NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


domingo, 9 de agosto de 2009

EL DEDAZO

El CEN del PAN, estrena nuevo dirigente.
Como en los viejos tiempos del presidencialismo autoritario, Felipe Calderón impuso a su delfín César Nava.
Los aliados de Los Pinos están de plácemes, pero los rebeldes como el senador Santiago Creel, se encuentran rabiando la imposición presidencial.
César Nava Vázquez, es el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, pero los adversarios que se imponían a su asunción, le ven más cara de sepulturero que de líder.
Es decir, lo etiquetan como el gran enterrador político del PAN, el que habrá de llevar a la tumba los restos agonizantes de un partido, que en la elección del 5 de julio pasado, fue masacrado en las urnas por el Revolucionario Institucional.
Al rendir protesta como nuevo operador político del presidente Calderón en el seno del PAN, César Nava simulaba estar feliz; sus labios trataron siempre de abrirse y sonreírle a todos aquellos que lo vitoreaban.
Sin embargo, en sus adentros no todo era fiesta para el joven Nava Vázquez, y no son para menos sus dudas y preocupaciones.
Aseguran cercanos a Nava, que él no deseaba la dirigencia nacional de su partido, pero aceptó porque al jefe máximo nunca se le dice que no.
Pudiera ser entendible la postura de César Nava.
Tener la responsabilidad de dirigir los destinos futuros del PAN, es como entrar en un callejón sin salida, principalmente hoy que el blanquiazul atraviesa por la peor crisis política de su historia.
La corrupción, el tráfico de influencias, y los enriquecimientos inexplicables de connotados panistas y sus respectivas familias, suscitados en el corto plazo que el PAN tiene en su poder la presidencia, son motivos de linchamientos ciudadanos.
Y la respuesta del pueblo mexicano a esos abusos del poder, se han visto reflejados en las urnas, votando en contra de los candidatos del PAN.
Incluso, el propio Nava sabe que su imposición en el CEN panista, volvió a violentar las aguas al interior de Acción Nacional, debido a que su candidatura única, tenía impresa el sello calderonista.
Por ello, el ex secretario particular del presidente Felipe Calderón, sabe que acaba de asumir la dirigencia de un partido moribundo, donde todos sus detractores abonarán para que le vaya mal y termine de hundir al blanquiazul.
El reto que tiene Nava, no es nada envidiable…
Durante el tiempo de su dirigencia sustituta que termina en diciembre del próximo año, le corresponderá encarar alrededor de 14 procesos electorales, entre los que habrán de disputarse gubernaturas, diputaciones locales y alcaldías.
Entre esas se incluye la gubernatura de Veracruz, en la que el instituto de César Nava insiste en imponer como candidato al actual director del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes Linares, a quien por cierto, extrañan en su tierra; no lo ven desde que el PAN perdió la diputación del distrito de Boca del Río, donde su hijo menor iba como suplente, y su hijo mayor es el alcalde de la cabecera distrital.
Por ese panorama político-electoral que se avizora, Los aires no soplan a favor de éste otro joven michoacano, paisano también del presidente Calderón, al igual que su antecesor el destituido dirigente.
Para ilustrar los nubarrones que amenazan al impuesto liderazgo de César Nava, sólo basta recordar todas las derrotas acumuladas por el pendenciero Germán Martínez, quien creyó que las elecciones se ganaban con aires de petulancia o actitudes hostiles contra los partidos opositores.
De todos los procesos electorales que enfrentó como líder nacional, la otra joven promesa del calderonismo, no ganó uno solo. Germán hizo del PAN un partido perdedor. El triunfo de Sonora, huele a sangre inocente de niños que murieron en la guardería ABC, no porque el ganador de la gubernatura haya sido la mejor elección de los sonorenses.
Por ello, la permanencia de Nava Vázquez en el CEN panista, se encuentra prendida de alfileres; el mismo César no lo ignora, y por más que quiso rehusarse, no tuvo valor de decirle que no a Calderón.
Para algarabía de Los Pinos el tamal terminó de cocerse y Nava despacha ya en las oficinas partidistas de la Colonia del Valle, en la ciudad de México.
Calderón se dice optimista y agraciado con el nuevo representante de su partido, al igual como lo dijo estar de Germán, cuando éste suplió a Manuel Espino.
Pero para la corriente del panismo duro y tradicionalista, César Nava, es el designado por Calderón para colocar los clavos del féretro panista.
¿O usted qué opina?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas