NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


miércoles, 3 de febrero de 2010

¿QUÉ BUSCA JUAN BUENO TORIO?

Otro pillo que quiere ser gobernador de Veracruz.
Se trata del cordobés Juan Bueno Torio, senador plurinominal del Partido Acción Nacional y representante del estado de Veracruz en la Cámara de Senadores.
Bueno Torio ha solicitado licencia para separarse de su encargo de senador de la república, y en unos días se dirá listo para buscar la precandidatura del PAN a la gubernatura de Veracruz.
Juan Bueno es integrante de la ya famosa Trinca Infernal, compuesta también por el ex diputado federal Gerardo Buganza Salmerón y Julen Rementería del Puerto, ex alcalde de la ciudad de Veracruz y actual Jefe de los Centros Estatales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
Hace algunos meses, Juan, Gerardo y Julen, crearon el Frente “Todos Contra Yunes”, con el cual tratarían de impedir la nominación del turco Miguel Ángel Yunes Linares como candidato del PAN al gobierno del estado.
En forma individual, los tres se decían aspirantes del PAN a la candidatura por el gobierno de Veracruz, aún cuando el objetivo de su alianza era conocida por propios y extraños de su partido blanquiazul.
Sin embargo, tal como lo habían planeado, Julen anunció su declinación a la precandidatura para apoyar en su lucha a Buganza.
Los dos, Julen y Buganza, esperaron que Bueno Torio hiciera lo mismo, que hiciera a un lado sus sueños de ser gobernador y se uniera al equipo de la Trinca Infernal.
Pero, no, el senador plurinominal, ha decidido irse por la libre…
Ya solicitó licencia para separarse de la representación popular, defraudando a sus compañeros Julen y Buganza.
Muchos millones de veracruzanos se preguntan si Juan Bueno Torio, habrá perdido la memoria.
Y no es para menos esa interrogante…
Para nadie es desconocida la estela vergonzante que arrastra Bueno Torio desde sus tiempos de Director de Pemex-Refinación en el gobierno del presidente Vicente Fox, considerado por la comunidad política e intelectual del país, como el sexenio l más corrupto de los últimos tiempos en México.
El hecho que Fox y Marthita Sahagún se hayan llevado a su rancho San Cristóbal, hasta la silla presidencial de la residencia oficial de Los Pinos, habla por si solo la ambición desmedida del matrimonio que desgobernó al país.
Y Juan Bueno Torio, en su calidad de funcionario federal muy cercano a Fox, tuvo licencia presidencial para hacer de Pemex- Refinación, un negocio familiar.
De acuerdo a investigaciones de la Secretaría de la Función Pública y a indagatorias de la Procuraduría General de la República (PGR) Bueno Torio entregó a hermanos, cuñados, sobrinos y primos, contratos millonarios. Todos directos, sin la licitación de ley correspondiente.
Es decir, contratos amañados en diversos rubros, como transportación de combustible, y mantenimiento a gasoductos y refinerías; donde los únicos concursantes que ganaban eran sus familiares cercanos.
Son decenas de denuncias interpuestas por la Secretaría de la Función Pública en contra de Juan Bueno como alto funcionario de Pemex. Todas por tráfico de influencias y abusos de autoridad.
Tan solo en el año fiscal 2004, la autoridad investigadora detectó la adjudicación fraudulenta de al menos 150 convenios, por más de 2 mil millones de pesos. Y entre los principales beneficiarios figuran sus cuñados Juan José Ortiz Ríos y Luis Ortiz Ríos; sus tíos Emilio Bueno Lázaro y José Torio Sánchez; su hermana Rosa Bueno Torio, y sus amigos y cómplices, José Beltrán Mata, Héctor Pinos y Carlos Arce Macías, éste último, en ese entonces, alto funcionario de la Procuraduría Federal del Consumidor.
Lo insaciable de Juan Bueno al frente de Pemex-Refinación, no tuvo llenadera, y para cubrir su pasado vergonzante y librar el peso de la ley, buscó el fuero político que ostenta, ese que sirve de manto protector de la impunidad.
Hoy el ex funcionario Foxista finge demencia; se dice un político limpio, santo, casto y puro, que aspira gobernar los destinos de Veracruz y a sus más de siete millones de habitantes.
Sólo bastaría abrir la cloaca corruptiva de Bueno Torio en su paso por petróleos Mexicanos, para echar abajo sus sueños de ser gobernador del estado.
¿Quién dice yo?
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas