NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


jueves, 11 de junio de 2009

¿CUÁNTO VALE LA JUSTICIA EN MÉXICO?


Ya no existen dudas, confusiones o malos entendidos…
El caso del director de la aduana del puerto de Veracruz, Francisco Serrano Aramoni, es bomba de tiempo para los que gobiernan el estado, que amenaza con explotarles en sus propias manos.
Principalmente porque pasan los días y las investigaciones no arrojan datos favorables para tocar fondo.
Quienes vieron con la desaparición, secuestro o levantón del funcionario federal la oportunidad para cobrar jugosa recompensa o vengarse de actos del pasado, jamás imaginaron en lo que desencadenaría ese acto criminal.
Hayan sido o no los grupos que operan en Veracruz los responsables del ilícito, lo único cierto es que han ocasionado una bronca nacional.
Lo sucedido con el jefe aduanero ha tomado dimensiones inimaginables para las bandas criminales que todavía puedan mantenerlo en cautiverio o que, desgraciadamente hayan decidido privarlo de la vida.
La visita ayer del presidente Felipe Calderón al puerto de Veracruz y luego su discurso en las propias instalaciones de la oficina de la Aduana Jarocha, evidenciaron el interés del gobierno federal por esclarecer el paradero de Serrano Aramoni, que hoy se sabe, es muy cercano a los residentes oficiales de Los Pinos.
El propio Calderón dio a conocer que son 10 millones de pesos los que su gobierno, a través de la Procuraduría General de la República, ofrece a quiénes aporten pelos o señales del paradero o de los presuntos secuestradores del desaparecido director de la Aduana del Puerto de Veracruz,
Es decir, aunque sea comprando información, la federación quiere llegar a la verdad, argumentando que “Serrano es uno de los nuestros”.
Tal como lo hacen con Joaquín El Chapo Guzmán, el narcotraficante que se fugara, sin balazos ni violencia, por la puerta principal del penal federal de Puente Grande, por quien ofrecen 50 millones de pesos a quienes den datos de su paradero.
Por lo anterior, es indudable que el caso de Serrano seguirá siendo noticia en los días y semanas por venir.
Y seguro no habrá tregua para aquellos que se les presuma haber tenido responsabilidad en el levantón de la noche del lunes 1 de junio en el puente Morelos, exactamente a unos 200 metros de las oficinas de la Aduana Marítima.
Cientos de artículos, comentarios televisivos y radiofónicos han salido a la luz pública desde que se conoció el secuestro de Serrano Aramoni.
Sin embargo, por el compromiso que la gazeta.org tiene con sus lectores, debo escribir lo que no se ha dicho, lo que las autoridades, tanto estatales como federales han mantenido escondido…
¿Por qué no se dice nada del chofer del director de la Aduana, a quien también se lo llevaron y del que sus familiares no saben nada, y a quienes con dádivas económicas los responsables de la investigación han buscado ocultar?
¿Cuántos millones de pesos ofrece también la PGR para quién de pistas del hombre de todas las confianza de Serrano Aramonio, y que hoy se sabe, ha sido su chofer desde los tiempos que Francisco fue titular de la aduana de Nuevo Laredo, donde las bandas criminales buscaron “levantar”.
En apego estricto de la ley, no caben las diferencias de clases, esas que muchas veces se observan en el propio PAN.
Alguien de los que están al cargo de la investigación, está engañando al presidente Calderón y al propio gobernador Fidel Herrera, al no informarles que esa noche del 1 de junio, la camioneta Liberti propiedad de Serrano Aramoni era conducida por su chofer.
Si va a llegarse hasta las últimas consecuencias del asunto, que por cierto ha robado el sueño al propio Fidel por su preocupación de resolver la desaparición, lo justo es que sea parejo.
Porque hoy se ofrecen 10 millones de pesos de los impuestos de los mexicanos para resolver un asunto delito criminal que mantiene más que encabronados al presidente y parte de su gabinete de seguridad federal.
Por ello, yo pregunto a nuestras autoridades…
¿Y todos aquellos mexicanos comunes y corrientes que de pronto desaparecen o caen en manos de bandas secuestradores, porqué no gozan de los mismos privilegios?
¿Cuántos millones de pesos valemos usted amable lector, su servidor, o cualquier otro mexicano, para que nuestro gobierno se preocupe por nosotros?
¿O usted qué opina?

NOTA… Además no se hagan bolas, a los que buscan como cabecillas del operativo de la noche del lunes, los encuentran en Guatemala o en Nuevo León, las bases principales de esas bandas; eso es que lo aseguran los lugartenientes de Peñafiel y cabecillas, que no sueltan prenda a la autoridad por temor a ser ejecutados, ellos o sus familiares.

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas