NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


domingo, 14 de marzo de 2010

¡¡ORDEN SEÑOR PRESIDENTE!!

14 de Marzo de 2010
Po: David Varona Fuentes

Los dobles discursos paralizan a México y atentan contra su desarrollo.
Por un lado, escuchamos al presidente Felipe Calderón convocando a la unidad y reconciliación nacional.
Pero por el otro, la federación estrangula financieramente a los estados y municipios que no son gobernados por militantes del Partido Acción Nacional.
En los últimos de sus llamados al pueblo mexicano Calderón habría aceptado que “todos, como seres humanos hemos tenido aciertos y errores, y se han generado entre nosotros encuentros y desencuentros, causas comunes y también malos entendidos, e incluso agravios”.
Y con motivo de celebrarse este 2010 el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, el Presidente ha dicho que “las mexicanas y los mexicanos de todos los grupos, partidos y religiones con distintas formas de pensar, seamos capaces de unirnos en el ideal de país que queremos, muy por arriba de nuestras legítimas discrepancias y diferencias”.
Sin lugar a dudas, conmovedoras las palabras del mandatario buscando el despertar patriota y nacionalista de los mexicanos.
Sin embargo, para alcanzar la unidad y reconciliación nacional convocada por el presidente Calderón, se requieren más que discursos oficiales donde las promesas terminan siendo sólo juegos de palabras jamás cumplidas.
Y por los hechos, pareciera que el gobierno federal insiste en practicar el doble lenguaje.
No puede pedirse unidad y reconciliación cuando se atenta contra el desarrollo de los estados y sus municipios.
En el caso exclusivo del estado de Veracruz, la federación insiste, está obsesionada en ahogar económicamente al gobierno de Fidel Herrera, cerrándole las llaves de los recursos públicos bajo cualquier pretexto que se sacan de la manga en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Por mencionar algunos ejemplos, tenemos los casos de los más de 1,200 millones de pesos que adeuda el FONDEN a Veracruz por las contingencias naturales ocurridas en el 2009; los 1,700 millones de pesos destinados para obras carreteras de este año; los 300 millones pesos en el ramo educativo, y otros 800 millones de pesos que serán utilizados en infraestructura social.
Y…párele usted de contar amable lector.
La lista de pendientes de la SHCP con el gobierno de Veracruz, es larga, como largos, burocráticos y engorrosos son las trabas que ponen para hacérsela cansada al régimen Fidelista.
Lo cierto es que el dinero no llega al estado, pese a que algunas partidas están consideradas dentro del Presupuesto de Egresos 2010 de la Federación aprobadas por el Congreso de la Unión.
El secretario de Finanzas y Planeación de Veracruz, Salvador Sánchez Estrada, ha puesto el dedo en la llaga, recuerda que el año pasado sucedió algo similar con los recursos federales, los cuales fueron liberados hasta octubre, tres meses después de los comicios federales del 5 de julio, cuando el calendario de entrega era el primer bimestre de 2009.
Es decir, el gobierno calderonista ha politizado la entrega de los recursos públicos que por ley corresponden a los estados y municipios que se encuentran en manos de los partidos opositores al PAN.
Que la SHCP esté dándole tintes partidistas al dinero producto de los impuestos del pueblo, no habla bien de los buenos deseos del presidente, plasmados en sus convocatorias donde pide a los mexicanos unidad y reconciliación.
Incongruente llamar a cerrar heridas para superar adversidades actuales y del futuro, cuando al mismo tiempo se ataca a traición dándole al pueblo puñaladas mortales al no liberar el dinero que será invertido en beneficios sociales.
Ponerle candados a las partidas presupuestales destinadas a estados y municipios, incluso usándolas como instrumentos de persecución y venganza contra gobernadores priístas, echa a la borda el discurso democrático y federalista del presidente Felipe Calderón.
Sin lugar a dudas, disminuir, esconder o retener los recursos federales a los gobernadores opositores a la sigla presidencial, lejos de capitalizar ambiciones electorales panistas, traen mayor irritación en la ciudadanía, porque son éstos los que pagan las consecuencias de la cerrazón oficial.
Aquí en la gazeta.org siempre arropamos e hicimos nuestros los llamados a la unidad y reconciliación hechos por el presidente Calderón para sacar al país de la parálisis donde se encuentra, pero hoy tenemos que salir a criticar severamente las prácticas mañosas y tramposas que son usadas con tintes electoreros.
Basta ya de usar el dinero legítimo del pueblo como arma partidista para intentar estrangular a los gobiernos estatales o municipales opositores.
Sin son grandes los odios y rencores de los calderonistas, que los escenarios de confrontación para dirimir diferencias y desencuentros, sean exclusivamente las urnas electorales.
Y que el mejor juez sea la voluntad ciudadana, cuya sentencia sea aceptada e inapelable por los actores políticos.
Nunca más, revanchismos políticos que tanto daño están haciéndole a México.
Por lo pronto en Veracruz, el gobernador Fidel Herrera ha enfatizado que en la contienda electoral 2010 sus actos y conductas estarán apegadas a la legalidad, pero demanda lo mismo del gobierno federal, y exige que quien la viole, que sea castigado con todo el peso de la misma ley.
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas