UN SUEÑO DE TANTOS…


Inútiles los viajes del gobernador de Veracruz al extranjero.
Lo que fue hacer durante dos días a Houston Texas, es lo mismo que hizo cuando estuvo en España, China y otras ciudades de Estados Unidos.
Y de todas esas giras internacionales “promocionando al estado”, lo único que se ha traído Fidel Herrera son “costales de promesas de inversiones”, todos de lengua y firmados en papel con pura saliva.
Desde luego no han faltado en el show que Fidel arma fuera de México, los premios, reconocimientos o condecoraciones que empresarios, desconocedores de la barbarie de inseguridad pública que vive Veracruz, entregan al mandatario estatal.
Las constantes salidas de Fidel deben entenderse que ni hoy, mañana o en todo 2010, no redituarán beneficio alguno al estado, mucho menos a los veracruzanos.
Los proyectos de inversión que el gobernador Herrera no ha podido aterrizar en cuatro años de su mandato, menos los hará realidad en 22 meses que restan a su sexenio.
Y peor si los hombres de negocios de España, Alemania, Francia o de Estados Unidos, están informados que en Veracruz los secuestros y levantotes forman parte ya de la vida cotidiana que todos los días sucede en las calles del estado, gracias al maridaje entre autoridades y delincuentes.
Los últimos caudales de inversión anunciados con motivo de la estancia de Fidel en Houston, Texas la noche del miércoles y el día jueves, sólo existen en la mente enfermiza de ejecutivo estatal.
El propio político de Nopaltepec sabe que el asunto de la llegada de capitales foráneos a Veracruz en lo que falta a su gobierno, representa una simulación más, dicho en otras palabras para que lo entienda el pueblo, es otra agarrada de pendejos.
Es la misma panacea usada por Alemán Velasco cada vez que pretextando viajes para internacionalizar al estado, se iba con su Magnani de vacaciones por todo el mundo con gastos pagados por los contribuyentes, y regresaba con “promesas de inversión” que nunca vieron la luz.
Fue tal la desfachatez del ratón Miguelito que tuvo el descaro de proyectar el detonante productivo de Veracruz hasta el 2024.
Y no tiene nada de extraño que Fidel sintonice con su antecesor en prometer y anunciar lo que jamás se hará realidad, para eso guardan “secretos de sangre”, relacionados con el destino final de los 3 mil 500 millones de pesos del préstamo que Alemán pidió a la banca comercial una semana antes de irse del gobierno estatal.
Ambos, Fidel y Miguel, socios de Interjet, saben con exactitud a qué números de cuentas bancarias fueron a parar esos millonarios recursos.
En tal razón y Fiel a su “maestro”, el gobernador de Veracruz sigue al pie de la letra todos los pasos de quien estando en el poder estatal lo aborrecía y detestaba por ser negro.
Alemán saqueó las arcas estatales y permitió que toda su banda de colaboradores se despacharan con la cuchara grande.
Lo mismo hizo Fidel; en cuatro años todos los secretarios y directores, amigos y cuates del cuenqueño se encuentran hinchados de billetes.
Y en cuanto a viajes de placer, Fidel también imita a su teacher.
Lejos de “su preocupación” por traer inversiones golondrinas, el deleite como destrampe de sus emociones, representan el verdadero sentido de las giras del gobernante veracruzano fuera de las fronteras nacionales.
Disfrutando el placer de viajar, Fidel logra romper el stress y las presiones que viene acumulando en los últimos meses a consecuencia de tantas broncas en su gobierno; la falta de dinero para sus candidatos a diputados federales y para saldar deudas del orden de los mil 800 millones de pesos que deben a contratistas.
Pero principalmente su desesperación se debe a no encontrar cómo enderezar sus relaciones con el presidente Felipe Calderón.
Los señalamientos documentados que tienen en Los Pinos y que lo involucran en actos fuera de la ley, y el hecho de ser ignorado y casi callado por el propio Calderón cuando hizo uso de la palabra en la reunión que todos los gobernadores priístas sostuvieron con el presidente el pasado viernes 13 de febrero para hablar de la violencia en el país, tienen al joven Herrera Beltrán con los nervios desatados.
Y no es para menos.
En vez de observarse visos de reconciliación con el michoacano, las heridas se abren y sangran cada día más.
Y ni haciéndose el payasito de la tele ahora que dice llevarse de tú con Azcárraga Jean, alcanzará el perdón presidencial por sus excesos como gobernador de Veracruz.
Ni hablar, cuando la siembra se fertiliza, la cosecha será abundante.
Y en el arte de cultivar terror en el estado y corrupción en su gobierno, Fidel resultó todo un experto.
Por lo pronto ese rollo de inversiones que trabó en Houston, Texas, es un cuento muchas veces leído.
¿O usted qué opina?

LA TRAGEDIA DEL GABINETE FIDELISTA

¿Llegó el fin de Reynaldo Escobar?
Se pregunta todo el gabinete de la fidelidad.
Y no es para menos.
El secretario de Gobierno es odiado por todos en palacio estatal, desde aquel que humildemente cumple su trabajo de barrer hasta el más alto funcionario que, por cuestiones del organigrama estatal tiene que tratar con don Gaudencio.
Ninguno de los que han sido víctimas de la prepotencia del exalcalde de Xalapa, desea recordarlo iracundo vociferando que será gobernador de Veracruz.
Y la verdad de todo es que Reynaldo recurrió a todo tipo de argucias, cuentos y mentiras con tal de conservar el cargo de Secretario de Gobierno y mantenerse en el ánimo del mandatario estatal.
De Fidel siempre ha dicho que gracias a los votos que le dio como alcalde de Xalapa, Herrera Beltrán alcanzó la gubernatura.
Lo cierto es que sin pedírselo el gobernador Fidel Herrera, don Gaudencio se convirtió en el defensor a ultranza de las causas Fidelistas, con tal de mantenerse en el ánimo del ejecutivo..
Reynaldo soñaba con que Fidel lo considerara como carta oculta para el 2010, pero con la insistente declaración del gobernador que el candidato será un joven no mayor a los 40 años, el tío de los Pipos ha perdido toda posibilidad de figurar en el 2010.
Y si Fidel, en uno de sus momentos de locura por tanta lambisconería pudo haberlo tenido con el grado de emergente por la facilidad que tiene para irse de la lengua y hablar pendejadas, con sus espías fotografiando y videograbando a los funcionarios y amigos cercanos del gobernador, todos coinciden que ya cayó de la gracia del tío Fide.
Sin embargo otras voces, muy cercanas al poder estatal aseguran que el sedicente próspero abogado de la ciudad capital, no dejará la Secretaría de gobierno porque representa los intereses del propio gobernador.
Aseguran que el tío de los pipos es presuntamente el contacto con quienes tienen asolados a los veracruzanos desde el 1 de diciembre de 2004.
Y que si algunas de las veces el propio Reynaldo se ha visto amenazado es porque se “ha ido al baile con las cuotas del jefe, o simplemente no las entrega completas”.
Sea verdad o mentira, lo que se sabe es que el funcionario Fidelista, además de transportarse en vehículos con blindaje 14 y construirse una mansión similar a su propia cárcel, no tiene paz ni tranquilidad, menos puede conciliar el sueño por las noches.
Pese a ello, quienes se sintieron ofendidos por verse espiados por los “agentes secretos” contratados por el secretario de Gobierno, levantaron la voz ante Fidel y pidieron la cabeza de Reynaldo.
Pero al parecer es un grito en el desierto.
Reynaldo seguirá en el gabinete Fidelista.
De lo que no hay duda es que Escobar Pérez se encuentra desesperado porque ningún tiro acierta.
Pese a su financiamiento las protestas de sus amigos los antorchistas no han obtenido las respuestas que esperaban de parte del alcalde David Velasco.
Ninguna autoridad los pela al saber qué intereses mueve a las huestes del enfermo dirigente estatal.
Y menos que hoy se sabe, y aunque increíble que parezca, que al darse por vencido que no figura para el 2010, ahora Reynaldo aspira volver a ser presidente municipal de Xalapa.
Los dueños de los antros y otros de apellidos Z, podrían ser los únicos felices con el regreso de Gaudencio.
Y también Fidel.
- ¿ O usted qué opina?

YA SE ESCUCHAN TAMBORES DE GUERRA…

Pactar tregua con impunidad o actuar y atacar de raíz el cáncer del comercio de las drogas en México.
Representa el gran dilema para el gobierno de la república, y parece estar agotado el tiempo para experimentos que sigan costando más vidas de militares y policías.
La guerra contra las bandas del narcotráfico y del crimen organizado, iniciada hace 12 meses, no tiene fin.
Cual pulpo de mil cabezas, los grupos multipolicíacos del México Seguro atrapan un cabecilla y aparecen otros diez sustitutos que agarran el control del negocio.
Sobre este espinoso asunto ha sido largo y tedioso el debate entre el presidente Calderón y los integrantes del aparato de seguridad nacional.
Y entre las múltiples y repetidas conclusiones aparece que la Federación no cuenta con el apoyo de los gobernadores estatales, pese a que varios de estos cacaraquean estar en cuerpo y alma en el frente nacional antidrogas.
De lo que no dudan en Los Pinos es del manto protector y de la red de complicidades que varios mandatarios de los estados tienen tendido para permitir que los narcotraficantes, secuestradores y asaltantes, se muevan y operen como Juan en su casa.
Los aparatos de inteligencia y espionaje nacionales han documentado que por lo menos una docena de gobernadores, la gran mayoría pertenecientes al PRI, están embarrados hasta las manitas con el dinero sucio proveniente de los carteles de las drogas. Algunos lo usaron para sus campañas proselitistas, pero otros engolosinados, continuaron exigiendo su parte correspondiente del negocio.
Con dicha información en sus manos, el presidente Calderón decidió verse las caras en exclusivo con la clase priísta gobernante en los estados.
Y así es como, acompañado de los secretarios de Gobernación, de la Defensa, de Seguridad Pública y del titular de la PGR, se reunió hace dos semanas con los 14 gobernadores priistas, los representantes legislativos en las Cámaras de Senadores y diputados, quienes llegaron de la mano de su dirigente nacional, la generala del tricolor Beatriz Paredes.
Como era de esperarse, en la reunión el ejecutivo federal lanzó a boca de jarro las acusaciones que pesan sobre los gobernadores del Partido Revolucionario Institucional.
Y en su defensa, los acusados se declararon puros y santos; negaron tener vínculos con las bandas del narcotráfico ni proteger sus actividades; salieron indignados y ofendidos de la residencia oficial.
Ante el fracaso del encuentro, otra será la historia que pronto quedará escrita, abanderada por la presunta lucha contra el comercio de las drogas y los estupefacientes en el país.
Información privilegiada obtenida la tarde de ayer miércoles en las altas esferas del poder, asegura que el gobierno federal, avalado y apoyado por Washington, ha tomado una determinación.
Y en consecuencia, pronto, muy pronto, rodarán cabezas tricolores, en uno o dos estados que, se dice, está más que comprobada su cooperación con el narcotráfico.
Por lo tanto…
Ya se escuchan tambores de guerra.
Anuncian un nuevo escándalo nacional que cimbrará, otra vez, las estructuras políticas del país.
La pregunta es dónde será el golpe.
En el norte, el Golfo o el Sureste.
Se dice, se especula y se comenta que del 13 de marzo al 15 de abril en nuestro estado se soltarán los demonios.
¿O usted qué opina?

LA CRÓNICA DE UN INGRATO

¿Qué futuro político espera al gobernador de Veracruz?
Es la pregunta de propios y extraños al observar en lo que está convertida la entidad bajo el gobierno de Fidel Herrera.
Muchos apuestan doble contra sencillo que no terminará su mandato; otros aseguran que concluyendo su sexenio sufrirá la misma suerte que el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.
Las familias que perdieron algún ser querido víctima de la violencia; los empresarios, industriales y comerciantes agraviados por el vacio de poder en Veracruz que permitió el asentamiento de bandas delictivas que los extorsionan, condenan la administración Fidelista, y no desean otro gobierno igual, de simulaciones y mentiras.
Hasta quiénes fueron sus colaboradores en diversas secretarías de despacho y direcciones del gobierno estatal, tienen echada la suerte de Fidel Herrera a la inevitable ley del karma. Haber sido despedidos en los primeros años del sexenio lo consideran una muestra de ingratitud del tío Fide.
Pero no hubo marcha atrás, Fidel convertido en poderoso gobernador, determinó no requerir más de los servicios de los verdaderos amigos que tuvo y que tanto lo ayudaron cuando, con una mano adelante y otra atrás, sin dinero y el estómago vacio, llegó a la ciudad de Xalapa.
Traicionó Fidel a quiénes abrieron las puertas de sus hogares para ofrecerle un techo dónde vivir y un taco qué llevarse a la boca. Uno de los benefactores del cuenqueño, el ingeniero de la Miyar, se fue a la tumba llevándose ese resentimiento al enterarse de la “renuncia de su hija a la SEDESMA, obligada y presionada por el propio gobernador Herrera”.
Y así como Leonor, salieron del gobierno Fidelista todos aquellos que de una u otra forma se quitaron la camiseta y apostaron al futuro político de Fidel Herrera.
Hasta Gustavo Souza Escamilla, el “brother de toda la vida de Fidel”, sintió el látigo del desprecio de su compadre, quien lo cesó de la Secretaría de Turismo que le había creado en honor a la amistad de siempre. Hoy el buen Tavo lucha por su vida en un centro de especialidades médicas de Houston Texas; recibe visitas y llamadas telefónicas de sus amigos cercanos, pero de Fidel, nada, ni siquiera palabras de aliento.
Por actitudes como las arriba escritas, todos los ex colaboradores y ex amigos de Fidel muestran resentimientos profundos que llegan al odio y a las maldiciones, y que no terminan en buenos deseos para el joven gobernante veracruzano.
Y no son para menos esos piropos recriminatorios que hacen en contra del político de Nopaltepec.
Sin embargo, a los que hoy se sienten agraviados, que sirva de consuelo que no son los primeros ni serán los últimos que muerdan el polvo de la traición de quien mal dirige los destinos de Veracruz desde el pasado 1 de diciembre de 2004.
Engañar, ilusionar, engatusar, falsear, prometer y extorsionar, son las máximas de los 34 años de quehacer político de Fidel Herrera.
Su lista de traiciones es grande, larga y extensa.
Otro que también murió maldiciendo haber conocido y apoyado a Herrera Beltrán fue Roberto Palacios Solís, alias el Gallo, amigo y compañero del MOCEV, quien como Presidente de la Junta Federal de Mejoras Materiales de Acapulco, en el estado de Guerrero, aguantó vara y pagó con cárcel el delito de Fraude que Fidel había cometido.
El Gallo Palacios, esperó la ayuda de Fidel, pero éste lo abandonó a su suerte.
Qué no decir de su traición al entonces gobernador de Veracruz Patricio Chirinos Calero; de su complicidad con Miguel Alemán Velasco para saquear las finanzas estatales; de su manto protector y maridaje con el crimen organizado; de su embaucamiento a los dirigentes de las organizaciones cañeras para chingarles el dinero, como el caso de los productores del Ingenio El Modelo, en el que andan bailando 460 millones de pesos, de los cuales 150 se los dieron para su campaña del 2004.
Qué no mencionar de los grandes negocios que realiza y que con prestanombres opera Hoteles de Lujo en los principales centros turísticos del país; de sus inversiones en empresas graneleras en el recinto portuario de Veracruz; de los periódicos de su propiedad y de los que serán editados próximamente, uno de estos en Tierra Blanca con tecnología de punta.
Y qué no mencionar del incremento de su riqueza en los últimos cuatro años, se habla que ya superó los 65 millones de dólares, cuando apenas en agosto de 2005 al asumir el gobierno estatal su patrimonio alcanzaba los 145 millones de pesos. Es decir hoy tiene cuatro veces más.
Quien hoy día se espante, alarme o moleste por una agarrada de pendejo de Fidel, simple y llanamente no conoce cómo se las gasta el negro de la Cuenca.
Su historial político ha sido tenebroso y forjado en la mentira, simulación y siempre fingiendo demencia para olvidar compromisos, y también para ocultar pasajes obscuros de sus primeros pasos en el servicio público.
Fidel se enorgullece de sus raíces y su pobreza familiar. Resalta que “para entender a los que tienen hambre, hay que haberla sentido”.
Pero nunca habla de su ingreso el 1de marzo 1971 a la entonces Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales (DGIPyS), dependiente de la Secretaría de Gobernación y antecesora de lo que después sería el CISEN.
Fidel tenía 22 años de edad cuando llegó a la policía política nacional invitado por el Secretario de Gobernación Mario Moya Palencia, quien lo nombró empleado Supernumerario con categoría G de dicha oficina encargada del espionaje y asignándole un salario mensual de 800 pesos.
Un dato que llama la atención es que Fidel empezó a trabajar para la DGIPyS con nombramiento respectivo una vez que terminó sus estudios en la facultad de Derecho de la UNAM, y meses antes que se diera el lamentable “Halconazo”, en el sexenio de Luis Echeverría. .
Aquellos que conocen esta parte innombrable para el gobernador de Veracruz, se atreven a asegurar que antes de “ser dado de alta por Moya Palencia en la nómina de la SG” Fidel ya trabajaba para Gobernación, y encubierto filtró mucha información secreta de los preparativos que terminaron en estallidos estudiantiles y sociales que sacudieron al país.
Cuentan que Fidel traicionó a líderes de los movimientos estudiantiles, los puso en la mira de las armas; por haber sido alumno de la UNAM confiaban en el veracruzano.
Increíble, pero cualquier acto de deslealtad y traición es posible en manos de Fidel Herrera Beltrán.
Cuántos episodios más que podrían ser sinónimo de vergüenza mantendrá ocultos el gobernador de Veracruz.
Tarde o temprano aquí los estaremos dando a conocer.
Por lo pronto el político de color, inspirado en Obama sueña ser presidente de México.
¿Usted amable lector, votaría por él?
¿O usted que opina?

MÁS COLUMNAS EN:
www.lagazeta.org
www.buenosdiasveracruz.blogspot.com

EL COYOTE HUGO VEGA…AL ACECHO

Momentos de zozobra e incertidumbre viven miles de familias veracruzanas.
Y no es para menos.
Recibieron el ultimátum que serán despojadas de sus viviendas de interés social por presentar adeudos en sus pagos al INFONAVIT.
Lo extraño del caso es que no es el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda de los Trabajadores el que les advierte del riesgo de ser enviados a la calle por no cumplir con sus cuotas mensuales.
Si no que, quienes lanzan la amenaza de desalojos masivos son empresas de particulares que mañosa y extrañamente dicen “haber comprado la cartera vencida al INFONAVIT”.
Y lo intolerable es que al parecer funcionarios del gobierno Fidelista son los principales accionistas de esos despachos que adquirieron el grueso de deudores de la dependencia federal.
En primer lugar sospechan de Hugo Vega Morales, el súper asesor del Secretario de Gobierno Reynaldo Escobar.
Cuentan que el sedicente defensor de los deudores a través de ese membrete que llama Coordinadora Nacional de Usuarios de la Banca, lejos de velar por los intereses de quienes pasan la desgracia de tener adeudos con instituciones de crédito, se ha convertido en el gran verdugo de los incautos que llegan a sus manos.
No se sabe de un solo caso que Vega Morales haya defendido con éxito, al contrario son muchos los que se conocen de personas que han perdido sus casas por el maridaje entre bancos y jueces del Tribunal Superior de Justicia del estado, avalados por la complicidad de los falsos defensores como el señor Morales, quien como asesor de Gaudencio lleva la penitencia.
Para nadie es un secreto que por medio de la Secretaría de Gobierno y la complacencia de su titular, Hugo Vega ha efectuado los negocios de su vida.
Como ejemplo de ello están las 25 concesiones de taxis que a nombre de su esposa Guadalupe Sánchez, de sus hijos, hermanos, sobrinos, amantes e hijastros, logró obtener de un solo golpe con el fuero de funcionario estatal.
Sí éste víval ya mostró el cobre de lo que es capaz de lograr incrustrado en el poder del gobierno Fidelista, qué no será capaz de hacer con su barzón de deudores. Es tanto el dinero acumulado como “asesor” de Reynaldo, que muy seguido hace tremendos pachangones en el World Trade Center de Boca del Río, además de promocionarse vía Internet en el canal de YouTube, donde en cuatro años ha tenido 28 visitas.
Con “defensores” de la calaña de Hugo Vega, los veracruzanos con demandas urgentes de pago por créditos de viviendas están a un paso de la guillotina.
Por que cierto es que cerca de un millón de veracruzanos de las principales ciudades del estado, vienen arrastrando pagos atrasados en los créditos hipotecarios que recibieron, por lo que hoy se encuentran en la cuerda floja.
El motivo de la ausencia de abonos de los empréstitos habitacionales se debe principalmente a que el 99 por ciento de los acreditados han venido perdiendo sus empleos en Veracruz en los últimos 10 años.
No debemos olvidar que el sexenio del junior Miguelito Alemán Velasco fue el principal expulsor de veracruzanos a Estados Unidos; cada año por la falta de empleos salían corriendo de la entidad alrededor de 150 mil personas, entre hombre y mujeres de todas las edades.
Con el sucesor Fidel Herrera el fenómeno migratorio a la Unión Americana no se detuvo, si al caso la cifra disminuyó a 90 mil por año, aún cuando las cifras alegres del gobernador traten de ocultar el grave problema de la ausencia de trabajo, en el estado que no termina de latir con fuerza.
Y mientras el tío Fide busca detonar con acuerdos de tinta, saliva y papel proyectos que vengan a reactivar la planta productiva estatal en tiempos de crisis mundial, el fantasma del desempleo azota sin piedad a Veracruz.
Cada día en ciudades como Veracruz, Jalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica, Córdoba y Orizaba, se pierden cada día de 100 a 150 empleos en comercios instalados.
Lo que indica que vienen tiempos de peores desgracias para la clase trabajadora estatal, contrarios a los “buenos augurios de los simuladores que gobiernan el estado que…”lo sigue teniendo todo por hacer”.
En consecuencia, la cartera vencida de institutos encargados de financiar casas-habitación de interés popular como INFONAVIT, irán en decremento, y dichas deudas también terminarán en manos de particulares y coyotes que sangrarán más al ya jodido desempleado veracruzano.
Pero…¡Viva la Fidelidad!
¡Que sea por dios y que sigan los negocios del gobernador!
¿O usted qué opina?

EL COYOTE HUGO VEGA…AL ACECHO.

Momentos de zozobra e incertidumbre viven miles de familias veracruzanas.
Y no es para menos.
Recibieron el ultimátum que serán despojadas de sus viviendas de interés social por presentar adeudos en sus pagos al INFONAVIT.
Lo extraño del caso es que no es el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda de los Trabajadores el que les advierte del riesgo de ser enviados a la calle por no cumplir con sus cuotas mensuales.
Si no que, quienes lanzan la amenaza de desalojos masivos son empresas de particulares que mañosa y extrañamente dicen “haber comprado la cartera vencida al INFONAVIT”.
Y lo intolerable es que al parecer funcionarios del gobierno Fidelista son los principales accionistas de esos despachos que adquirieron el grueso de deudores de la dependencia federal.
En primer lugar sospechan de Hugo Vega Morales, el súper asesor del Secretario de Gobierno Reynaldo Escobar.
Cuentan que el sedicente defensor de los deudores a través de ese membrete que llama Coordinadora Nacional de Usuarios de la Banca, lejos de velar por los intereses de quienes pasan la desgracia de tener adeudos con instituciones de crédito, se ha convertido en el gran verdugo de los incautos que llegan a sus manos.
No se sabe de un solo caso que Vega Morales haya defendido con éxito, al contrario son muchos los que se conocen de personas que han perdido sus casas por el maridaje entre bancos y jueces del Tribunal Superior de Justicia del estado, avalados por la complicidad de los falsos defensores como el señor Morales, quien como asesor de Gaudencio lleva la penitencia.
Para nadie es un secreto que por medio de la Secretaría de Gobierno y la complacencia de su titular, Hugo Vega ha efectuado los negocios de su vida.
Como ejemplo de ello están las 25 concesiones de taxis que a nombre de su esposa Guadalupe Sánchez, de sus hijos, hermanos, sobrinos, amantes e hijastros, logró obtener de un solo golpe con el fuero de funcionario estatal.
Sí éste víval ya mostró el cobre de lo que es capaz de lograr incrustrado en el poder del gobierno Fidelista, qué no será capaz de hacer con su barzón de deudores. Es tanto el dinero acumulado como “asesor” de Reynaldo, que muy seguido hace tremendos pachangones en el World Trade Center de Boca del Río, además de promocionarse vía Internet en el canal de YouTube, donde en cuatro años ha tenido 28 visitas.
Con “defensores” de la calaña de Hugo Vega, los veracruzanos con demandas urgentes de pago por créditos de viviendas están a un paso de la guillotina.
Por que cierto es que cerca de un millón de veracruzanos de las principales ciudades del estado, vienen arrastrando pagos atrasados en los créditos hipotecarios que recibieron, por lo que hoy se encuentran en la cuerda floja.
El motivo de la ausencia de abonos de los empréstitos habitacionales se debe principalmente a que el 99 por ciento de los acreditados han venido perdiendo sus empleos en Veracruz en los últimos 10 años.
No debemos olvidar que el sexenio del junior Miguelito Alemán Velasco fue el principal expulsor de veracruzanos a Estados Unidos; cada año por la falta de empleos salían corriendo de la entidad alrededor de 150 mil personas, entre hombre y mujeres de todas las edades.
Con el sucesor Fidel Herrera el fenómeno migratorio a la Unión Americana no se detuvo, si al caso la cifra disminuyó a 90 mil por año, aún cuando las cifras alegres del gobernador traten de ocultar el grave problema de la ausencia de trabajo, en el estado que no termina de latir con fuerza.
Y mientras el tío Fide busca detonar con acuerdos de tinta, saliva y papel proyectos que vengan a reactivar la planta productiva estatal en tiempos de crisis mundial, el fantasma del desempleo azota sin piedad a Veracruz.
Cada día en ciudades como Veracruz, Jalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica, Córdoba y Orizaba, se pierden cada día de 100 a 150 empleos en comercios instalados.
Lo que indica que vienen tiempos de peores desgracias para la clase trabajadora estatal, contrarios a los “buenos augurios de los simuladores que gobiernan el estado que…”lo sigue teniendo todo por hacer”.
En consecuencia, la cartera vencida de institutos encargados de financiar casas-habitación de interés popular como INFONAVIT, irán en decremento, y dichas deudas también terminarán en manos de particulares y coyotes que sangrarán más al ya jodido desempleado veracruzano.
Pero…¡Viva la Fidelidad!
¡Que sea por dios y que sigan los negocios del gobernador!
¿O usted qué opina?

EL COYOTE HUGO VEGA…AL ACECHO.

Momentos de zozobra e incertidumbre viven miles de familias veracruzanas.
Y no es para menos.
Recibieron el ultimátum que serán despojadas de sus viviendas de interés social por presentar adeudos en sus pagos al INFONAVIT.
Lo extraño del caso es que no es el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda de los Trabajadores el que les advierte del riesgo de ser enviados a la calle por no cumplir con sus cuotas mensuales.
Si no que, quienes lanzan la amenaza de desalojos masivos son empresas de particulares que mañosa y extrañamente dicen “haber comprado la cartera vencida al INFONAVIT”.
Y lo intolerable es que al parecer funcionarios del gobierno Fidelista son los principales accionistas de esos despachos que adquirieron el grueso de deudores de la dependencia federal.
En primer lugar sospechan de Hugo Vega Morales, el súper asesor del Secretario de Gobierno Reynaldo Escobar.
Cuentan que el sedicente defensor de los deudores a través de ese membrete que llama Coordinadora Nacional de Usuarios de la Banca, lejos de velar por los intereses de quienes pasan la desgracia de tener adeudos con instituciones de crédito, se ha convertido en el gran verdugo de los incautos que llegan a sus manos.
No se sabe de un solo caso que Vega Morales haya defendido con éxito, al contrario son muchos los que se conocen de personas que han perdido sus casas por el maridaje entre bancos y jueces del Tribunal Superior de Justicia del estado, avalados por la complicidad de los falsos defensores como el señor Morales, quien como asesor de Gaudencio lleva la penitencia.
Para nadie es un secreto que por medio de la Secretaría de Gobierno y la complacencia de su titular, Hugo Vega ha efectuado los negocios de su vida.
Como ejemplo de ello están las 25 concesiones de taxis que a nombre de su esposa Guadalupe Sánchez, de sus hijos, hermanos, sobrinos, amantes e hijastros, logró obtener de un solo golpe con el fuero de funcionario estatal.
Sí éste víval ya mostró el cobre de lo que es capaz de lograr incrustrado en el poder del gobierno Fidelista, qué no será capaz de hacer con su barzón de deudores. Es tanto el dinero acumulado como “asesor” de Reynaldo, que muy seguido hace tremendos pachangones en el World Trade Center de Boca del Río, además de promocionarse vía Internet en el canal de YouTube, donde en cuatro años ha tenido 28 visitas.
Con “defensores” de la calaña de Hugo Vega, los veracruzanos con demandas urgentes de pago por créditos de viviendas están a un paso de la guillotina.
Por que cierto es que cerca de un millón de veracruzanos de las principales ciudades del estado, vienen arrastrando pagos atrasados en los créditos hipotecarios que recibieron, por lo que hoy se encuentran en la cuerda floja.
El motivo de la ausencia de abonos de los empréstitos habitacionales se debe principalmente a que el 99 por ciento de los acreditados han venido perdiendo sus empleos en Veracruz en los últimos 10 años.
No debemos olvidar que el sexenio del junior Miguelito Alemán Velasco fue el principal expulsor de veracruzanos a Estados Unidos; cada año por la falta de empleos salían corriendo de la entidad alrededor de 150 mil personas, entre hombre y mujeres de todas las edades.
Con el sucesor Fidel Herrera el fenómeno migratorio a la Unión Americana no se detuvo, si al caso la cifra disminuyó a 90 mil por año, aún cuando las cifras alegres del gobernador traten de ocultar el grave problema de la ausencia de trabajo, en el estado que no termina de latir con fuerza.
Y mientras el tío Fide busca detonar con acuerdos de tinta, saliva y papel proyectos que vengan a reactivar la planta productiva estatal en tiempos de crisis mundial, el fantasma del desempleo azota sin piedad a Veracruz.
Cada día en ciudades como Veracruz, Jalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica, Córdoba y Orizaba, se pierden cada día de 100 a 150 empleos en comercios instalados.
Lo que indica que vienen tiempos de peores desgracias para la clase trabajadora estatal, contrarios a los “buenos augurios de los simuladores que gobiernan el estado que…”lo sigue teniendo todo por hacer”.
En consecuencia, la cartera vencida de institutos encargados de financiar casas-habitación de interés popular como INFONAVIT, irán en decremento, y dichas deudas también terminarán en manos de particulares y coyotes que sangrarán más al ya jodido desempleado veracruzano.
Pero…¡Viva la Fidelidad!
¡Que sea por dios y que sigan los negocios del gobernador!
¿O usted qué opina?

NO LEVANTAN LOS PRECANDIDATOS


No levantan los precandidatos de la Fidelidad a diputados federales.
Al grave problema de la falta de dinero para comprar chácharas con que engatusar de nueva cuenta a la ciudadanía, los aspirantes del PRI están lidiando con el repudio popular por promesas incumplidas.
Muchos de los abanderados en la pasarela interna del partido tricolor creyeron que salir a la precampaña, sería como irse de día de campo a las colonias populares de cada distrito electoral.
Pensaron que “papá Fidel tenía todo y a todos bajo control”.
Y que por lo tanto los ciudadanos veracruzanos estaban obligados a recibirlos con campanas, cohetes, besos y abrazos, comprometiéndoles el voto popular de nueva cuenta el próximo 5 de julio a las fórmulas priístas.
Pero los Fidelistas se han dado de topes contra la pared.
Los precandidatos de la Fidelidad por México reciben la bienvenida con sendos costales de reclamos y reproches por parte del electorado.
Y la peor parte de las protestas de los pobladores se la están llevando aquellos precandidatos que ya hicieron esos recorridos en campañas anteriores, en los que prometieron entregar hasta las perlas de la virgen, y como ha sido su vieja costumbre, nunca más regresaron.
Fieles a las doctrinas de demencia de su jefe y maestro, los futuros candidatos del PRI a las 21 diputaciones federales de la entidad lejos de presentarse con la cola entre las piernas por defraudar a quienes ya les dio el voto, llegan ante la gente haciéndose los chistosos, mostrando el cinismo y la desvergüenza que les brilla en sus caras.
Casos concretos de crucificación popular se están viendo a lo largo y ancho de los 21 distritos electorales, donde los habitantes de cada demarcación no quieren saber nada del o los enviados de la Fidelidad que buscan el voto para las elecciones intermedias.
Hasta los candidatos estrellas y preferidos del gobernador, Carolina Gudiño y Salvador Manzur, por los distritos de Veracruz urbano y el rural que comprende el municipio de Boca del Río, andan desesperados por la respuesta negativa que han encontrado en la ciudadanía.
Hasta con la boca abierta se ha quedado la diputada Gudiño al escuchar a boca de jarro las inconformidades y señalamientos de mentirosa y embustera que le hace la gente de su distrito, que tres años atrás le negó el sufragio para dárselo a la actual legisladora federal del PAN Victoria Gutiérrez Lagunes.
Y no es para menos el repudio que recibe doña Carolina, la dama que sí aprendió a montar.
Después de ganar la diputación local en septiembre de 2007 y recibir el nombramiento de presidenta de la Cámara, la Gudiño se metió en su caja de pandora donde nadie podía verla, tocarla o hacerle peticiones, (bueno a excepción de uno).
Nunca regresó a su distrito, y hoy que lo hace en calidad de pedigüeña de votos, recibe el trato que merece.
Y así como ella, igual o peor de desesperados andan Manzur, Duarte, Hillman, Amadeo, Porras, Kuri, Uscanga, Chirinos, y demás precandidatos del PRI.
Tanta es la lástima que andan dando los escogidos del señor, que el propio gobernador molestos por que no levantan, como buen bombero decidió ir a salvarlos del linchamiento ciudadano.
Y lo hará, ya lo dijo, “escuchando y atendiendo personalmente las demandas de los pobladores de cada municipio, ranchería o comunidad, donde aprovechará para pedirles que voten por el PRI”.
A ver si a Fidel, pese a su colmillo retorcido, no le sale el tiro por la culata, en virtud que ese progreso del que tanto blafesma sólo se observa en las grandes ciudades y puertos de la entidad, pero sigue sin llegar a los 4 millones de jodidos que también son veracruzanos.
LAS BECARIAS DEL GOBERNADOR
Con mucha insistencia llegan a mi correo mensajes preguntándome sí estoy enterado de los nombres de las becarias que el gobernador Fidel Herrera Beltrán tiene en España, a nombre del gobierno de Veracruz y mantenidas con los impuestos de los veracruzanos.
Me cuentan que las chicas y algunos chicos, hijos de colaboradores suyos en el gobierno estatal, estudian en las Universidades más prestigiadas de aquel país vasco. Y entre éstos se encuentran algunas excomunicadoras de televisión afines al gobernador Herrera Beltrán, que hacen posgrado y doctorados en periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.
Prometieron darme pelos y señales de esas y esos becarios que con dinero del pueblo se fueron y llevan tres años en España. Una vez en nuestro poder los nombres de ellos, prometemos dárselos a conocer amables lectores.
Mientras tanto nos abocaremos a la tarea de investigar bajo qué métodos, razón o circunstancia un estudiante alcanza el mérito de tener el derecho de irse becado a continuar sus estudios al extranjero.
Estas prácticas del gobernante en turno no son nuevas, pero como me dice mi escribiente, ya es tiempo de deshilar esa maraña de preferencialismo hacia los juniors o de las jovencitas blancas y ojos de color. En la clase de los jodidos también existen cerebros excepcionales que son marginados por ser negras o negros.
Y tienen toda la razón.
¿O usted qué opina?

LA VERBORREA DE FIDEL

Es evidente la demencia del gobernador de Veracruz.
Y de verdad, qué lamentable.
Quisiera no tocar también este tema, pero mi compromiso con los cientos de correos que recibí tan sólo el día de ayer con referencia al comportamiento público de los últimos días del mandatario veracruzano, me obligan a escribir en torno al asunto.
En otros comentarios aquí expresados, señalé que mi amigo Fidel había perdido la brújula del gobierno estatal, seguía en su viaje eterno por las nubes en el que soñaba hablarse de tú con las estrellas.
Dije también que su mal empeoró cuando algún vival o bufón, de esos muchos dueños de periódicos que se le arrastran, le dijeron que en color y actitudes “era el retrato hablado de Barack Obama”, y que él podría convertirse en el fenómeno veracruzano que México requería para el 2012”.
Para qué lo engañaron.
La locura del político de Nopaltepec, empeoró a gran escala.
En consecuencia, para nadie pasa desapercibido esa aparente pérdida de la memoria, del tiempo y las circunstancias del gobernador Fidel Herrera.
Todos notan esa transformación psicológica del ejecutivo estatal, hasta sus más cercanos colaboradores después de terminar sus discursos o escucharlo hablar en entrevistas, mirándose entre ellos se preguntan, qué está pasando con el jefe.
Pero nadie de sus achichincles por temor a despertar la furia del gobernante, se atreve a comentarle sus contradicciones, menos a criticarle el doble discurso que usa cuando, principalmente se refiere al presidente Felipe Calderón.
Pero Fidel, en el quinto año de su mandato no puede ocultar las coordenadas de estar viviendo en otro planeta, en el que, como en el mundo de la Chimultrufia de la comedia del Chavo del Ocho, cuando se le ocurra puede decir una cosa, pero al mismo tiempo otra. Y quiere que sus locuras se las crean todos los habitantes de Veracruz, y de preferencia el huésped actual de la residencia oficial de Los Pinos.
Lo que resulta imposible, y no es para menos.
Un día el gobernador de Veracruz tirando la piedra y escondiendo la mano, arremete contra el presidente Felipe Calderón y atenta con incendiarle el país, en venganza por la frialdad del trato presidencial.
Bajo sus órdenes y complacencia se organizan contra el gobierno federal plantones, protestas, tomas de ingenios, y hasta manda paralizar el transporte de pasajeros y de carga en toda la república.
Hasta el propio Fidel se atreve a criticar la falta de sensatez del presidente Calderón que muestra oídos sordos a las peticiones de sus “recomendados”.
Y sin embargo, horas más tarde de la arremetida en los medios de comunicación comprados por su gobierno, en forma inexplicable el gobernador Herrera ordena a los editores a su servicio publiquen en primera plana una foto de archivo donde aparezca “saludando y platicando amenamente con Calderón”,
Y en cuyo pie de foto pide escriban que…
“El presidente Calderón no se encuentra solo porque el gobierno del estado de Veracruz está de su lado; lo apoyamos en todas sus decisiones para disminuir los efectos de la crisis económica; en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y también en el combate a la corrupción oficial.”.
De qué se trata tal trastorno, paranoia o esquizofrenia, como usted amable lector quiera llamarle.
¿Fidel, el gobernador de Veracruz, está del lado o en contra del presidente de México?
O a qué juega el gobernante estatal con ese doble lenguaje que ya le cerró las puertas y las llaves del dinero federal.
Alguien tendrá que decírselo, antes que su demencia lo lleve a cometer más locuras que vengan a perjudicar a las clases marginadas del pueblo veracruzano, o para evitar que siga cavando su propia tumba política.
En lo personal, con pruebas documentales en las manos lo alerté que por errores de su gente buscarían hundirlo.
Lo hice en nombre de los más de 30 años de trato y amistad, cuando no tenía nada y todos le negaban amistad.
Pero Fidel, perdió el piso, y cree que también se cortó esa cola larga que los calderonistas tienen bien pesada y documentada.
¿O usted qué opina?

LA VERBORREA DE FIDEL

Es evidente la demencia del gobernador de Veracruz.
Y de verdad, qué lamentable.
Quisiera no tocar también este tema, pero mi compromiso con los cientos de correos que recibí tan sólo el día de ayer con referencia al comportamiento público de los últimos días del mandatario veracruzano, me obligan a escribir en torno al asunto.
En otros comentarios aquí expresados, señalé que mi amigo Fidel había perdido la brújula del gobierno estatal, seguía en su viaje eterno por las nubes en el que soñaba hablarse de tú con las estrellas.
Dije también que su mal empeoró cuando algún vival o bufón, de esos muchos dueños de periódicos que se le arrastran, le dijeron que en color y actitudes “era el retrato hablado de Barack Obama”, y que él podría convertirse en el fenómeno veracruzano que México requería para el 2012”.
Para qué lo engañaron.
La locura del político de Nopaltepec, empeoró a gran escala.
En consecuencia, para nadie pasa desapercibido esa aparente pérdida de la memoria, del tiempo y las circunstancias del gobernador Fidel Herrera.
Todos notan esa transformación psicológica del ejecutivo estatal, hasta sus más cercanos colaboradores después de terminar sus discursos o escucharlo hablar en entrevistas, mirándose entre ellos se preguntan, qué está pasando con el jefe.
Pero nadie de sus achichincles por temor a despertar la furia del gobernante, se atreve a comentarle sus contradicciones, menos a criticarle el doble discurso que usa cuando, principalmente se refiere al presidente Felipe Calderón.
Pero Fidel, en el quinto año de su mandato no puede ocultar las coordenadas de estar viviendo en otro planeta, en el que, como en el mundo de la Chimultrufia de la comedia del Chavo del Ocho, cuando se le ocurra puede decir una cosa, pero al mismo tiempo otra. Y quiere que sus locuras se las crean todos los habitantes de Veracruz, y de preferencia el huésped actual de la residencia oficial de Los Pinos.
Lo que resulta imposible, y no es para menos.
Un día el gobernador de Veracruz tirando la piedra y escondiendo la mano, arremete contra el presidente Felipe Calderón y atenta con incendiarle el país, en venganza por la frialdad del trato presidencial.
Bajo sus órdenes y complacencia se organizan contra el gobierno federal plantones, protestas, tomas de ingenios, y hasta manda paralizar el transporte de pasajeros y de carga en toda la república.
Hasta el propio Fidel se atreve a criticar la falta de sensatez del presidente Calderón que muestra oídos sordos a las peticiones de sus “recomendados”.
Y sin embargo, horas más tarde de la arremetida en los medios de comunicación comprados por su gobierno, en forma inexplicable el gobernador Herrera ordena a los editores a su servicio publiquen en primera plana una foto de archivo donde aparezca “saludando y platicando amenamente con Calderón”,
Y en cuyo pie de foto pide escriban que…
“El presidente Calderón no se encuentra solo porque el gobierno del estado de Veracruz está de su lado; lo apoyamos en todas sus decisiones para disminuir los efectos de la crisis económica; en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y también en el combate a la corrupción oficial.”.
De qué se trata tal trastorno, paranoia o esquizofrenia, como usted amable lector quiera llamarle.
¿Fidel, el gobernador de Veracruz, está del lado o en contra del presidente de México?
O a qué juega el gobernante estatal con ese doble lenguaje que ya le cerró las puertas y las llaves del dinero federal.
Alguien tendrá que decírselo, antes que su demencia lo lleve a cometer más locuras que vengan a perjudicar a las clases marginadas del pueblo veracruzano, o para evitar que siga cavando su propia tumba política.
En lo personal, con pruebas documentales en las manos lo alerté que por errores de su gente buscarían hundirlo.
Lo hice en nombre de los más de 30 años de trato y amistad, cuando no tenía nada y todos le negaban amistad.
Pero Fidel, perdió el piso, y cree que también se cortó esa cola larga que los calderonistas tienen bien pesada y documentada.
¿O usted qué opina?

LA VERBORREA DE FIDEL


Es evidente la demencia del gobernador de Veracruz.
Y de verdad, qué lamentable.
Quisiera no tocar también este tema, pero mi compromiso con los cientos de correos que recibí tan sólo el día de ayer con referencia al comportamiento público de los últimos días del mandatario veracruzano, me obligan a escribir en torno al asunto.
En otros comentarios aquí expresados, señalé que mi amigo Fidel había perdido la brújula del gobierno estatal, seguía en su viaje eterno por las nubes en el que soñaba hablarse de tú con las estrellas.
Dije también que su mal empeoró cuando algún vival o bufón, de esos muchos dueños de periódicos que se le arrastran, le dijeron que en color y actitudes “era el retrato hablado de Barack Obama”, y que él podría convertirse en el fenómeno veracruzano que México requería para el 2012”.
Para qué lo engañaron.
La locura del político de Nopaltepec, empeoró a gran escala.
En consecuencia, para nadie pasa desapercibido esa aparente pérdida de la memoria, del tiempo y las circunstancias del gobernador Fidel Herrera.
Todos notan esa transformación psicológica del ejecutivo estatal, hasta sus más cercanos colaboradores después de terminar sus discursos o escucharlo hablar en entrevistas, mirándose entre ellos se preguntan, qué está pasando con el jefe.
Pero nadie de sus achichincles por temor a despertar la furia del gobernante, se atreve a comentarle sus contradicciones, menos a criticarle el doble discurso que usa cuando, principalmente se refiere al presidente Felipe Calderón.
Pero Fidel, en el quinto año de su mandato no puede ocultar las coordenadas de estar viviendo en otro planeta, en el que, como en el mundo de la Chimultrufia de la comedia del Chavo del Ocho, cuando se le ocurra puede decir una cosa, pero al mismo tiempo otra. Y quiere que sus locuras se las crean todos los habitantes de Veracruz, y de preferencia el huésped actual de la residencia oficial de Los Pinos.
Lo que resulta imposible, y no es para menos.
Un día el gobernador de Veracruz tirando la piedra y escondiendo la mano, arremete contra el presidente Felipe Calderón y atenta con incendiarle el país, en venganza por la frialdad del trato presidencial.
Bajo sus órdenes y complacencia se organizan contra el gobierno federal plantones, protestas, tomas de ingenios, y hasta manda paralizar el transporte de pasajeros y de carga en toda la república.
Hasta el propio Fidel se atreve a criticar la falta de sensatez del presidente Calderón que muestra oídos sordos a las peticiones de sus “recomendados”.
Y sin embargo, horas más tarde de la arremetida en los medios de comunicación comprados por su gobierno, en forma inexplicable el gobernador Herrera ordena a los editores a su servicio publiquen en primera plana una foto de archivo donde aparezca “saludando y platicando amenamente con Calderón”,
Y en cuyo pie de foto pide escriban que…
“El presidente Calderón no se encuentra solo porque el gobierno del estado de Veracruz está de su lado; lo apoyamos en todas sus decisiones para disminuir los efectos de la crisis económica; en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y también en el combate a la corrupción oficial.”.
De qué se trata tal trastorno, paranoia o esquizofrenia, como usted amable lector quiera llamarle.
¿Fidel, el gobernador de Veracruz, está del lado o en contra del presidente de México?
O a qué juega el gobernante estatal con ese doble lenguaje que ya le cerró las puertas y las llaves del dinero federal.
Alguien tendrá que decírselo, antes que su demencia lo lleve a cometer más locuras que vengan a perjudicar a las clases marginadas del pueblo veracruzano, o para evitar que siga cavando su propia tumba política.
En lo personal, con pruebas documentales en las manos lo alerté que por errores de su gente buscarían hundirlo.
Lo hice en nombre de los más de 30 años de trato y amistad, cuando no tenía nada y todos le negaban amistad.
Pero Fidel, perdió el piso, y cree que también se cortó esa cola larga que los calderonistas tienen bien pesada y documentada.
¿O usted qué opina?

LOS PERIODISTAS FIDELISTAS

“El gobernador de Veracruz, también es un represor de los periodistas libres y críticos. Para aquellos que no le sirven de bufones, que tampoco lo elogian o adulan y menos se le tiran al piso, son enemigos de su gobierno y les cierra las puertas de la publicidad oficial”.
Lo anterior, es parte de lo que yo le agregaría al comentario que ayer martes escribieron en un diario jarocho, en relación a la presunta censura editorial que padecieron en el sexenio del gobernador Patricio Chirinos.
El columnista bajo seudónimo, saca a colación el hecho en virtud que la Justicia argentina “ordena a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner entregar publicidad oficial a la prensa independiente y crítica de su gobierno”, que desde el mandato de su antecesor y además esposo, Néstor Kirchner, habían marginado.
En efecto, desde la llegada al poder en la república argentina, los Kirchner buscaron callar y hundir financieramente a los medios de información no afines a sus intereses, negándoles el reparto del presupuesto público destinado a la información gubernamental. Además influyeron para que ninguna dependencia de gobierno y empresas del sector privado se anunciaran en la prensa enemiga a su gobierno.
Contrario al estrangulamiento económico sometido a las publicaciones que denunciaban los abusos del poder, el gobierno del matrimonio “compró y puso de su lado a empresarios periodísticos que se llevaban todo el pastel publicitario”.
En su defensa, las editoriales no vinculadas al poder del presidente argentino y a su esposa, la entonces senadora federal, interpusieron un recurso de amparo en 2006 ante la Corte Suprema de Justicia denunciando la discriminación publicitaria de la que eran víctimas. Demandaron que el Poder Ejecutivo Nacional “cesara de inmediato con su política de favoritismo hacia la prensa que consideraban amiga del régimen. De igual forma pidieron “se declarara ilegítima y antijurídica el abusar de la discrecionalidad de los fondos públicos para censurar a los Diarios críticos”.
Fue hasta la segunda resolución, emitida apenas el pasado 14 de febrero, cuando la Sala IV de la Cámara de lo Contencioso Administrativo Federal de la Justicia Argentina determinó “ordenar al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, le otorgue publicidad oficial a la empresa periodística opositora Perfil”, que edita en aquel país latinoamericano un semanario y un matutino.
Pero esas buenas noticias para los reporteros críticos al gobierno se dan en otros países, menos en México, y ni siquiera pensarlo en el estado de Veracruz.
La columna alusiva y motivo de este comentario, dice que “en Veracruz, al igual que en Argentina, también se vivió la misma represión a los medios críticos del entonces gobernador Patricio Chirinos (1992-1998), con la que intentaron ahogar económicamente a la prensa independiente”.
Es seguro que las empresas para las que trabaja el columnista, hoy viven el paraíso del boom financiero Fidelista.
Es posible que ahora en la era de la Fidelidad al igual como en otras muchas del pasado, a él y sus editoriales, “les esté pagando el gobernador en turno para que lo elogien”, privilegios de los que dicen, por libres, independientes y críticos, fueron relegados en el gobierno chirinista.
De no ser así y de continuar manteniendo esa crudeza periodísticas para señalar los abusos del poder, no podría entender entonces, el porqué del halago desmedido hacia un gobernante que ha ensangrentado la entidad que juró defender, además de enriquecer con el dinero del pueblo y haber permitido que sus cercanos colaboradores hicieran lo mismo, y hasta que se coludieran con las bandas del crimen organizado, de quienes se convirtieron en sus prestanombres.
Innegable es, que de no “estar dentro del círculo de los periodistas o editores preferidos del gobernador Herrera, que por sus alabanzas reciben todo el presupuesto publicitario”, también hoy estarían proclamándose perseguidos o reprimidos por la Fidelidad.
Son estos temas cuando en verdad, a veces me avergüenzo decirme periodista.
¿O usted qué opina?

EL DOBLE DISCURSO DE FIDEL HERRERA

¿Qué más sigue señor gobernador Fidel Herrera?
Se preguntan los millones de veracruzanos que son víctimas de los transportistas cada vez que a estos señores, impunemente se les ocurre paralizar el servicio de pasajeros.
Y no es para menos el cuestionamiento público.
Los últimos cuatro años el pueblo de Veracruz ha venido viviendo en medio del terror de las balas y la sangre, el miedo a los secuestros por rescate, y a la zozobra de los levantones para ser extorsionados.
Todo en paquete y a plena luz del día. No se salva nadie, así habite en cualquier ciudad importante o en una congregación apartada de la geografía estatal.
Y todo, a partir de diciembre de 2004 con la llegada del Fidelismo al gobierno del estado.
Por la incertidumbre de la inseguridad pública que le ha tocado vivir, ayer lunes la ciudadanía no pudo aguantar más y explotó.
El caos provocado por el segundo paro camionero que de nueva cuenta paralizó la entidad, fue la gota que derramó el vaso.
La gente de trabajo, el niño de primaria o secundaria, los universitarios, las amas de casa, los comerciantes, en fin, todos los que resultan afectados por la falta de autobuses en qué transportarse, recriminaron la complacencia de las autoridades estatales en las acciones criminales que realizan los camioneros.
El gobierno de Herrera Beltrán se aparta de la aplicación estricta de la ley a los cocesionarios del transporte de pasajeros que la violan al dejar sin el servicio a la población.
En ocasión del primer paro transportista el pasado lunes 12 de enero, el propio gobernador salió a la palestra con otros de sus cuentos, advirtiendo…
“No permitiré otro paro de camiones en Veracruz, que los transportistas busquen resultados a sus demandas por la vía jurídica”.
Su bocón de cabecera Reynaldo Escobar, buscando recuperar las simpatías del jefe, “amenazó con requisar el transporte de pasajeros si los concesionarios insistían en otro paro”.
Fidel y su secretario de gobierno, fueron ignorados en cumplimiento al pacto de complicidades que tienen con los transportistas, burlándose una vez más del pueblo veracruzano.
Por el manto de la impunidad que los protege, los camioneros tuvieron oídos sordos ante el ultimátum Fidelista… Y todo porque saben su juego.
Los propios dueños del transporte en el estado, se han encargado de difundir que tienen bien agarrado al gobernador con fotos y videos de todos los portafolios repletos de millones de pesos que presuntamente le entregaron en 2004 para su campaña proselitista buscando la gubernatura.
A cambio Fidel dio a los transportistas cientos de permisos y concesiones que Tomás Mundo, por órdenes de Montano, le mandó “como ayuda del gobierno alemanista a su activismo electoral”.
Sin embargo al ciudadano común y corriente que está al corriente con el pago de sus impuestos, le importan un bledo los acuerdos que tengan en lo oscurito Fidel y concesionarios.
El pueblo repudia ese doble discurso de Fidel, que pronto tendrán un alto costo político para el joven gobernante.
Por un lado, el tío Fide presiona al presidente Felipe Calderón generándole conflictos con transportistas que demandan reducción del precio del diesel.
Y por el otro busca darse baños de pueblo intentando palear los efectos del paro camionero con patrullas policiacas que implementa como “unidades Fieles”, las cuales hacen más productivo el negocio de las gasolineras instaladas en el estado, propiedad de uno de sus principales socios financieros en varias empresas.
Agarrar a los policías como choferes para transportar a la gente, y que al igual que los cafres de los urbanos también la ponen en riesgos por manejar como animales, es sólo una actitud mediática de Fidel con tientes electorales.
Por eso es que aquellos que se ven afectados por no llegar a sus centros de trabajo y escuelas, han decidido organizarse y cooperar financieramente para levantar la voz ante la presidencia de la república y organismos internacionales, a través de desplegados periodísticos y radiofónicos.
Denuncias que lamentablemente no tendrán frutos si caen en manos de los medios controlados o al servicio del gobierno de la Fidelidad, para quienes “Veracruz es un maravilloso paraíso Fidelista”, porque ocultan lo que en realidad sucede en la entidad.
Una muestra del amasiato Fidel-prensa, se observó ayer mismo mientras se desarrollaba el criminal paro transportista, al no difundir que Veracruz fue el principal de los estados en donde el servicio de pasajeros se paralizó en un 95 por ciento.
En las 13 entidades restantes, la suspensión se efectuó en forma parcial, razón por la cual la misma tarde de ayer lunes algunos periódicos importantes de la ciudad de México, subieron a su portal de Internet informaciones en las que aseguraban que el gobernador Fidel Herrera era el principal operador de la demanda transportista de bajar el costo del diesel.
Confirmaron lo que aquí he venido denunciado en los últimos comentarios. Y por si todavía algún arrastrado de la Fidelidad duda que el gobernador de Veracruz esté moviendo los hilos del paro camionero, ayer salió a escena otro esbirro suyo sumándose a la resistencia bloqueando la autopista Veracruz-Cardel con productores de caña que ahora explota.
Se trata de Juan Carlos Molina Palacios, un don nadie convertido, gracias a Fidel, en rico y próspero cañero, a quien apuntala para que alcance la dirigencia nacional cañera CNC y lo destape en 2012 como el candidato de los campesinos a la presidencia de la república.
Por tal razón, en este espacio comprometido con la verdad, hacemos nuestro el sentir ciudadano preguntando…
--¿Señor gobernador, qué más tienen que aguantar los veracruzanos en lo que resta a su mandato?
En su mensaje dominical criticando al narcotráfico y al crimen organizado, el presidente Calderón dijo que “hay que preguntarnos cómo fue que permitimos que semejante barbarie penetrara en la sociedad y en el gobierno”.
Yo le agregaría que “también deben preguntarse cómo es que su gobierno y los gobernadores de los estados permiten que semejante crimen transportista se cometa contra el pueblo mexicano”.
La solución está en sus manos, sólo tienen que buscarla haciendo a un lado cerrazón e intolerancia.
Que las armas del diálogo no se cambien por más barbaries.
¿O usted qué opina?
davidvaronaf@hotmail.com

EL PARO CAMIONERO: UNA FALACIA COMPARTIDA

Otro criminal paro transportista.
Se impusieron cerrazón del gobierno Calderonista y terquedad de camioneros.
Cincuenta millones de usuarios, 4 de estos del estado de Veracruz, sufrirán hoy las consecuencias de la suspensión nacional del servicio de pasajeros y de carga.
Los transportistas del país demandan al presidente Felipe Calderón que el costo del diesel se quede en 6.31 pesos, como estaba en enero de 2008 y no al precio actual de 7.57, más el incremento mensual.
La respuesta de la federación fue el silencio; prácticamente ignoró el pedimento del pulpo camionero y no se doblegó ni con las amenazas del paro de motores, que inició a las cero horas de hoy lunes.
Versiones van y vienen en torno a este nuevo paro transportista, ahora por 24 horas.
Gobernadores de los estados de la república opinaron que “apoyan la petición de los permisionarios del transporte urbano, pero condenan los métodos de resistencia que afectan a la población”.
Por su parte dirigentes empresariales dicen “entender la postura de los camioneros, pero repudian que se recurra a métodos de protesta que dañen a la ciudadanía”, incluso propusieron a cambio la alternativa de declararse en moratoria nacional de pagos de impuestos a la Secretaría de Hacienda, apoderándose también de todas las oficinas recaudadoras en las principales ciudades del país.
Sin embargo los concesionarios del transporte de pasajeros desecharon la propuesta; optaron por irse al paro de labores, permitiendo que entraran sospechas sobre la politización de las demandas reales que mueve a los camioneros.
Y no son para menos esas dudas.
No debe olvidarse que muchos mandatarios estatales del PRI y del PRD molestos con el trato que reciben por parte del huésped de Los Pinos, sólo esperan la primera oportunidad para cobrarle facturas pendientes al presidente Calderón.
Con Vicente Fox en la presidencia varios gobernadores del Partido Revolucionario Institucional sostuvieron un idilio de complicidades, lo que les permitió vivir en el paraíso económico.
A la llegada del michoacano se cancelaron ese tipo de prebendas y privilegios; de golpe y porrazo Calderón ordenó cerrar llaves del dinero federal a todo aquel gobernador que tenía fama de sinvergüenza y de estar desviando los recursos para obra social en actividades políticas.
Esa actitud presidencial fue considerada como revanchista por los ejecutivos estatales, y en venganza, se asegura que ahora podrían estar detrás del movimiento de protesta transportista.
Al menos en el caso de Veracruz, para la federación no existen dudas que el gobernador Fidel Herrera se encuentra hasta las manitas financiando el movimiento camionero, cuya primer paro por siete horas, por cierto, cierto nació y fue organizado en la entidad.
Con todo un costal de mañas a cuestas, el político de Nopaltepec ha sabido detectar los puntos débiles del gobierno de Felipe Calderón, y uno de ellos es precisamente la falta de valor y firmeza para tomar decisiones para un mejor beneficio del país y los mexicanos.
Sin embargo el alto mando de la república, con su cerrazón a la petición de bajar el precio del diesel, trata de mostrar una cara que durante dos años ha ocultado, la de ser un gobierno de mano dura, inquebrantable y que no cede a caprichos personales ni de grupos, menos a los que llevan intereses partidistas.
Pero ante los ojos de la nación, la de Calderón es una presidencia endeble, que durante sus primeros 24 meses de administración ha estado en el filo de la navaja.
Primero las dudas que aún persisten en relación a su triunfo electoral y la sombra del Peje López Obrador que lo sigue a cada rincón de la geografía nacional recordándole que para los perredistas, petistas y convergentes, representa un presidente espurio.
Después esa batalla que nació perdida contra los capos del narcotráfico y el crimen organizado, que tantas vidas de policías y militares ha costado.
Ahora, si vemos el reclamo transportista sin apasionamientos, haciendo a un lado el coraje que provoca observar que el pueblo sigue siendo considerado como rehén de todo tipo de movimiento de protesta, sea legal o ilegal, podemos determinar que institucionalmente es entendible la postura presidencial de no ceder.
Si el presidente dobla las manos ante el paro y concede a los transportistas la reducción del precio del diesel que demandan, al rato todos los grupos, tal vez pertenecientes a siglas opositoras al PAN, recurrirán a las mismas estrategias de bloquear o paralizar el servicio que presten a la ciudadanía.
Y en consecuencia México estaría cayendo en la ingobernabilidad.
En este nuevo paro criminal de transportistas faltó capacidad política para buscar la mejor solución que no afectara al aguantador pueblo mexicano; pero las dos partes no se bajaron de su macho.
Lo innegable es que en otros episodios del quehacer gubernamental, en los que en realidad se ejercía el control político y el poder no se compartía, jamás tuvieron lugar escenarios que afectaran tanto a la población, como el que hoy estamos viviendo.
Los transportistas no pierden dinero como argumentan, el servicio de pasajeros es rentable, tanto que hasta les sobra para sobornar a las autoridades de tránsito.
Basta recordar lo expresado por los propios camioneros del puerto jarocho, quienes denunciaron que entregaban 300 mil pesos mensuales a la entonces directora de Tránsito Martha Montoya , para que los dejara trabajar bajo permisos provisionales y con sus chatarras inservibles , y además invadiendo rutas.
Los 300 mil pesos provenían de una sola organización camionera, y cuántas no existen en todo el estado. Gracias a esos cañonazos, la Montoya se fue bien forrada.
En suma, el dicho que “van a la quiebra”, es una jalada de los empresarios del transporte.
Su cacaraqueada demanda que baje el diesel, lleva otros intereses de por medio de quienes gobiernan en los palacios estatales.
Y se lo dejo al tiempo.
¿O usted qué opina?

¡SE CIERRAN LAS LLAVES!: CALDERÓN

Sólo el gobernador Fidel Herrera tiene el temple para simular alegría en tiempos aciagos para su administración.
El gobierno estatal atraviesa por los peores momentos de incertidumbre financiera jamás imaginados ni considerados por el propio mandatario estatal.
Así tan a la ligera no quiero aplicar el término “saqueadas”, por ello diré que las arcas estatales del dinero del pueblo veracruzano “se encuentran vacías”..
Por lo tanto no hay de dónde agarrar para que los fidelistas sigan dándose la vida de despilfarro que durante cuatro años llevaron.
Apenas el miércoles pasado escribí que la Secretaría de Finanzas se transformó en un “cementerio” de funcionarios estatales a partir que Javier Duarte partió a su aventura política por el distrito electoral de Córdoba.
Sin embargo los acreedores continúan en su peregrinar diario por Finanzas demandando su pago, y siguen recibiendo la misma respuesta que “no hay dinero”.
Contrario al quebranto financiero de su gobierno, Fidel muestra otra cara a los veracruzanos, la de alegría y felicidad. Esa que por cierto no le cuesta mucho acostumbrado a la doble personalidad que tiene.
El gobernador acude a sus compromisos de agenda saludando y pelándole el diente a todo que se le acerque y sonría.
Como todo doctor de la simulación a muchos engaña que el gobierno que encabeza “pasa por momentos de idilio político” con el presidente de la república en turno.
Se esfuerza en aparentar que “vive una luna de miel con Calderón” parecida a los dos primeros años de su sexenio de gloria que, al frente de los destinos de esta tierra tan noble y rica, pasó de la mano de su cuate el presidente Vicente Fox, en los que a cambio de privilegios familiares, recibió todo a manos llenas, en abundancia y sin rendir cuentas a nadie.
Pero hoy otra es la triste verdad.
No hay dinero en el gobierno Fidelista, y todos esos grande anuncios de inversión anticrisis que firma, no dejan de ser promesas de tinta, papel y saliva.
Y si alguien duda del quebranto financiero que enfrenta la Fidelidad, que pregunten a los precandidatos a diputados federales del PRI.
Todos andan a la cuarta pregunta.
No tienen ni siquiera para la gasolina de los carros de los “ayudantes o soplanucas”, a quienes al menos ocupan para que llenen los vacíos de la ausencia ciudadana, que ya no cree en sus representantes políticos, menos en aquellos que nunca regresaron a atender las demandas recibidas.
La desesperación es elocuente y todos la padecen.
Hasta los candidatos privilegiados con el visto bueno del gobernador, pasan las de Caín, como si fueran de otro partido opositor.
No tienen nada qué entregar s los votantes cautivos del PRI en sus actividades preelectorales, ni siquiera a escondidas, ni despensas de arroz o frijol, playeras, gorras o paraguas.
Todos se la están llevando con puras promesas de saliva, siguiendo los pasos del jefe, que al menos en cuatro años le dio resultado.
El fantasma de la incertidumbre hace presa a los abanderados de la fidelidad en esta su etapa de preparación con rumbo a la pelea principal.
No son pocos los futuros candidatos del PRI y del gobernador que se preguntan qué pasará en la contienda real con los opositores que vendrán con todo el apoyo presidencial, dispuestos no tan sólo a ver si ganan, sino incluso a arrebatar el triunfo con la clásica compra del voto ciudadano..
Y no son para menos sus dudas.
La fidelidad no tiene dinero para enfrentar la vorágine Calderonista.
¿De dónde sacará el gobernador para las campañas de sus candidatos?
Esa es la incógnita.
Y no dudo para nada que es donde estarán día y noche los ojos de los calderonistas.
¿O usted qué opina?
davidvaronaf@hotmail.com

LAS LOCURAS DE BUGANZA


¡¡ Ganará el PAN 15 distritos electorales en Veracruz!!
Es el anuncio garantizado que hace Gerardo Buganza Salmerón, exsenador, excandidato perdedor al gobierno de Veracruz en el 2004 y actual diputado federal plurinominal, del Partido Acción Nacional.
Ignoro cuál era la condición mental del cordobés cuando hizo tales afirmaciones, si estaba sobrio o influenciado por dios baco.
Porque a ojo de buen cubero, las declaraciones de Buganza son temerarias y rayan en la locura; nadie cree que por si solo el partido blanquiazul consiga esa hazaña electoral el próximo 5 de julio.
El panismo en Veracruz agoniza desde la última elección en septiembre de 2007, en la que fue enterrado políticamente por el PRI y la ayuda de su gobernador Fidel Herrera.
Y sobreponerse de esa paliza electoral, como dice la conseja popular, costará a los panistas “un huevo y la mitad del otro”.
No recuperará terreno popular entregando despensas de leche liconsa, arroz, frijol y sopas, o láminas de cartón, o promesas de otro gobierno del cambio, como el de Fox que a todos dejó más pobres y jodidos.
Y menos lo hará seleccionando como candidatos a personas que apenas y los conocen en sus casas.
Salvo honrosas excepciones, la caballada panista en Veracruz al Congreso de la Unión, está para llorar, nadie da un peso por ellos, y por lo tanto, en el nombramiento llevarán la penitencia.
Desconozco quién o quiénes en el PAN, fueron los cabecillas que tuvieron el “alto honor de palomear” a los que prácticamente serán los candidatos de Acción Nacional en la batalla electoral del primer domingo de julio.
Tal parece que no conoce Veracruz y menos las mañas de quien lo gobierna, y mucho menos de lo que es capaz con tal de pintar otra vez de rojo el estado, aunque debo enfatizar que esta vez no tendrá dinero del FONDEN para desviarlo a las campañas de la Fidelidad, como sucedió en 2007, según aseguran en Los Pinos.
Faltan al PAN definir abanderados en algunos distritos como Veracruz urbano, Xalapa rural y Acayucan, y la militancia espera que al menos en estas demarcaciones el “dedo designador” acierte en hombres o mujeres que garanticen triunfos a su partido.
Pero ni ganando los que mantiene en calidad de “reservados”, sumaría el PAN los 15 distritos que fanfarronea Buganza.
No veo por dónde el partido del presidente Calderón pueda levantarse con gran cosecha de victorias para San Lázaro en Veracruz.
Ese es el escenario que prevalece al interior de Acción Nacional, producto de los malos gobiernos municipales, donde los alcaldes salieron peor de sinvergüenzas que los de la Fidelidad por Veracruz.
Y no trato de contrariar en sus números alegres al trapecista Buganza, pero carece de visión y es malo para las cuentas, por eso tuvo problemas cuando fue síndico del Ayuntamiento de Córdoba y le tocó defender la hacienda municipal.
Gerardo es bueno para otros asuntos, de trapecista no la hace nada mal. Apenas dejó la senaduría y tenía amarrado ya el brinco seguro a la diputación federal, sintiéndose el indispensable para su partido, al que por cierto no le ha dado un solo triunfo por la vía directa del voto, que le de la experiencia del conocimiento para comentar o discernir sobre tiempos y ritmos de la política.
La caudalosa votación que obtuvo en 2004 como candidato a gobernador, quedándose a sólo 23 mil votos del priísta ganador Fidel Herrera, no puede presumirla, menos engrandecerse.
Haberse quedado arañando la entrada a palacio de gobierno, no fue obra suya.
Nadie ignora que quien encumbró su candidatura fue Miguel Ángel Yunes Linares, con sus críticas y señalamientos de corrupción y saqueo del erario estatal del entonces gobernador el ratón Miguelito.
Dos años después Buganza traiciona a Yunes.
El político de Soledad de Doblado aspiraba en 2006 alcanzar la candidatura del PAN al senado de la república, buscó el apoyo de Buganza, pero éste le dio la espalda, ignoro también si lo hizo estando sobrio o embrutecido por baco, en cuyos brazos adormecedores se refugió por meses completos, una vez que el Tribunal Electoral de la Federación confirmó el triunfo de Fidel Herrera.
Lo cierto es que hoy Buganza forma parte de una trinca infernal, con la que, de nueva cuenta intenta cerrarle el paso a las aspiraciones de quien lo colocó cerca de la gloria, y de la que se vale para lisonjear a su partido con pronósticos electorales inalcanzables.
O al menos que suceda el milagro de la compra de votos, ahora a favor de los azules.
Y no por referirme a triunfos inalcanzables para el PAN, deba entenderse que los vencedores serán otra vez los colorados.
Nada de eso.
Los del tricolor también no canta mal las rancheras, se están presentando casos donde la gente les cierra las puertas a los precandidatos al darse cuenta que son los mismos de siempre. Los que ayer fueron a pedirles el voto para la alcaldía o la diputación local, ahora quieren el sufragio para irse a San Lázaro.
Eso también se llama trapecismo, ahora en los priístas y que ningún beneficio ha dejado a la población vulnerable de Veracruz.
Sin temor a equivocarme ni ser catastrofista, ese pueblo cansado de más de lo mismo, será el gran ausente en las urnas del 5 de julio.
Y si no, al tiempo.
¿O usted qué opina?

INCERTIDUMBRE FIDELISTA.


El fantasma de la crisis ronda seriamente en las oficinas del gobierno fidelista.
No hay dinero.
El viejo edificio de la Secretaría de Finanzas; está convertido en un cementerio.
Días antes, cientos de hombres y mujeres, venidos de todas partes de la entidad, abarrotaban, las oficinas del anterior secretario Javier Duarte Ochoa, hoy precandidato a diputado federal.
Líderes, empresarios, contratistas y hombres de negocios, acudieron apresurados, para solicitar sus pagos correspondientes.
La triste verdad; es que a la mera hora, todo fueron promesas, hasta que llegó el día en que Duarte entregó sus oficinas, sus mas cercanos colaboradores, la anoche anterior sacaron sus pertenencias, dejando sus escritorios vacíos.
Grande fue la sorpresa; para proveedores y acreedores.
Ya no había nadie quien pudiera darles respuestas a sus reclamos.
Ahora ya hay un nuevo secretario: Salvador Sánchez, a quien desde luego le toca bailar con la más fea.
Las arcas están vacías.
No llegan los recursos.
Los directores de administración de las secretarías de despacho, son los que están viviendo horas cruciales.
Y no es para menos.
El gobernador Herrera, sabe la triste realidad que está viviendo internamente su administración, en donde desde luego, no escapa la forma arbitraria de cómo se manejaron los recursos de los contribuyentes veracruzanos.
El tío Fide trata sacar de su chistera; el milagro que le permita conciliar el sueños; muchas son las broncas que se tienen en puerta y todas, giran alrededor del dinero.
El político cuenqueño hizo grandes compromisos, en todos los órdenes, ahora llegada la hora de la verdad, el gobernador no encuentra una ruta de escape, que le permita huir de los acreedores y de los reclamos, de personajes siniestros y peligrosos.
Tal vez, los aceleres del mandatario y sus ansias locas de novillero, por figurar en la carrera por la candidatura presidencial, ha sido el motivo principal de los grandes errores de cálculo político, de quien debía tener el temple de la serenidad y la prudencia.
Y entender que la política es de tiempos y de ritmos.
Ahora de nada vale, su mal humor y carácter agrio, mismo que el día de ayer no pudo ocultar en el puerto de Veracruz.
Fidel, no ha entendido, que los textos servidores que le siguen muy de cerca, solo son bufones, que se le tiran al piso, acostumbrados al chayote y al cochupo y que creen, que sus “brillantes columnas”, representan una corriente seria de opinión ciudadana.
Estos gatilleros de la pluma; solo sirven a sus muy particulares intereses… y si Fidel lo duda; ahí tiene los resultados, en breve ya estarán a las órdenes, de quien pague mejor y también que tenga futuro político.
¿O usted qué opina?

EN BUSCA DE UN CANDIDATO GANADOR

Pavimenta el PRI camino de regreso a Los Pinos.
Las primeras encuestas nacionales ponen a la cabeza con 39 por ciento al partido tricolor en la jornada electoral intermedia del próximo 5 de julio.
Muy por arriba del PAN con 25 puntos porcentuales, 15 del PRD y dejando en la orilla al PT, Convergencia y demás, que sólo aspirar a cachar votos.
Resultados que prácticamente estarían abriéndole al Revolucionario Institucional las puertas del retorno a la presidencia de la república en el 2012.
Los sondeos anticipados de los comicios federales de 2009, hablan por si solos del malestar que existe en el pueblo mexicano por los incesantes incrementos a la gasolina, el diesel y a los productos de insumo de la canasta básica familiar.
El gobierno federal, en manos del Partido Acción Nacional por segunda ocasión consecutiva, ha mostrado incompetencia e incapacidad para atender los reclamos sociales de la agenda política del país.
Lejos de parar de golpe esa vorágine alcista que afecta en forma directa el bolsillo de millones de mexicanos, los panistas han agarrado la presidencia como botín personal para hacer truculentos negocios bajo el amparo del poder.
Durante los seis años de Vicente Fox no hubo rumbo ni crecimiento económico, fue un sexenio gris y mediocre con altas expectativas que terminaron en fracaso.
Calderón va siguiendo los pasos del antecesor, sus primeros 24 meses dan cuenta de la incertidumbre política y financiera de su gobierno, que parece caminar perdido y sin brújula.
Situación que se agudiza con la muerte sorpresiva de su principal operador Juan Camilo Mouriño, y la crisis financiera mundial representa el tiro de gracia para el político michoacano.
Y todos los escenarios adversos que enfrentan el presidente Calderón y su partido, vienen a modo al PRI de la generala Beatriz Paredes, de cuya mano el tricolor ha venido cosechando triunfos a lo largo y ancho de la república.
Importantes todos, que hoy colocan al instituto verde, blanco y rojo, en la antesala de la presidencia, donde estuvo por 70 largos años, en los que sin lugar a dudas forjaron el México contemporáneo de nuestros días.
Sin embargo, el hecho que la racha triunfadora de los últimos dos años del PRI lo ubiquen de retorno a la residencia oficial de Los Pinos, no indica que la tarea para el 2012 sea pan comido.
El triunfo priísta dependerá de muchos factores.
Uno de ellos, el principal, será el nombre del candidato o candidata que resulte electo o electa para representar al partido en la elección presidencial.
Y tendrá que ser un hombre o una mujer de camino recorrido incuestionable; con intachable hoja de servicio al país; que no tenga antecedentes de corrupción en la función pública.
Que tampoco sea cuestionado por sus presuntos nexos con las células del narcotráfico, y que mucho menos se encuentre en la mira de las instituciones dedicadas a combatir al crimen organizado por estar involucradas en sus operaciones delictivas.
Al menos dos de los que se dicen “presidenciables” dentro de las filas del partido fundado por Plutarco Elías Calles, de acuerdo a investigaciones de la PGR y la DEA, tienen antecedentes de dar protección a los capos del narcotráfico durante sus encargos de gobernadores de sus estados, uno todavía en funciones y el otro con nueva posición política, obtenida por la vía plurinominal.

Debe quedar muy claro que con candidatos anodinos involucrados con narcos y señalados de amasar incalculables y sospechosas fortunas con el erario público, el PRI será pulverizado ante la opinión pública, llevando pase directo a la derrota.
La dirigente nacional del PRI no debe permitir ni cometer los errores del pasado en la elección del abanderado a la presidencial, si en realidad desean recuperar la primera magistratura del país.
Todo el trabajo y el tramo recorrido se irían a la borda.
Es posible que con resultados de triunfo que obtengan en las federales de este año, algunos mandatarios estatales priístas del PRI renueven sus esperanzas de colarse en los cuernos de la luna y seguir en la batalla por la candidatura del 2012.
Pero son golondrinas que no harán verano.
¿O usted qué opina?
davidvaronaf@hotmail.com

SERÁ CRIMINAL EL PARO NACIONAL CAMIONERO

El próximo lunes 16 de febrero habrá paro nacional de transportistas, de carga y de pasajeros.
Las carreteras y autopistas de la república se convertirán en estacionamiento de interminables ríos de trailers y de camiones pesados, y las grandes ciudades en cementerios de los inservibles autobuses urbanos en los que viaja el pueblo.
Se presume que más de 50 millones de usuarios que requieren cada día del servicio, para trasladarse a las escuelas, hospitales y sus centros de trabajo, podrían verse afectados de consumarse la amenaza de los camioneros del país.
Los daños a la planta la productiva nacional resultarían incalculables, generándose verdadero caos de dimensiones catastróficas.
En suma, México quedaría paralizado por las 24 horas que dicen, tardará la protesta.
Todo a causa de la exigencia por la disminución en el precio del diesel; el 75 por ciento de reducción en el aumento mensual que realizó el gobierno federal, no dejó satisfechos a los empresarios del transporte.
Ante la nueva embestida del pulpo camionero nacional, el gobierno Calderonista guarda silencio, no ha dicho esta boca es mía.
Y no se ven visos de una posible solución a la demanda de los transportistas; tampoco que la federación muestre interés en abortar el ultimátum de esos prestadores del servicio de traslado de cargas y de personas.
Lo que sí ha quedado muy claro para el presidente Felipe Calderón es que la mecha fue incendiada en Veracruz, donde gobierna su cuate Fidel Herrera. (Según lo expresado por el propio mandatario estatal cuando afirmó que “mi relación con Calderón es de primera”.
Y le asiste toda la razón al hombre de Los Pinos.
El movimiento de protesta por el precio del diesel inició en el estado de Veracruz con la suspensión por siete horas del servicio urbano y suburbano que determinaron los permisionarios.
Fue el del pasado 12 de enero, un paro brutal del transporte urbano de pasajeros que dio en el bolsillo de los veracruzanos, quienes tuvieron la necesidad de pagar taxis en llevar a sus hijos a las escuelas o para no faltar a sus labores.
La alharaca de las patrullas trasladando a la población sólo resultó negocio para los jefes policíacos que triplicaron el gasto en gasolina, y de promoción para el propio gobierno estatal con su demagogia de auxiliar a la población.
Para la administración federal, las huellas del detonador de la exigencia transportista conducen al palacio de gobierno del estado de Veracruz.
Cuenta Calderón con toda la información que no da lugar a dudas, y está debidamente confirmada por los círculos del espionaje gubernamental, que detallan día y hora de los encuentros que sostuvieron autoridades estatales y los concesionarios del transporte de pasajeros, armando el paro del servicio y la exigencia de congelamiento del precio del diesel.
Podría no ser errado el dictamen de la federación de responsabilizar al gobierno de Veracruz de andar agitándole las aguas en los asuntos de su competencia.
Los antecedentes los tienen en sus manos.
Ahí está el caso de la petición Fidelista para que baje el costo de la luz, por ser Veracruz, estado generador de energía eléctrica.
Hasta la fecha los veracruzanos siguen esperando respuesta a la solicitud que viene haciendo el gobernador Herrera a Calderón, principalmente cada vez que se aproxima un proceso electoral.
Existe también el ejemplo de los cañeros que por instrucciones del tío Fide, se apoderan de los ingenios del estado cuando se trata de hacerle alguna exigencia al gobierno federal.
Y muchos casos más de protestas contra el régimen del michoacano, donde la mano que mece la cuna es de color negro.
Para mala fortuna de los Fidelistas, nunca imaginaron que la demanda de los transportistas que se presume, ellos empujaron con el paro de siete horas en el estado, tomara caminos rocosos y de alto riesgo para la nación.
Advertir con paralizar el servicio de transporte de carga y de pasajeros a lo largo y ancho de la república, no se trata solo de vociferarlo y acostarse a retozar.
Es atentar con llevar a México a la catástrofe, y contra quienes lo intentan o lo mencionan, el propio presidente acaba de darles oportuna contestación.
¿Y qué hacer en contra de los incendiarios del país, algunos de estos ya identificados en Veracruz?
En relación al amenazante paro transportista del próximo 16 de febrero, el gobernador Fidel Herrera dice que “entiende y apoya sus demandas, pero que confía que antes del término podría encontrarse solución”.
Muchos veracruzanos también entendemos el porqué de esa confianza expresada por mi amigo Fidel.
Ellos echaron lumbre a los transportistas, ahora buscan cómo apagar el fuego.
Tremenda bronca para el gobernador.
¿O usted qué opina?

“LOS 5 MAGNIFICOS”

Los enemigos de casa se dan a conocer.
Sin importarles la advertencia del viaje sin paracaídas, se auto-nombran precandidatos del PRI para la sucesión del 2010 en Veracruz.
Envalentonados decidieron quitarse la máscara y destaparse, ignorando la sentencia del mandatario estatal, y haciendo a un lado la sabia enseñanza que la política es de tiempos y de ritmos.
Los precandidatos, encabezados por el secretario de Gobierno Reynaldo Escobar, ven el tiempo pasar y les provoca rabia y coraje.
Y no es para menos.
El gobernador sigue manteniéndolos en el rincón cual trapo de cocina, viejo y usado, que sólo los llama cuando les requiere como soplones de calidad para la foto de televisión, comprada en varios millones de pesos.
Justo en los acuerdos de saliva y papel que firma con cualquier empresario, mexicano o extranjero, que se presta al juego ficticio de invertir y crear empleos en Veracruz en tiempos de crisis financiera.
O en algunos otros casos, Fidel los usa como sus bocones, y en esto último don Gaudencio es especialista en hablar pendejadas.
Y de esos “trabajitos” parece estar cansado el clan que busca apoderarse de la candidatura al gobierno estatal.
El grupo de insurgencia “por un trato digno e igualitario” en la selección del abanderado tricolor, es encabezado por Reynaldo, y lo conforman Ranulfo Márquez, el terror del FONDEN (por desaparecer todos los recursos que llegan al estado); Iván Hillman, el candidato a diputado federal por Coatzacoalcos; Héctor Yunes Landa, el coordinador de la bancada priísta en el Congreso local; y Antonio Benítez Lucho, el eterno IVM de Fidel, que no sale de la iglesia de Cosoleacaque rogando porque un tribunal federal perdone sus pecados cometidos en el ISSSTE y pueda ser candidato a diputado.
Se han bautizado con el mote de los “Cinco Magníficos”, y algunos de ellos, puyados por los otros, empezaron a revelarse como muestra de no estar resignados, por caprichos del jefe, a ser marginados del juego sucesorio en la contienda del próximo año.
Ilusa y tontamente Reynaldo, Ranulfo, Hillman, Héctor y Benitez Lucho, creen tener los tamaños para competir por una gubernatura, como si fuera una competencia para elegir al rey de la primavera.
El Fidel, sarcástico y burlón que todos conocemos, debe estar muriéndose de risa con la desenmascarada que ayer se dieron en la prensa Ranulfo y Hillman, el primero por voz propia, y el segundo usando a sus bufones que lo idolatran como el salvador de Veracruz…y también de su ruina financiera que enfrentan.
Hace dos semanas Yunes Landa hizo lo propio para impresionar y llamar la atención de Fidel con el pachangón de 1.5 millones pesos en el World Trade Center, con motivo de la comida anual de su cometa “Alianza Generacional”… por cierto liquidada en efectivo y sin factura para no dejar rastro, pero con cargo, aseguran, a la Cámara de Diputados.
A cambio de halagos y apapachos que la Beba Galván esperaba recibir, obtuvo el desaire del gobernador, quien llegó dos horas tarde al evento… y acudió, dicen, “por lástima al diputado”.
Sin embargo, pese a que los tiene considerados como la carroña de su gobierno, mal haría el político de Nopaltepec en desestimar o ignorar a los enemigos que duermen a su lado.
Son buitres que en la primera oportunidad se lo devoran a él y a su “delfín”, aún cuando en público se proclamen “soldados del gobernador y del PRI”.
Los auto-destapados precandidatos del PRI saben tirar la piedra y esconder la mano; también son simuladores profesionales, y no debe olvidarse que los alumnos superan al maestro.
Llevo meses insistiendo aquí en este espacio que Fidel tiene a varios Caín en casa, justo frente a sus narices, y serán ellos los que den la puntilla al joven gobernante del estado.
El grupo de los “cinco” seguirá adelante en su proyecto de intriga y maquinación, de continuar ignorados por Fidel.
De ello no tengo la menor duda.
En el gobierno Fidelista se perdió la lealtad y el respeto; no hay mando ni orden; todos hacen lo que quieren.
Y todo porque al gobernador le tiembla el cuerpo para decidir contra los traidores.
¿O usted qué opina?

davidvaronaf@hotmail.com

CONVERGENCIA NADA TIENE QUÉ HACER EN VERACRUZ

Convergencia, el patrimonio político de Dante, en el filo de la navaja.
El partido del senador veracruzano enfrenta los peores momentos de su historia; no tiene rumbo, ha perdido credibilidad y militancia, y nadie quiere ser candidato del instituto naranja, ni ofreciéndoles las perlas de la virgen.
De las 21 candidaturas federales, Dante y Armando Méndez de la Luz, sólo lograron armar 11, y esas con puros amigos y familiares, que no representan nada y no son queridos ni siquiera por sus propios vecinos.
Son abanderados nacidos para perder.
Qué vergüenza para el exgobernador y el exalcalde xalapeño.
No tienen cuadros de donde escoger candidatos propios que den la batalla a los demás contendientes de las distintas fuerzas políticas que participarán en la contienda federal.
Tampoco lograron convencer a ningún destacado ciudadano que al menos sea digno representante del partido, por lo que no les quedó de otra que echarle mano a los del montón, al sobrino, y al hermano que va por una nueva derrota.
Lo que habla de una crisis de credibilidad en el partido.
Y refleja que Dante y su Convergencia se van quedando solos en Veracruz; todos sus verdaderos amigos que sudaron la camiseta del águila han salido en estampida espantados de tanta porquería en el manejo del partido.
En el instituto político del alvaradeño-cordobés, nada converge, muchos menos existe democracia y respeto a la militancia.
“La única ley es la de Dante, y a quien no le guste puede largarse a la chingada”, es la advertencia del dueño de Convergencia a todos aquellos incautos y soñadores con aires democráticos que un día llegaron a las filas de esa franquicia política.
El jarocho Antonio Pérez Fraga, abandonó Convergencia cuando Dante le cerró las puertas de la dirigencia para imponer a su primo político Alfredo Tres Jiménez.
Decepcionado y con las alas rotas el Pollo renunció incluso a la amistad con Delgado Rannauro, quien con aquella actitud soberbia y de perdonavidas que lo caracteriza, minimizó la salida de Pérez Fraga.
Siguió el turno al otro porteño expriísta Arturo Cázares Lara; Dante lo apapachó nombrándolo secretario general en la dirigencia del familiar de su esposa. Pero cuando levantó las manos pidiendo su turno en el liderazgo estatal, se las cortaron.
Desde la ciudad de México se nombró a Méndez de la Luz, como el encargado ejecutivo para Convergencia en Veracruz.
AL igual que el Pollo Pérez Fraga, Cázares Lara se fue de Convergencia, lanzando maldiciones de tirano contra el propietario de Convergencia.
Y tan mal andan las cosas en el partido del exmandatario interino, que se habla que el principal ayudante de estoques también puso tierra de por medio, y por ello se le ve merodeando un palacio municipal en el que gobierna un alcalde de partido distinto al partido que presuntamente renunció.
Con Méndez de la Luz al frente de Convergencia en el estado, el partido de Dante terminará de irse al fango, con riesgos hasta de perder el registro nacional.
En las últimas elecciones locales en Veracruz, en septiembre de 2007, los convergentes hicieron el ridículo al no ganar una sola diputación, y apenas una presidencia municipal.
Y el escenario para los comicios intermedios, es terreno pantanoso para el partido naranja, en el que podrían enterrarse las ilusiones de Dante de intentar ganar la gubernatura del estado, que hace 5 años le arrebató Fidel Herrera, con quien no sería remoto que hiciera alianzas para detener al candidato de Acción Nacional.
Tener a su cuate Armando en el comité estatal de Convergencia, representa el peor error de Dante Alfonso.
Lejos de sumar abriendo las puertas de Convergencia a la ciudadanía en general, Méndez de la Luz, llegó para encerrarse. No atiende ni recibe a nadie, argumentando “tener agenda llena”, cuando no se le paran ni siquiera las moscas.
De revivir el maestro de la política, el hombre leyenda de este país, volvería a morir de pura decepción al mirar en lo que se ha convertido uno de sus principales discípulos.
¿O usted qué opina?

NOTICIERO BUENOS DIAS VERACRUZ 22 enero 2018

VLOGS DE LA VARONITA