no todo es miel sobre hojuelas en el PAN.
El instituto político fundado por Manuel Gómez Morín, luce dividido, partido y desquebrajado.
Por un lado, mientras los Yunistas festejan la candidatura tirando cuetes, los bugancistas lucen rostros inconsolables, de dolor y amargura, pero también de rabia, coraje e impotencia.
Pero Buganza tiene la última palabra.
O cumple su presunta advertencia de acudir al TEPJF solicitando la anulación de la candidatura de Yunes, y exigiendo también restablezcan sus derechos como precandidato…
O todo queda en amenaza con el petate del muerto.
Y los que no quedarán contentos, serán sus padrinos, esos que le dieron todo; desde la compra de 100 mil kilos de Café Buganza, hasta el patrocinio televisiva de la empresa familiar.
¿O usted qué opina?

LA SUMA DE TODOS LOS MIEDOS

21 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

Miguel Ángel Yunes Linares, es el candidato del PAN al gobierno del estado de Veracruz.
La designación del político oriundo de Soledad de Doblado, estaba amarrada en Los Pinos desde hace tres años.
Sólo los ciegos, y los serviciales mercachifles del periodismo veracruzano, se negaban a ver lo que ya estaba escrito desde que Yunes Linares fue nombrado director general del ISSSTE en el gobierno federal.
En ningún momento nos equivocamos aquí en la gazeta.org cuando afirmamos, insistimos y reiteramos hasta el cansancio que Miguel era el favorito para la candidatura blanquiazul al gobierno de Veracruz.
No era para menos nuestra lectura política que sobre la sucesión del 2010 visualizábamos en el estado que gobierna el priísta Fidel Herrera.
Ya que Yunes Linares, siempre fue el candidato preferido de Calderón.
Y el turco Yunes lo sabía, por eso se movía en Veracruz como pez en el agua; por ello iba y venía con nuevas inversiones hospitalarias para el territorio estatal, por cierto las más millonarias que el ISSSTE haya realizado en toda su historia en Veracruz.
De no tener el apoyo de Calderón y su permiso para andar en precampaña usando la bandera social del ISSSTE, jamás se hubiera venido a parar a Veracruz simulando giras de trabajo, menos estuviera construyendo clínicas y hospitales en diversas ciudades del estado.
Todo formaba parte de un plan con mañas, desde luego, avalado por la presidencia de la república.
A quienes los sorprendió el anuncio oficial del CEN del PAN resolviendo la candidatura de Veracruz, literalmente no saben nada de política, ignoran que la política es de tiempos y es de ritmos.
¿O acaso esperaban sucediera un milagro con aroma a café cordobés, ese en el que de pronto, se gastan cientos de miles de pesos en promoción televisiva?
Si fue así, se dejaron llevar por el falso canto de la trinca infernal, compuesta por Gerardo Buganza, Julen Rementería y Juan Bueno Torio, cuyas aspiraciones a la candidatura panista, sólo fueron cortinas de humo para distraer y agarrar de pendejos a los propios militantes del Partido Acción Nacional.
Pero en fin, el PAN ya tiene candidato y Yunes es el agraciado.
Feliz y contento por la bendición calderonista, Miguel Ángel anda declarando que “en su campaña proselitista dará una batalla limpia y en los mejores términos; que luchará por ganarse cada voto de los veracruzanos, aclarando que no será mártir de nadie”.
¿Pero qué sigue ahora?
¿Está preparado Yunes para hacerle frente al pueblo de Veracruz, al que afirman tanto agravió en el pasado?
¿Quiénes son sus operadores políticos; acaso otra vez Enrique Ampudia y sus estrategias de policía chino que tanto humillaron a empresarios, dirigentes sociales, políticos y periodistas?
¿Cuál será su relación con los medios de comunicación, especialmente con los críticos, libres y profesionales, porque seguro, a los vendidos y arrastrados, los tiene plenamente identificados?
¿O también buscará el blindaje de los aduladores y corifeos para pretender vestirse de gloria y esconder la verdad, que ahora dice, defenderá?
Las anteriores, son interrogantes que por el momento quedarán en el aire; basados en su temperamento explosivo, ni el propio Yunes podría responderlas, porque ahorita puede decir una cosa, y al rato irritado, hacer otra.
Conozco al turco Miguel Ángel Yunes Linares desde hace más de 30 años, sé de sus alcances y limitaciones, de sus iras y paciencia, de su sinceridad y falsedad, de su amor y desamor por Veracruz, de su respeto y violaciones a la ley, de su tolerancia e intolerancia a las críticas a su persona, y también de sus trucos, mañas, promesas y agarradas de pendejos.
Hoy afirma haber cambiado, ser otro, diferente al represor que dicen, se convierte cuando tiene el poder en sus manos.
Pero para poder llegarle a los veracruzanos, convencerlos que su candidatura es la mejor opción para los siguientes seis años, y principalmente ganarse la confianza y el voto ciudadano, se requieren más que palabras, acusaciones, señalamientos, promesas y buenos deseos.
Mas en estos tiempos que vive Veracruz, donde la Fidelidad, quiérase ver o no, se escucha por todos los rincones de la geografía estatal.
De acuerdo a los números electorales de septiembre de 2007 y julio de 2009; a la irritación de la gente por la inseguridad pública que prevalece en el país incluyendo Veracruz,-de la cual responsabilizan al gobierno de Calderón- y al descontento en el PAN veracruzano por las formas en que se dio el nombramiento de Yunes como candidato a gobernador…
Sinceramente, no veo por dónde puedan los panistas aspirar al triunfo limpio y democrático en Veracruz, el próximo 4 de julio.
O al menos que la desesperación, los obligue a otro michoacanazo; no importa que pasadas las elecciones salgan con “un usted disculpe, nos equivocamos”.
Todo es posible en la guerra del poder por el poder.
Y si no al tiempo.
¿O usted qué opina?

CALDERÓN…UN PRESIDENTE SOLITARIO

BUENOS DIAS VERACRUZ
17 de Febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

Luce apesumbrado el presidente Felipe Calderón.
Durante su segunda visita a Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, la televisión y los medios de información nacionales, mostraron a un mandatario preocupado, pero al parecer, no abatido
Y no es para menos.
La lucha contra los carteles de las drogas y los grupos de la delincuencia organizada, no tiene para cuando terminar, y lo más grave, no se prevén signos de triunfo en las fuerzas multipolicíacas del gobierno de la república.
A tres años de haberle declarado la guerra a narcotraficantes y a todas las agrupaciones criminales que operan en el país, el presidente Calderón no ha visto los resultados esperados que, es posible, imaginó tener a corto plazo.
Es cierto, el Ejército y la Armada de México, han dado duros golpes a las mafias delictivas; cientos de jefes criminales han sido detenidos y otro tanto igual fue abatido y muerto al enfrentarse a tiros con los representantes del Operativo México Seguro .
Pero los resultados obtenidos en esa cruenta batalla en la que también han perdido la vida decenas de soldados, marinos, policías federales, estatales y municipales, no han sido suficientes para limpiar pueblos y ciudades enteras en poder de la delincuencia organizada.
Al contrario, los grupos delictivos, además de ser un pulpo de mil cabezas, dan la impresión que estuvieran rigurosamente organizados y desde luego, compuestos por incontables ejércitos de maleantes, todos entrenados para morir en combate, si es posible, porque cada vez que la autoridad le echa el guante a un alto jefe de la mafia, de inmediato aparece el sustituto.
Y lo más grave para el gobierno federal se presenta cuando las respuestas de los criminales tienen víctimas inocentes, como las que han sido ejecutadas en ciudad Juárez, en la entidad gobernada por el priísta José Reyes Baeza.
Y es precisamente aquella ciudad fronteriza la que trae de cabeza al gabinete de seguridad nacional del gobierno federal, y en consecuencia es allá donde el presidente Calderón ha enfocado su ofensiva contra la delincuencia organizada.
El hecho que Ciudad Juárez sea otra vez el blanco de las miradas internacionales, y haya alcanzado el distintivo como el lugar más sangriento del mundo por la inseguridad que prevalece, debe traer muy nervioso al actual huésped de la residencia oficial de Los Pinos.
A ello obedece que el presidente Calderón haya realizado dos viajes a Ciudad Juárez en tan solo dos semanas, en los que ha recibido todo tipo de reclamos por parte de las madres que perdieron a sus hijos en los ataques de los criminales.
Las que ha recibido en Juárez, han sido quizás las críticas más severas a su gobierno que haya escuchado un presidente de la república.
Sin embargo, el mandatario, no se dobla, insiste en seguir adelante en sus deseos de proporcionarle seguridad al pueblo mexicano. Sólo que ahora ha reconocido que para lograr mejores resultados se requiere la participación de la ciudadanía.
En su visita de este miércoles de ceniza al estado de Chihuahua, Calderón anunció inversiones millonarias para la ciudad natal del divo Juan Gabriel, a través del “Plan Todos somos Juárez”.
Pero ni con todo el dinero de la federación, Juárez recuperará la paz y tranquilidad perdidas en manos de los delincuentes, el presidente Calderón lo sabe, y por ello insiste en la importancia que significa la actuación ciudadana, de la que dice, mantiene distancia abismal con las autoridades.
Pero, ¿cómo devolver al pueblo la confianza en sus gobernantes, principalmente en los cuerpos policiacos, si son éstos los que mantienen maridaje con los grupos criminales?
Sin lugar a dudas, la inseguridad nacional, es un asunto de grandes magnitudes, es también un pulpo de mil cabezas por los mantos de protección y complicidad que los delincuentes tienen en cada entidad, en cada municipio del país
Debe aceptarse que el presidente con sus ejércitos de soldados y marinos, no ganará la guerra a la delincuencia, se requiere el apoyo, la colaboración, la participación de todos, en especial de los gobernadores y de cada uno de los alcaldes, y desde luego del pueblo en general, denunciando en forma anónima, a los sospechosos de cometer delitos del orden federal.
Si cada gobernador y los alcaldes de su partido, se van por la libre, México seguirá en manos de los criminales.
¿O usted qué opina?

¡CAROLINA GUDIÑO RESULTÓ CACHIRUL!

16 de Febrero de 2010
Por. David Varona Fuentes

Los alcaldes del PRI tienen listos a sus candidatos.
Que desde luego, no son los favoritos de palacio de gobierno, menos los recomendados del amigo, del compadre o la comadre influyentes.
Tampoco son los palomeados por el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en Veracruz, bajo previa subasta, sobornos o cochupos entregados al dirigente, Jorge Carvallo.
Es decir, los actuales presidentes municipales determinaron seleccionar a sus propios candidatos a ediles, siguiendo el ejemplo de los gobernadores de su partido que están decidiendo los nombres de los abanderados del PRI a las gubernaturas.
Lo que en política significa una franca rebeldía a las órdenes de la dirigencia tricolor y al propio comandante en jefe del partido, en estos casos, el gobernador del estado.
Muchos han sido los enviados del gobierno Fidelista ordenándoles a los alcaldes que “encierren a sus gallos porque no les toca pelear, que los disciplinen, porque el que manda en Veracruz ya tiene sus candidatos designados”.
Esas amenazas han caído como balde agua fría en los ayuntamientos administrados por alcaldes de extracción priísta, quienes “se muestran renuentes y no aceptan los recomendados del señor”.
Las respuestas de los munícipes a las presuntas imposiciones de Xalapa, son determinantes y retadoras…
-“Nosotros no queremos a Duarte –Javier- como candidato a gobernador y nos lo van a imponer; entonces, si ellos –el PRI- no quieren a nuestros candidatos, que se aguanten, nosotros nos aguantamos aceptando a Duarte”.
Expresiones como la anterior, están escuchándose en varios rincones del estado, sólo que se quedan en el camino y no llegan a los oídos del gobernador Herrera, o también podría estar sucediendo que el propio Fidel se hace el ciego y el sordo para ignorar las voces reales de los pueblos, esas que han significado votos y más votos para el PRI.
Esa vieja costumbre de fingir demencia, no sería extraña en mi amigo el gobernador de Veracruz, principalmente cuando se trata de cumplir acuerdos.
La actitud rebelde de muchos de los ediles pertenecientes al revolucionario institucional, calificada de beligerante por corifeos y aduladores de Fidel, podría ser entendible si se considera que muchos alcaldes comprometieron gran parte de los presupuestos municipales en tareas partidistas ajenas a sus ayuntamientos.
Y en consecuencia, desesperados por el quebranto en las arcas, buscan heredarles la estafeta municipal a sus incondicionales, aquellos que con el manto de la complicidad tapen los grandes hoyos en las tesorerías y les garanticen impunidad; privilegios que, presienten, no obtendrán de los recomendados de palacio de gobierno estatal.
Es inocultable la negativa de la inmensa mayoría de los presidentes municipales a no aceptar los candidatos golondrinos, ahijados de los poseedores del poder político en Veracruz.
Y una muestra de ellos es que, en casos concretos, los actuales alcaldes ni la burla perdonan al pretender imponer como futuros sucesores en los ayuntamientos a las esposas, hermanos, hijos, parientes, y hasta a las amasias en turno que hoy despachan como sus secretarias privadas.
No la tiene fácil el PRI veracruzano en la selección de sus 212 abanderados a las presidencias municipales, principalmente en aquellas donde el dedo que manda ya se decidió por un candidato foráneo que, es seguro, no cuenta con las simpatías de la población.
Sería oficioso escribir la lista de alcaldes que llegarán al extremo de reventar las elecciones o de apoyar al adversario, en casos de que el alto mando tricolor en la entidad persista en imponer a sus desarraigados delfines.
Para no verme como agorero del desastre, hoy sólo afirmaré que es larga la lista de posibles alcaldes que, después del 4 de julio, les colgarán la etiqueta de traidores del PRI. Y para quien lo dude, se lo dejo al tiempo.
“CAROLINA RESULTO CACHIRUL”
Y aprovechando el tema que hoy escribo, cae como anillo al dedo el escándalo desatado en el puerto jarocho tras la publicación del Diario Notiver, donde se afirma que la diputada federal priísta, Luz Carolina Gudiño Corro, resultó cachirul, al no ser veracruzana, sino oriunda del estado de Oaxaca.
Con pelos y señales, el periódico de mayor circulación en la región del puerto de Veracruz, da cuenta que la flamante legisladora federal representante del estado de Veracruz, es oaxaqueña, según el acta número 587, foja número 07083, del libro número Uno, CRIP 201840182005874,de fecha 1 de marzo de 1982, de la Oficialía 1ra. Del Registro Civil del municipio de San Juan Bautista, Tuxtepec, Oaxaca.
Agrega la información que quienes presentaron a la niña que pusieron por nombre Luz Carolina Gudiño Corro, fueron sus padres, Manuel Gudiño Rendón y Luz María Corro Sandra, nacida el 19 de noviembre de 1981.
¿Qué argumentará esta vez la señora ex presidenta del Congreso veracruzano, acostumbrada a negar todo lo que de ella se dice y publica?
La última vez que despotricó contra sus críticos fue cuando vociferó “ladren perros, es muestra que vamos avanzando”, simulando conocer de la obra del español Miguel Cervantes Saavedra.
¿Con qué cara vendrá a presentársele al pueblo jarocho ahora que quiere ser alcaldesa?
Veremos hasta dónde llega el cinismo y la vergüenza de esta política oaxaqueña, muy cercana, cercanísima, al gobernador Fidel Herrera Beltrán a quien, no es remoto, también haya engañado con su cara de mustia.
Vale la pena preguntar…
¿Cuántos cachirulos más existen entre los alumnos formados y protegidos por esta nueva corriente llamada Fidelidad, que aspira apoderarse de Veracruz por los siguientes seis años?
¿Qué acaso los veracruzanos no merecen mejor suerte?
¿O usted qué opina?

FIDEL VIVE ENGAÑADO

BUENOS DIAS VERACRUZ
15 de Febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

El PRI veracruzano no vive su mejor momento, pero ya tiene, prácticamente candidato a gobernador…
Javier Duarte Ochoa, finalmente, solicitó licencia a la diputación federal.
El Delfín de la Fidelidad decidió separase de su encargo popular en San Lázaro, justo en un día que los tres sectores del tricolor en la entidad, el campesino, el obrero y el popular, tuvieron un intento fallido por aclamarlo y destaparlo en las oficinas cenecistas.
Y lo hace cuando las grillas palaciegas, las traiciones y los golpes bajos, son la comidilla diaria en el partido tricolor en Veracruz.
Exactamente cuando está por darse la campanada de arranque de la lucha por la gubernatura, las diputaciones y alcaldías.
En el PRI estatal, nada es miel sobre hojuelas, como le informan al comandante en jefe del partido, el gobernador Fidel Herrera.
Para los de afuera, el PRI aparenta, simula unidad, pero en su interior enfrenta división y encono entre sus principales y connotados militantes, que ponen en riesgo la organización, estrategias y principalmente el triunfo en la jornada electoral del 4 de julio.
Al mandatario estatal le dicen que en el CDE del PRI prevalecen armonía, concordia, entendimiento y fraternidad, para sacar al buey de la barranca (aún cuando no especifican a quién se refieren con ese adjetivo tan sublime).
Sin embargo, otra es la historia real que sucede en el alto mando tricolor de Veracruz, muy por aparte del cochinero financiero que el joven mexiquense Jorge Carvallo Delfín, tiene en el Comité Directivo Estatal, el cual es digno de otro comentario especial.
Me refiero hoy al pleito comprado que se trae el propio Carvallo con Ranulfo Márquez Hernández, por la disputa del liderazgo.
Como ya es público, Carvallo sale del PRI y Ranulfo, entra al relevo, y lejos de que el cambio se realice en santa paz, los ha enfrentado.
Que Carvallo abandone la dirigencia estatal del tricolor y que Ranulfo lo sustituya, es la decisión irrevocable de Fidel, que ambos deberán cumplir.
Pero todo parece indicar que Carvallo, insubordinándosele al gobernador, se resiste a entregar la estafeta priísta, y en cambio ha enderezado campaña de desprestigio en contra de Márquez Hernández, a quien por medio de líbelos que financia, entre otras linduras, lo llama “cabeza de lata, corrupto e insaciable”.
Jorge Carvallo asegura que dejará el CDE del PRI cuando “le plazca o le venga en gana”, y Ranulfo expresa que “se encuentra listo para agarrar la batuta del tricolor”.
Lo cierto es que esta etapa de amores perros que enfrenta el la jefatura del partido tricolor en el estado, mucho tiene que ver el maquiavélico y perverso Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez.
Cuentan que el resignado secretario de Gobierno Fidelista, es la mano que mece la cuna en el PRI estatal, es el que mueve y maneja a Carvallo Delfín como títere o marioneta.
Ignoro si Reynaco y el indio Tizoc, tengan alguna afinidad en sus actividades extras, ocultas o secretas, con las que se presume, han logrado ubicarse en la mira de la PGR-SIEDO; pero lo cierto es que ambos Fidelistas se entienden tan bien que hasta se lleven de piquete de…ojos.
O como dice el adagio popular, dios los hace y ellos se juntan. Porque es innegable que Jorge y Gaudencio son grandes cuates, o al menos eso es lo que aparentan; desconozco si también sean sólo apariencias propias del manto de complicidades que los cubre.
Cuentan que tan solidaria es su amistad, que juntos forman un binomio tan maravilloso en armar guerra sucia en contra de sus propios compañeros de partido, de secretarios, subsecretarios, y directores de áreas en el gobierno Fidelista.
Por ejemplo, la publicidad en contra de Héctor Yunes Landa aparecida en un diario xalapeño, fue armada por Carvallo y Escobar; los dos planearon usar el nombre de un reportero, mismo que después desmintió la denostación pactada y declaró que Reynaldo pretendió sobornarlo para que firmara la Carta Abierta.
Esa guerra sucia, mediática, para exhibir y humillar a los propios priístas, no dejará buenas cuentas al partido a la hora de sumar voto por voto de la elección que viene.
Apenas el pasado domingo en la sesión extraordinaria, los del tricolor se comprometieron, juraron trabajar por la unidad del partido, resaltando que prioritaria para llegar fortalecidos a la jornada cívica del 4 de julio.
Pero a unas horas del pacto para sumar esfuerzos, diversos personajes no gratos para el PRI, hunden al partido en conflagraciones inútiles y estériles.
Y en cambio, al tío Fide le cuentan las mil y una maravillas de la unidad y solidaridad priísta.
Y Fidel les cree, más ahora que, después de darse el domingo un baño de pueblo aprovechando el Carnaval jarocho, volvió a subirse a otro paseo por las nubes.
Por lo pronto, el PRI, hay que decirlo por adelantado, ya tiene candidato a gobernador.
¿Alguien se opone, que hable ahora o que calle para siempre?
¿O usted qué Opina?

MI JEFE… SIN NOVEDAD

14 Febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes


Reunión del Consejo político tricolor, sin penas ni glorias.
Salvo las sorpresas con el anuncio de flamantes alianzas con la chiquillada, los priístas aprobaron la convocatoria para designar a sus candidatos a diputados y presidentes municipales.
Lo sucedido este domingo en el pleno de los Consejeros Estatales, es la primera parte del show en el Partido Revolucionario Institucional; la otra, la relacionada con el abanderado a la gubernatura, se resuelve en las próximas horas.
Pero por lo ocurrido en la sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI, todo indica que el proceso interno para sacar al candidato al gobierno estatal, será resuelto sin problemas.
Es decir, sin broncas, divisionismo, ni rupturas entre los diversos grupos políticos que buscan la candidatura oficial.
Contrario a las especulaciones, a los dimes y diretes, que auguraban barruntos de tempestad en el seno tricolor ante la evidente imposición del preferido de palacio de gobierno.
Pareciera que el principal opositor al “dedazo”, ha sido planchado.
Al menos esa es la impresión y el sabor de boca que dejó en todos sus simpatizantes y seguidores, cuando en su intervención, afirmó que “me inscribiré como precandidato, pero me disciplinaré si no logro la candidatura”.
Palabras que han provocado decepción y desaliento entre los cientos de miles de seguidores que creyeron que el proyecto de luchar contra el impositor, iba en serio.
En cuanto a la convocatoria aprobada, el PRI anunció que para el proceso del 4 de julio irá en coalición con los Partidos Verde Ecologista, y el Partido de la Revolucionario Veracruzano, así también con la agrupación Vía Veracruzana.
No extraña la alianza del PRI con el PVEM, siempre han dio en amasiato político, forman ya un binomio partidista de grandes complicidades y traiciones al pueblo mexicano.
Lo que sí llama la atención es que los priístas hayan decidido hacer montón con el PRV, del mariachi Manuel Laborde Cruz, que a decir verdad, no representa nada, absolutamente nada en el estado de Veracruz.
El único voto que conseguirán los candidatos del PRI, serán el del dueño y regenteador de la franquicia, muy conocido en la Cámara local de diputados por los gorilas que contrata para que lo “cuiden, amenacen y amedranten” a los reporteros críticos que le publican sus aventuras nocturnas en los tables-dance, cuando se encuentra poseído por dios Baco.
De Vía Veracruzana, se ignora si además de ocuparse para conseguir prebendas políticas como Notarías Públicas y concesiones de taxis, también sirva para conseguirles votos a los candidatos del PRI. La única vez al año que se escucha de su existencia, es cada aniversario, y eso porque invitan al gobernador en turno, y él les salva el evento festivo.
Como estrategia de simulación o cortinas de humo, se justifica la alianza PRI-PVEM-PRV- VV, que no funcione para lo que se funden, es harina de otro costal.
Nadie ignora que en los comicios venideros para elegir al próximo gobernador (2010-2016), a los 50 diputados locales y a los 212 alcaldes, el gran elector será Fidel Herrera Beltrán.
Todo lo que el PRI consiga en la jornada electoral del 4 de julio, será gracias al gobernador del estado.
Conservar la gubernatura, la mayoría de escaños en el Congreso local, y ganar en los municipios más importantes del estado, será obra y gracia del trabajo realizado por Herrera Beltrán durante su mandato.
De nadie más…
Pero, esta vez, el PRI no la tiene fácil en Veracruz.
La algarabía por los resultados electorales de septiembre de 2007 y de julio de 2009, donde el PRI y su Fidelidad se despacharon con la cuchara grande, al llevarse, en ambos procesos, casi carro completo, es parte del pasado.
Uno de los adversarios de la oposición, viene con todo; con todas las ganas de ganar y con todo el apoyo financiero.
Por lo pronto, la posible y ya vista sumisión de Héctor Yunes Landa, vendrá a darle tranquilidad al gobernador Herrera, principalmente porque el diputado local con licencia, significaba un insoportable dolor de cabeza para el proyecto de Fidelista.
Pero como siempre he dicho…
La política es de tiempos y es de ritmos, y como empieza a verse, llegado el momento, el PRI está sometiendo a sus hijos rebeldes, que indiscutiblemente hubieran hecho historia en el Veracruz, donde dicen, viene lo mejor.
Lo que sigue en el PRI veracruzano, en relación a la convocatoria para sacar al candidato a gobernador, es de mero trámite.
Donde puede descomponerse el escenario priísta y presentarse sorpresas, es en el asunto de los precandidatos a diputados y alcaldes.
No todos los que se inscribirán, son invitados a la fiesta del señor, a pesar de ser los verdaderos representantes del pueblo.
Que la sangre no llegue al río.
¿O usted qué opina?

QUIÉN CONVIENE MÁS: ¿DUARTE O DANTE?

12 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes



Pueden dormir tranquilos los priístas de Veracruz.…
La banda de los Chuchos confirma que el Partido de la Revolución Democrática no realizará alianzas con el PAN en las elecciones de este año en el estado gobernado por el PRI.
En gira de trabajo por Xalapa, la ciudad capital, Jesús Ortega descartó cualquier posibilidad de acuerdo, trato, arreglo o coalición del PRD con las corrientes pertenecientes al partido blanquiazul.
-“Veracruz, no es Oaxaca”, enfatizó determinante el dirigente nacional del Partido del Sol Azteca.
Y esa “buena noticia”, sin lugar a dudas, viene a darle tranquilidad al PRI y a sus precandidatos a la guberntura, en especial al Delfín Javier Duarte Ochoa, quien siendo el virtual candidato, no termina de despegar, sigue encartonado, repite una y mil veces las mismas promesas y resalta los presuntos logros alcanzados como legislador federal, en beneficio de los veracruzanos.
Sin embargo, otros son los cometarios, las lecturas y las opiniones de quienes se consideran sabios del quehacer político-electoral en Veracruz
De acuerdo, dicen ellos, a secretos de almohada, se asegura que al joven Duarte Ochoa no le preocupa nada, exclusivamente nada que tenga que ver con el proceso selectivo de los candidatos a gobernador…
Ni de su partido, el PRI, ni de los opositores, llámense PAN, PRD, PT, ó Convergencia.
Cuentan que enfatiza que “se mueva o no, hable o calle, proteste o negocie, él se dice seguro de ser, primero el candidato del PRI, y segundo, ganar las elecciones y convertirse en el próximo gobernador de Veracruz., para el periodo 2010-2016”.
Y no es para menos esa actitud arrogante de Duarte, el supuesto cordobés, que ahora especulan, es oriundo de tierras jarochas.
El actual diputado federal todo lo ha recibido en bandejas de oro, y su futuro político lo deja también en manos del gran afecto que por él siente la familia Herrera-Borunda, a quienes considera, los grandes electores de la contienda del próximo 4 de Julio de 2010.
Es decir, los salvadores de su posible candidatura al gobierno del estado.
Podría considerarse un completo ignorante de la actividad política, pero lo que Javier Duarte tiene más que presente, es que sin la magia del Fidelismo, no tiene nada que hacer en la elección del 4 de julio, donde habrá de enfrentarse a peligrosos tiburones políticos.
Por ello, real o simulada, y aparentando olvidar incontables regaños y drásticas llamadas de atención recibidos allá en un domicilio particular de la conurbación Veracruz-Boca del Río, Duarte muestra actitud de sumisión y lealtad al gobernador Fidel Herrera.
Pero como ya lo escribí una y otra vez…
Cuidado con los hijos que, con tanta simulación vista y aprendida, aparentan ser buenos, pero que una vez heredados, con el poder absoluto en sus manos; traicionan y hasta matan a los padres.
Para tranquilidad de Duarte Ochoa, está próxima la fecha de su destape; con la que habrán de terminarse dudas palaciegas en cuanto a su postulación como candidato del PRI al gobierno de Veracruz.
Sólo es cuestión de días para que Javier y socios, puedan dormir tranquilos, al menos hasta la elección, porque ese día, el 4 de julio, podría convertirse en el mejor de los recuerdos como alumno predilecto de Fidel, o la peor pesadilla jamás imaginada como abanderado del PRI.
Por lo pronto, el dirigente nacional del PRD, jefe de la mafia de Los Chuchos y traidor de las luchas del Peje López Obrador, vino a darles respiración artificial al PRI en Veracruz.
Confirmar que el moribundo PRD, no le seguirá el juego a los del blanquiazul, es la mejor de las noticias de fin de semana para los priístas, principalmente en estos días que los ataques periodísticos nacionales, tanto impresos como televisivos, han sido certeros y descomunales.
Y si todavía a la decisión perredista de no ir con el PAN, se le suma la posibilidad de que Dante y su franquicia Convergencia y posibles aliados pacten unirse al partido tricolor, entonces sí, a festejar por adelantado el triunfo.
Sólo faltaría ver quién declinaría…
Si Duarte por Dante; ó Dante por Duarte.
Pero de que habrá componendas, PRI-Convergencia, ni dudarlo.
¿O usted qué Opina?

URGENTE LA RECONCILIACIÓN NACIONAL

BUENOS DIAS VERACRUZ

11 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

Urgente alcanzar la reconciliación nacional en México.
El país no puede continuar en medio de barruntos de tempestad, ni amenazado por tambores de guerra.
Por la estabilidad política y social de la nación, es inaplazable encontrar acuerdos entre todos los sectores de la sociedad.
La república no debe seguir siendo usada como eterno rehén de intereses partidistas, que tanto han dañado a los mexicanos más desprotegidos.
Basta ya de dobles lenguajes de la clase política mexicana.
En este 2010 al cumplirse el bicentenario de la lucha de Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, bien vale la pena que los mexicanos busquemos recobrar la unidad perdida entre hermanos.
México se lo merece.
Por lo anterior, se requieren la reflexión y el entendimiento para comprender el llamado a la reconciliación que hace el Presidente Felipe Calderón en esta etapa de incertidumbre financiera y hostigamiento en la seguridad nacional.
Es cierto, pareciera que a Calderón se le deshace el país en las manos, ante la ausencia de estrategias de mando, orden y ruta segura en la conducción de su gobierno.
Lo que ha originado que el michoacano reciba toda clase de críticas, insultos y ofensas, reprobables, por que su investidura que merece el respeto de todos, trátese de quien se trate.
El presidente Calderón lleva tres años y ha comenzado el cuarto, obsesionado en ganarles la guerra a los carteles de las drogas y la delincuencia organizada, asentadas históricamente en México, bajo el consentimiento de sus antecesores en Los Pinos, de gobernadores, senadores, diputados, alcaldes; en fin, de todos los que viven y han hecho fortunas sospechosas bajo el amparo del poder.
Cuantiosa ha sido la sangre derramada, y lamentable el gran número de víctimas caídas en el cumplimiento de su deber.
Y lejos de retroceder y bajar la guardia ante los embates de las mafias delictivas que atentan contra la paz y seguridad de todos los mexicanos, la decisión presidencial continúa siendo seguir adelante en esa lucha sin futuro y sin visos de triunfo a corto plazo.
No puede soslayarse que por el clima de miedo, espanto y zozobra que azota cualquier rincón de la geografía nacional, el gobierno federal es el malo de la película, y esos presuntos yerros cometidos en materia de seguridad, son usados como blanco para los embates de los partidos políticos opositores al presidente Calderón.
Y si al clima de violencia le agregamos los criminales estragos que causan en la población los desajustes económicos que enfrenta el país provocados por la crisis financiera mundial, la situación se torna peor para Calderón y su partido Acción Nacional.
No puede ocultarse…
Nuestro querido México se encuentro en el filo de la navaja; casi al borde de la locura y los estallidos sociales.
Inseguridad, desempleo, aumento en la gasolina, el diesel, la luz, el IVA, el IETU, el ISR, y principalmente en los productos de consumo básico, llevan a la locura al pueblo mexicano.
Pese a todos los desaciertos en las políticas económicas y sociales cometidas por el gobierno federal, sinceramente no creo que el presidente Felipe Calderón sea un mexicano mal intencionado, al que no le importe la seguridad, el beneficio y la prosperidad de la población.
Simple y llanamente me atrevo a pensar que tal vez Calderón nunca estuvo preparado para los graves acontecimientos surgidos a su gobierno en forma inesperada, como en su caso lo son la crisis financiera internacional, y la respuesta sin cuartel de la delincuencia organizado a su lucha anticrimen, que iniciara en los inicios de su mandato.
Y pareciera que las broncas siguen a don Felipe.
La sorpresiva renuncia del secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont a su militancia en el Partido Acción Nacional, es el tema del momento que ha desatado polémicas mediáticas en el escenario político nacional.
No faltan quienes se atreven a decir que la decisión del titular de Gobernación, representa un golpe mortal al corazón del panismo, y en consecuencia, al propio presidente Calderón, por tratarse de su principal operador político, su bombero apaga-fuegos.
Los enemigos políticos del actual huésped de Los Pinos, auguran que Gómez Mont prepara su salida de Gobernación, lo que representará, según ellos, el desmembramiento del gabinete presidencial y el principio de la caída de Calderón.
Por el bien de la patria, hacemos votos para que el presidente recomponga, el timón de mando.
Capacidad, fortaleza, ánimo, y agallas, parecen no faltarle.
Que su llamado a la reconciliación nacional, no quede sólo en un desesperado grito en el desierto.
Que en este 2010 cada candidato a gobernador, diputado local, presidente municipal, a síndico y regidor, no importando colores ni siglas partidistas, sean portadores de mensajes que abran espacios al diálogo nacional, no a enfrentamientos estériles que terminan dividiendo más al país.
Que antepongan los intereses de la patria, sobre los personales.
México se lo merece.
¿O usted qué Opina?

¡¡EL GOLPE TRAIDOR!!


10 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes

Se cimbran cacicazgos periodísticos asentados en Veracruz.
Aquellos que por décadas han manipulado la vida política, económica y social de los municipios donde asentaron su hegemonía editorial.
Los mismos a los que el gobernante en turno, en reciprocidad a su entreguismo desmedido y vergonzante, les cede todo a manos llenas; lo mismo en especie que en dinero.
Pero que, insaciables como son, esos mercenarios de la información y especialistas en el halago y la adulación, no tienen llenadera.
Después del billete efectivo, constante y sonante, los empresarios del corifeo y la comparsa, demandaron concesiones de poder político, mismas que les dieron para evitar “represalias periodísticas”.
Por décadas usufructuaron diputaciones locales y federales, alcaldías, sindicaturas y regidurías.
Cargos de elección popular en los que recomendaban o imponían a sus esposas, familiares indirectos, amigos, y desde luego, también a sus distinguidos sopla-nucas.
Es decir…
Con el manto de la complicidad ofrecida por gobernadores y proclamándose “periodistas”, se convirtieron en virreyes regionales del Partido Revolucionario Institucional, al que sometieron bajo amenazas de tinta y papel para que les concedieran parcelas de poder en la actividad política de Veracruz.
Después de tantos años de mamar y mamar, tanto del “periodismo” como de la política, pareciera que se les acabó la suerte a esos falsos apóstoles de la comunicación social y de la democracia popular.
La ciudadanía se hartó de sus imposiciones, y sus candidatos han recibido el desprecio y repudio sociales en las urnas electorales.
En consecuencia, sus imperios políticos se derrumban.
Un caso específico de lo anterior, pudiera ser el municipio de Coatzacoalcos, donde el PRI perdió la diputación federal de ese distrito electoral el pasado 4 de julio en manos del PAN.
Tras el vergonzoso descalabro en la demarcación política más importante en el sur de Veracruz, el alto mando del priísmo estatal ordenó sacudir el árbol en Coatzacoalcos.
La orden contundente fue…
“Ya no más amigos, parientes o recomendados de los oficiosos del periodismo veracruzano, que han hundido en el fracaso al PRI en aquella ciudad petrolera”.
Y no fue para menos el ultimátum…
Seguirles permitiendo su intromisión en las decisiones del priísmo porteño, es como dejarles la encomienda de terminar de sepultar al tricolor en Coatzacoalcos.
Menos ahora que la administración municipal de Marcelo Montiel, es un cochinero, por toda esa estela de corrupción que viene arrastrando.
La llamada Esmeralda del Sur, convirtió la alcaldía en negocio particular; se ha hinchado de dinero; su riqueza ilícita es incalculable.
El actual edil Marcelo Montiel resultó un verdadero pillo sinverguenza, quien no conforme con saquear la tesorería, todavía se roba el patrimonio de Coatzacoalcos al adjudicarse, por medio de operaciones amañadas y prestanombres ficticios, terrenos valiosos propiedad del municipio.
El gobernador Fidel Herrera, no ignora lo que sucede en Coatzacoalcos; desde la corrupción y el tráfico de influencias, hasta las traiciones de la esmeralda al estar al servicio de otras siglas partidistas.
Por ello, el candidato del PRI a la alcaldía en aquel importante municipio, será el líder petrolero Ramón Hernández Toledo, considerado factor de unidad entre los grupos en disputa por la nominación tricolor.
Hernández Toledo, soldado del PRI y hombre de mil batallas defendiendo los colores priístas, llega a la candidatura con todo el respaldo del dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros, Carlos Romero Deschamps.
En el camino se quedan el diputado local Gonzalo Guízar Valladares y el secretario de Comunicaciones del Gobierno estatal, Marcos Theurel Cotero.
Por lo pronto, el también conocido como la Marceloca, sabedor de la candidatura Hernández Toledo, dirigente del Grupo 24 de Octubre de la sección 11 del STPRM, se desvive en atenderlo y promocionarlo.
Como si Ramón necesitara de vejigas para nadar.
No son para menos las flores de Montiel al viejo líder petrolero de Nanchital…
Sabe que heredará un ayuntamiento con insoportable tufo de podredumbre y corrupción.

¿REYNALDO, IDEOLOGO?

Sólo de leerlo, siento asco auto-llamarme periodista.
Principalmente hoy que el secretario de Gobierno Fidelista es señalado en un prestigioso semanario de circulación nacional e internacional, de estar inodado con los carteles de la delincuencia organizada que operan en Veracruz.
Pero no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre.
Desde luego, que esos halagos los ordena el propio Reynaco; y la verdad, qué mal hace; no se mide.
Mientras al gobernador Herrera se le ve apesumbrado por los últimos eventos, su secretario de Gobierno, paga a sus plumiferos para que lo enaltezcan y pongan cortinas de humo para ocultar el grave señalamiento que le hacen en el reportaje periodístico.
Comentan quienes conocen de las actividades secretas del multimillonario aprendiz de coyote, que todo lo que escriben en la publicación, todo representa traje a la medida para el alto funcionario estatal.
¿Será Reynaco la presa que ansían echarle el guante la PGR-SIEDO?
Pero por lo mientras, ya embarró a todos, hasta al propio gobernador.
¿O usted qué Opina?

BUENOS DIAS VERACRUZ

MENTIRAS VERDADERAS

9 de febrero de 2010
Por: David Varona Fuentes


No hay dudas…
La guerra por ganar Veracruz, ha comenzado.
El detonar de los misiles anuncia que los tambores de guerra llegaron a tierras veracruzanas.
Los últimos ataques periodísticos sobre Veracruz evidencian que los adversarios vienen con todo y por todo.
Son sus primeras cartas-credenciales de presentación ante el gobierno veracruzano.
Es el principio de una campaña anunciada, que argumentada en verdades o mentiras, se exhibe privilegiando el uso de la tinta y el papel.
Son los fogonazos al corazón de la Fidelidad que, con antelación, una y otra vez, anuncié aquí en este espacio.
Comentarios veraces y oportunos que sustentados en el profesionalismo informativo, hice públicos; pero que fueron menospreciados por aquellos a los que hoy señalan de tener nexos con grupos delictivos.
El gobernador Herrera Beltrán ha salido en su defensa negando en forma determinante las presuntas imputaciones que le hacen, calificándolas de infames.
Y no es para menos el enojo del tío Fide…
Quien acusa está obligado a probarlo en los hechos.
Es innegable que con la publicación de inicio de semana, se ha protagonizado todo un show mediático que ya fue llevado al escenario nacional.
Todos la comentan, opinan y cuchichean en la oscuridad del poder.
Pero hasta hoy ninguna autoridad competente ha salido a confirmar los señalamientos.
Sólo algunos vivales que usan el protagonismo para atraer reflectores, se rasgan sus vestiduras dizque defendiendo al gobierno de Veracruz.
Sin embargo, Fidel no necesita de mariposas aventureras para cruzar el pantano.
Principalmente porque todo ha quedado en especulaciones, a sabiendas que Veracruz atraviesa por una etapa preelectoral, en dónde se protagoniza la lucha del poder por el poder.
Es cierto, a la Fidelidad le esperan todavía muchas sorpresas, de las cuales desconoce y se encuentra ausente, y varias de éstas podrían terminar desagradables.
Pero lo que sí debe enfatizarse y machacarse es que nadie puede juzgar al gobernador Herrera, por supuestas acciones delictivas en las que presumen se ha visto inodado.
Primeramente corresponde a los órganos investigadores, y solamente a ellos, cual sea su competencia, realizar las pesquisas correspondientes para deslindar responsabilidades, si es que real y jurídicamente las hubiere.
Indiscutible es que toda la guerra sucia o limpia que se avecina, es originada por la jornada electoral del 4 de julio, que como ya he afirmado hasta el cansancio, será la madre de todas las batallas.
Por un lado Javier Duarte Ochoa, representando al PRI de la Fidelidad, y por los otros, Miguel Ángel Yunes Linares, abanderando las causas del PAN, y Dante Delgado, por parte de su Convergencia.
En el caso exclusivo del partido tricolor, debe quedar claro que el hecho de que el PRI postule a Javier Duarte Ochoa como su candidato a gobernador, éste favoritismo no indica ni asegura, que el cordobés será el próximo gobernador de Veracruz.
La moneda todavía está en el aire; no hay nada para nadie.
El joven Delfín Fidelista navegará en aguas peligrosas, donde lo acechan dos viejos y agresivos tiburones dispuestos a devorarlo.
Lo que debe considerarse como una clara advertencia para quienes andan desatados en falsos triunfalismos.
No debe olvidárseles ni echar a saco roto, que hoy los votos ya se cuentan uno por uno, ya no se roban, ni regalan, como en el pasado.
Entonces, más que las provocaciones mediáticas en las que se busque denostar o difamar al adversario para ganarse adeptos, lo que el electorado espera en la próxima contienda, son propuestas serias en donde los candidatos den a conocer sus respectivas plataformas políticas.
Porque finalmente, será el pueblo de Veracruz el que castigará o premiará con sus votos al candidato que, considere debe ser el próximo gobernador del estado.
¿O usted qué opina?

DANTE EL “TOMATODO”



Dante Delgado se dice listo para ir otra vez en busca de la gubernatura de Veracruz.
Y afirma que lo hará, “porque a través de encuestas y sondeos, la ciudadanía veracruzana está pidiéndoselo; además de motivarlo el millón de votos que obtuvo en 2006 cuando ganó las elecciones como candidato a senador”.
¡Ah qué Dante Alfonso!
Siempre y optimista y soñador.
Seguramente hoy más que nunca se encuentra entusiasta y loco de alegría, después de los presagios del pitoniso mandatario de Veracruz, Fidel Herrera, quien aseguró que “el próximo gobernador será un cordobés”.
Sin embargo, para ganar ésta vez el gobierno del estado, se requiere más que ser originario o avecindado de la ciudad de los Treinta Caballeros.
La jornada electoral del 4 de Julio de 2010, no es una papita similar a la que Dante se comió en las elecciones federales de hace casi cuatro años. Sólo basta ver quiénes fueron los contendientes, por el PRI José Yunes Zorrilla y por el PAN, Juan Bueno Torio, para sacar conclusiones del porqué la contundente victoria del exgobernador Delgado.
El Veracruz que Dante encontrará en su nueva aventura de buscar gobernar de nueva cuenta la entidad, no es el mismo. Las circunstancias políticas son otras; y los habitantes del estado también son otros.
Los niños de 1992 cuando Dante dejó de gobernar Veracruz, son hoy la inmensa mayoría de jóvenes universitarios, hombres y mujeres, que deciden los triunfos electorales en la geografía estatal. Y seguramente, éstos escucharon o han sido informados del cuatrienio de gobierno que desarrolló el actual senador de la república; la calificación les corresponde a ellos, y es probable dejen constancia en las urnas en el proceso que se avecina.
Incluso, el propio Dante ya no es el mismo.
Y no me refiero a los años transcurridos que pudieran haberle limitado esa altitud y dinamismo que lo caracterizaban.
Sino a esa extraña actitud y comportamiento que Dante ha asumido los últimos años de su actividad política, en los que sus verdaderos amigos fueron quedándose en el camino.
Todos los que creyeron y seguían a Dante, se abrieron, lo abandonaron, y son más de uno los que hablan pestes del dueño de Convergencia.
De traidor, no lo bajan.
Y no es para menos.
El ex gobernador sustituto de Veracruz ha cometido errores en la conducción de su franquicia política.
Operar o administrar Convergencia con políticas del “tomatodo”, dejan ver a Delgado Rannauro como insaciable por el poder y el dinero.
Por ello, muchos jóvenes valores que huyendo del PRI se refugiaron en Convergencia buscando oportunidades de participación y democracia partidista, se dieron de topes en la cabeza cuando descubrieron que el partido de Dante, estaba peor que el tricolor.
Decepcionados, iniciaron la estampida.
Sus argumentos fueron válidos y les asistió la razón…
En las siglas de Convergencia, no existen libertad ni pluralismo; primero es Dante, después es Dante, y al final es Dante, y detrás de él, sus familiares carnales o políticos.
Se observa que a últimas fechas el senador Delgado ha hecho otros “amigos, socios o cómplices”, a los que ha convidado parte del enorme pastel que significan las millonarias prerrogativas de ley que el IFE y el IEV entregan a su instituto político.
Algunos de los cuales son verdaderos pillos de cuello blanco, que llegaron a Veracruz para amasar cuantiosas fortunas por medio del ejercicio del poder y el tráfico de influencias.
Uno de tantos, es Adrián Sigfrido Ávila Estrada, impuesto por Dante como el dirigente estatal de su licencia partidista, en sustitución de un inoperante Armando Méndez de la Luz, a quien dicen que como premio de consolación, será diputado plurinominal en la próxima legislatura local.
Con gente como esa, desechos de otras instituciones políticas, Dante se dice listo para buscar otra vez la gubernatura de Veracruz.
Asegura que ganará la elección.
Pero para lograrlo necesitará más que su convergencia, el PT y el moribundo PRD.
O al menos que Dante sea parte de un plan B que sigilosamente aguarda bajo las almohadas, allá en un lujoso departamento de la conurbación Veracruz-Boca del Río.
De no ser así, desde ahorita adelanto que la función del candidato de la alianza Convergencia PRD-PT, será la de cacha votos; se los quitará al PAN para dárselos al PRI.
Quién lo dude…
Al tiempo.

¿Y DONDE ESTAN LOS FIDELISTAS?

¿Dónde están los defensores de la Fidelidad?
Esos que se desgarraban las vestiduras, y que hasta aseguraban ofrendar su vida por defender las causas del Fidelismo Veracruzano.
¿Dónde estás Reynaldo Guadencio Escobar Pérez, que tu voz defendiendo al gobernador Fidel Herrera, no se escucha?
¿Dónde están todos esos nuevos talentos hechos al crisol de la Fidelidad que despachan como diputados federales?
Todos guardan silencio.
Mi amigo Fidel Herrera, se encuentra solo.
Y como tal ha tenido que salir a decir que “es una infamia; no soy santo, pero no cometo delitos”.

HAY CERRAZÓN PARTIDISTA

La que hoy inicia, es semana crucial para los aspirantes al gobierno de Veracruz.
Tanto para los elegidos por los “dioses”, como para aquellos rebeldes que, sabiéndose perdidos, no claudican.
Con el arribo a la segunda quincena de febrero, arranca la etapa de simulación democrática partidista, en la que serán confirmados los “destapes” de los candidatos a la gubernatura, aquellos que sintiéndose los bendecidos, nunca lucieron tapados y anduvieron en abierta campaña a lo largo y ancho del territorio veracruzano.
Sin lugar a dudas los días por venir serán aciagos, interminables para quienes desearían que el proceso selectivo 2010 fuera miel sobre hojuelas.
Y no es para menos…
Aquellos partidos donde se ha perdido el control de la militancia y de sus precandidatos, los amenazan barruntos de tempestad.
El PRI y PAN, enfrentan el nombramiento más complicado en su historia de sus candidatos a gobernador; el tiempo se les ha venido encima, tienen sobre ellos el reloj político, y es hora que no han logrado alcanzar la unidad para sacar prospectos de unidad fortalecidos, que den el ancho en la contienda del 4 de julio que, dicen los agoreros del desastre, será la madre de todas las batallas, cruel, sucia, violenta.
En estos momentos, en los Partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional, el horno no está como para bollos.
Teniendo todo a su favor para operar o planchar acuerdos, las dirigencias nacionales y estatales dejaron crecer el descontento al interior de sus institutos políticos, ocasionados por la presunta imposición de candidatos, por cierto, exageradamente publicitados con recursos oficiales.
El daño causado por la aparente e invariable decisión de mantener a los elegidos, pareciera ser irreversible, y no se ven visos para solucionar las grandes broncas que significaría empezar una campaña proselitista en medio de odios y rencores entre hijos del mismo bando.
En esta etapa pre-electoral, nadie puede ocultar que en el PRI y PAN los ánimos de simpatizantes y precandidatos que, sienten son ignorados, se encuentran alterados, y consumarse las imposiciones anunciadas, desatará la guerra interna.
Es innegable que tanto al Revolucionario Institucional como al Partido Acción Nacional se les complicó el proceso interno para elegir candidatos a gobernador, y todavía falta ver lo que sucederá llegado el momento de sacar a los abanderados a las diputaciones y alcaldías; será la locura si vuelve a usarse el estómago en vez del cerebro.
Los resultados de restar en lugar de sumar en el proceso previo a la designación de los abanderados oficiales a la gubernatura, están a la vista de todos.
Lo mismo en el tricolor que en los blanquiazules, los ánimos están encendidos.
Por un lado Héctor Yunes Landa, afirma que llegará hasta el final, que se inscribirá como precandidato de su partido, pese al hostigamiento para persuadirlo, del cual se dice víctima.
Y por el otro, la trinca infernal, Julen, Buganza y Bueno Torio, quienes juntos han construido una muralla para cerrarle el paso al turco Yunes Linares.
De acuerdo al escenario político estatal, pregunto…
Para oficializar los nombres de los delfines al gobierno del estado, tanto en el PRI como el PAN, quién se impondrá…
¿El dedazo o la democracia?
Falta poco para saberlo.
¿O usted qué Opina?

¿FIDEL EL PITONISO?

“Un cordobés será el nuevo gobernador de Veracruz a partir del 1 de diciembre de 2010”.
Es lo que asegura el mandatario estatal Fidel Herrera Beltrán.
Refiriéndose a los precandidatos Javier Duarte, representando al PRI; a Dante Delgado, por la alianza PRD-PT-Convergencia, y a Juan Bueno Torio y Gerardo Buganza Salmerón, por el PAN.
En efecto, los cuatro son cordobeses, desde luego, haciendo a un lado que Dante es de orígenes alvaradeños.
Dante, Javier, Juan y Gerardo, son los cuatro cordobeses, y a uno de éstos, Fidel Herrera, asegura, heredará el cargo de gobernador de Veracruz para el periodo 2010 2016.
Después de los cuatro, Fidel no ve posibilidades a ningún otro suspirante para que lo suceda en el gobierno estatal.
Las afirmaciones de Herrera Beltrán en torno a la sucesión de Veracruz, despertaron todo tipo de suspicacias en el ya alborotado escenario político de Veracruz.
De los cuatro posibles afortunados de ser gobernador de Veracruz, dos se dejaron llevar por el falso de las sirenas, y se sienten ya sucesores de Fidel en palacio de gobierno.
Los panistas Juan Bueno y Gerardo Buganza, cínicos y desvergonzados como se les conoce, de plano se le tiraron al piso a Fidel, y en forma individual dicen ser los “cordobeses a los que Herrera hace referencia”.
Juan Bueno, afirmó en el puerto jarocho…
-“Yo soy el que dice Fidel; yo me pongo el saco; le agradezco esas deferencias hacia mi persona, y además le garantizo que realizaré un buen trabajo como gobernador de Veracruz, que esté seguro Fidel que así será”.
Por su parte, Buganza, expresó este viernes aquí en Xalapa…
-“Yo también me pongo el saco; yo soy legítimamente cordobés; yo soy al que se refiere el gobernador Fidel Herrera”.
Mientras Juan y Gerardo, los dos militantes de Acción Nacional, no esconden sus sueños y ambiciones de obtener, primero la candidatura de su partido, y después ser gobernador de Veracruz, los otros dos cordobeses, guardan silencio.
Dante Delgado y Javier Duarte, no permitieron que el apasionamiento los venciera.
Uno porque es un mañoso tiburón de aguas profundas en la actividad política y no cayó en el juego; al otro, es seguro, no le permitieron expresarse, aunque ganas de ser protagonista no le faltan.
Sin lugar a dudas, el vaticinio de mi amigo el gobernador de Veracruz Fidel Herrera, en torno al origen de su posible sucesor, es representativo a un juego de carambola de tres bandas.
Y donde es evidente, que Fidel tiene el control absoluto.
Tan es así, que sus afirmaciones provocaron locura emocional en Bueno y Buganza,
A los dos solemnes cordobeses, hasta les dio ya por empezar a buscar los posibles integrantes de su gabinete de gobierno para el próximo sexenio.
Engañados morirán.
No hay dudas, Fidel es un experto.
Tanto puede hacerte soñar, como también hacerte llorar.
¿O usted qué Opina?

LA CORRUPCIÓN LEGISLATIVA Y LA MENTIRA CALDERONISTA


Barruntos de tempestad amenazan, otra vez, al gobierno de la república.
Ha terminado, al parecer, la luna de miel entre PRI y PAN, que tantas prebendas políticas y financieras dio a dirigentes partidistas, senadores y diputados federales.
En su mayoría, el pasado mes de diciembre, a la hora de la aprobación del presupuesto 2010 de ingresos de la federación.
De acuerdo a las confesiones etílicas de algunos conocidos legisladores veracruzanos, por sus votos a favor del paquete Fiscal 2010, recibieron todo lo que pidieron al gobierno calderonista.
Y la presunta “gratificación federal”, más pichurrienta, a cada diputado federal “levanta dedos”, fue de un millón de pesos; la de nivel medio para representantes de las fracciones estatales, 5 millones de pesos, y la más alta, para coordinadores de bancada, fue de hasta 10 millones de pesos.
En cuanto a los senadores que les tocó ratificar el presupuesto 2010 aprobado por la Cámara de Diputados, la “compensación”, dicen, fue de 10 a 20 millones de pesos, todo dependía de la clasificación que, de cada legislador opositor tienen en Los Pinos. Si es tranquilo, sumiso, institucional, la mochada es considerada, pero si es rebelde y problemático, la cantidad del soborno, aumenta.
Lo anterior, son documentos confidenciales que presumen, tienen en su poder algunas instancias federales encargadas del espionaje político, empresarial y periodístico.
Los cuales, especulan, tiene en el tintero el gobierno federal, listos para ser puestos en manos de quienes serán los operadores del PAN en cada una de las entidades federativas en las que este año 2010, habrán elecciones para renovar las gubernaturas.
De hacerse públicos los supuestos “agasajos decembrinos” a diputados y senadores opositores al PAN, serán una bomba política que explotaría en plena efervescencia proselitista en las entidades donde tienen elecciones locales.
Al parecer, la información se ha filtrada, y en respuesta los priístas se defienden.
De acuerdo a las declaraciones del senador Francisco Labastida Ochoa, el gobierno federal, vía Agustín Carstens, en su momento titular de la SHCP, los “engañó”, al decirles que la federación tenía un boquete de 120 mil millones de pesos, y que por el cual era necesario aumentar impuestos.
Como los diputados y senadores del tricolor, son “inocentes”, cayeron en la trampa y, al borde de las lágrimas por la súplica de Carrstens, se compadecieron del Presidente y cedieron a los aumentos.
Hoy los priístas “engañados”, aseguran que el gobierno de Calderón tiene guardados esos 120 mil millones de pesos que decía necesitar para sacar al país del bache financiero ocasionado por la brutal crisis económica que afecta a los mexicanos.
El PRI que en maridaje con el PAN, aprobó los aumentos al IVA, al ISR, al diesel, a la gasolina, de nueva cuenta se ha revelado al presidente Calderón.
Lo externado por el senador Labastida, es sinónimo de guerra política contra el gobierno federal.
Y lamentablemente, en este nuevo enfrentamiento, el único perjudicado volverá a ser el pueblo mexicano.
Hacemos votos porque con las pasiones desbordadas a causa del fervor político-electoral, la sangre no llegue al río, y si al caso, salgan a relucir los trapos socios de quienes, protegidos por el manto de la complicidad, serán candidatos en este 2010.

NO DESCANSAN LOS TRAIDORES DE LA FIDELIDAD

Fidel Herrera y doña Rosita Borunda disponen, y los Fidelistas descomponen.
Por un lado el Zopilote Luis Rodríguez Zavala, sigue en su tarea de romperle la madre a Javier Duarte Ochoa, poniéndole a todos en su contra, en especial a los medios informativos “calificados” como críticos del precandidato priísta a gobernador.
Y por el otro, el Sapothón Gonzáles, usando a sus compañeros mercenarios de la información, ha empezado una campaña de denostación y desprestigio, en contra del actual director jurídico del DIF estatal, Carlos Aceves Amescua, virtual candidato a diputado local del PRI por el distrito de Xalapa rural.
El Zopilote y el Sapothón, han recibido hasta las perlas de la virgen en este sexenio, y sin embargo, hoy se les ve al servicio de otros intereses.
Teniendo al Zopilote de publi-relacionista, Duarte ha logrado alcanzar una aceptada imagen ciudadana prendida de alfileres.
Mientras que el Sapohón González, se encuentra al acecho cada vez que Carlos Aceves asoma la cabeza para cumplir con las recordaciones del gobernador Fidel Herrera y de doña Rosita Borunda, su jefa inmediata en el DIF estatal.
Desde luego, no para difundir los logros en su responsabilidad en el DIF, sino para buscar desprestigiarlo mandando correos anónimos a los medios de comunicación.
Yó pregunto…
Si eso hacen con Duarte y Aceves, considerados entre los jóvenes políticos más cercanos al matrimonio Herrera-Borunda, qué no harán con los hijos de vecino que aspiran alcanzar un puesto de elección popular en este 2010.
Por ello, siempre he dicho…
Mi amigo Fidel, tiene a los enemigos en casa.
¿O usted qué Opina?

¿QUÉ BUSCA JUAN BUENO TORIO?

Otro pillo que quiere ser gobernador de Veracruz.
Se trata del cordobés Juan Bueno Torio, senador plurinominal del Partido Acción Nacional y representante del estado de Veracruz en la Cámara de Senadores.
Bueno Torio ha solicitado licencia para separarse de su encargo de senador de la república, y en unos días se dirá listo para buscar la precandidatura del PAN a la gubernatura de Veracruz.
Juan Bueno es integrante de la ya famosa Trinca Infernal, compuesta también por el ex diputado federal Gerardo Buganza Salmerón y Julen Rementería del Puerto, ex alcalde de la ciudad de Veracruz y actual Jefe de los Centros Estatales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
Hace algunos meses, Juan, Gerardo y Julen, crearon el Frente “Todos Contra Yunes”, con el cual tratarían de impedir la nominación del turco Miguel Ángel Yunes Linares como candidato del PAN al gobierno del estado.
En forma individual, los tres se decían aspirantes del PAN a la candidatura por el gobierno de Veracruz, aún cuando el objetivo de su alianza era conocida por propios y extraños de su partido blanquiazul.
Sin embargo, tal como lo habían planeado, Julen anunció su declinación a la precandidatura para apoyar en su lucha a Buganza.
Los dos, Julen y Buganza, esperaron que Bueno Torio hiciera lo mismo, que hiciera a un lado sus sueños de ser gobernador y se uniera al equipo de la Trinca Infernal.
Pero, no, el senador plurinominal, ha decidido irse por la libre…
Ya solicitó licencia para separarse de la representación popular, defraudando a sus compañeros Julen y Buganza.
Muchos millones de veracruzanos se preguntan si Juan Bueno Torio, habrá perdido la memoria.
Y no es para menos esa interrogante…
Para nadie es desconocida la estela vergonzante que arrastra Bueno Torio desde sus tiempos de Director de Pemex-Refinación en el gobierno del presidente Vicente Fox, considerado por la comunidad política e intelectual del país, como el sexenio l más corrupto de los últimos tiempos en México.
El hecho que Fox y Marthita Sahagún se hayan llevado a su rancho San Cristóbal, hasta la silla presidencial de la residencia oficial de Los Pinos, habla por si solo la ambición desmedida del matrimonio que desgobernó al país.
Y Juan Bueno Torio, en su calidad de funcionario federal muy cercano a Fox, tuvo licencia presidencial para hacer de Pemex- Refinación, un negocio familiar.
De acuerdo a investigaciones de la Secretaría de la Función Pública y a indagatorias de la Procuraduría General de la República (PGR) Bueno Torio entregó a hermanos, cuñados, sobrinos y primos, contratos millonarios. Todos directos, sin la licitación de ley correspondiente.
Es decir, contratos amañados en diversos rubros, como transportación de combustible, y mantenimiento a gasoductos y refinerías; donde los únicos concursantes que ganaban eran sus familiares cercanos.
Son decenas de denuncias interpuestas por la Secretaría de la Función Pública en contra de Juan Bueno como alto funcionario de Pemex. Todas por tráfico de influencias y abusos de autoridad.
Tan solo en el año fiscal 2004, la autoridad investigadora detectó la adjudicación fraudulenta de al menos 150 convenios, por más de 2 mil millones de pesos. Y entre los principales beneficiarios figuran sus cuñados Juan José Ortiz Ríos y Luis Ortiz Ríos; sus tíos Emilio Bueno Lázaro y José Torio Sánchez; su hermana Rosa Bueno Torio, y sus amigos y cómplices, José Beltrán Mata, Héctor Pinos y Carlos Arce Macías, éste último, en ese entonces, alto funcionario de la Procuraduría Federal del Consumidor.
Lo insaciable de Juan Bueno al frente de Pemex-Refinación, no tuvo llenadera, y para cubrir su pasado vergonzante y librar el peso de la ley, buscó el fuero político que ostenta, ese que sirve de manto protector de la impunidad.
Hoy el ex funcionario Foxista finge demencia; se dice un político limpio, santo, casto y puro, que aspira gobernar los destinos de Veracruz y a sus más de siete millones de habitantes.
Sólo bastaría abrir la cloaca corruptiva de Bueno Torio en su paso por petróleos Mexicanos, para echar abajo sus sueños de ser gobernador del estado.
¿Quién dice yo?
¿O usted qué opina?

¡¡SORPRESAS TE DA LA VIDA!!


Siempre he dicho que la política es de tiempos y es de ritmos.
Ni antes ni después.
Y en el quehacer político, como en el fascinante mundo del rey de los deportes, el beisbol, nada está escrito hasta que sucede.
En el último strike de la novena entrada, podría empezar a escribirse otra historia.
En política, pasa lo mismo.
A última hora, el jinete designado para la gran carrera, puede ser relevado.
Si cambiarlo conviene a los intereses supremos, será sustituido, no importa que tenga la bendición sagrada.
Ese parece ser el escenario político-electoral que podría estarse presentando en la geografía veracruzana, con miras a la conformación de las candidaturas del 2010 a la gubernatura del estado.
Cuando pareciera que los principales partidos participantes en la jornada electoral del 4 de julio, han decido los nombres de sus candidatos a gobernador, de pronto, surgen versiones que contradicen los presuntos designios de los dueños de las franquicias políticas en México.
Se comenta, se especula y se asegura que, que a partir de diversos hechos suscitados el pasado fin de semana en territorio estatal, el panorama político en Veracruz ha sido modificado, especialmente en las dos principales fuerzas políticas, PRI y PAN.
En el PRI, dicen, que el candidato a gobernador no es quienes todos creen que será, y es aquí donde cobra más fuerza el secreto a voces que el gobernador Fidel Herrera, pondrá en práctica su amañado plan B que celosamente guarda bajo su inseparable almohada.
En el PAN, comentan, que el delfín del presidente se ha caído; que el blanquiazul no se expondrá a ser acribillado por toda esa artillería pesada que los priístas tienen reservada para hacérsela explotar a quien presumen es el virtual
Esas versiones ya son noticia en todos los pasillos políticos de Veracruz; incluso se dan como un hecho en el altiplano, allá donde habrán de tomarse las decisiones finales en torno a los nombres de los candidatos a la gubernatura de Veracruz, en este caliente 2010, en el cual las pasiones políticas amenazan con desbordarse.
Por un lado en el propio CDE tricolor, existen caras largas porque las encuestas, aún pagadas por la dirigencia priísta, ubican en segundo lugar al designado oficial.
-“No levanta nuestro candidato”, es el grito en silencio del indio Tizoc ante los seudo-periodistas, eso que ha usado para alterar cifras de presunta aceptación ciudadana, con el objetivo de inflar una imagen prendida de alfileres.
Por el otro lado, ahí tenemos lo declarado este martes por el ex alcalde de Veracruz, Julen Rementería del Puerto, en torno al candidato del PAN a la gubernatura.
Julen dijo que “será una gran sorpresa el nombre del candidato del PAN a la gubernatura”.
Y esa “gran sorpresa”, no la representan ni Miguel Ángel Yunes Linares, mucho menos Gerardo Buganza Salmerón, aún cuando Rementería dice ser bugancista de hueso colorado.
Si el ex presidente municipal del puerto jarocho ha dicho que “ocurrirá una sorpresa en la designación del abanderado blanquiazul “, aún dándole el beneficio de la duda a sus afirmaciones, éstas llevan jiribilla.
Quizás los simpatizantes de los dos bandos que se disputan la candidatura panista, tildarán de loco a Julen Rementería.
Sin embargo, no deben echarse a saco roto sus predicciones.
No debe olvidarse que Julen es un hombre cercano al presidente Felipe Calderón; el sólo hecho de haber sido invitado al gobierno federal para hacerse cargo de todas las delegaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del país, habla de la confianza depositada, en especial por el mundo de dinero que maneja.
Existe un dato que muchos desconocen...
Cuando Julen era alcalde de Veracruz, fue de los principales impulsores de la precandidatura de Felipe Calderón; a pesar de que la línea presidencial era a favor de Santiago Creel, el entonces munícipe porteño se la jugó hasta el final con el michoacano.
Haber sido designado Jefe de los centros SCT en el país, es la cuota de agradecimiento de Calderón.
Entonces, si Julen declaró este martes en Veracruz que vienen sorpresas en la nominación del candidato azul a la gubernatura, eso indica que podría haber cambios de última hora en el CEN panista, ordenados por el huésped de Los Pinos.
Si el río suena, es que piedras lleva, dice el adagio popular.
Por ello escribí ayer martes que falta mucho todavía por ver en Veracruz.
Porque insisto, la política es de tiempos y es de ritmos.
¿O usted qué opina?

NOTICIERO BUENOS DIAS VERACRUZ 22 enero 2018

VLOGS DE LA VARONITA