NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


domingo, 26 de diciembre de 2010

¡VERACRUZ ESTÁ DE PIE!

BUENOS DÍAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
26 de diciembre de 2010

Este lunes, diputados locales aprobarán nuevo presupuesto 2011 para el gobierno de Veracruz.
Será el que de acuerdo a las metas para el año que viene, requiere la administración de Javier Duarte para empezar a despegar.
Como todos saben, la propuesta Fidelista de 77 mil 950 millones de pesos fue enviada al cesto de la basura.
La creación de la Secretaría y Procuraduría del Medio Ambiente y la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, obliga al gobierno estatal reestructurar el gasto público para el próximo ejercicio fiscal.
El gobernador Javier Duarte ha dicho que las modificaciones son para que “su gobierno repunte en materia económica los próximos meses; apretándose el cinturón cuidarán el flujo de recursos para poder alcanzar con prontitud el desarrollo de la administración”.
En efecto, al régimen de Javier Duarte no le queda otro camino que meter orden, austeridad y disciplina en el gasto público.
Es la única salida para buscar sacar a Veracruz del barranco, del caos, del colapso financiero en que lo dejó sumergido su antecesor.
Que muchos otros actores políticos cuchicheen en lo obscurito que la idea de ajustar el presupuesto para el siguiente año es para quitarle privilegios financieros a quienes representan la herencia maldita de Fidel Herrera, es problema de ellos.
Como ya lo he mencionado en otras entregas, la única gran verdad es que Veracruz enfrenta una de las peores crisis de su historia, producto de la corrupción, del desorden en el manejo y el despilfarro de los recursos públicos.
Por lo tanto, nunca más ejemplos de gobernadores como Fidel Herrera Beltrán, que durante sus seis años de mandato trajo en sus bolsillos las finanzas del estado para comprar conciencias.
De acuerdo al cabildeo político todas las fracciones en el Congreso local votarán por la aprobación del presupuesto del gobierno de Veracruz para el año fiscal 2011.
Y no es para menos.
El propio gobernador Javier Duarte se ha encargado de esa tarea, haciendo a un lado por desconfianza e ineficacia a sus presuntos operadores en la cámara, el mexiquense, Jorge Carvallo, y el Siete Copas, Eduardo Andrade.
A través del acercamiento, el diálogo, y el entendimiento, el mandatario veracruzano ha tendido puentes para alcanzar acuerdos con los dirigentes o representantes de los diversos partidos políticos opositores, con quienes se ha reunido para escuchar propuestas e intercambiar ideas sobre el presente y futuro del estado.
No tengo la menor de la dudas de que si los líderes de los Partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Convergencia, Verde Ecologista y Nueva Alianza, quieren y desean para Veracruz lo mismo que el gobernador Duarte, no habrá impedimentos para que puedan caminar de la mano, al menos los siguientes tres años que corresponden a la actual Legislatura estatal.
Pero claro, el hecho de transitar juntos y alcanzar acuerdos para el progreso de Veracruz y bienestar de esos cuatro millones de veracruzanos que permanecen en la pobreza o miseria extrema, no deben implicar maridajes políticos del pasado, que terminaron con la entrega de prebendas políticas y económicas a diputados y dirigentes de oposición para satisfacer caprichos personales o aprobar leyes a modo en el Congreso local.
Todo lo que acuerden gobierno y partidos políticos debe transparentarse, hacerse público y de cara al pueblo, no debajo de la mesa para jugar al toma-todo.
Que los visos negativos de que el gobierno de Javier Duarte también ocultará a los veracruzanos la realidad que se viva en el estado, por ejemplo en materia de seguridad pública, sean sólo acciones de ciegos o reflejo de los residuos de la herencia maldita, en la que el entonces gobernador Fidel Herrera, no se midió para engañar al mundo de que Veracruz era el estado de las maravillas.
Es primordial la reingeniería financiera para el presupuesto 2011que han realizado el gobernador Duarte y su secretario de Finanzas, Tomás Ruiz, para meter disciplina en el destino del dinero de los veracruzanos.
Sin embargo, es neurálgico también hablar con la verdad a un pueblo que exige ya no ser tratado como pueblo demente, ciego o retrasado mental al que le sigan pintando un estado fantasioso donde no pasa nada, con finanzas sanas, seguro, en paz y tranquilidad.
Por muy dolorosa que sea la situación política, económica, social y de seguridad pública de Veracruz, el gobierno de Javier Duarte debe enfrentarla con valentía.
Como ya lo escribí, recibir una entidad catastrófica y en bancarrota de su antecesor, no es responsabilidad del joven gobernante veracruzano.
Al contrario, al doctor Duarte corresponde sacarla adelante, con trabajo, entrega, gallardía y entusiasmo, que sin lugar a dudas, no le faltan.
Pero por favor…
Ya no más simulación ni murallas para ocultar la grave realidad que enfrenta Veracruz.
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas