NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


martes, 8 de febrero de 2011

GOLPE MORTAL A LOS GRANDES SIMULADORES

BUENOS DÍAS VERACRUZ

Por: David Varona Fuentes
9 febrero 2011

El Fidelismo en desgracia.
En Veracruz empieza el repudio social en su contra, que sin lugar a dudas continuará con el paso de los días, semanas o meses, según vayan fluyendo del gobierno sucesor informes de la ya inocultable catástrofe financiera heredada.
Y no es para menos.
Qué pueblo tan dormido que se encuentre puede perdonar a un gobernador que, se sabe hoy, mintió, engañó y agarró de pendejos durante seis años a sus habitantes.
La pírrica recepción popular recibida por Fidel en Tlacotalpan, a cuyos habitantes en tiempos de desgracia por el huracán Karl tildó de no tener llenadera, es apenas el inicio del linchamiento popular.
La engañosa popularidad del tío Fide durante su gobierno, cae por su propio peso; la gloria prendida de alfileres en su estado, se viene abajo.
Al no poder cubrirlo más, el gobierno que decidió lo sucediera, es el mismo que se encarga de clavarle la estaca del odio de los veracruzanos.
El alumno predilecto, el hijo putativo al cual heredó el cargo en palacio de gobierno pensando en impunidad, no aguanta más la crisis financiera de su administración, tampoco las presiones de las deudas públicas recibidas, menos las llamadas de Los Pinos donde lo exhortan a gobernar con libertad haciendo a un lado el manto protector de la complicidad a los pillos que lo antecedieron, y que les aplique todo el peso de la ley si la trasgredieron como funcionarios públicos.
Y por ello, poquito a poco, Duarte se desliga de su “maestro”.
Lo que hace de Fidel, un hombre desesperado.
Los infiltrados que mantiene agazapados en el régimen del gobernador Duarte, todos los días, a cada momento, le informan que el agua no está como para chocolate espeso en el gobierno de Veracruz, y que mejor es poner sus barbas a remojar.
Invitar a Tlacotalpan al repudiado Carlos Salinas, fue de Herrera Beltrán un paso atormentado, agobiado por las penas que mantiene atravesadas; quiso demostrarle a sus compañeros del PRI que cuenta con el apoyo del ex presidente, pero la “amistad” del innombrable en lugar de sumarle votos y simpatías al político de Nopaltepec, envía a la ciudadanía mensajes de comunión, similitud y entendimiento en el ejercicio del poder público.
Por eso México, gracias al mandato de Salinas quedó en las condiciones políticas, económicas y sociales de 1994, y Veracruz en 2010, por Fidel, en la absoluta financiera, en la que el doctor Duarte ya no sabe si llorar o reír, aún cuando todos los días, como buen alumno de la simulación aprendida, muestra a los veracruzanos el otro rostro de su verdadera personalidad.
Es indudable que al ex gobernador Herrera lo persiguen los demonios de la mala suerte.
Por un lado el gobierno que lo sustituyó viene echándole abajo su tremendo teatro armado de seis años de engaños en Veracruz, y por el otro, las glorias ajenas que busca en otras entidades le dan la espalda.
Fue a Guerrero y llevó su maldición que hizo perder la gubernatura al candidato del PRI Manuel Añorve Baños; estuvo en Baja California Sur y también contagió de sus malas vibras al abanderado del tricolor, Ricardo Barroso, quien se quedó en el camino ante el triunfo del panista, Marcos Covarrubias.
Fidel viene cayendo de la gracia del CEN priísta, de la generala Beatriz Paredes y del sucesor Humberto Moreira.
Después que sus mapacherías no le funcionaron en Guerrero ni en Baja California Sur, la fama de incansable animal político como gobernador de Veracruz, de imbatible en batallas electorales, se le vienen abajo a Fidel Herrera.
Y todos los medios informativos nacionales y la mayoría de Veracruz, hacen leña de su desgracia.
Yo pregunto:
¿Y dónde están sus defensores editoriales?
Aquellos bufones periodísticos lambe-alfombras que se le tiraban al piso; al igual que otros, ya lo vendieron antes que el gallo cantara tres veces.
Son los mismos que apostaron su poca credibilidad social asegurando que el TRIFE anularía las elecciones de gobernador, en las que Javier Duarte había resultado ganador.
Y son aquellos que leales a su vieja tradición sexenal de entreguismo oficial simulado, llenan ya las páginas de sus panfletos adorando las acciones del gobernador Duarte.
Y desde luego, el doctor Duarte se deja querer y apapachar, y en reciprocidad empieza a considerarlos medios “leales” a su gobierno.
Los demás periodistas, los críticos, que cuestionan su silencio ante la corrupción Fidelista y el nombramiento de los esbirros de la herencia maldita en áreas estratégicas de la función pública estatal y municipal, son ya los grandes enemigos del joven gobernante veracruzano.
“No pagaré para que no me critiquen”, es hoy la frase de moda en Veracruz.
Pero es evidente que sí lo hará para que idolatren la ineptitud e incapacidad para gobernar.
¿O usted qué opina?

davidvaronaf@hotmail.com

BUENOS DÍAS VERACRUZ –en vivo- 11 am

www.lagazeta.org

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas