LAS GRANDES TRAICIONES DE LOS FIDELISTAS

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
29 de julio de 2010


Nombres, nombres, y más nombres empiezan a surgir como futuros colaboradores del próximo gobernador de Veracruz, Javier Duarte.
La mayoría de ellos son sacados de la chistera política por los principales interesados en que los mencionados terminen siendo parte del gabinete Duartista, ya que representarían sus intereses económicos en la siguiente administración estatal que entra en funciones el 1 de diciembre.
Y entre los grandes “padrinos políticos” se encuentran acaudalados contratistas que aportaron cantidades millonarias de dinero a la campaña del candidato del PRI a la gubernatura.
Desde luego, en esa vieja usanza política de recomendar a sus protegidos, cómplices o portavoces personales, no podrían faltar los magnates de la comunicación, esos mequetrefes del periodismo, falsos y pseudo-editores que también exigen parcelas de poder al gobernante en turno.
Desfilan también por las oficinas privadas del próximo gobernador, amigos, compadres y familiares cercanos, quienes de igual modo exigen concesiones entregando su lista de “recomendados”.
Incluso hasta al propio gobernador Fidel Herrera, le imputan una lista muy extensa de sus presuntos pupilos aspirantes a ocupar puestos de relevancia en el gobierno de Javier Duarte; columnistas que por las canonjías recibidas adoraban al tío Fide, difunden que éste pretende imponer medio gabinete.
Los cierto de todo es que los aludidos en notas, columnas, editoriales o comentarios periodísticos, todos tendenciosos, como posibles integrantes del gobierno de Javier Duarte, son realmente piltrafas humanas; escorias de la sociedad veracruzana, corruptos al revés y al derecho. En otras palabras, basura política, esa que Fidel dijo “no heredaré a Javier”.
El calificativo de “basura política”, se lo impuso el gobernador Herrera a todos los traidores de la elección del pasado 4 de Julio; aquellos colaboradores suyos que operaron para el candidato del PAN a gobernador, y no para el abanderado del Partido Revolucionario Institucional.
Varios de esos traidores con cargos importantes en el gobierno Fidelista, tienen prendidas sus veladoras a San Javier, bien para que los ratifique en las mismas Secretarías de despacho que ocupan o les ofrezca otra dependencia estatal que maneje más recursos financieros; el objetivo es continuar mamando a lo grande, total seguirán contando dos años más con el manto protector del ORFIS y su titular Mauricio Audirac, considerado el enemigo público número uno del sexo femenino.
Dos de los que hicieron sucumbir al PRI y a Javier Duarte en los distritos o municipios que les fueron encomendados para llevar a la victoria al tricolor y su candidato a gobernador, son Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez y Víctor Arredondo Álvarez; ambos desean continuar otros seis años en las Secretarías de Gobierno y de Educación, respectivamente.
Por favor, de cuál fumaron…
Otro “recomendado” es el dirigente priísta en tiempos del gobierno alemanista y ex diputado federal Adolfo Mota, a quien lo ubican como titular de la Secretaría de Educación de Veracruz, donde ya fue subsecretario al inicio del gobierno Fidelista.
¿Los padrinos del joven Mota habrán olvidado aquella exhibida pública que le dio Fidel a su entonces Subsecretario de Educación, al recibir una nota suya con horrores ortográficos, recomendándole regresara a la primaria?
Y además tampoco puede tirarse a la amnesia el portazo que en sus narices recibió Mota en Casa Veracruz siendo diputado federal; negándole el ingreso una voz femenil le dijo:”Usted no es bienvenido a esta casa”.
¿Con esos antecedentes, tendrá cabida el coatepecano en el gabinete de Javier Duarte?
Uno más que los periodiqueros mencionan como posible integrante del próximo gobierno estatal, es la Esmeralda del Sur, Marcelo Montiel Montiel, alcalde de Coatzacoalcos. Es cierto, la Marceloca entregó buenas cuentas el 4 de Julio, pero la estela vergonzante de corrupción que viene arrastrando no sería buena señal de arranque del gobernador Javier Duarte, principalmente porque ha prometido encabezar un gobierno honesto y transparente, encabezado por los mejores hombres y mujeres. Lo que indica que Montiel no cabe en ese selecto grupo de futuros colaboradores.
Otro más que buscan trepar al carro Duartista como Procurador General de Justicia, es al actual subprocurador en la región de Xalapa, Marco Antonio Aguilar Yunes, de quien ya hemos dado sus negros antecedentes de servicio aquí en este portal informativo.
Ni hablar, cada grupo de poder en Veracruz quiere llevar agua a su molino el siguiente sexenio.
No importando que sus “recomendados” sean precisamente eso que el gobernador Fidel Herrera, considera “basura política”.
El gobernador electo de Veracruz, Javier Duarte, será el único responsable de seleccionar a su gabinete.
De él depende equivocarse.
¿O usted qué opina?

¿YUNES SE IRÁ POR LA LIBRE?

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
28 de julio de 2010


Miguel Ángel Yunes Linares estuvo la mañana del miércoles en Los Pinos, donde fue recibido por el presidente Felipe Calderón.
Quiénes lo vieron salir, cuentan que Yunes abandonó la residencia oficial como alma en pena.
-“Salió con la cabeza agachada y sin aceptar dar declaraciones”, informaron los medios de información nacionales que cubren la fuente presidencial.
Y no es para menos el desconsuelo por el cual pudo estar pasando el fracasado aspirante a la gubernatura de Veracruz, después de entrevistarse con Calderón.
Ha trascendido que el presidente le “pidió dejar atrás el proceso electoral de Veracruz, olvidarse de la guerra postelectoral y mirar hacia adelante, por el bien de Veracruz, de México y sus instituciones públicas”.
Sin embargo, Yunes insistió ante Calderón que la de Veracruz, el 4 de Julio, había sido una “elección de estado y que le robaron la gubernatura, y que por lo tanto recurriría a las últimas instancias para que se reconozca su triunfo o se anulen los comicios de gobernador”.
Y de Los Pinos Yunes se fue al Senado de la República, donde también llegaron los candidatos perdedores del PAN a las gubenaturas de Durango, José Rosas Aispuro, y de Hidalgo, Xóchitl Gálvez, para hablar ante la Comisión Permanente, de las presuntas irregularidades en los comicios pasados de sus respectivas entidades.
Es notable que muchas incógnitas surgen después del llamado de felicitación de Calderón a Duarte; de la reunión del Presidente con Yunes, y del anuncio de éste que impugnará el resultado electoral de gobernador de Veracruz.
Y la principal podría ser si el excandidato panista al gobierno del estado tuvo finalmente la anuencia del Presidente para continuar su “lucha”, o decidió irse por la libre.
Aquellos que vieron de cerca el semblante adusto, serio, preocupado y descompuesto de Yunes al salir de su encuentro con Calderón, dudan que el político de Soledad de doblado haya recibido la venia presidencial para continuar incendiando Veracruz, demandando un triunfo electoral que no logró obtener en las urnas porque el pueblo veracruzano se lo negó.
Si para Calderón el asunto de la gubernatura de Veracruz es asunto cerrado y Yunes se resiste en aceptarlo, es indudable que la rebeldía desatará barruntos de tempestad en las relaciones entre el michoacano y su ex colaborador en la dirección del ISSSTE.
Quienes conocen la trayectoria política de Yunes en el Partido Revolucionario Institucional y sus desempeños en la función pública, recuerdan que el ahora panista nunca se caracterizó por ser un hombre de lealtades, y como ejemplo mencionan su renuncia al PRI cuando le negaron la oportunidad de postularse como candidato a la gubernatura en 2004.
En consecuencia no puede siquiera ni decirse que la lealtad o institucionalidad de Miguel Ángel Yunes Linares al Presidente Calderón, se encuentra en estos momentos en medio de una contundente prueba de fuego.
En mi entrega de este miércoles comenté que el futuro del país no puede estar sujeto a caprichos personales o de grupos; que seguir echándole lumbre al ya calificado proceso electoral del 4 de Julio en Veracruz, representaba continuar incendiando al país, hoy que enfrenta grave crisis de ingobernabilidad a consecuencia de la brutal inseguridad pública.
Escribí que insistir en cambiar el rumbo de la gubernatura de Veracruz que los veracruzanos decidieron con sus votos en las urnas a favor del candidato del PRI, Javier Duarte, significaba atentar contra el futuro de los acuerdos nacionales y trascendentales para México, entre el Presidente con las diversas fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión.
Parecía que la llamada de Calderón a Duarte reconociendo su triunfo validado por el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz que le entregó su constancia de gobernador electo, y horas después que el Presidente recibiera a Yunes en Los Pinos para solicitarle reconociera la victoria del priísta, eran síntomas que la fiesta terminaría en paz, por el bien del estado y de México.
Pero no es así.
Yunes, obsesivo y enfermo de venganza por pleitos del pasado, quiere guerra, no importándole llevarse entre las patas la paz y tranquilidad del pueblo de Veracruz, que cansado y hastiado está ya de todo lo que huela a política.
Si Calderón ha recurrido a su doble discurso, engañando a los veracruzanos, no pasará mucho tiempo para saberlo.
¿O usted qué opina?

¡NO HABRÁ REVERSA¡

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
27 de julio de 2010

No se hagan bolas…
Duarte será ratificado gobernador electo del estado de Veracruz por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
La llamada del Presidente Felipe Calderón felicitándolo, podría ser la mejor de las señales.
Por lo tanto panistas no sueñen despiertos, no prendan veladoras, no hagan promesas ni caminen descalzos rumbo a la Villa de la Guadalupana rogando porque se anule la elección de gobernador en el estado de Veracruz; este tipo de “milagros perversos” no se cumplen.
Javier Duarte ganó la gubernatura, el Tribunal Estatal Electoral validó su triunfo, lo nombró gobernador electo, y punto.
Que la elección sea llevada al máximo órgano electoral del país, es otra instancia legal a la que tienen derecho los yunistas inconformes con el triunfo del candidato del PRI, Javier Duarte.
Intervención federal en materia electoral que en ningún momento significa, considera y menos asegura, podría darle la voltereta al resultado de la elección del pasado 4 de Julio por la gubernatura, mucho menos creer que se corre el riesgo de la anulación de los comicios, a petición de la cúpula azul o a sugerencia, orden o petición expresa del propio presidente Felipe Calderón a los 7 magistrados integrantes del Tribunal.
Los panistas no tienen ya qué nuevas artimañas inventar para cambiar el rumbo de la historia político-electoral de Veracruz.
Todo el arsenal de pruebas de impugnación que presentaron los azules fue recibido, minuciosamente revisado y desechado por improcedente y falto de pruebas fehacientes que comprobaran el dicho con los hechos.
Con el cómputo final de la elección emitido por la autoridad competente en la entidad, quedó más que demostrado que no existen elementos probatorios de carácter jurídico que hayan violentado el proceso electora en el cual los veracruzanos eligieron gobernador, diputados locales y presidentes municipales.
Por lo que, el trabajo del Tribunal Federal, será exclusivo para constatar el dictamen de los magistrados veracruzanos y ratificar la decisión unánime que convirtió a Javier Duarte en gobernador electo el pasado lunes 26 de Julio.
Es cierto, hay voces en el blanquiazul y también en el priísmo estatal que apuestan lo contrario, aseguran que el triunfo de Duarte será desechado en la ciudad de México por el arbitro federal electoral; dan como un hecho que el huésped de Los Pinos impulsor principal de la candidatura del turco Yunes Linares al gobierno de Veracruz, meterá las manos al fuego por su ex colaborador en el ISSSTE.
Que Calderón se sume e involucre en la resistencia contra el triunfo del priísta Javier Duarte en Veracruz, violentando la soberanía de Poder Judicial Federal en su parte electoral, es de lo que piden su limosna los agoreros del desastre.
Nadie en estos momentos, ni siquiera el iracundo candidato perdedor Yunes, está en condiciones de asegurar que Calderón vaya o no a interferir en la decisión de los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y también si éstos permitirían ser cooptados o aceptar que se les vulnere su autonomía.
Claro, aún con la presunta felicitación presidencial a la investidura de Duarte como gobernador electo, son muchos los panistas y falsos fidelistas que apuestan doble contra sencillo que Calderón usará la maquinaria federal para revertir o anular la elección de gobernador en Veracruz.
¿Se atreverá Calderón a ensuciar el proceso democrático de Veracruz?
Es la pregunta que andará de boca en boca de aquí hasta los últimos días del mes de noviembre que, según ha trascendido, será cuando se califique la elección de Veracruz allá en la capital del país.
Caprichos personales de un hombre institucional que debe saber guardar sus emociones y la ecuanimidad para bien gobernar y conducir los destinos de un país, pudieran resultar catastróficos.
Esencialmente en una nación como México que enfrenta momentos caóticos en su vida nacional; que se encuentra incendiada por tantos asesinatos todos los días y que el repudio a su gobernante es evidente.
En el país el horno no está como para bollos; a la candente situación política y de seguridad pública que atraviesa, no puede echársele más fuego.
Atentar contra la decisión democrática del pueblo de Veracruz, sería como terminar de incendiar a México y sus instituciones.
De cumplirse los tiempos amañados que los azules avizoran para que el Tribunal Electoral del poder Judicial de la Federación determine el dictamen final de la elección de gobernador de Veracruz, será justo cuando el gobierno calderonista y el Congreso de la Unión empiecen los amarres para la aprobación del presupuesto de ingresos para 2011. Pero mucho antes, en los meses por venir, tendrán que pasar al escrutinio de los diputados muchas iniciativas del Poder Ejecutivo, en especial la Reforma del estado los diputados, pendiente de aprobación.
La reunión en días pasados de Calderón y el líder del senado Manlio Favio Beltrones, fue precisamente para tender puentes entre PAN y PRI para sacar adelante las reformas encajonadas en San Lázaro y en el senado de la república.
Por lo que yo pregunto…
¿Con todo y lo que como simple individuo signifique Yunes para él, se atreverá Calderón a seguir incendiando el país, echando a perder la oportunidad histórica de aterrizar acuerdos con el PRI que saquen a México de la parálisis gubernamental donde se encuentra?
Que la supuesta llamada de Calderón a Duarte la noche del martes, no sea parte de un doble discurso.
¿O usted qué opina?

¡¡JAVIER DUARTE, GOBERNADOR ELECTO DEL ESTADO DE VERACRUZ!!

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
26 de julio de 2010


El Tribunal Electoral del Poder Judicial del Estado de Veracruz validó la elección del 4 de Julio y el candidato del PRI confirmó su triunfo.
Los números del cómputo final son…
Miguel Ángel Yunes Linares, de la Alianza PAN-PNAL: 1 millón 278 mil 147 votos.
Dante Delgado Rannauro, de la Alianza PRD-PT-Convergencia: 419 mil 700 votos.
Javier Duarte de Ochoa, de la Alianza PRI-PVEM-PRV: 1 millón 357 mil 705 votos.
La diferencia de Duarte sobre Yunes, son 79 mil 558 sufragios, suficientes para que la otra instancia donde llevarán los panistas su impugnación, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ratifique el triunfo inobjetable del priísta alcanzado en las urnas.
Y cuando se habla de que el Tribunal Federal tendrá que ratificar la validación que hizo su similar del Poder Judicial del Estado de Veracruz, es porque analizará las mismas pruebas de impugnación que los quejosos presentaron en tiempo y forma en la primera instancia electoral correspondiente, y que por improcedentes fueron desechadas.
Los magistrados del Tribunal Estatal Electoral, Gregorio Valerio Gómez, José Lorenzo Álvarez Montero y el Presidente Daniel Ruiz Morales, revisaron las 60 impugnaciones de los candidatos del PAN-PNAL y del PRD-PT-Convergencia, lo que determinó anular alrededor de 260 casillas por irregularidades propias de errores humanos del Instituto Electoral Veracruzano, que restaron por lo menos 5 mil votos al abanderado tricolor Javier Duarte.
De los pedimentos de anulación de la elección para gobernador hechos por los candidatos Yunes y Dante, ninguno prosperó por falta de pruebas y sustento jurídico.
Los quejosos señalaron ante el TEEV que Duarte usó en su campaña proselitista recursos de procedencia ilícita; que operaron campaña negra en contra de candidatos opositores al PRI; que el gobernador Fidel Herrera desvió recursos públicos; que Javier Duarte rebasó los gastos de precampaña; que faltaron debates públicos; que hubo inequidad en medios de comunicación y que se manipularon encuestas.
A todos y cada uno de los reclamos, los magistrados dieron respuesta con la ley en las manos.
En lo concerniente al uso de recursos de procedencia ilícita, a las campañas negras, al gasto excesivo e intromisión del gobernador Fidel Herrera a favor del candidato del PRI, nada probaron los candidatos del PAN-PNAL, Miguel Ángel Yunes Linares y del PRD-PT-Convergencia, Dante Alfonso Delgado Rannauro.
Es decir, todo quedó en el tintero de los escándalos mediáticos, en afirmaciones de saliva, tinta y papel.
Y si en esas “pruebas de vergüenza” basan los panistas su impugnación ante el máximo órgano electoral del país, jurídicamente están perdidos.
Es incuestionable que los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, encabezados por su Presidente María del Carmen Alanis Figueroa, ratificarán el triunfo de Javier Duarte y validarán su nombramiento de gobernador electo del estado de Veracruz para que tome posesión el próximo 1 de diciembre.
En Veracruz no habrá gobierno interino.
Eso es lo que quisieran los adversarios de la Fidelidad, los falsos periodíqueros y los pseudo editores que antes se arrastraban a Fidel y que hoy critican, lanzan maldiciones y desean lo peor al mandatario veracruzano.
No tengo la menor de las dudas…
Duarte rendirá protesta la mañana del 1 de diciembre como gobernador de Veracruz para el periodo 2010-2016.
La legalidad y transparencia electoral sustentadas en la aplicación estricta de la ley, están por encima de intereses partidistas, de grupos, de sectas o de amigos.
México no puede retroceder en lo que ha ganado en materia democrática.
Nombrado legalmente Duarte gobernador electo del estado de Veracruz, ahora sólo falta el llamado de felicitación del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, de quien Javier, ha dicho “seré el mejor de sus aliados”.
¿O usted qué opina?

AL GABINETE LOS MEJORES HOMBRES Y MUJERES

AL GABINETE LOS MEJORES HOMBRES Y MUJERES

Por: David Varona Fuentes
25 de julio de 2010


Después de las traiciones del 4 de Julio, el gobernador Fidel Herrera advirtió en días pasados que “no heredaría basura de funcionarios a Javier Duarte”.
Más que oportuna la decisión del mandatario estatal de deslindarse de persona o grupo que a su nombre busque treparse en el gabinete Duartista.
Con ello Fidel demuestra que no tiene compromisos con nadie que desee incorporarse al próximo gobierno del estado.
Sin embargo, chamberos acomodaticios de la Fidelidad echan campanas al vuelo.
Ahora se dicen “amigos” de la infancia de Javier Duarte, y por lo tanto creen tener asegurados nuevos y mejores huesos que roer a partir del 1 de diciembre.
Qué falta de sensibilidad política, su ambición desmedida los traiciona y delata la falsedad que los corroe.
Mientras el candidato ganador de los comicios del 4 de Julio espera paciente y confiado la validación del triunfo y su nombramiento de gobernador electo del estado de Veracruz por parte del Tribunal Estatal Electoral, sus “cuates” se reparten la Secretaría de Gobierno, la de Finanzas y la Procuraduría de Justicia, entre otras.
Uno de los más bocones que andan presumiendo amistad desde la “niñez” con Duarte, es Marco Antonio Aguilar Yunes, actual subprocurador de justicia en la región de Xalapa; hijo de Juan Felipe Aguilar de la Llave, ex secretario de Finanzas del ex gobernador Miguel Alemán Velasco y hermano del candidato priísta perdedor de la diputación local por el distrito Veracruz rural, Oliver Aguilar Yunes.
Marco Antonio se dice confiado de tener en la bolsa el cargo de Procurador General de Justicia, pero como sabe que su nombramiento no pasaría en el futuro Congreso estatal porque no tendrá el PRI mayoría absoluta, anda sugiriendo que su encumbramiento sea adelantado hoy que sí puede ser ratificado por la aplanadora tricolor en la Cámara de Diputados locales.
Grave y lamentable error sería para el próximo gobernador de Veracruz ceder a las pretensiones de Aguilar Yunes.
Si el subprocurador por Xalapa teme al rechazo legislativo no es porque tenga limpio e intachable su expediente de servicio en la Procuraduría de Justicia de la entidad.
Especulan, comentan y aseguran que los miedos que abruman a Marco Antonio se deben a la estela vergonzante de corrupción, complicidad y abuso de autoridad en sus actuaciones del pasado.
Cada vez que piensa en ser procurador se le atraviesa el fantasma del narcotraficante Alberto Quintero Meraz (a) El Beto, con quien, dicen, tuvo tratos “comerciales” cuando ocupó el mismo cargo en la región del puerto de Veracruz, según la rumorología de Agentes del Ministerio Público, Ministeriales y secretarios y secretarias de aquel distrito judicial de la PGJ.
Una de tantas versiones que se cuentan de Aguilar Yunes en su misión de subprocurador en la ciudad de Veracruz, es la de haber recibido cuantioso lote de relojes de oro enviados por el Beto Quintero, en agradecimiento a la “protección” otorgada a un hijo del narcotraficante señalado de asesinar al estudiante de ingeniería Irving Montiel, por diferencias suscitadas en una discoteca de la zona conurbada. Hasta la fecha el crimen permanece impune.
Otras de las andadas del aspirante a sustituir al nefasto de Salvador Mikel Rivera, son relacionadas al abuso de autoridad con jóvenes mujeres agentes del Ministerio Público bajo su jurisdicción.
Más de una cuenta los bajos instintos del alto funcionario de la PGJ, quien montado en el macho de ser el “jefe” buscó someterlas a la realización de actos vergonzantes para una mujer…
Uno de varios testimonios presuntamente cuenta…
-“Nos citaba en la Subprocuraduría, empezaba a hablar y preguntar sobre nuestro trabajo, caminaba rumbo al baño y seguía cuestionando para que nosotras, siguiéndole, contestáramos; de pronto salía con la bragueta del pantalón abierta y su miembro de fuera… ¿?

Muchas agentes del MP cedieron y conservaron la chamba; otras se negaron y amenazándolo que interpondrían denuncia ante el gobernador Fidel Herrera, continúan laborando en la Procuraduría General de Justicia, pero para fortuna de ellas, lejos de Aguilar Yunes.
En su recorrido por la geografía estatal como candidato del PRI a la gubernatura, Javier Duarte señaló que una de sus prioridades como gobernador sería la procuración de justicia, eficaz y funcional para todos los veracruzanos.
Con Marco Antonio Aguilar Yunes al frente de la Procuraduría General de Justicia, Duarte echaría sus planes a la basura.
El que vocifera ser su “amigo” de infancia; que juntos jugaron al trompo y a las canicas, no reúne el perfil ni los principios éticos ni morales del funcionario honesto y transparente que Duarte requiere para una de las áreas tan importantes como será la PGJ.
Lo que se dice de Aguilar Yunes en el bajo mundo del hampa, ni las amargas experiencias de mujeres agentes del MP, no lo inventamos nosotros aquí en este portal informativo, sólo es cuestión de preguntar e investigar sus antecedentes como servidor público de la Procuraduría.
No dudamos que Javier sabrá seleccionar a los mejores hombres y mujeres para darle a los veracruzanos las respuestas que demandan en justicia, progreso, bienestar y desarrollo social.
Y en ese proyecto no cuadran amigos ni compadres.
¿O usted qué opina?

EL ORFIS: MANTO DE LA IMPUNIDAD

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
22 de julio de 2010

Un trienio más de gobiernos municipales que termina y otra runfla de alcaldes “honestos, puros y santos” que se van.
Por eso se caracteriza Veracruz…
Por ser semillero de funcionarios públicos “transparentes, justos, íntegros, rectos”, es decir, de conductas intachables.
Todos, blancas palomas, incapaces de robarse un peso del erario de los veracruzanos.
No más por eso, carajos, ¡Viva Veracruz!
¿O no es así señora Contralora, Clara Luz Prieto Villegas?
¿O no es así joven auditor superior del ORFIS, Martín Mauricio Audirac Murillo?
El trabajo supervisor de ustedes, “férreo, estricto, olfateando, buscando hasta por debajo de las piedras indicios de corrupción oficial y no encontrarla”, pondera a esos servidores públicos como gente “limpia y responsable” en la administración y distribución del dinero de los veracruzano.
El hecho de que ningún funcionario estatal o presidente municipal estén, no en la cárcel, sino siquiera en calidad de indiciados por “robarse” los recursos públicos de las dependencias de gobierno o de los ayuntamientos en los últimos 12 años, es evidencia de su “rectitud”.
Insisto…
¿O no es así, don Martín Mauricio Audirac Murillo, titular del Órgano de Fiscalización Superior?
Es cierto, muchos altos servidores del estado y municipales terminarán su gestión de gobierno hasta las manitas; con ranchos ganaderos, mansiones campestres, pent house de lujo en Estados Unidos y Europa, y cuentas millonarias en dólares o euros en países de primer mundo.
Pero para la Contraloría estatal y el ORFIS, son “honestos”, eso es lo que cuenta, no lo que digan o murmuren veracruzanos maliciosos que no aceptan ver “prosperar a sus políticos”.
Y no se espanten amables lectores que uno de los nuevos supermillonarios de la Fidelidad sea Reynaldo Escobar, el secretario de Gobierno; no olviden que en la administración alemanista, de tristes y decepcionantes recuerdos para el pueblo de Veracruz, casi todos empezando por el ratón Miguelito, se cargaron en forma bestial. No se robaron el mar porque no pudieron meterlo en las alforjas.
Sin embargo, el ORFIS de Audirac y sus auditores, por más que revisaron y revisaron montañas de facturas apócrifas, infladas o adulteradas, encontraron “inocentes” a los pillos chilangos que trajeron a saquear la riqueza financiera de Veracruz.
El ORFIS determinó que no se robaron “nada”, y como fueron tan honestos en sus encargos públicos y no tenían para regresarse a la ciudad de México, Alemán y su banda decidió pedir prestados 6 mil 300 millones de pesos, con cargo al gobierno del sucesor Fidel Herrera Beltrán.
En cuanto a los ayuntamientos, suman por lo menos 224 presidentes municipales, de dos administraciones incluyendo la que termina el 31 de diciembre de 2010, los que ha correspondido auditar al actual titular del ORFIS. Y sorpresa…”todos, o casi todos, resultaron pulcros, cristalinos, desinteresados en embolsarse el dinero de sus gobernados”.
Y mientras el ORFIS de Audirac exonera alcaldes, éstos tienen que salir huyendo de los municipios que gobernaron por temor a ser quemados con leña verde por la ciudadanía, acusados de robarse para sus cuentas bancarias personales, los recursos económicos que el auditor de fiscalización superior del estado, nunca encontró como desviados o no invertidos en obras de bien común.
El pueblo acusa, señala y denuncia cuando sus autoridades se roban su dinero; mientras que el ORFIS de Audirac, encubre, solapa, protege y exonera a los alcaldes sinvergüenzas y rateros.
Así han transcurrido los primeros 4 años de Martín Mauricio al frente del ORFIS, todavía le faltan dos, sale hasta el 2012, gracias al apoyo que en 2006 recibió de la bancada panista en el Congreso local.
Mientras tanto, veracruzanos continúen fingiendo demencia porque el ORFIS seguirá fabricando funcionarios públicos castos, púdicos y limpios, cubiertos por el manto de la impunidad, que desde luego no resulta gratis para quien lo requiere.
La pregunta del día…
¿De cuánto será la riqueza acumulada por Audirac en los seis años de auditor del ORFIS, producto de “limpiarles” el camino a los alcaldes corruptos, evitándoles pisen la cárcel por rateros?
¿O usted qué opina?

¡¡LA CORRUPCIÓN DE TRÁNSITO EN EL PUERTO!!

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
21 de julio de 2010


¿Qué está pasando en la Delegación del Transporte Público en el puerto de Veracruz?
Lo menos horroroso y vergonzante que se dice de aquella dependencia estatal, es que se ha convertido en la cueva de Alí Babá y sus 40 Ladrones.
Ese el clamor generalizado de los jarochos al ver la corrupción de los agentes de la corporación.
De acuerdo a innumerables correos electrónicos que todos los días nos hacen llegar, por los cuales agradecemos su confianza, habitantes de aquella histórica ciudad denuncian que pareciera que a los agentes del transporte público les pagan para dedicarse a sobornar, en lugar de vigilar que los veracruzanos reciban un servicio urbano digno, moderno y de primera clase.
Señalan que los cochupos de los choferes a los agentes se da en plena luz del día y por todos los rincones de la zona conurbada, y seguramente llevan el consentimiento o la complicidad del jefe en aquella zona o región de la Dirección General de Tránsito y Transporte del Gobierno Fidelista.
No son para menos tales denuncias…
Nada ha cambiado en el municipio de Veracruz en materia de transporte público…
-Las chatarras de hace 25 y 30 años siguen teniendo el permiso y la autorización para circular y prestar el servicio de transporte de pasajeros, no importando que representen verdadero peligro para la seguridad de los usuarios.
-La invasión de rutas continúa a la luz del día.
-Los cafres siguen agarrando de autopistas las calles y avenidas de la ciudad valiéndoles madres quien se les atraviese en el camino.
-Y algo grave, se comenta que cientos de autobuses trabajan sin la concesión autorizada.
Yo pregunto…
¿Y dónde está el Coordinador Rafael Casas Cornelio, el bombero emergente que fue llevado al puerto jarocho para apagar el incendio desatado por tantas muertes provocadas por atropellamientos de locos e inexpertos chamacos que ponen al frente de los autobuses de pasajeros?
De acuerdo a las palabras vertidas el pasado15 de enero al tomar las riendas de esa delegación del Transporte Público, Cornelio aseguró que “sería implacable, aplicaría mano contra los choferes que violaran el reglamento de tránsito y terminaran matando inocentes en las calles”.
Desde luego que “aplicar mano dura contra el pulpo camionero”, como aseguró en aquel entonces Rafael Casas, implicaba amurallarse para no dejarse vencer por las tentaciones monetarias; significaba cerrar el cajón que sus antecesores mantuvieron abierto para recibir las prebendas de los transportistas, y representaba amarrarles las manos a sus muchachos para no ser sobornados por choferes y camioneros.
Las intenciones del funcionario estatal eran las adecuadas para el polvorín que estaba hirviendo por tantas muertes casadas por los camiones urbanos; pasada la emergencia podría retirarle los candados a su cajón y los amarres a las manos de sus muchachos para que salieran a las calles a “producir”.
Y al parecer, así ocurrió…
Por lo que señalan las denuncias que nos hacen llegar, el señor Cornelio cayó rendido a los pies de los magnates del transporte en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río.
A siete meses de Rafael Casas al frente de la Delegación, todo sigue igual en el transporte público de pasajeros. Bueno tal vez no todo, el bolsillo o las cuentas bancarias personales del Coordinador pudieron haberse incrementado; no por nada la plaza Veracruz es el boom financiero que cualquier funcionario de Tránsito y Transporte sueña dirigir.
Por eso siempre he dicho…
¡El dinero marea a los inteligentes, y enloquece a los pendejos!
Ni modo jarochos, síganse chingando el lomo viajando en esas porquerías del siglo pasado, agárrense bien por los cafres no sea que salgan disparados por los parabrisas, porque ni con Cornelio se aplicaron los transportistas; más bien él se aplicó con ellos.
¿O usted qué opina?

UN PRESIDENTE SOLITARIO

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
20 de julio de 2010

Y… ¿Cómo serán las noches de soledad del Presidente Felipe Calderón Hinojosa; qué pensará; qué reflexionará; de que se arrepentirá; qué parte de sus acciones no ejercidas lamentará, y cuáles serán sus conclusiones para intentar salvar a México, ya no de todos los grandes rezagos nacionales prometidos, sino exclusivamente de la barbarie criminal?
Todas las anteriores, una por una, son las interrogantes sin respuestas que las últimas semanas vienen torturando mi insaciable apetito periodístico.
Sinceramente, nadie quisiera estar en los zapatos del michoacano.
No busco ser agorero del desastre, pero por dónde quiera vérsele el país se desbarata desquebraja y deshace en las manos de unos cuántos, esos que si nos alcanzara el naufragio, como ratas de barcos serían los primeros en saltar a otros continentes donde esconden los tesoros financieros robados en la función pública o política.
Veo a un Presidente solitario; sin la compañía cercana ni confidencial de ninguno de sus grandes amigos formados en las trincheras del Partido Acción Nacional y que iniciaron acompañándolo en su mandato el 1 de diciembre de 2006.
Por tragedias del destino como en la que lamentablemente murió Juan Camilo Mouriño, por ineficientes y por abusos del poder público, Calderón ha dejado en el trayecto presidencial de sus 3 años y medio de mandato a sus cuadernos de doble raya.
A pérdida de sus amigos, los problemas nacionales se han recrudecido en la figura del Presidente de la república.
Desempleo, carestía de la vida, aumentos mensuales en gasolinas, despilfarro oficial de los recursos públicos, desconfianza en la aplicación de la ley y la justicia, y la incesante inseguridad pública, tienen de cabeza al gobierno calderonista.
Pero sin lugar a dudas es la ola de violencia desatada en el país, la que mueve los cimientos de la administración federal.
Todos los días el país amanece y duerme ensangrentado; ahora hasta nos estrenamos con nuevas prácticas criminales que las propias autoridades buscan minimizar, como las explosiones de coches-bomba, que en cualquier otra parte del universo se les llama actos terroristas.
En estados del norte, es imposible vivir, y los mexicanos de aquellas entidades convertidas en verdaderos campos de batalla, estarían dispuestos hoy a olvidarse de las grandes necesidades económicas que aqueja a las familias, por tan solo que el gobierno de Calderón les regresara la tranquilidad arrebatada.
Está comprobado que el huésped de Los Pinos no puede solo; él inició la guerra, pero sus asesores no midieron consecuencias tan desastrosas que tendría, principalmente en vidas humanas.
Trágico ha resultado el costo; y no se ve final a corto plazo; no hay acciones de gobierno que vislumbren el cese a las hostilidades entre bandas delictivas y éstas en contra de las fuerzas de seguridad públicas y de la sociedad civil que nada tiene que ver en esta lucha estéril desatada.
Como es visible la incompetencia del Secretario de Seguridad Pública Federal Genaro García Luna, de quien el pleno de la Cámara de Diputados pide su “cabeza”, también es inocultable la irritación social por la inseguridad que enfrenta el país, y votar en contra del partido de Calderón ha resultado el mejor ejercicio de venganza o desahogo de la ciudadanía.
El pasado proceso electoral del 4 de Julio en 15 entidades del país terminó de convencer a Calderón que los mexicanos reprueban las políticas de su gobierno. De las 12 gubernaturas en juego, el PAN sólo alcanzó a ganar 3 y eso ayudado por el PRD, PT, Convergencia y PNAL; de haber competido libre no habría ganado ni siquiera una.
El PRI de Beatriz Paredes se levantó con los triunfos en 9 entidades; pero en 3, incluida Veracruz, el PAN de Calderón niega reconocer sus derrotas, lo que abre nuevos enfrentamientos al propio Presidente con la cúpula tricolor.
El Revolucionario transita en caballos de hacienda de regreso a Los Pinos; los rostros de quién o quiénes podrían sus jinetes son visibles, porque el tricolor tiene rumbo y destino.
Sin embargo, el PAN no tiene candidatos visibles; no se distingue ningún caballo de troya para el 2012.
Y la carencia de prospectos a la grande es evidente cuando se observa que para sacar candidato a la gubernatura del estado de México, andan suplicando la aceptación de personajes reconocidos en el mundo intelectual y en los negocios, pero que carecen de arraigo y trayectoria política.
En el 2012 el PAN pierde la presidencia, es inevitable.
Lo que roba el sueño a muchos en la sede nacional azul, empezando por el comandante supremo.
Entregar la presidencia, es quizás la causa principal de la soledad presidencial, pero mientras no llegue el momento, son otros los dolores de cabezas, a los que no se les encuentra la cuadratura al círculo, y tiene que ver con lo incendiado que se encuentran los estados del norte del país por delincuencia organizado.
Por lo que también preguntaría a los panistas…
¿Incendiando Veracruz o terqueando un triunfo jamás ganado en las urnas, así ayudan a su presidente a resolver los grandes problemas nacionales?
¿O usted qué opina?

¿CUÁNTAS RENUNCIAS TIENE USTED SEÑOR GOBERNADOR?

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por. David Varona Fuentes
19 de julio de 2010


Hora de exigir cuentas…
Ni un día más de prórrogas a los traidores del PRI veracruzano.
Es el momento para sacudir al árbol de la Fidelidad.
El gobernador Fidel Herrera no debe seguir teniendo piedad por aquellos colaboradores, cercanos y lejanos, que pusieron en riesgo la gubernatura del estado en los comicios del pasado 4 de Julio.
Con las evidencias de traición y deslealtad en sus manos, mal haría el mandatario veracruzano en estar todavía deshojando la margarita para dar con aquellos falsos priístas que pretendieron entregar la iglesia a Lutero.
Los nombres y apellidos de los conspiradores son conocidos por todo palacio de gobierno; entre cuchicheos, pláticas de café o de balcón y de reuniones de compañeros de trabajo, secretarias y secretarios privados andan despepitando cada uno de los terrenos azules que anduvo pisando el jefe o la jefa en tiempos electorales.
El gobernador Herrera sabe a la perfección quiénes fallaron a la Fidelidad, al PRI y a Javier Duarte; lo que sucede es que sigue tocándose su noble corazón buscando compasión por quienes simularon servir al PRI y terminaron entregados al PAN y su candidato a gobernador.
Ese podría ser, no encuentro otro, el motivo principal por el cual todavía no se ve que ruede una sola cabeza con el emblema de traidor, después que el propio gobernador anunciara el despido de medio gabinete estatal con motivo del pésimo resultado electoral del 4 de Julio.
Ni siquiera la del mexiquense Jorge Carvallo Delfín ha rodado, como vaticinio del infierno que aguarda a los infieles priístas por adorar y entregarse al diablo en el pasado proceso electoral en Veracruz.
A decir del priísmo veracruzano en su conjunto, por vergüenza, dignidad, congruencia y aceptando su fracaso como dirigente, Carvallo debió “renunciar” al Comité Directivo Estatal del PRI la misma noche del 4 de Julio después de conocerse los fatídicos resultados electorales en diputaciones y alcaldías.
Sin embargo, permanece inamovible, sigue en trono tricolor, y de regalo por llevar al PRI de Veracruz al peor de los fracasos electorales en su historia, será diputado local, y como es tan cínico, anda vociferando que sueña y merece ser el futuro coordinador de la bancada tricolor en la próxima legislatura estatal.
Pero por favor, de cuál está fumando ese mexiquense. Coordinar una legislatura con todas las corrientes políticas representadas, no es lo mismo que vender o subastar alcaldías o diputaciones, o chingarse el dinero para la operatividad de las campañas, o para pagarle a los representantes del PRI en las casillas el día de los comicios, a quienes prometieron 1,500 pesos y los dejaron colgados de la brocha.
Que despierte Carvallo de su modorra, o que alguien le haga saber que manejar el presupuesto financiero del Congreso, no es lo mismo que la caja chica del priísmo estatal.
Pero no tiene la culpa el indio…
Por lo pronto, con las 127 alcaldías perdidas por Carvallo el 4 de Julio (restando el puerto de Veracruz) Miguel Ángel Yunes Linares, debe ya dormir tranquilo, su heroísmo de 107 municipios malogrados en 1997, como dirigente del PRI, ha sido superado.
Con esas pésima cuentas entregadas por Carvallo al frente del PRI, tienen razón los priístas al cuestionarse el porque siguen sosteniéndolo en el CDE.
Y mientras no caiga en prenda la cabeza del mexiquense, urgido de fuero constitucional por presuntas viejas complicidades con el crimen organizado, el anuncio de que por traidor en las pasadas elecciones “medio gabinete sería despedido”, seguirá en veremos.
Si mi amigo el gobernador Fidel Herrera, espera a que los desleales colaboradores en actos de “hombría” aceptando sus culpas presenten sus renuncias por mutuo consentimiento, pues si sabe contar, que no cuente con dichas dimisiones, porque de aquí al 30 de noviembre no llegarán.
El único camino que tiene Fidel para limpiarle de lacras y basura política el camino al sucesor Javier Duarte, es agarrar la daga y empezar a cortar cabezas.
No hay de otra.
¿O usted qué opina?

YUNES NO DEBE VIOLENTAR LA LEY

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
18 de julio de 2010


¿De qué se trata…?
El PAN insiste en incendiar Veracruz.
A lo largo y ancho de la geografía estatal los azules convocan al pueblo veracruzano a la desobediencia electoral.
Miguel Ángel Yunes Linares no termina por aceptar su descalabro electoral, claro y transparente, por la gubernatura del estado.
Obsesivo como es, el turco llama a la resistencia civil; a sus huestes induce a tomar carreteras y autopistas para que se respete su triunfo, según él, obtenido en los comicios del 4 de Julio.
Este fin de semana Yunes estuvo en el sur del estado, donde acudió para organizar, administrar y operar otra marcha ciudadana como la efectuada el domingo 11 de Julio en el puerto jarocho, sólo que ésta llevará el adicional de bloquear el tránsito vehicular en las principales vías de comunicación del sureste de Veracruz.
De verdad qué penoso que el político de Soledad de Doblado, actué con el estómago y no con el cerebro.
¿A dónde quiere llegar Yunes Linares incitando a la guerra postelectoral?
Los números de Pitágoras no mienten…
Javier Duarte fue el vencedor de la elección por la gubernatura del estado; la diferencia de más de 80 mil votos sobre su más cercano contrincante, es determinante, irrefutable, inalcanzable. Y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ratificará el triunfo del joven excandidato priísta.
¿De qué triunfo habla Yunes; a qué victoria se refiere?
Porque la del 4 de Julio en Veracruz, la perdió en forma contundente.
Dice Miguel que “tengo las pruebas del fraude electoral cometido por el PRI”.
Y si las tiene porqué no las presenta…
Al neopanista Yunes le encantan salir en televisión; los escándalos mediáticos son su principal arma de ataque; qué espera para aparecer ante los medios y exhibir las “pruebas del fraude que dice guardar como tesoro escondido”.
Si el as bajo la manga que pudiera tener es similar al que presumía su compañero de partido Julio Saldaña Morán, quien en el recuento de voto por voto, perdió la presidencia municipal de Veracruz ante la priísta Carolina Gudiño, Yunes va directo al fango electoral ante el máximo órgano electoral del país.
Sin lugar a dudas las acciones violentas a las que viene convocando el candidato perdedor del PAN al gobierno de Veracruz, son patadas de ahogado; se encuentra desesperado porque podría quedarse como el perro de las dos tortas; se le escapó la gubernatura de Veracruz y los cargos más relevantes en los cambios que realiza su “amigo” el presidente Felipe Calderón en su gabinete, ya fueron ocupados por los “cuates” de doble raya del huésped de Los Pinos.
Es importante enfatizar, reiterar, dejar muy señalado que si Yunes ordena y encabeza las acciones de toma de carreteras y autopistas del sur del estado, debería recordar que atentar contra las vías de comunicación se trata de delitos graves que se pagan con cárcel.
El gris director de los Centros SCT en los estados, Julen Rementería del Puerto advirtió en días pasados que no les temblará la mano para actuar con la ley en la mano contra los que bloqueen y se apoderen de carreteras federales. Claro esto lo dijo antes que Yunes amenazara con incendiar Veracruz. Habría que preguntarle ahora sí estaría dispuesto meter a la cárcel al turco.
Lo dudamos, porque si de algo carece el fracasado vendedor de trusas y calcetines del Importador de Veracruz, es de dignidad; juró a Buganza oponerse a la candidatura de Yunes, pero en la primera de cambios dobló el cuerpo.
Habríamos de preguntarnos, amables lectores, que si el ofuscado Yunes cumple su amenaza y desquicia el estado de Veracruz, es porque tiene la autorización del presidente Calderón.
Miguel es peleonero, bravucón y pendenciero, pero no tiene los atributos para boquear las vías de comunicación, tipificado como delito grave.
A la hora de la verdad, se arruga.
Y si no que le pregunten al capitán de meseros, hoy investido de falso y pseudo editor.
Que la cordura y la razón lleguen a Miguel Ángel Yunes Linares; el proceso electoral ya quedó atrás.
¿O usted qué opina?

EL DESENGAÑO FIDELISTA

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
15 de julio de 2010


Por traidores…
Medio gabinete Fidelista se irá a la calle.
Es la advertencia del gobernador Fidel Herrera.
Y no es para menos…
El mandatario estatal tiene en sus manos pelos y señales de quienes operaron en los comicios del 4 de Julio en contra del PRI veracruzano y del candidato a gobernador, Javier Duarte.
En efecto urge sacudir el árbol de la Fidelidad; el gobernador no puede terminar soñando formar parte de la administración Duartista.
Pero yo pregunto…
¿Quiénes son los que saldrán despedidos del gobierno de Fidel Herrera?
No vaya ser que el hilo se reviente por lo más delgado y la barredora Fidelista sólo incluya a empleados de pacotilla o de medio pelo.
No sería justo.
El descabezadero de traidores y desleales debe ser de altos funcionarios estatales, aquellos que por venganza a no ser seleccionados, ellos o sus familiares, en una diputación o alcaldía, echaron toda la carne al asador, sólo que en contra del Partido Revolucionario Institucional y de su candidato a la gubernatura, y de los proyectos futuros de Fidel Herrera para la carrera presidencial del 2012.
Si la guillotina hará rodar cabezas de connotados funcionarios públicos, tendrá que ser a partir del Secretario de Gobierno para abajo; se supone que Reynaco Escobar recibió la confianza del gobernador para que investigara y sondeara por todo el territorio estatal quiénes eran los mejores hombres y mujeres para representar al PRI en las 30 diputaciones y los 212 municipios con los que el tricolor arrasara en las urnas.
Las 10 diputaciones locales y las 128 alcaldías perdidas el 4 de Julio son evidencia del rotundo fracaso de don Gaudencio, quedando además sembradas dudas y sospechas de su honestidad, transparencia y lealtad hacia el gobernador Herrera y a Javier Duarte.
Porque ha trascendido que Escobar Pérez unió fuerzas políticas adversas al PRI con diversos actores del priísmo estatal, para llevar al tricolor a la debacle en las pasadas elecciones. Una muestra vista a todas luces de la traición del responsable de la política interna del gobierno estatal, es la presunta alianza que hizo con el alcalde David Velasco Chedraui, para llevar a la derrota al abanderado del tricolor Javier Duarte en el municipio de Xalapa. Las razones que tuvo el mandiles xalapeño fue porque pretendió hacer candidata a diputada local a su esposa Mariana Munguía y no lo consiguió.
Pero el desplumadero de funcionarios Fidelistas debe alcanzar también al secretario de Educación Víctor Arredondo Álvarez y a su director de Finanzas, Edgar Espinoso; al titular de la SEDESMA Ranulfo Márquez Hernández, quienes perdieron de todas en los distritos electorales que les tocó operar a favor del PRI.
El mexiquense Jorge Carballo Delfín, no toca ni baranda al frente del CDE del PRI; todo el comité estatal tendrá que ser sometido a una rigurosa purga, los traidores en el tricolor tendrán que salir corriendo como ratas de barcos.
En la sacudida Fidelista también tendrán que irse por vergüenza o ser destituidos por sus agremiados, representantes de los sectores y estructuras priístas que sirvieron para una chingada el de 4 de Julio, como Bertha Hernández, de la CNC; Enrique Ramos Rodríguez, de la CTM; Tomás Tejeda, de la CROC; la dirigente de la CNOP, Elvia Ruiz Cesáreo; el presidente de la Fundación Colosio, Inocencio Yáñez; el secretario general del Movimiento Territorial, Ricardo Callejas Arroyo, entre otros líderes charros que dirigen organizaciones fantasmas adheridas al PRI veracruzano.
Sin lugar a dudas el látigo Fidelista tendrá que ser implacable con aquellos falsos y ambiciosos pseudo-editores que cuando vieron que el barco Duartista amenazaba con hundirse en plena campaña electoral, tiraron la toalla roja y corrieron a rendirle pleitesías y ponerse a las órdenes del candidato del PAN a la gubernatura. Hoy que ven que el resultado en las urnas es irreversible y que Duarte será el próximo gobernador de Veracruz, se desviven en lisonjas y falsas alabanzas hacia el candidato triunfador.
En cuanto a los diputados federales, Ricardo Ahued; José Yunes Zorrilla; Tomás Carrillo, Antonio Benitez Lucho; Juan Nicolás Callejas Arroyo, y locales como Fernando González Arroyo; Marida Rodríguez; Dalos Ulises Rodríguez, quienes también fracasaron el 4 de julio como operadores del PRI en sus respetivos distritos electorales, tendrán que recibir reprimenda y drásticas llamadas de atención por quien manda en Veracruz.
En concreto…
Que en la barredora que hará Fidel en su gabinete, no caigan justos por pecadores; que rueden las cabezas de quienes con todo el descaro posible pavimentaron el camino a los panistas, desde el candidato perdedor de la gubernatura hasta los abanderados de las 128 alcaldías que perdió el PRI Fidelista.
Que no le tiemble la mano al gobernador Herrera para levantar la daga y hacer caer las cabezas de los traidores de la elección pasada.
El tiempo lo dirá.
¿O usted qué opina?

FIDEL…SIEMPRE REPUBLICANO

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
14 de julio de 2010

El gobernador Fidel Herrera ha tirado su espada en prenda…
Por Veracruz apuesta todo.
Para los veracruzanos quiere paz, tranquilidad y progreso.
Las elecciones del 4 de Julio ya pasaron, ganó quien ganó, deben aceptarse los resultados y mirarse hacia delante.
Por ello, el mandatario veracruzano afirma en público que buscará “limar asperezas con el Presidente Felipe Calderón”.
Sin odios ni rencores por el daño que le hicieron por la guerra sucia usada en su contra en tiempos electorales, Fidel mira hacia adelante y anuncia que buscará al Presidente Calderón para resolver “malos entendidos”.
No es para menos la posición adoptada por Herrera Beltrán.
Fidel es un hombre institucional, que por México apuesta todo porque el país entre en una etapa profunda de cambios y transformaciones.
Lo merecen las futuras generaciones de mexicanos ansiosos de un mejor mañana.
Por ello, ha dicho estar dispuesto a perdonar y olvidar agravios de sus adversarios políticos, en especial del Partido Acción Nacional.
El triunfo de Javier Duarte el 4 de Julio es irrefutable; el 1 de diciembre será investido como gobernador de Veracruz, aún así pataleen los panistas, principalmente aquellos que hoy se desgarran las vestiduras a favor del yunismo, cuando penas ayer se desvivían por aclamar a Gerardo Butranza.
Yo pregunto…
¿Porqué insistir en abrir heridas entre los veracruzanos que podrían ser difíciles de cicatrizar?
México y Veracruz atraviesan por momentos económicos jamás imaginados, producto de la recesión financiera internacional que todavía no termina de acomodar o estabilizar las principales economías del mundo. En consecuencia nuestro país se encuentra en el ojo del huracán. Y si a esto le sumamos los problemas internos de inseguridad pública y que los mexicanos se rompen la madre por intereses políticos, México sigue destinado a continuar en el fango económico mundial.
Destrozarnos, desvaratarnos sin piedad entre veracruzanos o mexicanos ha sido parte de las historias que se han tendido después que México alcanzó su independencia en 1810 y su liberación del yugo Porfirista en 1910.
Lejos de haber aprendido de esas trágicas lecciones donde murieron millones de compatriotas, pareciera que existen personajes que no quieren a Veracruz ni a México, por el simple hecho de que sus padres o sus abuelos no se rompieron la madre por alcanzar aires de libertad. Tal vez llegaron a México cuando todo era un paraíso para hacer dinero.
Insisto en preguntar…
¿Porqué no aceptar que no ganaron las elecciones; que el pueblo de Veracruz prefirió- como dicen unos- al malo conocido que al bueno por conocer?
Insistir en una lucha estéril, donde quiera que se diriman, dividirá más a los veracruzanos; ahondará más las heridas y serán todavía más difíciles de cicatrizar.
El gobernador Fidel Herrera, el más agraviado, ofendido y difamado, según él, ha dicho que recurrirá a su demencia y olvidará las injurias a su persona.
Esa es la posición siempre republicana del gobernador de Veracruz, pero hay necesidad de cuestionar…
¿Estará de acuerdo el Presidente Calderón en olvidar rencillas contra el gobernador Herrera Beltrán?
Es una interrogante, por el momento, difícil de contestar.
¿Se requiera saber hasta dónde envenenaron a Calderón en contra del gobierno de Veracruz
Es indudable que el daño que buscaron hacerle a Fidel con el Presidente Calderón, fue de latitudes inimaginables.
Era tanto el bombardeo de tírenle al “negro” en la residencia oficial de Los Pinos que el huésped principal terminó por creer todo lo que de Fidel se decía.
Por los informes de sus enemigos más odiados y recalcitrantes al Presidente Felipe Calderón, Fidel Herrera se convirtió en el político más odiado en Los Pinos.
El 4 de Julio pasado se desarrolló en Veracruz la tercera elección en la que el PRI de Fidel Herrera, se levantó con la victoria, esta vez con la gubernatura.
Sólo se trata de sentido común para aceptar que la mayoría de los veracruzanos votaron, otra vez, por la continuidad del Fidelismo.

SE VA FERNANDO GOMEZ MONT DE GOBERNACION

Lo sustituye José Francisco Blake Mora, quien trae una estela vergonzante de derrotas electorales en su estado natal.
¿Y no que ese lugar estaba designado para que allá por septiembre u octubre fuera ocupado por el candidato perdedor del PAN a la gubernatura de Veracruz. Donde habrá quedado el no te preocupes, si perdemos te espera Gobernación?
Veo que el turco Yunes se va quedando solo.
Y si no al tiempo.
¿O usted qué opina?

LOS SUCCIONADORES

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
13 de julio de 2010


Con Dios y con el diablo.
Así la jugaron connotados y visibles funcionarios fidelistas en la pasada elección del 4 de Julio.
Lo saben el gobernador Fidel Herrera y Javier Duarte.
Al mandatario estatal y al candidato vencedor y futuro gobernador de Veracruz, han llegado los nombres de los Judas veracruzanos.
Traidores, cínicos y desvergonzados, todos juntos, operaron en contra del PRI y de sus candidatos, en especial del abanderado a la gubernatura.
Y lo increíble es que después de traicionar y casi darle en la madre a Javier Duarte en los comicios, estén vociferando hoy que formarán parte de su gabinete de gobierno a partir del 1 de diciembre de 2010.
No quedan dudas…
Es urgente que vientos huracanados de la Fidelidad sacudan al PRI de Veracruz; no importa la intensidad de los aires, entre más violentos mejor.
Sólo así caerán los traidores del 4 de Julio que como pulgas o garrapatas se mantienen a la expectativa hacia dónde brincar, bien con Duarte si se confirma su triunfo, o con el enemigo, total para los dos grupos trabajaron.
Creen estar bien con Dios y con el diablo.
Si todavía no lo hacen, es prioritario que Fidel o Javier realicen la purga en el PRI estatal.
Debe llamárseles a cuenta a todos y cada uno de los representantes partidistas que llevaron al precipicio al partido tricolor en los distritos encomendados, cuando tuvieron todo para salir victoriosos.
Al patíbulo priísta deberán ser enviados todos los responsables de la operatividad del PRI en los distritos o municipios encomendados, en los que el priísmo estatal fue avasallado y ridiculizado, poniendo en riesgo el triunfo del candidato a gobernador, Javier Duarte.
Todos son culpables de la debacle tricolor el 4 de Julio; todos son responsables que el PRI perdiera tantos municipios; todos fallaron en la confianza otorgada; pareciera como si se vendieron por unas cuantas monedas.
Igual como Judas ante los fariseos para entregarle a Jesucristo.
No es entendible todavía para Fidel y Duarte que el PRI haya perdido en municipios serranos y que fueran ganados por el PAN, cuando históricamente estos ayuntamientos han sido priístas; son los considerados dueños del voto verde que nunca han fallado al tricolor.
La excusa que dan los fracasados representantes del PRI, es que los panistas manos sucias tiraron la casa por la ventana en las regiones indígenas comprando el voto de la gente humilde hasta en 5 mil pesos.
Es cierto, pero no es excusa ni pretexto para haberles dejado la bandeja en sus manos. Fue como morir sin luchar, y a eso se le llama complicidad y entrega.
Pero en fin, todos los traidores a la Fidelidad y a Javier Duarte, tienen nombres y apellidos.
Víctor Arredondo Álvarez, Secretario de Educación; Edgar Spinoso, titular de Finanzas de la SEV; Marilda Rodríguez, diputada local; José Yunes Zorrilla, diputado federal; Adolfo Mota, ex diputado federal; Felipe Amadeo Flores Espinoza, diputado federal; Tomás Carrillo, diputado federal; Héctor Yunes Landa, diputado local.
Y también los candidatos a las alcaldías, Elizabeth Morales, por Xalapa; Carolina Gudiño, por Veracruz, y Salvador Manzur, por Boca del Río, quienes se dedicaron a llevar agua a su molino y se olvidaron de promocionar al abanderado a la gubernatura, Javier Duarte.
Palo dado ni Dios lo quita.
La complicidad de los falsos Fidelistas y Duartistas, se consumó el 4 de Julio.
Ni llorar es bueno para Fidel y Javier.
Pero corresponde al gobernador Herrera, en su calidad de todavía primer priísta del estado, y a Duarte, futuro gobernador del estado, exhibir públicamente a los traidores que mecieron la cuna a favor del PAN.
Esos falsos Fidelistas deben salir del PRI.
Las alimañas rojo-azules que alimentó el gobierno de Fidel Herrera, no tienen porqué heredarse a la administración de Javier Duarte.
Al menos que a partir del 1 de diciembre, esté apostándose al fracaso del gobernador Javier Duarte.
¿O usted qué opina?
BUENOS DIAS VERACRUZ
noticiero con DAVID VARONA FUENTES
11 am

YUNES ESTÁ PERDIDO

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
12 de Julio de 2010


Inventar votos que no tiene, es como pretender en forma desesperada sacarle agua a las piedras.
Miguel sabe que no triunfó en la elección del 4 de Julio.
Su egocentrismo es tan grande que no acepta que perdió, y a todos está agarrando de pendejos, incluso a sus “amigos” allá en el altiplano.
El Presidente Felipe Calderón ha sido informado que su delfín fue superado por 85 mil 575 votos en la elección del pasado 4 de Julio; aunque Yunes insiste en afirmarle que “lo robaron; que él ganó la gubernatura”.
Con la marcha del domingo en el puerto jarocho, Yunes busca decirle a su amigo y protector, Felipe Calderón, que él, sólo él y nadie más que él, triunfó en la jornada electoral para renovar el gobierno de Veracruz. Y como testigo de descargo usa siempre a César Nava Vázquez, ese dócil líder del CEN del PAN, que no ha sido capaz de dirigir ni siquiera su vida personal.
Yunes dice, y Nava le sigue la corriente, que ganó la gubernatura; pero no presenta pruebas que avalen su dicho.
Nadie de su equipo cercano de campaña conoce las actas de escrutinio de todas las casillas electorales instaladas en la entidad, que Yunes dice tener en su poder y que avalan su dicho de haber ganado la gubernatura el 4 de Julio.
Sus propios colaboradores se dicen extrañados, principalmente porque el PAN no acreditó ante el IEV representación en el 100 por ciento de las 9 mil 918 casillas autorizadas para los comicios del domingo pasado.
Lo que evidencia que más bien se trata de pura saliva, lengua y escándalo mediático de los panistas.
Es tanto el ruido que hacen Yunes y su runfla de aduladores, que los priístas se cansaron de las infamias.
Desde la máxima tribuna del partido tricolor en el país, los dirigentes arroparon este lunes a Javier Duarte, y advirtieron que el “triunfo en Veracruz no está sujeto a negociaciones”.
De una vez por todas la representante nacional del PRI, Beatriz Paredes Rángel, pidió recobrar la memoria a todos los panistas que hoy se rasgan las vestiduras defendiendo un triunfo que todos saben no fue alcanzado en las urnas a través del voto de los veracruzanos.
En la sede del CEN del PRI, en la ciudad de México, la generala Paredes, acompañada del estado mayor del priísmo nacional y del candidato triunfador en Veracruz Javier Duarte, recordó a los panistas que el triunfo de Duarte es contundente e inobjetable.
De acuerdo al cómputo de los 30 distritos electorales en Veracruz, la diferencia de Duarte sobre su más cercano competidor (Yunes) es de 85 mil 575 votos. A lo que la presidenta nacional del PRI, espetó a los azules…
-“La diferencia de Duarte (sobre Yunes) es cuatro veces superior a la que obtuvo el perredista Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial del 2006, sobre Felipe Calderón Hinojosa”.
Con números en las manos, Paredes Rangel mostró que Calderón “ganó” la elección presidencial por escaso margen de 0.57 décimas de punto, y el entonces candidato electo (Calderón) y los panistas pidieron a los partidos y a las instituciones mexicanas, fueran respetuosas de los resultados.
Y así se hizo, en 2006 el PRI se mostró respetuoso de los comicios presidenciales.
Por lo tanto hoy, ante el triunfo electoral de Javier Duarte, en forma enérgica el priísmo nacional hace un llamado al PAN a la coherencia y a la congruencia...
-En Veracruz ganó Duarte, y punto, deben aceptarlo”.
Pero los panistas fingen demencia.
César Nava Vázquez y su jefe (así parece) Miguel Ángel Yunes Linares, se han manifestado ciegos y sordos, y en consecuencia parte han vuelto sordo y ciego al propio huésped de Los Pinos.
En pocas palabras, les vale madre; los dos son pendencieros.
Sin embargo, lo expresado por la generala este lunes en la sede priísta donde sacó al sol trapitos azules cuando el PAN y Calderón pidieron respetar su triunfo de 2006, ha calado hondo y profundo en el presidente Felipe de México.
Y no es para menos.
En 2006 el PRI avaló su cuestionado triunfo electoral sobre el Peje López Obrador.
Hoy el mismo PRI exige a Calderón y su investidura presidencial avalada por el tricolor en 2006, respetar el triunfo transparente de Javier Duarte en Veracruz obtenido en las urnas.
Que el Presidente Calderón pida a Nava y Yunes reconocer el triunfo de Duarte, será eso que pide la mandamás del PRI, “coherencia y congruencia”.
Yo pregunto…
¿Lo aceptarán?
¿O usted qué opina?

¡¡YA ENLOQUECIERON LOS PANISTAS!!

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
11 de julio de 2010


Sorpresas te da vida.
López Obrador, héroe de los panistas.
En 2006 le robaron la Presidencia de la república.
Ayer satanizaban sus estilos de pedir justicia, respeto, legalidad y transparencia en los comicios; hoy idolatran y copian sus métodos de reclamos.
Reprobaron la lucha de resistencia civil que realizaba mediante plantones en el zócalo y calles del centro histórico de la ciudad de México, demandando al IFE y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la limpieza de la elección presidencial.
Y su exigencia de contar casilla por casilla, voto por voto, fue ignorada, criticada y censurada por los calderonistas.
Quién imaginaría que 4 años después, el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, el personaje político más odiado por Vicente Fox y Felipe Calderón, se convertiría en el gurú, en el maestro y ejemplo a seguir de los panistas.
En el estado de Veracruz, las estrategias de guerra del Peje son hoy día el alma máter de las actuaciones del dirigente nacional del PAN, César Nava Vázquez, y de Miguel Ángel Yunes Linares, candidato perdedor de la gubernatura del estado.
Efectuar marchas dizque pidiendo respeto a la democracia y bloquear autopistas y carreteras, reflejan que los panistas se han convertido en los alumnos más aventajados del ex candidato de izquierda López Obrador.
El Peje debe sentirse sumamente halagado por sus enseñanzas…
Sus armas de combate por las que tantos agravios recibió de parte de los calderonistas en 2006, son copia fiel de los arrebatos y las patadas de ahogado de Nava y Yunes, y de los militantes del Partido Acción Nacional que arrastran en esta guerra perdida en las urnas el pasado 4 de Julio por voluntad de los veracruzanos.
Que el PAN y sus candidatos fracasados salgan a las calles a protestar, es increíble pero cierto.
Sin embargo, nada es nuevo en los panistas, viven del cuento y de los escándalos mediáticos; siguen espantando a los veracruzanos con el petate del muerto.
Es evidencia inconfundible que Yunes se encuentra desesperado; al borde de la esquizofrenia. La sangre le hierve en sus venas y su cerebro a punto de explotarle.
No es para menos…
Su única y última oportunidad de gobernar su estado natal, se le escapó de las manos.
¿Qué decirle a su amigo, protector e impulsor de su candidatura, Felipe Calderón y a su madrina política, Elba Esther Gordillo; a quienes prometió llevarles el trofeo de la gubernatura de Veracruz que ganaría en las urnas?
Por ello se aferra a defender lo indefendible; a exigir con marchas y pancartas, al puro estilo de López Obrador, lo que no pudo ganar con votos.
La gran diferencia entre Yunes y Andrés Manuel, es que este último sí ganó en las urnas la Presidencia de México.
Que César Nava y Yunes se inspiren en el Peje para salir a las calles de Veracruz, ha despertado suspicacias en la gente, porque a ese paso que van adorando al tabasqueño no sería remoto que terminaran pidiéndole que fuera el candidato del PAN para el 2012.
Si PAN y PRD-PT-Convergencia, se aliaron en 2010 para cuatro candidaturas a gobernador, de las que 2 ganaron y 2 perdieron, porqué no unirse en 2012 para evitar el retorno del PRI a Los Pinos.
Claro, ese sería el mejor regalo de despedido para el Presidente Calderón.
Sólo que el Peje, ni muerto allá con San Pedro, aceptaría tener algo que ver con el partido de quien él ha calificado como “Presidente espurio”.
Por lo pronto, dicen los íntimos del turco, que después de la marcha de este domingo en el puerto jarocho, el siguiente paso ordenado por el CEN de su partido es bloquear las principales autopistas de la entidad y sitiar la sede del Tribunal Estatal Electoral, para obligar a los magistrados a no perder tiempo en calificar la elección de gobernador, y reviertan el triunfo a favor del candidato blanquiazul.
Soñar no cuesta.
Palo dado, ni Dios lo quita.
Lo saben Yunes, Nava y hasta Calderón.
Y si fingen demencia, aprovechando que ahora lo honran, veneran y siguen sus pasos, que le pregunten a quien en 2006 despojaron de la Presidencia.
Por lo que yo pregunto…
¿Los panistas demócratas?
Pues, de cuál fumaron
¿O usted qué opina?

¡QUE PAGUEN LOS TRAIDORES DEL FIDELISMO!

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
9 de julio de 2010


Urgente una purga en el PRI veracruzano.
Debe salir, expulsarse, toda la porquería acumulada, que tanto daño causó a la campaña de Javier Duarte.
Después del 4 de Julio, los focos de alerta en el tricolor se han encendido a lo máximo de su capacidad.
No hay mañana para el Partido Revolucionario Institucional, su transformación política y social es hoy.
Nada puede seguir siendo igual en el PRI de Veracruz después de la amarga experiencia político-electoral del domingo pasado.
Y no es para menos…
Javier Duarte ganó la gubernatura, pero no con los pronósticos abismales de votos a su favor. 200 mil o 300 mil sufragios de sufragios de diferencia, que eran los esperados el 4 de julio, tendrían hoy al candidato muerto de risa.
Pero no fue así, 84 mil 575 votos marcan el triunfo de Duarte y la derrota del neopanista Yunes Linares.
Se perdieron 10 diputaciones y 128 alcaldías; 94 quedaron en manos del PAN y 34 en poder del PRD-PT-Convergencia; para el PRI sólo 84, y todavía con riesgo de que la cifra disminuya por aquello del voto por coto, casilla por casilla, que se realizarán en algunos municipios entrampados en el recuento de los sufragios.
Es dura la realidad, pero debe aceptarse; la oposición aumentó sus escaños en el Congreso local y triplicó el número de ayuntamientos bajo su poder.
El mexiquense Jorge Carvallo delfín, presidente del CED del PRI, debe sumir la cabeza avergonzado cada vez que vea al gobernador Fidel Herrera o a Javier Duarte.
Convirtió la selección de candidatos a diputados y alcaldes en un cochinero, y los resultados electorales terminaron siendo desastrosos para el PRI y su candidato a gobernador.
Fidel como líder máximo del priísmo estatal y Duarte en su calidad de candidato a gobernador, confiaron en Carvallo, en los sectores activos del PRI, en los hombres y mujeres de su partido, y por poco se llevan las sorpresas de su vida.
Javier tenía todo para ganar la contienda a gobernador por arriba del millón 400 mil votos, y evitar ese tortuoso trámite burocrático del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que finalmente termina confirmando los resultados que liberan las instituciones electoral de cada una de las entidades estatales.
Pero se aparecieron los demonios y compraron la conciencia de todos los priístas y expriístas resentidos, visibles y ocultos, que no consiguieron convertirse en candidatos a diputados y alcaldes, y en venganza se fueron al partido de enfrente
Lo sucedido en la contienda electoral del 4 de Julio, evidenció que el Partido Revolucionario Institucional atraviesa por una podredumbre entre sus propios actores políticos, una parálisis política de sus sectores, y
Al gobernador Fidel Herrera ni al candidato ganador de la gubernatura, Javier Duarte, deben temblarle las manos para emprender sin miramientos implacable cacería de todos los priístas que traicionaron a su partido en estas elecciones locales.
Por los planes futuros del gobernador Herrera, el PRI de Veracruz debe abrir las compuertas para retomar su declaración de principios, convirtiéndose otra vez en el partido vanguardista, de lucha, que abandera las causas de la justicia social.
No más un partido de aplaudidores que apuestan al clientelismo político, o de jóvenes improvisados en política cuyos únicos méritos son el barberismo y la adulación.
No más organizaciones fantasmas como el Movimiento Territorial, la Fundación Colosio, la CNOP, la CNC y los sectores obreros, que nada, absolutamente nada aportaron a Javier Duarte este 4 de Julio.
En suma…
No más un PRI veracruzano manejado y operado por una runfla de oportunistas y pendejos.
Fidel y Duarte, tienen la palabra.
¿O usted qué opina?

LA PUÑALADA TRAPERA

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
8 de julio de 2010

Por todos los pasillos de palacio de gobierno, retumba y se escucha el eco de una misma interrogante…
¿Quiénes traicionaron a Javier Duarte el 4 de julio, llevando votos a candidatos de otros partidos políticos?
La lista de presuntos es larga y copiosa, entre los cuales destacan funcionarios estatales de primer nivel en la administración Fidelista…
¿Acaso Reynaldo Escobar Pérez, secretario general de Gobierno; Jorge Carvallo Delfín,, dirigente estatal del PRI; Ranulfo Márquez Hernández, titular de SEDESMA;al Cp. Gonzalo Morgado alias el capitán chanclas, diputado Tomás Carrillo, Felipe Amadeo Flores Espinosa, diputado federal y dueño del membrete Vía Veracruzana; Adolfo Mota Hernández, ex diputado federal por Coatepec; José Yunes Zorrilla, diputado federal, y Jon Rementería, alcalde de Veracruz, entre otros.
Todos los arriba mencionados tuvieron, en sus días permitidos para hacerlo, una función política qué desarrollar en los días previos a los comicios del pasado domingo, y que garantizaban a Duarte, el carro casi completo el 4 de Julio.
En efecto, los operadores del PRI entregaron a Duarte el carro casi completo, sólo que éste fue de deudas y de rotundos fracasos electorales de las diputaciones locales en 16 distritos electorales y en más de 130 municipios.
El hecho que Duarte perdiera en municipios jamás imaginados, tiene muchas lecturas…
Pero la principal es que los enemigos de Javier Duarte, cobraron facturas pendientes al cordobés.
Su candidatura al gobierno de Veracruz no se dio en medio de manteles largos, fanfarrias y mariachis, ni con la aprobación de toda la clase política estatal.
Al contrario, el nombramiento de Duarte como candidato del PRI, causó molestia, rabia e indignación en identificados priístas que también buscaban el abanderamiento tricolor para obtener, primero la candidatura y luego, con los votos, la gubernatura.
Por ejemplo…
Reynaco Escobar, siempre vociferó tener en la bolsa la nominación priísta; con el viejo cuento de que él hizo ganar a Fidel la gubernatura en 2004, siempre trató de sobornarlo. Cuando vio que el “bueno era Duarte, hizo pública sus aspiraciones de volver a ser alcalde de Xalapa; luego diputado local, y como Fidel no se prestó al chantaje, no le quedó otra opción que filtrar entre sus voceros oficiales jarochos que sería Procurador de Justicia del estado.
Pero nada le cuajó al tío de los Pipos, el gobernador le ordenó cerrar la boca y continuar en la Secretaría de Gobierno; su molestia fue más que evidente al paso de los días.
Quienes conocen a Escobar Pérez, aseguran que el funcionario estatal es hombre de rencores; es de los que entierran la daga por la espalda en los momentos menos esperados. La elección del 4 de Julio, pudo haber sido el ideal para cobrar venganza, induciendo a los xalapeños a votar en contra de Duarte.
Lo mismo pudo haber ocurrido con otros priístas iracundos como los Yunes, Pepe y Héctor, el joven Adolfo Mota, el que por órdenes del capitán de meseros Alejandro Montano, le escondía los zapatos al candidato Fidel Herrera en la campaña de 2004, y con Ranulfo Márquez, alias el “Cara de Lata” para sus amigos íntimos, que no perdonan a Duarte haberlos dejado a la orilla del río en el proceso selectivo del candidato a gobernador.
Todos los desplazados, juraron sumarse a la campaña de Duarte a regañadientos del gobernador Herrera.
Sin embargo, su actuación como promotores del voto a favor de Javier, ha dejado sembradas muchas dudas, porque tal parece que operaron pero en contra del candidato a la gubernatura.
Como dicen, palo dado ni Dios lo quita.
Pero bien haría Javier Duarte en desconfiar de todos los que hoy se le acercan a rendirle tributos.
Muchos de esos traidores, podrían ahora, estar surtiendo, llevando o vendiendo información al adversario.
Para detectarlos, bien haría Javier en hacer su lista de sospechosos, donde es seguro aparecen troyas y tiranos.
¿O usted qué opina?

PITÁGORAS NO MIENTEN…

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por. David Varona Fuentes
7 de julio de 2010



El candidato del PRI, Javier Duarte, obtuvo un millón 403 mil 629 votos.
Mientras que el abanderado del PAN, Miguel Ángel Yunes Linares, un millón 310 mil 955 votos.
La diferencia son, 92 mil 674 votos.
Las anteriores, son las cifras que tiene en su poder el abanderado tricolor Javier Duarte, producto de la contabilización de cada uno de los sufragios recibidos a su favor en las 9 mil 918 casillas instaladas a lo largo y ancho de la geografía veracruzana.
Y hay un dato importante que Duarte aportó.
El PRI fue el único partido que acreditó representantes políticos en la totalidad de las casillas abiertas en la jornada electoral del pasado domingo 4 de Julio, por lo tanto cuenta con las respectivas actas de escrutinios levantadas una vez concluida la elección, imposible entonces que los panistas y su candidato a gobernador argumenten tener lo que no tienen.
Lo que dicen tener no son más que miedos y vergüenza a la derrota.
Javier Duarte, se dice tranquilo y confiado de su triunfo electoral.
Y no es para menos…
Tiene en mano papelitos que avalan su victoria.
Y dice…
-“La decisión ya se tomó; los veracruzanos ya ganaron; el triunfo es contundente e irrefutable”.
Y lanza el reto…
-“Estoy listo para revisar acta por acta”.
Más claro ni el agua de manantial..
Por lo tanto, yo pregunto…
¿Qué son los panistas?
Dementes, desmemoriados, o simplemente se hacen pendejos cuando les conviene.
Por favor, ya basta de tanta simulación y doble lenguaje.
A quién quieren engañar.
Creen los azules que los veracruzanos que no comulgan con su partido, son retrasados mentales.
Ahora resulta que con una diferencia de 92 mil 674 votos del candidato del PRI Javier Duarte sobre el panista Miguel Ángel Yunes Linares, el PAN decide llevarse el veredicto de la elección al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Incluso el exquisito presidente del CEN blanquiazul César Nava Vázquez, afirmó que “sobre Veracruz sólo aceptaremos la resolución final que otorgue el máximo órgano electoral en el país”.
No es para menos la estrategia endemoniada y perversa de los azules.
Confían en que el Presidente Felipe Calderón intervenga ante el TEPJF, que encabeza la Magistrado- Presidenta, María del Carmen Alanís Figueroa, considerada mujer de temple, incorruptible y amante de la legalidad, quien al referirse a las quejas que arrojarían los procesos electorales en las 14 entidades, donde hubo comicios el domingo 4 de Julio, dijo…
-“Actuaremos ahora como siempre lo hemos hecho; de forma imparcial y de cara a la sociedad; no nos dejaremos influir ni presionar por ninguno de los actores políticos; el derecho, y sólo el derecho, será la única fuente para resolver los medios de impugnación”.
De cumplirse, lo anterior, allá los panistas si se atreven a solicitar, demandar, exigir o rogar, lo insalvable de la derrota electoral del turco Yunes.

Vuelvo a preguntar…
¿Qué son los panistas de César Nava Vázquez y toda su runfla de aduladores y soñadores que pensaron conquistar Veracruz?
No aceptan el triunfo de Javier Duarte, que le sacó ventaja de 92 mil 674 votos a su candidato Yunes; y en colmo de las aberraciones jurídicas piden conteo de voto por voto, que resulta improcedente, porque la diferencia de votos es superior al 0.5 por ciento porcentual que marca la ley.
Pero qué tal en julio de 2006, se amurallaron en no permitir el recuento de voto por voto, casilla por casilla que exigía el entonces candidato presidencial del PRD, Andrés Manuel López Obrador.
La diferencia entre los presuntos votos obtenidos por Felipe Calderón, (15 millones 284 mil votos) y el Peje (14 millones 756 mil 350 votos) fue apenas del 0.58 porcentual, y aún así el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación, rechazó las impugnaciones de López Obrador.
Entonces, con una diferencia de más del 2 por ciento entre los votos de Duarte y Yunes, a qué le tiran los panistas cuando sueñan.
Pero bueno, les carcome el escándalo mediático.
¿O usted qué opina?

¿Y…QUIÉNES SON LOS CULPABLES?

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
6 de Julio de 2010


De la debacle priísta en ciudades importantes y estratégicas del estado de Veracruz, el pasado 4 de Julio.
Exclusivamente en la elección de gobernador.
Resulta humillante para el PRI que su candidato a gobernador, Javier Duarte, haya perdido en 16 de los 30 distritos electorales de la entidad.
Inaceptable que Duarte fuera derrotado por el PAN en distritos electorales como Xalapa, urbano y rural, Veracruz, urbano y rural, Boca del Río, Misantla, Perote, Coatepec, Pánuco, Álamo, Tantoyuca, Tierra Blanca, La Antigua y Santiago Tuxtla, donde se suponía el tricolor contaba con operadores políticos de peso completo, aunado que muchas de las cabeceras distritales son gobernadas por presidentes municipales militantes del tricolor.
Y qué no decir de otros populosos municipios del norte de la entidad, donde el PAN y la alianza PRD-PT-Convergencia, barrieron parejo en las alcaldías.
Es vergonzante para los priístas que verdaderos desconocidos representantes de Acción Nacional o del PRD, se hayan apoderado del control político, tanto en la zona norte, como centro y sur.
Muchos de los que serán diputados locales en la próxima legislatura estatal, o alcaldes en la siguiente administración municipal, representando al blanquiazul, apenas y los conocen en sus casas.
En unos casos sin tener remotas posibilidades de ganar, jugaron porque el PAN los invitó a participar sólo por cumplir el requisito de tener candidatos en todos los distritos electorales.
Y en otros, como el dirigente de la sección 56 del SNTE, Juan Callejas Briones, porque se lo ordenaron desde el CEN magisterial que caciquea Elba Esther Gordillo, precisamente madrina política del turco Miguel Ángel Yunes Linares.
Lo gracioso de esos abanderados azules unidos con el PNAL, es que nunca como candidatos abrazaron el sueño de ganar la elección en sus distritos ni municipios; comentaron en su momento que solo habían aceptado participar sólo para que la “mamá de Chucky no se enfurezca”
Y… que van dando la sorpresa, que ganan a los candidatos del PRI.
Cuentan que el negrito Callejas Briones, ese que tiene delirios de persecución y que inventa que roban su camioneta de los estacionamientos, no podía creer que triunfó, y que se suelta en llanto, tal como en 1997 lo hizo el Flamers, Roberto Bueno Campos, cuando le informaron que, sin hacer campaña proselitista, había ganado la alcaldía de Veracruz representando al PAN.
Por ello reitero…
¿Quiénes son los traidores?
¿El mexiquense Jorge Carvallo Delfín, por su jugosa subasta de candidaturas, de la que dicen, comentan, especulan y aseguran, re-atascó sus cuentas bancarias con un chingo de millones de pesos?
¿Los presidentes municipales priístas que traicionando a Duarte cobraran las facturas por la imposición de candidatos a sucederlos en los ayuntamientos, y que desde luego no eran sus “gallos”?
¿O los propios candidatos a diputados locales y alcaldes que en campaña se olvidaron de Duarte y sólo se dedicaron a promocionarse ellos mismos ante la ciudadanía?
Porque muchos de los que hoy serán futuros legisladores y presidentes municipales, habían prometido a Javier las perlas de la Virgen equivalente en votos electorales.
Sin lugar a dudas, los traidores del 4 de Julio en todos los distritos donde perdió el candidato priísta a gobernador, tienen nombres y apellidos.
Los identifica el propio Duarte, y principalmente el gobernador Fidel Herrera.
Pasada la tormenta de los demonios, será necesario sacudir el árbol de la Fidelidad en su segunda etapa, para que caigan las manzanas podridas.
Javier no puede iniciar su mandato el 1 de diciembre, teniendo a los enemigos en casa, como le sucedió a mi amigo Fidel quien, a pesar que siempre supo quiénes lo estaban traicionando, los mantuvo en su gobierno.
Y los resultados de sus fechorías el 4 de Julio, están a la vista de todos.
Ni llorar es bueno.
¿O usted qué opina?

EN LA DEMOCRACIA SE PIERDE O SE GANA… EL RETO DE CALDERÓN : LA UNIDAD NACIONAL

BUENOS DIAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
5 de julio de 2010

El PRI, con medio cuerpo dentro de Los Pinos.
Y no es para menos.
Los resultados electorales de este 4 de Julio refrendaron la hegemonía tricolor en el país; es cierto, perdieron tres estados, Oaxaca, Puebla y Sinaloa, pero también recuperaron Zacatecas, Aguascalientes y Tlaxcala.
Y lo más importante, retuvieron Veracruz, que por el sólo hecho de haber sido Miguel Ángel Yunes Linares el candidato a gobernador, significaba para el PAN y el Presidente Felipe Calderón, ganar la joya de la Corona.
Es indiscutible que el Partido Revolucionario Institucional, de la generala Beatriz Paredes, consolidó su presencia política en el país con miras a la sucesión presidencial del 2012.
En los meses por venir, será determinante su participación en la recomposición de la vida política y social de México.
A través de la Conferencia Nacional de Gobernadores, la CONAGO, dirigida por el veracruzano Fidel Herrera, el PRI seguirá siendo el gran gigante político que monta en caballo de hacienda rumbo a la presidencia de la república.
Los comicios del pasado domingo en los que casi se llevó “carro completo” al ganar 9 de las 12 gubernaturas, sirven para ir pavimentando el camino de regreso a Los Pinos; sólo falta identificar el nombre del valiente jinete; uno de los principales anotados en la lista de los “presidenciables” del 2012, ya pasó la dura prueba de conservar el poder en su estado, pese a toda una embestida de lodo en su contra, operada desde el propio CEN blanquiazul.
En cuanto al PAN de César Nava, las elecciones del 4 de Julio en 12 entidades de la geografía nacional, representaron el inicio de la pesadilla que se les viene encima en el 2012.
El PAN, como instituto político está liquidado; nada tiene qué hacer en la elección presidencial de 2012.
Es cierto, los panistas ganaron tres gubernaturas, Oaxaca, Puebla y Oaxaca, pero para lograrlo tuvieron que amarrarse de las valencianas del PRD, PT y Convergencia.
De haber ido solos a las elecciones en esas tres entidades, el PAN habría sido sepultado por el PRI en las urnas.
El hecho de que los azules no hayan ganado en ningún otro estado donde no participaron agarraditos de las manos con los perredistas, petistas y convergentes, es muestra que el PAN requiere de vejigas para nadar en aguas de territorio tricolor.
En las entidades de Chihuahua, Aguascalientes, Hidalgo, Tamaulipas, Durango, Quintana Roo, Tlaxcala, Zacatecas y Veracruz, resultaron contundentes los triunfos de los candidatos priístas.
Por ello, es importante para la vida nacional que el presidente Calderón, no eche las campanas al vuelo porque su partido, el PAN, haya sacado del poder al PRI en entidades históricamente gobernadas por el partido tricolor.
Al contrario, el baile electoral sufrido por el blanquiazul en las restantes nueve entidades, representa la oportunidad, también histórica, para que Calderón, apoyado por el PRI y las demás fuerzas políticas, dé golpe de timón y cambie el rumbo del país.
No más nuevas aventuras económicas y sociales del gobierno calderonista, no todo está perdido en México; sólo se requiere aceptar errores, cambiar y recomponer lo malo.
Como expresa el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, son tiempos de reconciliación nacional.
La elección del 4 de Julio, dice Fidel, ya quedó atrás; son momentos de cerrar heridas para pronta cicatrización.
Esa es la invitación del mandatario veracruzano, en su calidad de representante en turno de la CONAGO.
Es Por Veracruz, es por México.
¿Quién dice yó?
¿O usted qué opina?

UNA FARSA EL SUEÑO UTÓPICO DE YUNES

BUENOS DIAS VERACRUZ
Por: David Varona Fuentes
4 de junio de 2010

¡¡Arrasó Javier Duarte!!
No nos equivocamos aquí en www.lagazeta.org
Lo anunciamos antes, durante y al final de las campañas proselitistas.
En este espacio, al referirme al candidato de PRI a la gubernatura de Veracruz, innumerables ocasiones escribí y reiteré sobre la crónica de un triunfo anunciado.
La victoria de Duarte era más que evidente; se trataba sólo de cosechar todo lo sembrado por el gobernador Fidel Herrera Beltrán, durante su mandato.
Es decir…el joven Fidelista tenía la mesa puesta, aunado a tener como adversario a un candidato impuesto desde Los Pinos que vino a romper la armonía y unidad blanquiazul que ya tenía a su favor Gerardo Buganza, hoy ex expanista y fiel seguidor del abanderado tricolor.
Como siempre mencioné, “este arroz ya se coció”.
Las tendencias electorales señalan que la victoria del candidato del PRI es contundente, inalcanzable e irrefutable.
Y no es para menos…
Resulta abrumadora la diferencia de votos entre Duarte y el abanderado del PAN Miguel Ángel Yunes.
Como era de esperarse, el turco Yunes no acepta ni aceptará su derrota; dice que “sus números electorales lo favorecen como ganador de la contienda para gobernador”, lo que tomará como argumento para impugnar la elección y llevarla al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, esperanzado en que su amigo el actual huésped de Los Pinos, le eche una manita con los magistrados del máximo órgano electoral en México.
Pero será imposible tumbar un resultado electoral con una distancia de más de 200 mil votos.
Con el triunfo del priísta Javier Duarte, gana Veracruz, ganan los veracruzanos, quienes pese a las amenazas de terrorismo, explosión de bombas, secuestros o levantotes de familiares, decidieron salir a dar en las urnas una participación cívica-electoral histórica.
Indiscutiblemente, el gobernador Fidel Herrera es también el gran vencedor en la jornada electoral de este 4 de Julio.
No ha sido nada fácil para el mandatario estatal enfrentar la guerra sucia del CEN del PAN, sacudírsela y salir airoso.
El hecho que el propio Fidel haya aceptado que los últimos días de campaña “serían los más largos y difíciles de mi vida por el bombardeo de lodo en mi contra”, era porque en verdad ya no sentía lo duro, sino lo tupido de las andanadas blanquiazules.
Después de semanas de no hacerlo, seguro es que el tío Fide haya dormido como nunca la noche de este domingo; las amenazas de su eterno, enfermo y obsesivo enemigo, son ya harina de otro costal.

CONFIRMA TRIUNFO JAVIER DUARTE

El virtual ganador de la gubernatura de Veracruz, Javier Duarte confirmó su triunfo electoral este domingo, y aseguró también que habrá mayoría priísta en el Congreso del estado; de las alcaldías dijo, “recuperamos varios municipios importantes”, aún cuando no mencionó cuáles.

EL PAÍS SE VISTIÓ DE ROJO

De nueva cuenta, México se vistió de rojo.
El PRI de la generala Beatriz Paredes triunfó en ocho de las 12 gubernaturas que estuvieron en juego este 4 de Julio, incluyendo Veracruz.
Recuperó Zacateca, Tlaxcala y Aguascalientes, y retuvo Tamaulipas, Hidalgo, Quintana Roo, Chihuahua; perdió Oaxaca, y mantiene pelea cerrada en Puebla, Sinaloa y Durango.
Por cierto, anoche mismo empezó a ser muy comentado la puntada que tuvo el turco Yunes de ir a Televisa, Veracruz. Hizo lo mismo que hace seis años recomendó a su entonces protegido, Gerardo Buganza Salmerón.
Hace seis años no le funcionó ese madruguete.
Y esta vez menos, cuando la diferencia de sufragios, es abismal.
¿O usted qué opina?

NOTICIERO BUENOS DIAS VERACRUZ 22 enero 2018

VLOGS DE LA VARONITA