NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


martes, 16 de junio de 2009

EL NUEVO ROSTRO DEL C-4

El C-4 del gobierno de Veracruz, también enseña un nuevo rostro a los veracruzanos.
Calidad en el servicio, eficiencia, puntualidad, transparencia y honestidad, representan la otra cara del Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo, en la era del director Arturo Bermúdez Zurita.
La sociedad del estado en su conjunto, ve hoy en el C-4, una institución confiable y respetuosa de la vida privada.
Y no es para menos…
En los gobiernos estatales del pasado, más que preocupados por las medidas preventivas que otorgaran seguridad a los veracruzanos, los responsables del C-4, estaban dedicados a espiar o investigar a los actores políticos, sociales y productivos de la entidad, incluidos aquellos reporteros críticos no afines al gobernador en turno.
Desde la llegada de Bermúdez Zurita, hace apenas un año, el C-4 del estado de Veracruz ha terminado de transformarse, entrando a la etapa modernista con la que se busca coadyuvar con las instancias de Seguridad Pública, estatal y federal, para abatir los índices delictivos.
La instalación de cámaras de video en puntos estratégicos de las principales ciudades del territorio veracruzano han resultado medidas exitosas para dar la batalla a las bandas criminales que podrían estar haciendo desmanes en perjuicio de la ciudadanía.
Por ejemplo, gracias a las grabaciones del C-4 en el puente José María Morelos del puerto jarocho, la noche del 1 de junio pudo tenerse conocimiento en forma inmediata del secuestro del director de la Aduana Marítima Francisco Serrano, así como también la identidad de los vehículos, oficiales y particulares, que participaron en la intercepción.
No ha sido nada fácil la tarea de Bermúdez para lograr el éxito y darle resultados al gobernador Fidel Herrera y a la propia sociedad estatal en materia preventiva y de auxilios.
El funcionario estatal, ha tenido que remar contra la marea política de alacranes y envidiosos que no soportan verse rebasados por el trabajo que realizan en el C-4, por lo que a últimas fechas viene siendo víctima de intrigas palaciegas y puñaladas traperas de algunos de los miembros del gabinete Fidelista, quienes desean verlo sucumbir en el cargo.
Se sabe que desde la propia Policía Ministerial a cargo del nefasto José Domingo Martínez Riveroll, presuntamente sujeto a investigación por las fuerzas federales de seguridad pública, han salido dardos venenosos en contra de Bermúdez Zurita.
Incluso, el celo profesional también ha tocado las puertas del Coordinador de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, Arturo Paredes Guevara, quién de su propia cosecha busca afectar la confianza a prueba de prueba que el gobernador tiene depositada en el director del C-4.
Y así como Paredes Guevara, el de la Intermunicipal conurbada en el puerto jarocho, y Martínez Riveroll que no da un solo golpe a la delincuencia organizada, -se investiga si por incompetente o por brindarle protección- desde que asumió la titularidad de la Policía Ministerial, dependiente de la Procuraduría de Justicia, existen otros tantos en la propia Secretaría de Gobierno y en la de Seguridad Pública, que apuestan por la cabeza de Bermúdez Zurita.
Sin embargo, el director del renovado C-4, se encuentra blindado…
Los aciertos obtenidos al frente del Centro de Control Comando, Comunicaciones y Cómputo, hablan por sí solos y no dejan lugar a las grillas de enfermos de poder que han caído de la gracia del mandatario estatal.
Para alcanzar dichos logros en materia de emergencia, Bermúdez reunió a todo un equipo de colaboradores comprometidos también en velar por la seguridad del pueblo de Veracruz.
Una muestra de ello, es que de los más de 500 elementos que el C-4 tiene repartidos en el centro matriz, ubicado en la ciudad de Xalapa y en los 7 subcentros instalados en puntos estratégicos del estado, son mínimos los que no han pasado la prueba de confiabilidad, para saber cómo manejar una emergencia.
Pero lejos de despedirlos por reprobar dichos exámenes, Bermúdez ha sacado a relucir su sencillez y lado humano, por lo que decidió someterlos a rigurosa capacitación para que puedan servirle al instituto en áreas administrativas.
Sin lugar a dudas, hoy en día el C-4 veracruzano ha rebasado expectativas en cuanto a su responsabilidad y su interrelación con la ciudadanía de atender sus llamadas de emergencia.
A través de los teléfonos 066 y 089, el C-4 entrelaza con los cuerpos de seguridad los cientos de llamados de auxilio de la población.
Pese a los resultados ya alcanzados, Arturo Bermúdez, caracterizado por su trato amable, ha “dicho no estar complacido ni confiado, siempre andará buscando cómo mejorar y estar al día, para mantenerse a la altura que en materia de seguridad, el pueblo reclama, con quien es prioritario tener un mayor vínculo de confianza”.
Desde que asumió el mando en el C-4, Bermúdez, prometió, no fallarle al gobernador Herrera ni a la sociedad veracruzana, y hasta ayer con hechos y no palabrería, había cumplido.
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas