NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


jueves, 12 de febrero de 2009

LAS LOCURAS DE BUGANZA


¡¡ Ganará el PAN 15 distritos electorales en Veracruz!!
Es el anuncio garantizado que hace Gerardo Buganza Salmerón, exsenador, excandidato perdedor al gobierno de Veracruz en el 2004 y actual diputado federal plurinominal, del Partido Acción Nacional.
Ignoro cuál era la condición mental del cordobés cuando hizo tales afirmaciones, si estaba sobrio o influenciado por dios baco.
Porque a ojo de buen cubero, las declaraciones de Buganza son temerarias y rayan en la locura; nadie cree que por si solo el partido blanquiazul consiga esa hazaña electoral el próximo 5 de julio.
El panismo en Veracruz agoniza desde la última elección en septiembre de 2007, en la que fue enterrado políticamente por el PRI y la ayuda de su gobernador Fidel Herrera.
Y sobreponerse de esa paliza electoral, como dice la conseja popular, costará a los panistas “un huevo y la mitad del otro”.
No recuperará terreno popular entregando despensas de leche liconsa, arroz, frijol y sopas, o láminas de cartón, o promesas de otro gobierno del cambio, como el de Fox que a todos dejó más pobres y jodidos.
Y menos lo hará seleccionando como candidatos a personas que apenas y los conocen en sus casas.
Salvo honrosas excepciones, la caballada panista en Veracruz al Congreso de la Unión, está para llorar, nadie da un peso por ellos, y por lo tanto, en el nombramiento llevarán la penitencia.
Desconozco quién o quiénes en el PAN, fueron los cabecillas que tuvieron el “alto honor de palomear” a los que prácticamente serán los candidatos de Acción Nacional en la batalla electoral del primer domingo de julio.
Tal parece que no conoce Veracruz y menos las mañas de quien lo gobierna, y mucho menos de lo que es capaz con tal de pintar otra vez de rojo el estado, aunque debo enfatizar que esta vez no tendrá dinero del FONDEN para desviarlo a las campañas de la Fidelidad, como sucedió en 2007, según aseguran en Los Pinos.
Faltan al PAN definir abanderados en algunos distritos como Veracruz urbano, Xalapa rural y Acayucan, y la militancia espera que al menos en estas demarcaciones el “dedo designador” acierte en hombres o mujeres que garanticen triunfos a su partido.
Pero ni ganando los que mantiene en calidad de “reservados”, sumaría el PAN los 15 distritos que fanfarronea Buganza.
No veo por dónde el partido del presidente Calderón pueda levantarse con gran cosecha de victorias para San Lázaro en Veracruz.
Ese es el escenario que prevalece al interior de Acción Nacional, producto de los malos gobiernos municipales, donde los alcaldes salieron peor de sinvergüenzas que los de la Fidelidad por Veracruz.
Y no trato de contrariar en sus números alegres al trapecista Buganza, pero carece de visión y es malo para las cuentas, por eso tuvo problemas cuando fue síndico del Ayuntamiento de Córdoba y le tocó defender la hacienda municipal.
Gerardo es bueno para otros asuntos, de trapecista no la hace nada mal. Apenas dejó la senaduría y tenía amarrado ya el brinco seguro a la diputación federal, sintiéndose el indispensable para su partido, al que por cierto no le ha dado un solo triunfo por la vía directa del voto, que le de la experiencia del conocimiento para comentar o discernir sobre tiempos y ritmos de la política.
La caudalosa votación que obtuvo en 2004 como candidato a gobernador, quedándose a sólo 23 mil votos del priísta ganador Fidel Herrera, no puede presumirla, menos engrandecerse.
Haberse quedado arañando la entrada a palacio de gobierno, no fue obra suya.
Nadie ignora que quien encumbró su candidatura fue Miguel Ángel Yunes Linares, con sus críticas y señalamientos de corrupción y saqueo del erario estatal del entonces gobernador el ratón Miguelito.
Dos años después Buganza traiciona a Yunes.
El político de Soledad de Doblado aspiraba en 2006 alcanzar la candidatura del PAN al senado de la república, buscó el apoyo de Buganza, pero éste le dio la espalda, ignoro también si lo hizo estando sobrio o embrutecido por baco, en cuyos brazos adormecedores se refugió por meses completos, una vez que el Tribunal Electoral de la Federación confirmó el triunfo de Fidel Herrera.
Lo cierto es que hoy Buganza forma parte de una trinca infernal, con la que, de nueva cuenta intenta cerrarle el paso a las aspiraciones de quien lo colocó cerca de la gloria, y de la que se vale para lisonjear a su partido con pronósticos electorales inalcanzables.
O al menos que suceda el milagro de la compra de votos, ahora a favor de los azules.
Y no por referirme a triunfos inalcanzables para el PAN, deba entenderse que los vencedores serán otra vez los colorados.
Nada de eso.
Los del tricolor también no canta mal las rancheras, se están presentando casos donde la gente les cierra las puertas a los precandidatos al darse cuenta que son los mismos de siempre. Los que ayer fueron a pedirles el voto para la alcaldía o la diputación local, ahora quieren el sufragio para irse a San Lázaro.
Eso también se llama trapecismo, ahora en los priístas y que ningún beneficio ha dejado a la población vulnerable de Veracruz.
Sin temor a equivocarme ni ser catastrofista, ese pueblo cansado de más de lo mismo, será el gran ausente en las urnas del 5 de julio.
Y si no, al tiempo.
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas