NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


domingo, 28 de septiembre de 2008

DOS AMORES PERROS

Fidel y Yunes.
Una historia de amores perros, en la que tragan sapos sin hacer gestos.
Los dos, alumnos predilectos del desaparecido político de Santa Gertrudis y exgobernador de Veracruz, Rafael Hernández Ochoa.
Herrera Beltrán es gobernador del estado y Miguel Ángel es director general del ISSSTE del gobierno federal.
En eventos públicos que los unen, son capaces de fingir demencia y darse el abrazo de Judas en “aras de la institucionalidad”.
Pero una vez separados, como han navegado los últimos veinte años, se prodigan toda una serie de insultos y maldiciones, usando a los medios de información afines a sus intereses, como voceros de las Cartas de Eufemia.
Cada día que transcurre los odios y rencores crecen en forma peligrosa, y lo que menos deseamos sus amigos es que la sangre llegue al río.
El encontronazo de declaraciones que se dan, ponen en evidencia de qué tamaños es el aborrecimiento que se prodigan.
Por un lado Fidel, para referirse a Yunes Linares, utiliza su clásico lenguaje de ironía y burla, aduciendo el tema de la pederastia que mantiene vigente en spot televisivos, y que sin lugar a dudas su candidato a gobernador en el 2010, va a usarlo como bandera de campaña ante padres y madres de familias veracruzanos.
Por su parte Yunes, en sus críticas a Fidel, no quita el dedo de la llaga y persiste en involucrarlo en actos de corrupción y relacionarlo con los grupos criminales que asolan la entidad bajo la complicidad o consentimiento de las autoridades de Veracruz.
El enconamiento entre Yunes y Fidel, es avanzado y terminal, incurable como el cáncer maligno.
Los primeros días de enero de 2005, cuando Fidel se estrenaba como gobernador del estado, hubo un par de amigos comunes de Miguel Ángel, -Alejandro el Pipo Vázquez Cuevas, entonces líder del CDE del PAN y José Ramón Gutiérrez de Velasco, alcalde de Veracruz- que lo convencieron para que se reuniera en privado a dialogar con Herrera Beltrán.
Yunes Linares aceptó y se reunieron en la casa de la Joserra. Fue un encuentro de pronósticos reservados, en el que salieron a relucir costales de reproches, amenazas y advertencias.
El objetivo principal del encuentro era tratar de “reconciliar a los amigos del pasado”, pero disfrazaron la reunión con temas políticos, como el caso del nombramiento del Procurador de Justicia, cuya propuesta del gobernador- Salvador Mikel Rivera- la rechazaban los diputados panistas en el Congreso local, presuntamente manipulados por Yunes Linares.
Hablaron por espacio de 90 minutos, todo fue infructuoso, no llegaron a ningún acuerdo, ni político ni amistoso, y Mikel esperó tres años para ser procurador, precisamente ahora que la Cámara de diputados está pintada de rojo y es mayoría absoluta.
Quienes dicen haber conocido a Fidel y Yunes hace 35 años, cuentan que ambos fueron grandes amigos de juventud, y que juntos vivieron experiencias extraordinarias con las chicas colegialas de su edad.
De su rompimiento amistoso, se corren dos versiones.
Una es que en cierta ocasión Fidel, que era un tipo pobre y humilde, tomó “prestada” una tarjeta de crédito de Yunes, falsificó la firma e invitó a cenar a la novia del choleño; fue tan cautivadora la velada y tan exquisito el menú que la chica, maravillada y sorprendida por la cortesía y amabilidad del cuenqueño, decidió “cortar” a Miguel Ángel, y empezó un tórrido romance con Herrera Beltrán.
Cuando Yunes se enteró, explotó en cólera y lo único que pidió a Fidel fue que le “devolviera” su tarjeta.
La otra es que durante la campaña proselitista de Patricio Chirinos en abril-mayo de 1992, Fidel anduvo contando los presuntos amoríos privados de doña Sonia siendo estudiante de la facultad de leyes de la UV. Con pelos y señales, el negro Herrera mencionaba una casa de orgías ubicada por el rumbo de Coapexpan, en la capital jalapeña, que era escenario de escándalos sexuales, drogas y alcohol todos los fines de semana, y que los vecinos del lugar no soportaban y recurrían a la denuncia ante la autoridad correspondiente.
Para Yunes significó un acto de traición y deslealtad de parte de Fidel, por lo que fue con el chisme a Chirinos quien, a partir de ese momento “congeló” al negro y entregó su confianza y poder absoluto al político de Soledad, de tal forma que éste fue el gobernador en funciones, mientras don Patricio se la pasaba, una parte de su mandato en Los Pinos con su amigo Salinas, y la otra en francachelas.
Dentro de esa ola de misterios que pesan sobre el rompimiento afectuoso de Yunes y Fidel, ambos políticos han pasado los años viviendo en medio del sonoro rugir de los de tambores de guerra.
Los dos se enardecen y pierden el control cuando escuchan el nombre del eterno enemigo; y hasta se espantan con sus mismas sombras pensando que es el adversario.
Cuando se provocan se dan hasta debajo de la lengua, y cada vez los ataques y contra-ataques son más recurrentes. Y seguirán subiendo de tono conforme se vaya acercando el calendario electoral, primero el de 2009 y después el de 2010 que, según los agoreros del desastre, será toda una carnicería.
Como veracruzanos, los dos se iniciaron en política soñando ser gobernadores de su estado. Con sus métodos acostumbrados Fidel alcanzó el sueño antes que Yunes, quien otra vez se encuentra en la antesala como aspirante, esta vez por su nuevo partido, el PAN.
Ahora el tío Fide, apesumbrado por la entidad de caos financiero y de inseguridad pública que heredará el 1 de diciembre de 2010, busca en forma desesperada cualquier tipo de fuero constitucional o de impunidad, al ver muertas sus esperanzas de llegar a ser presidente de la república.
Yunes, por su parte, quiere ser gobernador para usar el poder como instrumento de persecución y venganza.
¿Y los veracruzanos qué quieren?
Se han preguntado alguna vez Fidel o Yunes.
¿O usted qué opina?


No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas