¡¡JULIO CERECEDO EN EL FILO DE LA NAVAJA!!

Una bomba de tiempo está por explotar en tránsito del estado.
Y de nueva cuenta es a causa de las concesiones de taxis prometidas y que no terminan de llegar a manos de quienes pagaron hasta 200 mil pesos.
El general Homero Gamboa no sabe ni cuando le estallará la bronca de protestas y denuncias, que desde luego no desconoce sus orígenes, pero de la que dice no tener nada tenga que ver en esas transas.
Verdad o mentira la del director de Tránsito y Transporte, se gesta un movimiento en contra de la dependencia por parte de los que se sienten defraudados al haber pagado en lo oscurito entre 150 y 200 mil pesos por un juego de placas.
El dinero pedido para tal fin lo entregaron en el mes de abril, y es hora que no saben nada de los títulos de propiedad para operar el negocio de transporte de pasajeros en la modalidad de taxis.
La promesa a los incautos aspirantes a taxistas fue que en “quince días tendrían en sus manos el ansiado documento, y les pidieron tuvieran listos los vehículos modelo 2008 debidamente pintados de blanco y rojo, los cuales les ordenaron que adquirieron en una agencia automotriz de Poza Rica, en el norte del estado, al parecer propiedad de un alto funcionario del gobierno de Veracruz.
Han transcurrido siete meses que en manos del dizque intermediario estatal para la transacción, pusieron el patrimonio de toda su vida, y la paciencia se les termina.
Cada semana acuden a esta capital jalapeña a entrevistarse con el “representante” del gobierno del estado para preguntar qué está pasando con sus concesiones, y vival se las lleva dándole largas al compromiso pactado.
La pregunta que surge… ¿Quién es ahora el nuevo Tomás Mundo o la Martha Montoya que a nombre del gobierno de la Fidelidad hace los grandes negocios con las placas de taxis?
Datos confiables obtenidos por este columnista, señalan que de abril a la fecha suman por lo menos 300 ciudadanos de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río que, aún no teniendo ninguna relación, experiencia o antigüedad con el negocio de taxis, se cayeron con la “cuota” para hacerse acreedores a una concesión.
Lo que hacen un ingreso bruto de 60 millones de pesos; repito, esto tan solo en los municipios de Veracruz y Boca del Río. Y Cuánto más de dinero ha entrado de las demás grandes ciudades en las que también prometieron 5 mil nuevas liberaciones.
Por lo visto, la fiesta sigue en grande con eso de las adjudicaciones de placas; las ganancias continúan siendo millonarias.
Pero… si en verdad se está dando ese cochinero de corrupción…
¿Quién es el operador y a quién está llevando los costales de billetes?
La Montoya se fue de la dirección de Tránsito hasta el copete de lana una vez alcanzados todos sus caprichos que se propuso desde el primero de diciembre de 2004, cuando ingresó al gobierno estatal que iniciaba funciones.
Se propuso hacerse millonaria a corto plazo, y se le hizo realidad.
Soñó con tener un Penthouse frente al mar, ya lo tiene.
Deseaba que su hija Michelle fuera Reina del Carnaval de Veracruz, y lo consiguió, no importa que para el vestido y el carro haya tenido que explotar a sus agentes de tránsito imponiéndoles la compra de boletos para rifas fantasmas.
Doña Martha ya no está.
Entonces…¿Quién hace ahora su chamba encubierta y fraudulenta de pedir dinero a cambio de concesiones de taxis?
¿Acaso es Julio Cerecedo?
¿Aguantará el escándalo que viene en camino?
¿O usted qué opina?

¿A QUÉ INTERESES SIRVE REYNALDO ESCOBAR?

¿A qué intereses sirve Reynaldo Escobar?
Es la pregunta que retumba como eco en los pasillos y dependencias de palacio de gobierno.
Y no es para menos.
Después del zafarrancho de insubordinación de los policías intermunicipales en el cuartel San José la mañana del pasado lunes, todo apunta a que fue un acto deliberado y autorizado por el coordinador Bertoldo Reyes Campuzano.
Y no debe pasarse por alto que el titular de la Policía Intermunicipal Xalapa-Banderilla-Tlanelhuayocan, es de los espías incondicionales al secretario de Gobierno, a él le debe el cargo que ocupa, por lo tanto le guarda lealtad antes que al ejecutivo estatal y no da un paso adelante si Escobar no se lo autoriza.
Reynaldo y Bertoldo, son grandes cuates, cómplices y socios en muchas travesuras; son como uña y carne.
Cuando Reyes Campuzano se encontraba en el ostracismo político, refugiado en su despacho jurídico en el que no se paran ni las moscas, Reynaldo, siendo alcalde de Xalapa, lo rescata nombrándolo director de comercio municipal, convirtiéndose en el terror de los pobres vendedores ambulantes que sufrieron extorsiones y todo tipo de atropellos.
¿Quién no conoce al licenciado Bertoldo?
Su ficha curricular como funcionario público tiene una estela de arbitrariedad, corrupción y engaño; sirvió al establo de los que, con el garrote en las manos, ejercieron el poder detrás del trono, y al igual que el director de la Policía Ministerial, José Domingo Martínez Riverol, tiene en la frente el fierro que los identifica.
Y para desgracia de los veracruzanos, ambos manejan parte del engranaje de la seguridad pública estatal. Uno, “velando” por los intereses ciudadanos de tres municipios, y el otro, de vacaciones al frente de una institución policiaca corrompida y comprometida con intereses ajenos a la Procuraduría General de Justicia, que protegen y evitan echarle el guante a los verdaderos delincuentes.
Los dos están al servicio y bajo las órdenes del secretario de Gobierno Escobar Pérez, a quien su adoración al dios Baco le opaca la visión para observa los índices delictivos de la entidad.
La ciudadanía se pregunta porqué esos personajes con pasado oscuro y tenebroso lograron treparse en posiciones estratégicas, como lo es realmente la seguridad de los ciudadanos, convertida en la piedra en el zapato para el gobernador, a causa precisamente del circulo vicioso y los conflictos de intereses que mantienen atrapado al general Sergio López Esquer y al Procurador Salvador Mikel Rivera.
Eventos bochornosos como el del lunes increpando y retando a la autoridad del Secretario de Seguridad Pública, no son creación de la madre de las casualidades; sus operadores tienen nombres y apellidos, y lejos de coadyuvar a lograr el clima de paz y tranquilidad que desea para Veracruz el gobernador Fidel Herrera, le apuestan a desestabilizar al estado.
Pese a que el mandatario estatal refrendó su apoyo y confianza al titular de la SSP, los incidentes en el cuartel San José exigen una exhaustiva investigación, “caiga quien caiga”.
No debe soslayarse que el general López Esquer es un militar de alto rango y de muchas estrellas, por lo que, de acuerdo a las primeras indagaciones de los cuerpos de inteligencia de la milicia a su servicio, el camino a la mano que “meció a los intermunicipales” lleva directo a palacio de gobierno.
¿Serán los intereses del secretario de Gobierno que se ven afectados, o es la forma con la que busca obligar a ser tomado en cuenta para el 2010, en cuyo escenario ni siquiera figura como precandidato?
¿O usted qué opina?

LA GORDILLO DIVIDE A LOS MAESTROS EN VERACRUZ


Riqueza que insulta a los mexicanos.
Es de la que hace alarde la maestra Elba Esther Gordillo, dueña del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.
Y es producto de los 140 millones de pesos mensuales que la SEP, por concepto de retención de cuotas sindicales al millón y medio de profesores, le entrega al SNTE.
De acuerdo a investigaciones de la millonaria fortuna de la dirigente magisterial, en las últimas tres administraciones presidenciales, han ingresado a las arcas del sindicato más de 200 mil millones de pesos.
De las aportaciones de los maestros y de otros beneficios económicos entregados por el gobierno federal en turno, a la chiapaneca le ha sobrado dinero para comprar ranchos, yates, aviones y residencias en la Joya California.
Con los recursos sindicales siempre ha dejado constancia de su bondad y agradecimiento. Sus regalos a políticos, funcionarios y a periodistas, siempre han sido no menores a 250 mil pesos.
Las tragedias a causa de las inundaciones en el sureste del país han tocado su corazón. A los damnificados de Tabasco les envió 500 mil dólares, y a los de Chiapas, su estado natal, otros 250 mil dólares.
Cualquiera que vio esos actos de buena fe, pensó que la maestra es todo un ángel, que no puede ser cierto todo eso malo que se dice de ella, que no es un demonio pese al rostro semejante a un personaje siniestro en una cinta de terror. Pero es parte de su show para comprar conciencias.
Adquirir 59 camionetas Hummer de súper lujo para sus leales secretarios estatales, a un costo de 41 mil dólares por vehículo, fue como quitarle un pelo a un gato.
Y el último despilfarro de doña Elba Esther es la inversión de mil millones de pesos en la construcción de la nueva sede del SNTE, otro de sus caros caprichos.
Como lo informó el lunes un Diario capitalino, las impresionantes oficinas adaptadas con las tecnologías de primer mundo, están ubicadas en la exclusiva zona comercial Santa Fe, la más cara e influyente de la ciudad de México, justo a un lado de lujosos hoteles cinco estrellas.
Dicen, será el Partenón de la Gordillo, el lugar idóneo para protegerse de la inconformidad magisterial que la persigue y a la que cada día se suman miles de profesores cansados del yugo elbista.
Y no es para menos.
El monstruo caciquil creado por el presidente Salinas de Gortari, heredera del trono de su pareja sentimental Carlos Jonguitud Barrios, tiene muchos frentes abiertos; las debe por todos lados, lo que ha provocado que su vida se haya convertido en un infierno, sin paz ni tranquilidad a donde quiera que se para.
El miedo por su vida, la ausenta por largos meses del país.
La Gordillo, pronto cosechará lo que a largo de su liderazgo ha sembrado, entre lo que se comenta, la impunidad oficial de la que goza para desaparecer y hasta asesinar a los enemigos del SNTE.
Por lo pronto los ojos de la maldad, están puestos en la gubernatura de Veracruz en el 2010.
En días pasados destapó a su candidato, y hasta aseguró que ganará las elecciones.
Con esas amistades, para qué quiere más ayuda el virtual abanderado del Partido Acción Nacional al gobierno del estado.
Lo que no debe olvidar el “gallo” de la dirigente vitalicia del SNTE es que ese apoyo en vez de beneficiarlo, será su sepultura política.
El pueblo mexicano se encuentra irritado por el dispendio desmedido de la maestra Elba Esther. Y en Veracruz podrían cobrársela en las urnas.
Su derroche es una burla para los 60 millones de pobres en este país que no tienen ni siquiera para comer.
¿O usted qué opina?

ARTURO HERVIZ SEPULTA AL PERREDISMO VERACRUZANO

Agoniza el Partido de la Revolución Democrática.
Pugnas internas, disputas por parcelas de poder y la imposición de candidatos a puestos de elección popular, tienen al PRD con un pie en la sepultura.
Es el resultado destructivo a la intromisión del gobierno calderonista en la vida interna del partido del Sol azteca, aprovechando la disposición para el soborno que tienen muchos de sus representantes populares.
Para nadie son un secreto las negociaciones que, en lo obscurito de la Secretaría de Gobernación, sostiene en forma permanente Juan Camilo Mouriño con distinguidos senadores y diputados federales perredistas.
Son los que traicionaron al Peje Andrés Manuel López Obrador, dejándolo solo con su lucha contra el gobierno de Felipe Calderón y sus deseos privatizadores de la industria petrolera nacional.
El jueves pasado la mayoría de los senadores del PRD se sumaron a las bancadas del PAN, PRI, PT, PNAL y Vede Ecologista para aprobar por mayoría los siete dictámenes de la reforma energética enviada por el presidente Calderón.
Y para hoy martes, 95 o 100 de los 127 diputados federales que el PRD tiene en San Lázaro, se unirán a la comparsa que encabezan los legisladores del PAN seguidos por los priístas y demás fuerzas políticas aglutinadas en aquel recinto parlamentario.
Unidos todos para levantar el dedo en señal afirmativa a los cambios constitucionales en materia energética.
Durante dos años, como integrantes mayoritarios de una misma legislatura federal, azules, colorados y amarillos nunca coincidieron en sus puntos de acuerdo, siempre anduvieron a los golpes y arañazos, defendiendo sus intereses partidistas.
De esa lucha férrea y combatiente de un PRD unido, ni sus luces quedan; hoy sólo es sombra aquel 1 de diciembre de 2006 cuando juntos, senadores y diputados se apoderaron de la Tribuna del Congreso de la Unión para impedir que Felipe Calderón rindiera la protesta de ley.
El poder de don billete, más que los intereses de toda una nación, se impuso el jueves entre los senadores, y repetirá efecto este día con los diputados.
La protesta de un desesperado y abandonado Peje, quedará otra vez en lo que siempre ha sido…un grito en el desierto.
El fantasma del divisionismo, las intrigas, traiciones y los golpes bajos entre la propia militancia, continúa siendo el enemigo que destruye la vida política del partido fundado en 1989 por Cuahutémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.
Y una muestra del encontronazo interno que sostienen las diferentes corrientes perredistas, dejó como saldo el cochinero de la elección del dirigente nacional, misma que todavía sigue sin poder asearse.
Y como efectos secundarios provoca descalabros electorales en los estados del país en los que se realizan elecciones locales.
Las dos últimas palizas al PRD, en Guerrero y Coahuila, hablan por si solas de la emergencia política que enfrenta el partido amarillo. Haber perdido el puerto de Acapulco, que representaba la Joya de la Corona, representó un golpe demoledor para el Sol azteca.
En Veracruz el PRD no tiene pies ni cabeza; el senador Arturo Herviz está encargándose de clavarle la estocada mortal al pretender manejar como sus marionetas a los dirigentes estatales, imponiéndoles candidatos a perdedores a todos los cargos de elección que, al igual que él, no ganan ni siquiera en la casilla de su colonia.
Al de Angel R. Cabada, político gris y limitado, explotador de las causas cañeras que le han dejado incalculables fortunas y majestuosas mansiones que usa como casas de campo, y que de alcalde de su pueblo saltara al senado gracias a los votos de Dante Delgado, lo señalan como el causante del desastre que envuelve al PRD.
Y el senador don Arturo, como ordena que le llamen por su alta investidura legislativa, creado políticamente por algunos columnistas mercenarios que hoy lo golpean con la misma pluma que ayer lo idolatraban, está más que presto para erigirse en el poseedor del poder y principal operador perredista en los comicios federales del año entrante.
De acuerdo a los últimos sondeos, si hoy fueran las elecciones intermedias, el PRD, de ir solo en la contienda, desaparecería del escenario político veracruzano.
Lo mismo ocurriría a Convergencia, la franquicia política del senador Dante Delgado que usa para colgarse de las mangas del PRD y del Partido del Trabajo.
El cordobés es de los escasos senadores que siguen guardando lealtad a López Obrador.
Y no es para menos.
Como fuerza política Convergencia todavía anda en pañales, no ha logrado el vuelo de águila que lo simboliza. Las veces que ha competido sin alianzas apenas y saca los votos para no perder el registro en los estados.
Por lo que, Dante ve en el Peje al único salvador en sus aspiraciones por alcanzar en 2010 la gubernatura de Veracruz, en caso que los colorados no lo invitaran a la fiesta para llevarlo como abanderado.
No debe olvidarse que el triunfo avasallador de Delgado Rannauro como candidato a senador en 2006, se debió en gran parte al efecto López Obrador que, como aspirante presidencial, ganó en casi toda la entidad.
El 2010, es la última llamada para Dante y otros que tienen como obsesión gobernar Veracruz, y para ellos su suerte depende de manos ajenas.
No la tienen nada fácil, menos ahora que el PRI viene cosechando triunfos electorales a lo largo y ancho de la geografía del país.
¿O usted qué opina?

SE VA CARLOS RODRÍGUEZ DEL IPAX

Carlos Rodríguez Velasco, titular del IPAX, se encuentra en el ojo del huracán.
Y no es para menos.
Hasta la oficina principal de palacio de gobierno llegan reportes que el alto comisionado del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial, se “está yendo muy cabezón y no pasa corriente”, y cuando lo hace, “reporta menos de las ganancias obtenidas”.
Los lambiscones oficiales han documentado cada uno de los negocios que viene realizando el político oriundo de Acajete avecindado en Xalapa, situación que provocó malestar en el jefe superior, que puede perdonar cualquier deslealtad, menos que lo engañen en asuntos que le reditúan dinero.
Muchos que enriquecieron al amparo del poder, con o sin permiso del gobernante, fueron corridos del gabinete estatal precisamente por pasarse de vivos y llevarse sólo a su peculio personal todo el fruto de lo hurtado.
Por lo que el comandante Rodríguez Velasco, como jefe del IPAX, está en el filo de la navaja, de la que no se han salvado otros fidelistas desleales que de la noche a la mañana, se les cayeron sus trinquiñuelas.
La policía auxiliar del estado ha sido siempre la “caja chica” del gobernador en turno, además de ser fuente de corrupción y enriquecimiento del funcionario a cargo.
Por esa dependencia policiaca han pasado colaboradores o amigos muy cercanos del mandatario estatal o de los hombres detrás del poder, quienes incrustaron en la nómina de ese cuerpo policíaco a miembros de partidos opositores al PRI, a grupos de choques y hasta reporteros al servicio del estado.
Hasta el sexenio de Patricio Chirinos, teniendo como director a Enrique Pérez Rodríguez, el manejo de la policía auxiliar, bancaria y comercial fue con fines partidistas.
En las últimas administraciones los gobernadores se inclinaron por convertir a la policía auxiliar en un verdadero negocio particular que sólo les entregue cuentas a ellos mismos.
Así es como nace el IPAX de Juan Antonio Nemi Dib en la era Fidelista.
Toda una empresa prestadora de servicios de vigilancia policiaca a la medida de las ambiciones financieras de su fundador; además de autónoma, administrada por un grupo de cabecillas que no informan a nadie de los ingresos y egresos de la corporación.
Nemi Dib, su primer Comisionado, saqueó a no más poder al IPAX, y encarrerado con sus cargamentos de billetes, cometió el error de irse por la libre haciendo negocios con los enemigos de su jefe.
Su traición no fue perdonada, por lo que el niño grande del Molcajete tuvo que irse del “IPAX de sus amores”, pero lo hizo cuando ya estaba hasta el tope de lana, mucha de ésta obtenida en forma ilícita, producto de hacerse el ciego y sordo en los grandes negocios que se realizaban, o se siguen efectuando, en la zona portuaria de Veracruz.
Fue en la temporada que elementos del IPAX al mando de Nemi, resguardaban la seguridad del recinto marítimo, cuando muchos barcos extranjeros, procedentes de Cali, Colombia, presuntamente descargaron armas y estupefacientes.
Y nunca hubo reportes al respecto; en la terminal marítima jarocha, no pasaba nada, algo parecido al asunto de la inseguridad pública estatal, de la que se dice “Veracruz está en paz”.
La salida de los elementos del IPAX de los muelles de la ciudad cuatro veces heroica, se dice, fue porque el alto comisionado “exigía cuotas más elevadas por seguirle haciendo al ciego”.
El IPAX de Carlos Rodríguez Velasco, es el mismo que heredara Nemi Dib; sigue siendo fuente de inspiración para el robo y el atraco, tentación muy difícil de evitar.
Don Carlos llegó al Instituto policíaco muy molesto porque quería ser el subsecretario de gobierno titular y sustituto de Héctor Yunes Landa, hasta criticó de “espurio” a Ricardo Landa por “tener un titulo patito de abogado”, pero aún así el Gato Modorro, le ganó el mandado y fue vestido como el sucesor del choleño.
Esos amargos momentos pertenecen al pasado para el exalcalde xalapeño, más ahora que vio cómo fue corrido el minino de la subsecretaría que él peleaba, y que las cosas le han salido a flor de piel en el IPAX.
Los grandes negocios en el IPAX, consumados en complicidad con varios personajes de dudosa conducta, han hecho olvidar sus rabietas al profesor rural Carlos Rodríguez Velasco por haber sido designado titular de esa corporación.
Ya se le observa contento y sonriente.
No es para menos.
Ni dudas caben que descubrió la mina de oro escondida que representa IPAX veracruzano…Pero no pasar lista de presente en palacio, le puede costar la cabeza.
¿O usted qué opina?

A LA CARCEL LOS GUTIERREZ DE VELASCO

La impunidad se les acabó a los Gutiérrez de Velasco.
Protegidos y cobijados por el Partido Acción Nacional, algunos miembros del clan se consideraban intocables y anduvieron siempre en la cuerda floja.
Nunca les importó involucrarse en negocios bajo sospecha alardeando influyentismo y poder político.
Al parecer se les acabó la buena suerte, su estrella se apagó y comienzan a ser cazados.
La mañana de ayer jueves fue detenido en la ciudad de México el empresario constructor José Antonio Gutiérrez de Velasco Hoyos, hermano mayor del exalcalde de Veracruz José Ramón, de los mismos apellidos.
Y como reguero de pólvora corrió el rumor jarocho que la SIEDO “viene ahora por la Joserra”.
Al parecer la captura de José Antonio, efectuada por elementos de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, obedece a presuntos delitos relacionados con lavado de dinero.
Cabe recordar que los dos hermanos eran los dueños de la Casa de Bolsa Puebla, ubicada en la avenida Benito Juárez casi esquina Independencia en el puerto de Veracruz, detectada como centro operativo de los cárteles de la droga para el manejo del dinero proveniente del narcotráfico.
El 16 de mayo de 2007, a petición de la DEA, la juez Andrea Hoffman del distrito judicial de Florida, en Estados Unidos, ordenó congelar 23 cuentas bancarias que Casa de Bolsa Puebla tenía en el Wachovia Bank de Nueva Cork, que juntas sumaban casi 11 millones de dólares (10, 885, 089, 48).
Meses más tarde la empresa cambiaria con sucursales en importantes ciudades del país, sufrió la incautación de una nueva cuenta por 2 millones 700 mil dólares que operaba en el banco Harrys, de Chicago, Illinois, también por blanquear dinero de la organización criminal de Joaquín El Chapo Guzmán, y de los hermanos Beltrán Leyva, según la agencia antidrogas norteamericana DEA.
Hasta la fecha, se sabe que los más de 13 millones de dólares continúan retenidos y bajo investigación en Estados Unidos, por no acreditarse su legal procedencia.
A 17 meses del cateo y aseguramiento de todas las sucursales de las Casas de Bolsa Puebla en México, empiezan a caer los peces gordos metidos en el negocio de lavado de dinero relacionado con el mercado de las drogas.
Las investigaciones siempre apuntaban contra los hermanos Gutiérrez de Velasco, pero éstos siempre ostentaron estar cubiertos por el manto de la impunidad y el fuero político.
Cuando se desató el escándalo, el fino político jarocho, expresidente municipal de la ciudad más importante del estado, vio llegar la lumbre muy cerca; se arrugó y buscó zafarse de la red delictiva diciendo que “él no tenía ninguna vinculación comercial con la Casa de Bolsa Puebla”.
Siendo alcalde, la Joserra fue exhibido por conocido abogado como un “hombrecito que por las noches y para ocasiones especiales, gustaba pintarrajearse la cara, delinearse cejas y pestañas y vestirse de mujer. Por ello a nadie extrañó que para “salvarse” empinara al consanguíneo José Antonio, de quién dijo, “es mi hermano el involucrado comercialmente con Casa de Bolsa Puebla”.
Sin embargo, de acuerdo a las actas constitutivas ante el Registro Público de la Propiedad, los hermanos José Ramón y José Antonio Gutiérrez de Velasco Hoyos y su primo Carlos Gutiérrez de Velasco Olivier, fungían como los socios mayoritarios de la firma Casa de Bolsa Puebla, al tener el 11 por ciento de las acciones.
Por arriba de otros socios como Gilberto Marín Quintero y de Eusebio San Martín Fuente y su esposa Kim Jones, con porcentajes accionarios que oscilaban del 10 al 3.9 por ciento de la tenencia accionaria.
Y superando a los demás accionistas, José Antonio González Fernández, Julián Gerardo García Carrera, Juan Manuel Romero García, Xavier Noval Suárez, Irma de Hoyos González de Pérez Gil, Angel Gerardo Barroso Díaz, Francisco Bada Sánchez, José Antonio Cernicchiaro Farazo, Willi Werner Steiner Herling, José Cernicchiaro Maimone, Marcelino Noval Garrido, y los hermanos Santiago y Nicolás Alfredo Suárez Sevilla.
Con pruebas contundentes e irrefutables, cómo puede la Joserra negar su participación en Casa de Bolsa Puebla, que tiene más de 20 años en el mercado intercambiario de divisas, y usada presuntamente por los narcos para triangular dinero sucio a otras instituciones bancarias.
José Antonio Gutiérrez de Velasco Hoyos, permanece detenido en las oficinas centrales de la SIEDO en México, y al parecer será arraigado para continuar con las investigaciones.
El coraje de muchos sectores sociales por el insultante enriquecimiento acumulado durante sus cuatro años como alcalde, ha generado que todos se pregunten…
¿Es la Joserra el próximo que caerá, o lo salvarán sus amigos del PAN?
¿O usted qué opina?

LOS GRANDES NEGOCIOS DE LA FAMILIA JON REMENTERÍA

Veracruz puerto, un negocio familiar.
La ciudad histórica fue por décadas una franquicia del Partido Revolucionario Institucional, con la que todos enriquecieron haciendo los grandes negocios.
De las arcas municipales salían los recursos para pagar campañas políticas de todos los candidatos a puestos de elección popular.
No había dinero para realizar la obra pública demandada por la ciudadanía, pero sí para actos proselitistas.
Efrén (a) el ratón López Meza, el último priísta que gobernó el ayuntamiento jarocho hasta 1994, gastó el presupuesto municipal en actos políticos y tuvo que huir de la justicia por diez años acusado de ratero y abandonado por su partido.
Durante trece años el PAN tuvo el poder municipal y alcaldes como José Ramón Gutiérrez de Velasco, sacaron las uñas, resultando peor de sinvergüenzas que los priístas que tanto denostaron para alcanzar la gloria.
Después de tantos años de sufrimiento político, la alcaldía jarocha, considerada la joya de la corona de los panistas, está de nueva cuenta en poder del PRI y de la Fidelidad por Veracruz
Pero de acuerdo al trabajo de la actual administración municipal, todo empuja a que la presidencia podría perderse en 2010.
Y no es para menos.
El alcalde Jon Rementería Sempé, muestra ser todo un inútil para el encargo que, presuntamente ganara en las urnas en septiembre pasado, aún cuando muchos dicen que está en palacio municipal de Veracruz gracias a una negociación política del gobernador Fidel Herrera beltrán.
En los casi diez meses al frente de la alcaldía más importante del estado, el galeno se ha ganado el repudio de la ciudadanía, a la que no le cumple las promesas de campaña y todavía se da el lujo de dejar plantada en los eventos formalmente programados.
Pero la ineptitud y falsedad del gastroenterólogo metido a político, no son los motivos reales que mantienen verdaderamente encabronados a los jarochos.
Lo grave de todo es que ante la ausencia de mando del alcalde, el que gobierna en palacio municipal es el cuñado Abelardo Coello, hermano de su esposa Patricia.
Eso no es nada extraño.
Cuando el doctor Rementería Sempé fungía como Secretario de Salud Fidelista, su cuñado era el que hacía los grandes negocios en la institución, al tener nada menos que la concesión de la comida de todos los hospitales del estado.
Cada treinta días, el dueño del antro Cachimba del boulevard Adolfo Ruiz Cortinez, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, se embolsaba alrededor de 500 millones de pesos, por ese concepto ganado a través de licitaciones públicas amañadas.
Nada ha cambiado hoy en el ayuntamiento de Veracruz.
Tanto criticaron a los panistas como la ratona Joserra, que a menos de un año del trienio priísta, están resultando peores.
Y todos los negocios llevan al cuñado incómodo Abelardo Coello, dueño del antro donde presuntamente gustaba cenar Albino Quintero y en el cual fue capturado el comandante Palomba, lugarteniente de los alemanistas.
Se asegura que el cuñado tiene más de 20 camiones al servicio del departamento de limpia pública, con ganancias mensuales superiores a los 100 mil pesos, además del contrato de alimentos a toda la corporación de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río.
Qué bueno que los negocios en tiempos de la Fidelidad queden en familia.
Además del ayuntamiento de Veracruz, cuántos otros municipios están siendo manejados por influencias familiares.
Porque la realidad es que no hay obra pública realizada a casi un año de gestiones.
Por lo pronto el alcalde Rementería Sempé se la lleva develando listones de puesta en marcha de camionetas para supervisar obras públicas.
¿Cuáles obras, dice el pueblo?
¿O usted qué opina?

UN COCHINERO EL PAN EN VERACRUZ

La delegación estatal de SEDESOL se encuentra convertida en el botín de diputados locales y de la dirigencia panista en Veracruz.
Todos meten su cuchara y sacan costales de lana de los programas sociales. Las obras realizadas a través de” Piso Firme” las adjudican en forma mañosa y arreglada a compadres y amigos contratistas que elevan el costo hasta en un 100 por ciento.
Una de las empresas constructoras preferidas es COINSUR (Compañía Inmobiliaria del Sur), al parecer propiedad de Cambranis Torres, por cierto oriundo del municipio de Jáltipan, en el sur del estado.
La todavía delegada federal Aída de la Madrid es sólo una marioneta del dirigente estatal Enrique Cambranis Torres y de unos cuantos diputados locales afines a los intereses del líder panista que sitiaron y se apoderaron de la representación social calderonista en el estado.
No hay contrato de obra que salga de la delegación que no lleve impreso el sello de autorización de Cambranis y del legislador Tito Delfín y otros sumisos diputados.
Lo extraño en esas transas de los llamados “manos limpias” era que no figuraba el exdirigente del CDE del PAN Víctor Alejandro Vázquez Cuevas, impulsor y formador del grupo político apostado en la dirigencia estatal del blanquiazul.
Se sabe hoy que, por esos grandes negocios que realiza en la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social, Cambranis decidió traicionar a su maestro y creador el Pipo Vázquez.
Desde luego que don Alejandro, sobrino del Secretario de gobierno Reynaldo Escobar, acostumbrado a los “negocios en lo oscurito”, no aguantó que lo dejaran fuera del pastel y movió sus influencias en la capital del país para denunciar de ratero a su expupilo Cambranis y a siete u ocho de sus compañeros de bancada en el Congreso local.
Sin embargo, el olor nauseabundo de la porquería en SEDESOL Veracruz, ya había llegado a Los Pinos por medio de denuncias públicas de algunos contratistas veracruzanos que se quejaban del tráfico de influencias en licitaciones públicas de obras federales.
Y más tarde que temprano enviaron a un supervisor que llegó a cortarles la cabeza a los cómplices de Cambranis y compañía en la delegación, principalmente a Everardo Soto Matla, coordinador estatal de microrregiones de la dependencia, y el que decidía el nombre ganador de la licitación.
Los cambranis no aguantaron más el apretón y ayer se dieron el lujo de pagar una publicidad en el Diario capitalino Reforma para inconformarse. En el documento exhibido no aparecen la firma del Pipo Vázquez ni de otros diputados locales identificados con la corriente del exalcalde del puerto jarocho Julen Rementería, quien también buscara la dirigencia estatal pero fue comprado con un puesto en la SCT.
La carta abierta de ayer desatará un nuevo escándalo en el PAN estatal y no es remoto que desde la dirigencia nacional se imponga un correctivo al líder Cambranis, impuesto por Germán Martínez Cázares.
Lo grave para los panistas es que Cambranis representa los intereses del principal aspirante al gobierno de Veracruz en el 2010.
Lo que nos da una idea de las manos en las que se encuentra el futuro de Acción Nacional en la entidad, con las que aspiran ganar en las federales del 2009 y la gubernatura en 2010.
Enrique Cambranis y sus esbirros en el Congreso, son los mismos que sepultaron al PAN en las elecciones de septiembre pasado en el estado, al designar a puros amigos como candidatos a diputados y a presidentes municipales.
¿Con ellos aspiran ganar Veracruz?
¿O usted qué opina?

HERIDO DE MUERTE EL PAN

Otra estocada mortal al corazón del Partido Acción Nacional.
El PRI le asestó una nueva paliza electoral en el estado de Coahuila llevándose “carro completo” en las 20 diputaciones locales.
El Partido Revolucionario Institucional de la coronela Beatriz Paredes, le ganó 3 a 1 en Coahuila, algo similar a lo sucedido en Veracruz en los comicios de septiembre de 2007.
Los “manos limpias” del presidente Calderón no tocaron ni baranda, y con la del domingo, Germán Martínez Cázares suma otra vergonzante derrota como dirigente blanquiazul, y sus números alegres para el 2009 se le están revirtiendo en forma anticipada y estrepitosa.
En los dos últimos años el PAN y sus candidatos han recibido el repudio de los ciudadanos en las urnas electorales; a través del voto el pueblo ha manifestado su rechazo al partido en el poder.
En cada entidad del país en las que se realizaron elecciones locales para renovar alcaldías o diputaciones, los panistas han sido humillados por el partido tricolor comandado por la política tlaxcalteca que cabalga en caballo de hacienda rumbo al proceso federal del 2009.
Con el fracaso electoral en Coahuila, la comandancia general del PAN ha encendido las farolas rojas, porque los azules no ganan ni con todo el apoyo presidencial a través de los delegados federales encargados de aplicar los programas “Oportunidades, Setenta y Más y Piso Firme”, a los que les inyectan carretadas de dinero.
Los resultados de Coahuila representan toda una catástrofe electoral para las aspiraciones del presidente Felipe Calderón, quien con su fracaso en la lucha anti-narcos, ya no quiere más queso sino salir de la ratonera.
Sin lugar a dudas el PAN calderonista se encuentra en el filo de la navaja y su futuro político es incierto, no le veo cabeza ni pies a sus aspiraciones de ganar la mayoría en la Cámara de Diputados en los comicios intermedios.
Y si no es capaz de obtener triunfos en alcaldías y diputaciones locales, cómo puede aspirar a ganar gubernaturas en manos del PRI o del PRD.
Al menos en Veracruz, sus deseos enfermizos los veo en chino.
Quien desee abanderar las causas blanquiazules en el 2010, debe pensarle una y otra vez si le entra a la contienda; no la tiene nada fácil, los tiempos de “enchílenme ésta”, quedaron en el pasado.
El “gallo” de las huestes panistas y de la dueña del SNTE Elba Esther Gordillo, necesitará más que camionetas Hummers de lujo para siquiera arañar el ansiado triunfo del gobierno estatal.
Veo en Veracruz a un PAN moribundo en medio de escándalos de corrupción, en donde los propios militantes investidos de diputados federales y funcionarios públicos se dan hasta por debajo de la lengua.
El delegado de la SCT Agustín Basilio y los detractores de su propio partido, están dándole la puntilla al instituto político fundado por Gómez Morín.
Los pleitos de comadres de Basilio y Marcos Salas lo único que hacen es tenderle la cama al PRI y sus aliados en 2009 y luego en 2010, y con ellos para qué quiere más enemigos el posible candidato azul al gobierno de Veracruz.
Con sinceridad no veo cómo pueda aspirar al triunfo quien quiera que sea el valiente opositor que se aviente al ruedo Fidelista en busca de su silla de palacio de gobierno.
Por la “buena”, Veracruz será la sepultura del PAN, o al menos, como ya lo escribí en comentarios anteriores, la PGR recurra al desempolvadero de los “expedientes secretos X” para cambiar la historia política del estado, convertido en obsesión para el actual huésped de Los Pinos.
Sólo así estarían amarrándole las manos al gobernador Fidel Herrera, orillándolo a tomar “la mejor decisión de su vida”, que de antemano, conociendo tío Fide despojado del poder, me doy el lujo de hacerle al pitoniso y saber hacia donde se inclinará, dejando empinado a su delfín que siempre le cubrió la espalda.
El tamal del gobierno federal para Veracruz ya está en cocimiento, tiene un chingo de ingredientes, pero sus hojas aún no están selladas o amarradas, siguen abiertas para cualquier otro guiso (delito) que se acumule de aquí a las postrimerías del proceso electoral del 2010.
Sólo los ciegos y sordos de palacio de gobierno, no lo ven ni lo escuchan.
Al tiempo.
¿ O usted qué opina?

CUANDO EL DESTINO LOS ALCANCE

Poder político y negocios, siempre ha sido una irresistible combinación para el funcionario público hambriento de riqueza material y monetaria.
Presidentes de la república, gobernadores y alcaldes, no logran vencer las tentaciones por el dinero que no es suyo, y terminan convertidos en los nuevos millonarios una vez concluidas sus administraciones.
Por esos gobernantes ladrones, en la era Fidelista, el estado de Veracruz, vuelve a estar en el descrédito nacional.
Apenas el sexenio pasado el saqueo descarado de Miguelito Alemán Velasco y su banda de exquisitos, que no se olvida y mantiene enardecidos a los ciudadanos, y en el gobierno que lo sucedió se repite otra vez la historia.
La encuesta ciudadana de “Quién es el Peor Gobernador”, convocada por el periodista Carlos Loret de Mola, en el blogs de “Primero Noticias”, ubica al gobernador Fidel Herrera en un honroso y primerísimo lugar.
Y no es para menos.
La Fidelidad lleva cuatro años atracando con fuerza, y los comentarios de respuesta al cuestionamiento del joven conductor televisivo, confirman lo que aquí en este mismo espacio he venido denunciando.
Y vuelvo a reiterarlo:
“Estos salieron peor de pillos que los alemanistas”.
El sentir popular refleja un gobierno estatal simbolizado por la corrupción, tráfico de influencias y uso del poder para acumular fortunas inexplicables de la noche a la mañana, que pronto podrían ser escenarios de escándalos y persecuciones para hacer cumplir la ley.
Al mandatario veracruzano le han prendido ya las luces preventivas; lo tienen enterado de las diversas investigaciones a su gobierno por parte del CISEN y la PGR, pero nada lo hace detenerse en su deseo insaciable de seguir realizando operaciones que podrían tipificarse como delitos.
Los negocios están a la orden del día; Fidel le entra a todo y con todos; ahora se siente también periodista, se enteró que a su director de comunicación social, La Beba Galván, le “va muy bien con un canal de televisión por cable que regentea en Coatzacoalcos, autocomprándose publicidad oficial”, que le dieron ganas de entrarle al comercio informativo.
El deseo personal del gobernador Fidel Herrera de penetrar al mundo periodístico, no es para escribir sus memorias o continuar describiendo el “estado maravilloso que dice construir y que sólo sus ojos alcanzar a ver”.
Fungir como socio mayoritario, comprar o adjudicarse, “a las buenas o a las malas”, diversas empresas periodísticas de la entidad y seguir abriendo otras de edición vespertina, llevan la exclusiva principal de Fidel de seguir haciendo grandes negocios en los últimos dos años que le restan a su mandato. Y si su candidato ganara en el 2010, la cosecha continuaría otros seis años.
Mi amigo el tío Fide, debo reconocerlo, resultó bueno para eso de armar transacciones con empresas editoriales casi fantasmas que nadie conoce, debido a su baja circulación de mil ejemplares diarios, y de los cuales 700 son devueltos, como es el caso de un rotativo jarocho, con varias plumas mercenarias, formadoras de generaciones de mediocres en la escuela de periodismo.
Las millonarias ganancias del ejecutivo estatal a través de las editoriales, de su presunta propiedad, se obtienen gracias a que el propio Fidel también realiza doble operación. Autoriza y paga, fuera de presupuesto, la publicidad a esos Diarios bajo sospecha, y al mismo tiempo sus empresas la cobran al gobierno que representa.
Es decir, paga y se cobra; se habla de más de 50 millones de pesos al mes, y a esos rotativos les pagan muy puntual.
Negocio redondo, sin lugar a dudas, como otros tantos que opera por medio de sus prestanombres, siendo Tonicho Márquez el de los principales, y por lógica el indicado para ser agarrado como “chivo espiatorio”, si la lumbre llegara a palacio estatal.
La mano Fidelista está en todo lo que huela a negocios con su gobierno, desde placas de taxis hasta majestuosas empresas graneleras en las terminales marítimas del estado de Veracruz.
¿Qué más falta por ver, señor gobernado?


VERACRUZ ARDE CON FUERZA

En los días por venir un nuevo periódico vespertino saldrá al mercado informativo en el puerto de Veracruz.
No tardan en hacerse las primeras pruebas de impresión, la idea es que a partir del próximo diciembre se encuentre en circulación, por aquello de la urgencia de facturarle al gobierno estatal.
Será editado por la misma casa periodística que ya cuenta con otros medios informativos, los cuales que, aún cuando han sido un rotundo fracaso en rating informativo y en aceptación de lectores, en el aspecto financiero sí que dejan millonarias ganancias.
Y no es para menos.
Su principal cliente es el gobierno del estado, que cada mes paga alrededor de 2 millones de pesos por concepto de publicidad, que más bien se trata de rendirle culto a la imagen del gobernador Fidel Herrera y a su administración que dizque late con fuerza.
La aparición de otro medio impreso en una plaza que se encuentra ya saturada, no es ninguna novedad y no representa delito alguno.
Lo grave del asunto es que, como todo secreto a voces, se da como un hecho que el dueño del nuevo rotativo de la tarde es el gobernador Fidel Herrera Beltrán.
Al igual como lo es también de la compañía que lo editará, y de otros varios periódicos de circulación estatal, instalados en la zona centro, sur y norte de Veracruz.
Y la adjudicación de propiedad o socio mayoritario de cada publicación, tiene sus orígenes bajo sospecha, como cada uno de los cientos de negocios Fidelistas efectuados con el manto del tráfico de influencia los últimos tres años, y que sin lugar a dudas ha creado a los nuevos millonarios del sexenio estatal, incluido el propio tío Fide.
Por razones de espacio y para no salirme del tema principal motivo de este comentario, hoy tocaré de resbalón el caso de un importante e influyente Diario, cuyo dueño murió ejecutado a manos de gatilleros a sueldo, quienes, a tres años del abominable crimen, continúan gozando de libertad, gracias a la impunidad solapada desde lo alto del régimen estatal, pese al slogan publicitario televisivo del gobernador Herrera de que “en Veracruz el que la hace, la paga”.
Ese cobarde asesinato, al igual que muchos otros cometidos a lo largo y ancho del territorio veracruzano en la era Fidelista, esconde misterios que ningún otro periodista ha querido ventilar públicamente para “no molestar al señor gobernador”, y desde luego, para no sufrir las consecuencias financieras, o cualquier represalia contra la vida, muy de moda en la entidad desde el 1 de diciembre de 2004.
Lo cierto es que de acuerdo a presuntas versiones de familiares y amigos cercanos, antes de ser acribillado, el editor “había tenido altercados por cobros de dinero” con el entonces candidato de la Fidelidad por Veracruz al gobierno estatal.
De tal magnitud fueron los enfrentamientos; el periodista exigiendo el pago publicitario de las actividades de campaña, y el político negándose a cubrir el adeudo, que todo terminó con amenazas de muerte, mismas que el periodista mantenía grabadas y sigilosamente escondidas en su caja de seguridad personal, que guardaba en sus oficinas del matutino.
Porque más tarde que temprano las atrocidades cometidas bajo el amparo del poder deben hacerse del conocimiento ciudadano, por única vez elevaré mi pregunta en forma pública, como nunca antes se ha hecho, esperando que alguien me ofrezca la respuesta o el argumento que se invente al caso.
¿Qué tan cierto es que el gobernador fue el primero en llegar a las instalaciones del rotativo y meterse al privado del director, apenas unos minutos después de conocerse la brutal ejecución?
¿Y… qué llegó a buscar?
CONTINUARA…

LA CAMARA UN PATIO DE VECINDAD

Qué “buena” alumna resultó la diputada Carolina Gudiño Corro.
En tres años aprendió todas y cada una de las lecciones del arte de la demagogia y el populismo.
Sólo doce meses de legisladora necesitó para convertirse en toda una profesional de la farsa y la mentira, y si el maestro se duerme, la “señora presidenta” lo rebasa.
Y no es para menos.
Aseguran que el curso de aprendizaje fue muy penetrador en todo tipo de conocimientos, desde luego, incluyendo la enseñanza política. No había horario definido, ni lugar específico para las intensas jornadas de clases, bien podían ser en la mañana, tarde o noche.
Lo que importaba era el interés y la disponibilidad de la alumna en dejarse llevar por la profundidad del aprendizaje en el arte de la…política.
Para su alto egocentrismo, el maestro puede sentirse hoy día más que satisfecho con los resultados obtenidos con la aprendiz; bien que valieron la pena horas de desvelo y preocupaciones.
La alumna anda loca de contenta con su cargamento de mentiras y falsedades por toda la Honorable Legislatura estatal.
Bueno, eso de “honorable” está ya en tela de duda con todos esos escándalos que provocan esas linduras de diputados que tiene el pueblo de Veracruz.
Y todos generados por las jaladas que disfrazadas de anteproyectos de “Puntos de Acuerdos” presenta al pleno legislativo o a la Comisión Permanente la excelentísima exalumna y ahora vestida de diputada Carolina Gudiño.
La de ayer miércoles, encaminada a disminuirse 30 por ciento el salario, encendió los ánimos entre sus compañeros diputados opositores, y muchos de ellos sacaron sus trapitos sucios al sol.
Los priístas de doña Carolina y del defensor de oficio Héctor Yunes Landa y los panistas de Alejandro el Pipo Vázquez, se dieron hasta con la cubeta.
A los colorados los tildaron de burros y borrachos, y a los azules los embarraron colgándoles la etiqueta de “pederastas”.
Pero qué necesidad de todo ese burlote que convierte en un patio de vecindad al recinto legislativo de los veracruzanos.
Y todo por el populismo electorero del 2009.
La propuesta de reducción salarial de un 30 por ciento a los diputados es otra vacilada que ordenan a la presidenta del Congreso, y que nadie se la traga.
Todavía la diputada tiene la desfachatez de salir a decir que esa propuesta es pensando en el pueblo, porque “estamos para servir a la gente y no para servirnos nosotros”.
En qué mundo irracional quedó la legisladora Gudiño a causa de las agotadoras jornadas de clases, que no se da cuenta que actúa como loquita y la gente se muere de risa cada vez que habla sandeces.
¿Acaso toma o considera perturbados mentales al pueblo que dice servir?
Pero la culpa no es de la india, sino de quien la hizo… comadre.
Según el dicho de ayer de la legisladora porteña, el sueldo de cada diputado local es de 58 mil pesos mensuales, sin contar viáticos, compensaciones y gastos de representación.
En suma cada representante popular en la Legislatura local supera los 150 mil pesos cada treinta días, y Carolina, por el cargo de presidenta de la mesa directiva alcanza los 230 mil pesos, libres de polvo y paja.
Nadie cree en esta nueva obra de teatro, cuyo principal actor es todo un maestro y próximo será hasta doctor en actuación.
Los diputados y todos los funcionarios del gobierno estatal pueden anunciar que no cobrarán por sus servicios, y eso qué, si el salario, así de 150 o 200 mil pesos, es lo que menos les importa a los servidores públicos, si tienen a su alcance todo un presupuesto a sus anchas.
El gran negocio se encuentra en las obras públicas que se cobran diez veces de su valor real, porque el constructor tiene que darle 10 por ciento al que manda y autoriza; otro 10 por ciento a Carvallo por intermediario y un 5 más al encargado de la dependencia responsable del trabajo.
Cuánta razón tuvo Agustín Acosta Lagunas siendo gobernador del estado al recomendarle a un compadre presidente municipal que si quería enriquecerse en su trienio: “Haga usted obras compadre, no sea usted pendejo”, le repetía una y otra vez..
Y en el actual gobierno, esa es la prioridad.
¿O usted qué opina?

EN EL 2009 REPETIRÁ COLOR Y NÚMERO

La oposición en Veracruz no tiene candidatos para el 2009.
En un verdadero predicamento político se encuentran los Partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Verde Ecologista, del Trabajo y Convergencia.
Y para los considerados de la “chiquillada”, dedicados exclusivamente a la caza de votos a través de las alianzas, su dilema es aún más grave.
Arrancó el calendario electoral de los comicios federales y sólo el Partido Revolucionario Institucional, para irle midiendo el agua a los tamales, ha filtrado algunos nombres de sus posibles abanderados a diputados federales.
De ahí en fuera, ningún instituto político da señales de vida; es un silencio sepulcral el que se está viviendo en el estado.
Hasta los arrogantes panistas, los enemigos a vencer de los priístas fieles, brillan por su ausencia en la geografía política de la entidad, y no sueltan prenda de quiénes serán sus nominados en las elecciones intermedias.
El grito eufórico de triunfo, del dirigente nacional del PAN Germán Martínez Cázares en el evento del Toreo de Cuatro Caminos, en Naucalpan, estado de México, el pasado 6 de julio, no se escucha en Veracruz.
Ese domingo, ante un auditorio sin llenarse, el líder albiazul “soñó despierto al asegurar que su partido arrasará en la contienda electoral del primer domingo de julio de 2007”.
No veo cómo y por dónde pueda el PAN apoderarse de los 21 distritos electorales de Veracruz, después de la paliza recibida en septiembre pasado de manos de los candidatos del PRI y su Fidelidad.
Los dirigentes de Acción Nacional en el estado están acostumbrados al chisme publicitario cuando quieren que la opinión pública conozca a sus “gallos”.
Ese fue el estilo del Pipo Alejandro Vázquez Cuevas, quien gustaba exhibir a sus candidatos externos que eran garantía de triunfo en las urnas.
Pero el sucesor Enrique Cambranis, sigue sin dar color al frente de la dirigencia azul ante la falta de hombres y mujeres que den el ancho en los comicios venideros.
A eso se debe que los panuchos tengan la boca cerrada y no toquen el tema de las elecciones federales.
Por su parte en el PRD, o más bien lo que resta del otrora poderoso partido que fundaran en 1988 Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, la situación es todo un desastre en Veracruz.
Contaminado por el cochinero en que fue convertido el proceso nacional para elegir al representante l perredista, las huestes del sol azteca en la entidad no tienen pies ni cabezas, y la asunción del nuevo líder estatal amenaza con desatar violencia entre la militancia que no lo acepta.
Los pronósticos para el PRD en el 2009 en la entidad, son catastróficos; si no fueron capaces de ponerse de acuerdo y elegir a sus dirigentes en forma pacífica y democrática, menos podrán sacar candidatos a diputados federales.
Los resultados de la última elección en Guerrero, demostró que el partido de Andrés Manuel López Obrador, va en pleno retroceso, y no se ven visos de solución a los grandes problemas de división interna que enfrenta entre sus llamadas tribus.
Convergencia, la franquicia política de Dante Delgado, no canta mal las rancheras, insiste en irse solo a la aventura electoral y sus resultados siguen siendo caóticos.
El partido del exgobernador no crece políticamente ni en Veracruz ni a nivel nacional; sigue sin levantar el vuelo y se ha dedicado a ser un apéndice del PRD, con lo cual logra asegurar siempre su supervivencia política.
Dante quiere repetir como candidato a gobernador en el 2010, y se viene insistiendo en que podría ir aliado con el PRI.
Pero antes tiene que pasar la prueba de fuego del 2009, de la cual dependerá su futuro político.
Y como veo a Convergencia, que no tiene más candidatos que no sean Sergio Vaca-que ya no gana ni en su casilla- es triste el panorama para la próxima contienda federal; al menos que decida ir de la mano con PRD y PT y otros minipartidos más, que sólo sirven para sangrar las prerrogativas federales y estatales.
Los demás partidos como el PVEM o el PANAL de Elba Esther Gordillo, no figuran en Veracruz, para sobrevivir al 2009 y estar vivos en el 2012, tendrán que montarse del PRI o del PAN.
Realmente observo con nubarrones la jornada federal para la oposición en el estado; al PAN del presidente Calderón, no va a salvarlo ni las 59 lujosas camionetas Hummers que la maestra rural chiapaneca anda entregando a sus marionetas seccionales del SNTE para que sigan guardándole lealtad y controlen las desbandadas de los profesores rebeldes.
¿O usted qué opina?

EL INFIERNO DE FIDEL

“De hundirse el barco Fidelista, todas las ratas saltarían para salvarse, abandonando a su suerte al capitán”.
Así de contundente es la conclusión a la que llega el informe confidencial elaborado por autoridades de inteligencia nacional en relación a la situación política, económica y social que prevalece en el estado de Veracruz.
Basan ese criterio aduciendo en que al interior del gobierno del estado existe un bloque de colaboradores descontentos por el estilo personal que puso a práctica el gobernador Fidel Herrera desde el inicio de su gestión, que a lo largo de casi cuatro años a la mayoría marginó y sólo a unos cuantos otros ha privilegiado.
El principio del mandatario estatal de darles a los “consentidos de su gobierno” exclusividad para enriquecerse, generó encono entre los funcionarios que se sienten ignorados y no se les permite hacer ninguna componenda con el presupuesto asignado a su secretaría o dirección.
En el documento de 32 páginas, fechado en el mes de agosto de 2008 y realizado, presumiblemente por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), se hace una comparación entre el gobernador Fidel Herrera y su antecesor Miguel Alemán Velasco, cuyo gobierno es señalado como de “alta corrupción”.
Equiparando a los dos gobiernos, sale a relucir que la actuación de Alemán y Herrera es contrastante. Se menciona que Miguelito ejerció la libertad de actuación entre sus colaboradores, y a todos permitió que hicieran los grandes negocios con el erario estatal, logrando amasar fortunas millonarias ilícitas.
En cambio, Fidel no ha dejado que nadie, que no sea de su gente de confianza, realice ningún tipo de negocios usando el tráfico de influencias del cargo que ocupe; y quienes han logrado hacerlos, son supervisados rigurosamente por el propio gobernador para que no se “pasen de la raya”.
Herrera Beltrán tiene metidas las manos en el 99 por ciento de la obra pública que se hace en el estado a través de contratistas amigos suyos, y también tiene que ver como socio capitalista en el 50 por ciento de las inversiones que llegan a la entidad, principalmente en el ramo de la industria azucarera, hotelero y el portuario.
Para quienes elaboraron el informe oficial, el gobernador de Veracruz “no aguantaría una exhaustiva revisión patrimonial” de lo que reportado en sus cuatro declaraciones patrimoniales a la Contraloría estatal, aún sin considerar los negocios que operan bajo los prestanombres identificados como Jorge Carvallo Delfín, actual coordinador de agenda del C. gobernador y otros familiares cercanos.

LOS HOMBRES FUERTES DEL GOBERNADOR

De los funcionarios del gabinete estatal, el estudio se refiere principalmente a quienes considera “los hombres fuertes del gobernador”, y únicamente menciona al Subsecretario de gobierno Ricardo Landa ( que ya dejó el cargo); a la titular de Desarrollo Social, Silvia Domínguez; al de Protección Civil, Ranulfo Márquez Hernández; al Secretario de Finanzas, Javier Duarte, al Subsecretario Salvador Manzur, al Procurador de justicia Salvador Mikel Rivera, y a los diputados locales Carolina Gudiño, Pepín Ruíz y Héctor Yunes Landa.
El Secretario de gobierno Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez; y los titulares de Seguridad Pública, Sergio López Esquer; Agricultura, Juan Humberto García; de Desarrollo Económico, Carlos García Méndez; de Educación, Víctor Arredondo Álvarez y de Salud, Manuel Lila de Arce, son considerados en el escrito como funcionarios “de relleno, “no afines a la confianza” del gobernador Herrera y con quienes no los une ningún tipo de afectos personales o de amistad, aunado a que arribaron al cargo por los compromisos financieros de la campaña electoral del 2004.
Resumiendo las cartas-credenciales que identifican a los mencionados, la investigación realizada asegura que “el gobernador Fidel Herrera se encuentra solo, y a excepción de uno o dos colaboradores, ninguno de los que hoy se desgarran las vestiduras defendiendo la bandera de la Fidelidad, “metería las manos al fuego por el mandatario estatal” si éste abandonara la gubernatura subrepticiamente antes del 30 de noviembre de 2010.

FIDEL, CULPABLE DE LA INSEGURIDAD ESTATAL

En el aspecto relacionado a la seguridad pública en Veracruz, el informe asegura que el único responsable es el gobernador Fidel Herrera, porque todo apunta a que es probable que “tenga nexos con los grupos locales de la delincuencia organizada”.
El documento proporciona nombres, direcciones y fechas de reuniones, como pruebas de la acusación.
Hasta aquí, en forma resumida parte de la investigación que obtuve
Por lo visto, y en base a ese visible distanciamiento del tío Fide con la mayoría de los integrantes de su gabinete, todos ellos, como Pedro a Cristo, traicionarían al gobernador en su desesperación por no correr la misma suerte que él.
La traición anunciada al buena-gente de Fidel, no es nada nuevo, desde hace tres años, el gobernador viene caminando en el filo de la navaja, alimentando buitres que podrían devorárselo en cualquier momento.
Pero, porqué el interés de la investigación al gobierno Fidelista.
Será parte de la estrategia del PAN calderonista para la batalla electoral del 2009, o es el anuncio del final del político veracruzano.
¿O usted qué opina?

LAS FACTURAS DEL FIDELISMO

El miedo se apodera del gobernador Fidel Herrera.
Y no es para menos.
Tiene tantas heridas abiertas y cuentas pendientes que no sabe por dónde podrían llegarle las facturas que tarde o temprano van a cobrarle.
Conozco al tío Fide de pies a cabeza, al revés y al derecho, y por más que sea un profesional del disfraz público y aparezca en Los Pinos hablando de inversiones ante el presidente Calderón, el gobernador está siendo víctima de sus propios temores.
Insistir en promocionar a un “Veracruz de las Maravillas” al que incluso dice que no afectará la crisis económica de Estados Unidos, es desahogarse de las llamadas de auxilio que le hacen centenares de alcaldes veracruzanos amenazados y sentenciados a muerte por grupos extorsionadores del crimen organizado que les exigen dinero a cambio de conservar sus vidas.
Terrorismo telefónico que sólo el gobernador y su escudero Reynaldo Escobar, niegan su existencia en suelo estatal.
En los últimos días Fidel recibe decenas de telefonazos de un desesperado y temeroso presidente municipal de Banderilla, quien sólo espera su “orden y consentimiento para pagar la cuota de 150 mil pesos que le exigen”. Hasta el lunes pasado la respuesta protectora de Fidel seguía siendo”aguanta alcalde, aguanta”.
Es indudable que la inseguridad pública llegó a la llamada Atenas Veracruzana, sede de los poderes estatales, y que el olor de la sangre de las víctimas desparramada en las calles xalapeñas ha sustituido el aroma de flores.
La lumbre se acerca a palacio de gobierno, la casa del mandatario estatal.
Fidel no lo ignora.
Por ello ha solicitado a la Secretaría de la Defensa Nacional ser protegido y custodiado por elementos militares a donde quiera que vaya, bien en territorio estatal o en cualquier otra parte del país.
Llama mi atención que la repentina protección de la tropa al ejecutivo del estado, coincida con una presunta información de los cuerpos de inteligencia, en la que en forma inexplicable analizan qué sucedería en Veracruz sin el mando del gobernador Herrera Beltrán.
Así también enumeran a cada uno de los integrantes del gabinete estatal, desde los secretarios de despacho, subsecretarios y directores de las principales áreas de gobierno, clasificándolos por la importancia política y económica del cargo.
Destaca en el documento la relación personal entre el gobernador y sus colaboradores, la amistad, confianza y el grado de complicidad con cada uno de ellos, y menciona los nombres de quienes son los pilares del Fidelismo, tanto en la conducción del gobierno como en los negocios particulares alcanzados en los últimos tres años (2006-2008) cobijados por el tráfico de influencias, en los que también fungen como prestanombres en varias empresas, propiedades y cuentas bancarias.
Se hace mención especial, resaltando color y tipo de letra del informativo, sobre quiénes de los más allegados al gobernador, en casos excepcionales y no previstos, meterían las manos al fuego por él, y de qué tamaño tienen los cojones y los ovarios (así lo dice) para salir en su defensa, ponerse sus zapatos y seguir enarbolando las causas Fidelistas.
El informe da pelos y señales de la vida y obra de los personajes con mayor cercanía al poder en Veracruz, señalando a exclusivos hombres de negocios ubicados en las principales ciudades del estado.
Así también se refiere a cuatro colaboradores cercanísimos al gobernador. Se les clasifica por expedientes individuales que son acompañados por sus cuatro declaraciones patrimoniales realizadas a la Contraloría Estatal, y hacen comparaciones con lo que reportan ante la autoridad receptora de los documentos de bienes privados, con lo que realmente poseen. (Continuará)

RICARDO LANDA CESADO FULMINANTEMENTE

Ricardo Landa, el gato modorro, abusó de la estrella Fidelista y terminó eclipsado.
El gobernador Fidel Herrera ha determinado cesarlo en forma fulminante de la Subsecretaría de Gobierno desde el pasado fin de semana, una vez “informado del valemadrismo” que reinaba en esa dependencia.
Mañana viernes podría rendir protesta como nuevo subsecretario el todavía diputado local cordobés Francisco Portilla Bonilla, en el momento que el pleno legislativo le autorice la licencia solicitada la mañana de ayer miércoles.
Conocida su suerte a través del secretario de gobierno Reynaldo Escobar, convertido en el verdugo Fidelista, el todavía funcionario estatal se ha dedicado a sacar sus pertenencias personales de la oficina gubernamental que, a decir de todos, le quedó demasiado grande para su escasa y reducida capacidad intelectual, política y operativa.
En los momentos que la oficina de prensa de la Beba Galván divulgue la salida del gato modorro de palacio de gobierno, los despistados “comunicadores” oficiales escribirán la versión que les dicten desde la secretaría particular del gobernador.
Y la principal será que la muerte del quemado Ramiro Guillén Tapia, frente al palacio de la Fidelidad, fue la gota que derramó el vaso para que el mandatario decidiera sacar a Landa Cano del gabinete estatal.
Qué mejor “motivo” para el noble y sentimental gobernador de Veracruz, que el de un defensor de los derechos humanos de los indígenas de la Sierra de San Pedro Soteapan, que decidiera inmolarse porque el señor Landa no atendía sus peticiones.
Lo cierto es que el tío Fide ha esperado desde hace varios meses el argumento ideal para sacudirse a Landa Cano.
De la dirigencia estatal del PRI Fidel se lo llevó a su gabinete por el simple y acostumbrado formulismo priísta, no porque el gato lo haya convencido de ser un excelente operador, capaz de negociar y encontrar acuerdos con todos los actores políticos del estado.
Y el paso de los días le dio la razón al ejecutivo estatal.
Estando el gato modorro al frente de la Subsecretaría de Gobierno, la plazoleta Lerdo siempre lució cubierta de pancartas de protestas de los diferentes grupos políticos y sindicales demandando atención del gobierno del estado. Y Cuando Landa Cano intervino nunca logró convencerlos.
Lo raro de todo era que mientras el joven Landa Cano fracasaba como operador político Fidelista, para chingarse la lana del erario público resultaba ser alumno excelente del gobernador.
Incluso peor, que los ladrones alemanistas.
Se sabe hoy que Landa es dueño de incalculable riqueza, entre estas, ranchos ganaderos y de cría de caballos pura sangre, de un cuarto de milla que, se asegura, va a partes iguales con Herrera Beltrán, a quien le ha dado por eso de las carreras equinas, en las que se apuestan de uno a dos millones de pesos, como las que tenían lugar en Villarín, allá en el municipio jarocho.
Fidel no se espanta de la prosperidad financiera de su colaborador, menos si es su socio; siempre estuvo informado de los grandes negocios que Ricardo, hijo y padre, realizaban, uno como subsecretario de gobierno y otro al frente de Maquinaria de Veracruz (MAVER), donde han llegado al descaro de rentar las máquinas oficiales a los ayuntamientos y constructores que hacen obras al propio gobierno, como si fueran patrimonio de los Landa.
En el tiempo como subsecretario, el único mérito que se le conoce a Ricardo Landa y que además fue motivo de nota principal en los diarios de información, es cuando un brioso corcel lo tiró y por poco lo mata en el Lienzo Charro de Acayucan, cuando quiso alardear de buen jinete para impresionar y conquistar a la alcaldesa Regina Vázquez Saut.
Esa caída motivó que desde entonces a Landa Cano lo conozcan como el “único gato pendejo que lo tira un caballo”.
Desde hace muchos meses al colaborador Fidelista se le veía en Acayucan; desde esa zona sur del estado trataba de resolver los problemas políticos competentes a su responsabilidad; muchos cuentan que era porque “el amor le llegó en serio”.
El motivo real del cese de Ricardo, además de sus torpeces como operador político, son otras de índole personal con el gobernador.
Reglas no escritas determinan que al jefe nunca se le rebasa, ni siquiera en la carretera, mucho menos en amores.
Y lo que le gusta al jefe, es para el jefe, cuando éste lo deseche, quizás cualquiera puede aspirar a tomarlo; antes, nunca, ni soñarlo.
Fidel, mi amigo, sabe a qué me refiero.
¿O usted qué opina?

EL PROBLEMA DE FIDEL...SE LLAMA FIDEL

Es sorprendente el número de enemigos que se ha ganado el gobernador de Veracruz en cuatro años que lleva de su mandato.
Y desde luego, no son los periodistas críticos de su gobierno, a quienes sus “asesores”, tratan de etiquetar como los adversarios de Veracruz.
Los “soplanucas” le han vendido la idea al tío Fide que los reporteros libres y comprometidos con llevarle la verdad a la opinión pública, son los causantes de sus desgracias en el abusivo ejercicio del poder.
Morirán engañados.
Por sus actos Fidel es el único responsable que lo amen o lo odien; lo aclamen o lo abucheen; lo eternicen o lo crucifiquen.
Fidel y nadie mas que él, es quien se ha encargado de ir labrando su propia cruz, y sus enemigos, todo se lo tienen debidamente documentado, como si se trataran de testimoniales certificadas con la fe notarial.
Sus promesas nunca cumplidas; las mentiras de ayer, hoy y siempre; sus agarradas de pendejos.
El joven político agazapado en los cuernos de la luna como gobernante de su estado, por momentos dio señales de quitarse la máscara de mentiroso y farsante que todos conocían.
Antes de su alumbramiento como gobernador, se le veía tan animado al cambio de personalidad y de actitudes, de tal manera que en privado llegó a comentar a la bola de lambiscones que siempre lo rodean, incluidos algunos sedicentes periodistas, que “a partir del 1 de diciembre de 2004 conocerían a un nuevo Fidel Herrera”.
Quienes lo escucharon creyeron que el entonces gobernador electo ejercería el cargo con mano de hierro; que respetaría y haría respetar la ley sin miramientos; que castigaría sin piedad al colaborador deshonesto y desleal; que cumpliría a la cabalidad con todos los acuerdos, y que como servidor público honesto percibiría un salario justo, sólo el necesario para vivir en la medianía.
Sin embargo, el pasado vergonzante que identificaba a Fidel y que decía buscaba reivindicar, finalmente lo atrapó.
Le quedaron muy grandes los zapatos del honor, porque “perro que come huevo jamás la maña abandona”.
Y no es para menos.
A causa de ese encasillado populismo, Fidel ha logrado alcanzar niveles increíbles de antipatía, tanto entre su propia administración como en la sociedad en general.
En las oficinas de palacio de gobierno, en los hogares, las calles, escuelas, comercios y hasta en las cárceles, el nombre del gobernador no es pronunciado con orgullo ni respeto, y no lo sueltan como cabecilla de los malhechores que mantienen asolado a la entidad veracruzana.
Hasta los “niños que no se tocan” en Veracruz, dentro de su sana diversión y porque lo escuchan de sus familiares, ven con gracia referirse al ejecutivo estatal como el jefe de los de la última letra del abecedario.
En el mundo del Internet, para qué meternos, el descrédito contra Fidel y su investidura, es mayor.
Nunca en la historia del Veracruz contemporáneo, un gobernador había sido tratado con tal bajeza, ni tampoco señalado de voz en voz y en forma pública como el cabecilla número uno.
Como también jamás en México, un adolescente de 18 años de edad tuvo antes los pantalones para gritarle “espurio” a un presidente de la república en su propia casa de palacio nacional y ante los medios masivos de información.
Dos ejemplos motivados por la descomposición gubernamental causada por mentir y engañar a la gente, que muestra ya hartazgo por tanta pinche basura en discursos y acciones de gobierno.
En la tierra de la Fidelidad, la rebeldía social por juramentos incumplidos, aún no comienza.
Lo que sí puedo adelantar es que el gobernador Herrera tiene a su lado a sus verdaderos enemigos, y están dispuestos a cobrarse muy caro las ofensa acumuladas.
A la gran mayoría los dejó colgados de la brocha con un chingo de lana invertida en la campaña del 2004, y se duelen de la herida.
Saludan a Fidel y hasta le sonríen, porque le aprendieron aparentar demencia, pero apenas se voltea cruzan sus brazos en señal nada amigable.
¡Justicia divina!
Es la que imploran como castigo para Fidel.
¿Usted qué opina?

SINTOMAS DE LA POSIBLE ENTREGA DEL PODER

Los mariachis callaron en el Consejo Estatal del PRI.
Caras largas, bostezos de aburrimiento y deseos de salir corriendo ante la ausencia del comandante supremo del Partido Revolucionario Institucional en Veracruz.
Pospuesto una semana para que hiciera acto de presencia, el gobernador Fidel Herrera decidió no acudir al evento y dejó a todos, “vestidos y alborotados”.
Es evidente el desprecio del mandatario veracruzano hacia los eventos políticos transcendentes de su partido.
El del domingo era importante por tratarse del inicio de los preparativos de la contienda electoral del 2009.
También porque muchos de sus “jóvenes promesas” rendirían protesta como nuevos consejeros priístas. Ante el desaire a varios de los pupilos de la Fidelidad les ganó el llanto por la ausencia del maestro y guía.
El hecho que “ignorara” la ceremonia de arranque de la lucha sin cuartel que se avecina, trasluce que el joven gobernante del estado no oculta ya su rechazo al PRI, y en consecuencia a su actual dirigente José Yunes Zorrilla.
El comportamiento despectivo del tío Fide hacia su partido, es el mismo con el que la coronela nacional del PRI Beatriz Paredes Rángel, ignora a la militancia del estado al no asistir al acto efectuado en el Museo Interactivo de la ciudad de Xalapa, pese a que fue invitada en forma personal y había confirmado su presencia.
Las actuaciones de Fidel y de Beatriz, me dejan claro, en primer lugar, que la presidente del CEN del PRI no quiere saber nada del gobernador de Veracruz; y en segundo término, que Herrera Beltrán está dejando solo al tricolor de Pepe Yunes.
Los motivos que podría tener la dirigente Paredes para menospreciar a Fidel, no es otro que el doble juego del gobernador. Por un lado dice apoyar las decisiones del PRI en materia energética y de seguridad pública, y por el otro se entrega a los anuncios calderonista en los mismos rubros.
En tanto que Fidel, siguiendo los impulsos de su corazón hacia el 2010 cuando habrá de entregar la gubernatura, pareciera ir preparando el terreno para heredar el poder al PAN.
En entregas anteriores analicé la posible llegada de Jorge Carvallo Delfín a la dirigencia estatal del PRI, en enero de 2009, lo que significa la avanzada de los preparativos para que el partido del presidente Calderón se despache con la cuchara grande en el proceso federal de julio próximo.
Fidel no tiene otro candidato al PRI más ignorante e incompetente en tareas partidistas que Carvallo, el joven nativo de la ranchería de Guinda, Veracruz, municipio de Santiago Tuxtla, tierra de pistoleros de horca y cuchillo que violaban y embarazaban mujeres abandonándolas a su suerte. El recaudador principal del Fidelismo trae el estigma; siendo apenas un niño, fue sacado de la zona de los Tuxtlas.
Dejar en manos de Carvallo la elección de los 21 diputados federales del estado, sería como anunciar el fracaso electoral del PRI y su Fidelidad por Veracruz.
Pero no veo otro camino que lleve a mejor pueblo al priísmo veracruzano.
El primer priísta del estado menosprecia y subestima al instituto político de sus amores, que le ha dado todo, y que hoy lo tiene donde ejerce el poder como un gran magnánimo, pero lamentablemente, ciego y sordo.
La carta abierta de ayer lunes publicada y firmada por las fracciones opositoras en la Cámara de Diputados, criticando el abuso de la mayoría Fidelista en los acuerdos legislativos y anunciando el rompimiento de los Pactos de Gobernabilidad y Seguridad Pública, dejan entrever el ejercicio del poder con síntomas de abuso e intolerancia.
O podrían ser señales de desesperación por la soledad que deprime al gobernador. Radio bemba se deja escuchar asegurando que tío Fide sufre cada día que transcurre; invertiría parte de su cuantiosa fortuna en detener el calendario político; desearía volver a empezar otra vez como si fuera 1 de diciembre de 2004.
Los veracruzanos no pensarían igual que Fidel, menos por la ola delictiva que llegó con su gobierno, y que ha secuestrado la paz y tranquilidad de las familias.
Mientras el político de Nopaltepec sufre los primeros síntomas de la pérdida del poder, el PRI estatal sigue a la deriva, y los panistas sueñan con la gloria, primero en el 2009 y luego en 2010.
Todo está en manos de un solo hombre, el mismo en quien los hombres y mujeres del PRI no ven al entusiasta de todos los tiempos, organizando, defendiendo y rasgándose las vestiduras por su partido.
El silencio y lo apartado que luce Fidel del PRI estatal, no son buenos augurios para los deseos de triunfos de doña Beatriz Paredes.
Por lo pronto Pepe Yunes anunció el domingo, una vez repuesto del trago amargo por el engaño del gobernador, que deja el liderazgo del tricolor, sin pena ni gloria, en los primeros días de enero de 2009.
El sucesor Carvallo, empieza el calentamiento.
¿O usted qué opina?

LADRÓN QUE ROBA A LADRÓN...TIENE 100 AÑOS DE PERDÓN

Otra vez protegen a los peces gordos.
Exalcaldes de 58 municipios de la chiquillada, serán denunciados si no regresan la lana que se robaron en los años 2005 y 2006.
De acuerdo a la lista oficial, entre los ayuntamientos acusados de posible daño patrimonial, no figuran municipios importantes, pese a tener el señalamiento que podrían estar bajo sospecha.
El de Veracruz, que presidió Julen Rementería del Puerto, conocido por los escándalos de las nóminas secretas en las que compensaba hasta con 150 mil y 200 mil pesos a sus regidores y directores de áreas más cercanos.
El de Boca del Río, encabezado por Francisco Gutiérrez de Velasco, que gastaba el dinero del pueblo mandando a construir estatuas, como la de Vicente Fox que le costó al erario municipal más de 2 millones de pesos, aún cuando él decía que “me la regalaron”. Eso sin contar sus constantes viajes de placer por Europa a cargo del municipio que dejó en bancarrota, al grado tal de tener que recurrir a la venta de inmuebles públicos para pagar deudas y aguinaldos de diciembre de 2007.
El de Coatzacoalcos, que cuando era alcalde Ivan Hilman Chapoy, se aseguró que presuntamente, de las arcas municipales había salido para comprar una nueva rotativa para los negocios editoriales de la familia.
O qué decir del municipio de Minatitlán, del que se dice fue saqueado por las autoridades salientes impuestas por el entonces dirigente petrolero Pablo Pavón Vinales, hoy en desgracia y dejado de la mano de la Fidelidad.
O porqué no incluir a los municipios de Córdoba, Orizaba, Poza Rica, Tuxpan y Pánuco, en los que también sus expresidentes municipales enriquecieron al puro estilo del Fidelismo.
Entre los municipios con irregularidades financieras del orden de los 87 millones de pesos, no se observa un solo ayuntamiento de peso político capaz de influir en una contienda electoral.
Nuevamente, como ya se volvió una costumbre, los pillos y ladrones siempre son los alcaldes de los municipios cuyo presupuesto anual no rebasa siquiera los 60 millones de pesos.
Mientras que los ediles de los ayuntamientos que se llevan todo el pastel en la repartición que hace la Legislatura local, otra vez resultaron blancas palomitas; no se robaron ni un centavo en su trienio de administración (2005-2007).
¿Quién va a tragarse semejante barbaridad?
Sería oficioso y no me alcanzaría el espacio para enumerar las raterías cometidas por exalcaldes que hoy, como premio a la deshonestidad, son funcionarios del gobierno de la Fidelidad o trabajan como diputados locales al servicio del gobernador y su partido el PRI.
Pero bueno, chicos o grandes, los ayuntamientos que resultaron con “inconsistencias administrativas” en las cuentas públicas 2005 y 2006, siempre serán un jugoso negocio para el ORFIS y su director general Mauricio Audirac Murillo.
Todo aquel presidente municipal que desee librarla, tendrá que sacar sus “ahorros” para poder entrarle a la negociación del “borrón y olvídate de la deuda”. La cuota es el 25 por ciento del supuesto hurto a la comuna municipal.
Si se dice que son 86 millones 994 mil 700 pesos los que andan desaparecidos en los 56 ayuntamientos, según Pitágoras, quien haga el trabajo sucio en el ORFIS estaría cobrando unos 22 millones de pesos libres de paja.

Con 30 años revisando y auditando las cuentas públicas de los ayuntamientos, el sobrino de la Flecha Murillo, exsecretario de Finanzas del gobierno Fidelista, es un experto en la simulación y en el arte de tapar hoyos de los alcaldes ladrones.
Gracias a su complicidad para arreglar los entuertos financieros que dejan el saqueo de las tesorerías municipales, muchos presidentes han librado la cárcel gracias a la “experiencia” contable del joven Mauricio, contador público de raras costumbres que odia a las mujeres.
De norte a sur y de este a oeste, en la entidad veracruzana, Audirac Murillo ha sembrado cementerios de impunidad con los alcaldes que llegaron al cargo a llevarse costales de dinero ajeno.
No se conoce que algún munícipe haya pisado la cárcel por resultar culpable de peculado, abuso de autoridad, enriquecimiento inexplicable, o incumplimiento de un deber legal. Su salvación lleva el sello Audirac.
Incluso, el actual titular del ORFIS fue el encargado de “limpiar” toda esa porquería acumulada en los seis años de alemanismo, en los que el robo al estado fue abierto y descarado.
Sin embargo, no hubo un solo funcionario del gobernador Miguel Alemán, que fuera inodado en actos de corrupción. El señor Audirac, no encontró rastro alguno de malversación de los fondos públicos. Y en consecuencia hasta se les pidió perdón por “dudar de su honestidad”.
Lo que no sabe la gente es que para poder alcanzar el “aseo de la administración estatal pasada”, el gobernador Fidel tuvo que fajarse de cobrador exigiéndole a Mauro Loyo, a Ramón Ferrari y a Porfirio Serrano, regresaran parte de lo robado en sus seis años como secretario de Salud, de Agricultura y de Desarrollo Regional, respectivamente.
No regresen todo, siquiera el 25 por ciento, habría sido la propuesta Fidelista.
Y tuvieron que entrarle a huevitos, so pena de terminar en la cárcel. Uno de los tres pagó con dos ranchitos de 100 hectáreas para arriba, otro con un Pent House en la zona conurbada y hubo uno que pagó en efectivo.
Pero se dijo que los alemanistas no saquearon al estado.
¡Qué vergüenza para Veracruz!
Hasta la fecha no se sabe ni se tiene informe alguno; que lo regresado por la pandilla alemanista, haya pasado a formar parte del patrimonio de los bienes del patrimonio de los bienes del gobierno del estado.
O que lo devuelto en efectivo haya ingresado a la caja de la Sefiplan
Y Mauricio Audirac sigue al frente de ese engendro de corrupción y complicidades llamado ORFIS, tapadera de delincuentes institucionales.
En sus revisiones de los ejercicios 2005 y 2006 en los 212 ayuntamientos de la entidad, buscó con lupa y no encontró a ningún alcalde pez gordo que resultara ladrón. Lo mismo ha sucedido con los funcionarios Fidelistas.
Por favor, que lo entiendan Yunes y el presidente Calderón… “en Veracruz todos los funcionarios del estado son castos y puros”.
Los tuvo el gobierno alemanista, y el de la Fidelidad no se queda atrás.
El tío Fide también tiene su camada de hombres rectos y pulcros.
Eso dicen las cuentas del ORFIS.
¿O usted que opina?

DIPUTADOS LAGARTONES

Momentos de tensión con amenazas de llegar a la violencia, se vivieron ayer viernes en la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados.
A tal grado que algunos legisladores opositores a la aplanadora priísta jalaron de su corbata al también diputado y presidente de la Junta de Coordinación Política Héctor Yunes Landa.
Y no fue para menos.
Los ánimos se calentaron por la forma avasalladora con la que los diputados de la Fidelidad por Veracruz, cumplirían un capricho más de su patrón el gobernador Fidel Herrera.
Ahora se trató de un remiendo político para hacer a modo que los consejeros del Instituto Electoral Veracruzano continúen en su cargos, bajo el pretexto de que “hasta en tanto no estar acorde a las reformas del Código Elector Federal”.
Todos los diputados de las fracciones PAN, PRD, PT y Convergencia, mentando madres y sacando pancartas alusivas al estilo fidelista de manipular el poder, abandonaron la sesión una vez enterados de la estrategia de los priístas, de “sacar a huevo la propuesta del gobernador.”.
Sumaron 26 los votos del PRI, más uno del expanista y ahora independiente Renato Tronco, y otro del priísta Manuel Laborde Cruz, dueño disfrazado del Partido Revolucionario Veracruzano, se alcanzaron 28 sufragios, suficientes para sacar adelante la iniciativa ordenada por el tío Fide.
Los votos alternos de Tronco y Laborde, se sabe, de buena fuente, que le cuestan al PRI 500 mil pesos, y no se duda, porque don Renato y don Manuel, no sudan ni se acongojan por levantar la mano secundando a los priístas.
Las sacudidas y arañazos sufridos por Yunes Landa de parte de sus compañeros diputados opositores que estaban en contra de derogar el artículo transitorio Sexto, para incluir el Sexto Bis para dejarlo a modo de las intenciones Fidelistas del futuro, tuvo su recompensa. Una vez alcanzado el objetivo, el también líder de la bancada tricolor, recibió la llamada reconfortadota del gobernador, quien lo “felicitó” por el éxito alcanzado ayer en la sesión extraordinaria.
Aún en medio de tragedias del pueblo veracruzano a causa de fenómenos naturales, y mientras la ciudadanía se organiza para enviar ayuda a los hermanos en desgracia en el sur del estado, el mandatario veracruzano no pierde el tiempo, por lo que opera y gana batallas legislativas con las que apostará todas sus cartas en el proceso electoral del 2010.
El resultado de la sesión legislativa de ayer viernes en el Congreso Local, ganado por la mayoría del PRI, sólo muestra el gran nerviosismo del gobernador en la elección que los veracruzanos habremos de votar por su sucesor a partir del 1 d diciembre de 2010.
Mantener a los consejeros del IEV en sus cargos, “hasta que los mismos diputados locales quieran adecuar las reformas federales”, sólo deja el mensaje mañoso que Fidel tiene el nombre del futuro presidente del Instituto Electoral, con el buscará controlar y manipular los comicios que no puede dejar perder.
Rodolfo González García, es amigo y paisano de Fidel, y por ello fue impuesto como secretario ejecutivo del IEV el pasado 21 de febrero del año en curso, mediante una tamaliza orquestada desde la propia legislatura.
Y ni duda cabe que el joven González será el futuro presidente del IEV, en sustitución de doña Carolina Viveros, quien aún cuando ha hecho muchos servicios al Fidelismo, sus días al frente del Institutito, están contados. Si la abogada, maestra de varios integrantes de la Pandilla Juvenil Fidelista, creía que permanecería en el cargo y manejaría la elección del 2010, porque así se lo habían “prometido”, aprenderá que Fidel “nunca respeta pactos, compromisos, ni acuerdos de ninguna envergadura”.
Los placeres del insaciable Fidel se cumplen a la letra. Lo de ayer en la legislatura, es una muestra más del para qué buscaba el control del nada soberano Poder Legislativo.
En sus primeros tres años de mandato, cuando no pudo ejercer el poder como quería por estar el Congreso local con mayoría opositora, se daba de topes en la pared y ninguno de sus colaboradores cercanos lo soportaba.
Por ello invirtió al proceso electoral del 2007, todos los recursos que el FONDEN de su amigo Fox, le envió para los damnificados del huracán Stan. Su gobierno perdió la credibilidad del sucesor presidencial, y son esas las sospechas las que hoy lo mantienen al goteo o no le sueltan los recursos federales.
Pero a Fidel, eso parece “no importarle”, si manipulando a sus diputados locales puede, entro otros grandes negocios, asegurar la elección del 2010, y con ello, salvarse del juicio de la historia y de la cárcel, único lugar que le esperaría si perdiera y ganara su eterno enemigo.
¿O usted qué opina?

NO SE LA ACABA FIDEL

¿Cuántos Ramiros Guillén Tapia más, tendrán que morir?
Para ser escuchados y atendidos por el gobierno Fidelista, conformado por una bien organizada banda juvenil que adolece de los principios básicos del servicio público.
Durante casi cuatro años de la actual administración estatal, la plazoleta Lerdo de la capital jalapeña, ha sido el espejo de la prepotencia, arrogancia y valemadrismo de los funcionarios a los que sólo les importa enriquecerse en el cargo que les confió el gobernador Fidel Herrera.
De acuerdo a lo expresado ayer por el propio líder populuca de la sierra de Soteapan una vez incendiado, tenía meses de solicitar audiencias y de manifestarse frente a palacio de gobierno. Y después de tanto insistir, el lunes firmaría acuerdo con la Secretaría de la Reforma Agraria que pondría fin a viejas demandas de tierras; de último momento la cita en la Subsecretaría del gobierno estatal, canceló el encuentro.
Se trató de un nuevo engaño de la oficina Fidelista que nunca tomaba en cuenta las peticiones del defensor de los derechos humanos. Incluso cuando amenazó ofrendar su vida y su lucha rociándose gasolina en todo el cuerpo y luego prenderse fuego, no le creyeron, lo tildaron de loco. Los orejas de la Secretaría de Gobierno, de la Subsecretaría y de la Dirección de Asuntos Políticos, alertaron a sus jefes de las intenciones suicidas del dirigente sureño, pero éstos se rieron y carcajearon diciendo que “no iba tener los huevos para hacerlo”.
Y vaya que los tuvo; Guillén Tapia, cumplió sus amenazas.
Martes y miércoles su foto prendida en fuego frente al palacio del gobernador Herrera, circulando por todo el mundo, y desde ayer su muerte a causa de las graves lesiones que sufrió, seguirán siendo noticia internacional.
No hay reportero o medio informativo crítico y libre, bien local, nacional o extranjero, sin compromisos con el “bondadoso” gobernador, que no responsabilice en forma directa al gobierno de Veracruz por su falta de capacidad e interés políticos para atender los reclamos sociales.
Ramiro Guillén es sólo la primera víctima fatal de la Fidelidad; pero todavía hay muchas más a las que también no les ha quedado otra alternativa que bloquear calles o manifestarse en la Plaza Lerdo, para intentar dialogar con los servidores públicos Fidelistas.
Sin embargo, el secretario Reynaldo Escobar, el subsecretario Ricardo Landa y el titular de política regional Marlon Ramírez, han fingido estar ciegos y sordos, para mantenerse en sintonía con esa vieja maña de su patrón el tío Fide.
Los tres funcionarios, en vez de ayudar al gobernador quitándole problemas y dolores de cabeza, siempre le dejaron chillando la marrana, pero ésta vez su incompetencia y falta de sensibilidad para cumplir con sus responsabilidades, tuvo un desenlace mortal.
La ciudadanía en general no responsabilizará de ese lamentable suceso al adorador del dios Baco, tampoco al gato modorro, mucho menos al “fresita y rarito” de asuntos políticos.
Para todos, el causante del incendio y muerte del representante indígena, es el gobierno del estado de Veracruz, incluyendo a las principales televisoras de habla hispana en el mundo y a influyentes periódicos estadounidenses y españoles que ayer comentaron el acto de inmolación.
En fracción de minutos la noticia del sacrificio de Guillén Tapia corrió como reguero de pólvora vía Internet, tan rápido como los segundos que llevó al fuego provocarle las heridas que finalmente le cegaron la vida. Esta vez no funcionó la “operación censura” o la orden Fidelista de “minimizar” o “ignorar” la información.

LAMENTACIONES QUE SOBRAN

Reynaldo Escobar, responsable de la política interna del gobierno estatal y de los principales funcionarios que negaron el derecho de audiencia a Guillén Tapia, salió a la palestra a “lamentar su muerte”.
Sacó de la caja de los archivos presuntos convenios firmados con el inmolado…pero éste ya no vive para refutárselos.
Podrán decir hoy que Ramiro era un invasor de tierras, e inventarán lo que les venga en gana para quitarse el señalamiento público de “asesinos indirectos”.
Acudirán a montar “guardías de honor” ante el féretro del muerto, como se viene acostumbrando en la Fidelidad…pero todo sale ya sobrando.
Las palabras de “ofrendo mi vida para que me hagan caso”, retumbarán por largo tiempo en Veracruz.
¿Qué otra víctima del Fidelismo sordo y ciego sigue?
¿O usted qué opina”.

NOTICIERO BUENOS DIAS VERACRUZ 22 enero 2018

VLOGS DE LA VARONITA