NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


martes, 23 de abril de 2013

SECRETOS DE FAMILIA.



BUENOS DÍAS VERACRUZ

David Varona Fuentes
Miércoles 24 de abril del 2013.

Del diablo todos hablan…
Pero nadie lo conoce, nadie lo ha visto.
Eso mismo sucede con los dueños de la empresa FINAMED  SA de CV.   
¿Dónde están, quiénes son, por qué los esconden?
A los presuntos propietarios o sus representantes legales, nadie los conoce, nadie los ha visto en Veracruz, salvo aquellos funcionarios del Gobierno de Veracruz  que en 2008, en lo oscurito y en la complicidad, concesionaron a FINAMED la prestación de diversos servicios médicos especializados en 11 hospitales del estado, por un monto de 8 mil millones de pesos, pagaderos  en 12 años.
Hoy, esos “dueños invisibles”,  se encuentran entre la espada y la pared…
La Secretaría de Salud de Veracruz ha rescindido contrato a la empresa y amenaza con  expropiarle  todos sus bienes instalados en los once nosocomios de la entidad, en los que hicieron de todo, menos cumplir con calidad y eficiencia en la prestación médica subrogada.
El argumento oficial para rescindir convenio y expropiar, es que hasta los oídos de Juan Antonio Nemi Dib, vestido hoy de flamante secretario de Salud, llegó la información que personal de FINAMED recogería sus equipos de todos los hospitales del estado en virtud que el gobierno  mantiene un adeudo de 530 millones de pesos y no hay interés de pagarles.
Yo pregunto:
¿Y… a quiénes de FINAMED habrán de notificarle  de la medida precautoria tomada por las autoridades estatales, si, insisto, nadie los conoce?
¿Por qué nadie de dicha empresa salta a la palestra para defender esos presuntos 530 millones de pesos que adeuda el estado?
Ante todas las amenazas de los responsables de la Secretaría de Salud, primero Pablo Anaya y ahora Nemi Dib, FINAMED  no dice nada, guarda silencio, y quien calla otorga, reza el adagio popular.
La realidad del caso FINAMED es que se trata de un descarado y vergonzoso  asunto de complicidad gubernamental.
Muchos connotados  funcionarios estatales, de la pasada y actual administración, están hasta las manitas cubriéndose con el manto de la impunidad.  
Vamos por partes:
El pasado martes 26 de marzo del año en curso, fui el primer periodista  en Veracruz  en escribir de la empresa FINAMED y su contrato leonino con la Secretaría de Salud en tiempos del gobernador Fidel Herrera Beltrán. Advertí que representaba otro escándalo en puerta  para la administración del joven mandatario Javier Duarte. Y también informé que familiares cercanos a Fidel podrían ser, tras bambalina y mediante prestanombres,  los dueños reales  de FINAMED.
En menos de 30 días, el tiempo me ha dado la razón…
Hoy, para evitar otro alboroto mediático en una entidad tan vapuleada por partidos opositores, algunos “cerebros” del régimen de la prosperidad  buscan cómo tapar, sepultar, desaparecer las pruebas del saqueo impune al sector salud a través de FINAMED, empresa constituida  más para atracar y robar al erario público, que para  prestar, mediante terceros,  servicios médicos especializados.
Trasladándonos al origen de la licitación que dio origen a la firma del contrato, de inmediato brotan las dudas…
El 26 de septiembre de 2008, en el decreto 289,la Gaceta Oficial autoriza al Ejecutivo Estatal del estado de Veracruz para llevar a cabo por 12 años, la contratación de Servicios Complementarios para la prestación del Servicio Público de Salud.
El 20 de enero de 2009, se da a conocer el Acto de fallo Técnico Económico de la licitación pública nacional No. 59067001-006-08 en favor de la empresa  FINAMED  SA  DE CV.
La licitación tuvo carácter de pública y nacional, pero fue privada y exclusiva para FINAMED que, como era obvio,  resultó ser la única participante e interesada en ese manjar financiero de 8 mil millones de pesos que le ofrecía la Secretaría de Salud.
 Cómo se observa, el 20 de enero de 2009 se dio a conocer al “ganador” del contrato subrogado para prestar servicios complementarios en los hospitales pertenecientes al sector salud, ubicados en Tuxpan, Poza Rica, Martínez de la Torre, Córdoba, Río Blanco, Veracruz, Tierra Blanca, San Andrés y Coatzacoalcos, y en el Centro Médico de Especialidades de Veracruz, el CEMEV, y en el Doctor Luis F. Nachón, ambos en la ciudad de Xalapa.  
Después vendría, por lógica elemental, la firma del contrato millonario, del que trascendió en noviembre de 2008, el entonces titular de Salud, Luis Lila de Arce, adelantó a FINAMED, se ignora a qué persona física, 5 mil millones de pesos.  
 Sin embargo, todo se hizo al revés y a conveniencia del interesado principal: Fidel Herrera Beltrán.
Las evidencias no mienten:
Primero, en octubre de 2008 con la venia de los sumisos diputados priístas del Congreso local, la firma del contrato con el respectivo adelanto de los 5 mil millones.
 Y después, en enero de 2009, la publicación del ganador de la licitación amañada,  que ya había recibido los 5 mil millones de pesos, el 60 por ciento de los 8 mil millones, monto de la transacción pactada.
Y quien dude de la fecha real de  firma del convenio…  
El propio Antonio Nemi Dib ha mencionado en forma reiterada que en 2008 el estado firmó con FINAMED un contrato multianual, 12 años,  con autorización de la Legislatura local para la prestación de servicios de salud específicamente en cirugía cardiovascular, hemodinamia, imagenología y hemodiálisis, anestesia avanzada y equipamiento para quirófanos.
El plan para rentar servicios especializados de salud a la empresa FINAMED, operado por una mente siniestra y perversa,  como instrumento para saquear la Secretaría de Salud,  terminó siendo toda una simulación, un engaño, una agarrada de pendejos para los veracruzanos necesitados de atención médica.
Nunca cumplió con lo estipulado en el contrato; el servicio convenido para  los once nosocomios del estado fue deficiente y de pésima calidad; y en algunos nunca existió la prestación de la especialidad de salud complementaria. 
Como en otros tantos documentos que forman parte  de su negro historial, en el oficio-circular 471/2012, del 26 de marzo de 2012, la Secretaría de Salud solicita a los directores de los 11 hospitales congraciados con la atención especializada, continúen reportando fallas y quejas en contra del fraude llamado FINAMED. 
Durante más de un año, el silencio de la complicidad fue el sello de la casa.
Hasta que aquí en este espacio, el 26 de marzo de 2013, tocamos la cloaca.
Pero falta llegar al fondo.
¿Quiénes son los dueños de FINAMED, quiénes cobraron el adelanto de los 5 mil millones de pesos en octubre de 2008?
El clan Herrera Borunda, nunca los reclamará.
Como en Chedraui, la familia está de acuerdo.
¿O usted qué opina?

davidvaronaf@hotmail.com

-NOTICERO Y ANÁLISIS POLÍTICO de DAVID VARONA FUENTES 
con BUENOS DÍAS VERACRUZ – en vivo 11:15am por:
www.lagazeta.org
www.buenosdiasveracruz.blogspot.com

**VISITA NUESTRO CANAL DE YOUTUBE**




PUNTA DE LANZA…   
SE QUEDA A OSCURAS ADOLFO MOTA


Lo que faltaba:
Por falta de pagos de los últimos  recibos, la Comisión Federal de Electricidad cortó este martes  el suministro eléctrico al edificio central de la Secretaría de Educación de Veracruz. Las autoridades educativas no tuvieron otra alternativa que darles el día libre a empleados y trabajadores. Miles de trámites quedaron suspendidos.
Trascendió que el adeudo que la SEV tiene con la CFE es de más de más de 200 mil pesos, y que la paraestatal, a súplicas, lloriqueos y promesas del propio secretario Adolfo Mota Hernández, había sido bondadosa con la dependencia al no suspender el fluido.
Pero no cumplieron con pagar.
Fue hasta después  de  las 12 del día, tras liquidar el adeudo pendiente, que la CFE restableció la luz en las instalaciones de la Secretaría de Educación. 

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas