NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


lunes, 7 de diciembre de 2009

ALEMÁN ARRASTRA UNA ESTELA VERGONZANTE DE CORRUPCIÓN Y MENTIRAS

Miguel Alemán Velasco se le fue a la yugular al presidente Felipe Calderón…
Lo pone como trapo de cocina en una entrevista publicada en la prestigiada Revista Proceso.
Entre otras linduras lo “acusa de suicida al no tener inventiva para salvar a México, y dejar que el país esté muriendo en un viaje sin retorno”.
Y vuelve a tildarlo de suicida “por trabajar con colaboradores que no están funcionando”.
Sí que es impresionante la demencia que sufre o finge el hijo de papi, que en mala hora el ex presidente Ernesto Zedillo decidió mandar como candidato al gobierno de Veracruz en 1998.
Yo pregunto, y tal vez millones de veracruzanos también…
¿Con qué calidad moral puede el júnior Alemán criticar, censurar y hasta darse dotes de consejero político - financiero.
Porque para lanzar todos esos dardos venenosos contra la investidura presidencial, se requiere tener la cola extremadamente corta, a ras, casi tunca.
Y por favor, el Miguelito que nació en pañales de seda y que a todo lo que heredó de papi, por bueno para nada, le partió la madre, no cubre ese requisito indispensable…
¿Acaso ya olvidó el desmadre político y económico que dejó en Veracruz después de seis años de vacaciones en el gobierno del estado?
Corrupción, tráfico de influencias, saqueo financiero, obras fantasmas, elefantes blancos, inseguridad, narcotráfico y millonaria deuda pública, es la herencia maldita que Alemán Velasco dejó al sucesor Fidel Herrera, con cargo a los impuestos de los veracruzanos.
De barrerse para atrás y aplicarse todo el peso de la ley, Alemán y toda su banda de chilangos que trajo a saquear las arcas del dinero de Veracruz, no tocarían ni baranda, juntos acumularían un chingo de años en prisión por peculado, administración fraudulenta, enriquecimiento inexplicable, abuso de autoridad, asociación delictuosa, incumplimiento de un deber legal, y etc, etc, etc.
Y todo ese ramillete de posibles delitos cometidos por la pandilla alemanista en el sexenio 1998-2004, no son inventos de este columnista, los exclama el pueblo de Veracruz y exige cárcel para los sinvergüenzas, quienes no se robaron el mar porque no pudieron embolsárselo.
Es larga la lista de los desmanes consumados en el gobierno de Alemán Velasco, y tienen que ver con hospitales, clínicas, escuelas, puentes, carreteras y sistemas de drenajes, reportados como obras realizadas, y que hubo casos en los que esos trabajos nunca se iniciaron o no se terminaron.
Y qué no decir de esos monumentos a la anarquía y el despilfarro en los que se invirtieron miles de millones de pesos, como son el caso del Museo del Transporte o el Armadillo, que reflejan la miopía inventiva y falta de imaginación que hoy Alemán critica al presidente Calderón.
Pero también están pendientes dos asuntos que a cinco años de distancia todavía sacan chispas, hierven de lo caliente que se encuentran…
El asunto de los Tiburones Rojos y la administración de Rafael Herrerías, en la que se presume desaparecieron más de mil 800 millones de pesos, al igual que las cartas de varios jugadores titulares, propiedad del club, cotizadas en un chingo de billetes.
Y desde luego, el caso que mantiene caliente a todos los veracruzanos…
El destino que Alemán le dio a esos 3 mil 500 millones de pesos que a nombre del gobierno de Veracruz recibió de préstamo de la banca privada, escasas horas antes de abandonar el cargo.
Quizás al viejito Alemán le convenga fingir demencia para olvidar todos los latrocinios perpetrados en su administración, considerada como la más corrupta, inútil e ineficiente en la historia del estado.
Sin embargo, el pueblo de Veracruz tiene memoria, y no todos somos retrasados mentales como él cree.
Todo, exactamente todo lo que hoy en forma cínica reprueba y enjuicia en el quehacer del presidente Calderón, fue justo lo que Alemán hizo en su paso por el gobierno del estado…
Llevó al suicidio financiero a Veracruz al dejarlo endrogado por los siguientes 18 años; dejó quebrado al campo, a la industria azucarera, al turismo y la creación de empleos sólo fueron una calentura en su cerebro. Sumió a la entidad en el pantano de la inseguridad pública al abrirles las puertas a la delincuencia organizada; ser vecino del narcotraficante Alberto Quintero Meraz, alias el Beto, no fue producto de la casualidad.
Se rodeo de pésimos colaboradores en su mayoría importados de esa fantasmagórica Fundación que preside, y a otros los rehabilitó en el servicio público aún viniendo de la cárcel por prescripción de los delitos de peculado y malversación de recursos públicos cometidos, como Porfirio Serrano Amador, alias Porpillo Serrano, quien gracias al manto de la impunidad alemanista volvió a forrarse de dinero ajeno.
Y qué no decir de todas las tropelías del capitán de meseros, en quien delegó todo el poder del estado para irse siempre de vacaciones dizque promocionando y buscando inversiones para Veracruz, que nunca aterrizaron.
En fin…
Miguel Alemán Velasco no tuvo la brillantez ni la capacidad, menos las ganas, el deseo, ni el coraje para sacar a Veracruz de la pobreza y la marginación, y llevarlo por el sendero del progreso.
En efecto, como decía su slogan que pagados en dólares y euros dio vueltas por el mundo con resultados nulos para el estado, con Alemán de gobernador “Veracruz era el estado que lo tenía todo”…pero todo por hacer, porque al nefasto mandatario le quedó grande el cargo, al no fosforearle los meningues y no hacerla de bombero.
Es posible, como lo escribí hace unos días, que el presidente Calderón haya cometido errores en sus primeros tres años de mandato, pero está en tiempo de corregir el rumbo del país.
Alemán tuvo seis años, y en desarrollo dejó hundido a Veracruz en los últimos lugares de la tabla nacional.
Si el régimen del presidente Calderón se ha ganado las críticas en la primera mitad de su gobierno, por sus negros antecedentes como gobernador, Alemán es el menos indicado para hacerlo.
Por los delitos públicos que ya no prescriben en Veracruz, más le conviene guardar silencio, no vaya ser que despierte al diablo.
Más ahora que, como pago a la ingratitud, ningunea méritos bien ganados para el 2012 al gobernador Fidel Herrera.
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas