NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


lunes, 2 de julio de 2012

LA TRAGEDIA AZUL..

BUENOS DÍAS VERACRUZ


David Varona Fuentes
Martes 3 de julio del 2012.


¿Y… qué pasó con el PAN?
Es la interrogante ciudadana que deambula en cafés, restaurantes y centros de reunión política y social.
No es para menos.
El PAN recibió la estocada mortal en la elección presidencial del pasado domingo 1 de julio.
De mantener el poder presidencial durante 12 años, ha pasado a un vergonzoso tercer lugar en las preferencias electorales.
Lo recibió del PRI en el 2000, y al PRI se lo regresa.
Lo tuvo y disfrutó dos sexenios, y teniéndolo todo para retenerlo, lo dejó ir.
Por ello la gente se pregunta:
¿Qué pasó…?
Durante todo el sexenio en su lucha anticrimen el presidente Felipe Calderón acusó y puso el dedo en la llaga, señaló a la clase política del Partido Revolucionario Institucional de proteger y tener nexos con narcotraficantes y bandas del crimen organizado.
Nunca habló con medias verdades, ni mucho menos tiró la piedra y escondió la mano.
Siempre llamó a las cosas por su nombre y con la información privilegiada de inteligencia que tenía en su poder, exhibió y desenmascaró a gobernadores, alcaldes, diputados y senadores, todos del PRI y presuntamente ligados a mafias o envueltos en escándalos de corrupción y enriquecimientos inexplicables con dinero público.
En el caso especial del estado de Veracruz, Calderón nunca omitió decir que la violencia desatada era gracias a la complicidad del entonces mandatario estatal Fidel Herrera Beltrán con las bandas de la última letra.
Lo mismo señaló a las autoridades del estado de México, de Tamaulipas, Nuevo León, Sinaloa, Chihuahua y Guerrero, donde sentaron sus reales los principales cabecillas de las redes de delincuencia organizada.
Mención especial hizo de los ex gobernadores Mario Marín, de Puebla y Ulises Ruiz, de Oaxaca, donde su partido el PAN hizo alianzas con el PRD para terminar con el cacicazgo político priísta.
Cuando en Estados Unidos se hicieron públicos los nexos de Tomás Yarrington Ruvalcaba, ex mandatario de Tamaulipas, con narcotraficantes, el sentir ciudadano en el país fue que ahora sí la PGR-SIEDO empezarían la cacería en contra de ex funcionarios del PRI, y lo haría como un manotazo de último momento para apuntalar la candidatura de Josefina Vázquez Mota.
Pero nada…
A todos los ex gobernadores del tricolor en la lista negra de Calderón como mafiosos y corruptos, se les vio en sus estados natales operar con toda impunidad a favor del candidato presidencial de su partido Enrique Peña Nieto.
Y los resultados están a la vista de todos; picaron de muerte al PAN y de paso hirieron a la candidata presidencial.
Hace tres años, en reunión de seguridad con el alto mando del PRI encabezado entonces por Beatriz Paredes y a la que asistieron Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa Patrón y todos los gobernadores del PRI, el presidente Calderón señaló a varios de los mandatarios presentes la protección que brindaban a narcotraficantes y criminales, lo que ponía en desventaja la lucha y combate de su gobierno contra esas bandas.
Y advirtió:
“Lo peor que podía pasarle a México es que el PRI, el partido de todos ustedes, regrese a la presidencia en 2012”.
Y vaya que el tarasco resultó profeta lejos de su tierra michoacana…
El PRI que tanto dice aborrecer, es el partido que regresa a Los Pinos.
¿Y LOS DOS MILLONES DE VOTOS?
Malas cuentas para Veracruz:
Apenas y un milloncito de votos para la causa presidencial, no se pudo más.
¿Qué pasó?
Es otro cuestionamiento que ha pegado muy duro en el ánimo personal del gobernador Javier Duarte.
Toda derrota duele, pero lo que debe de tener con los pelos de punta al mandatario estatal, es que el PRI no haya triunfado en el distrito de Córdoba, su tierra, cuando hace apenas 3 años él arrasó en las urnas, ridiculizando a un improvisado jugador emergente del PAN, Carlos Hermosillo.
Duarte no quería perder Córdoba; decidió irse una semana a gobernar desde la ciudad de los 30 caballeros con tal de que su amigo de la primaria, Bernardo Cessa Servín, ganara la elección y de paso conservara el distrito para el PRI.
De la oficina de Duarte en palacio de Gobierno se fueron todos a Córdoba, hasta el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita tuvo la consigna de operar en lo político para el abanderado del PRI a la diputación federal. Por su parte, a Gabriel de Antes correspondió la tarea del planchado financiero de alcaldes y líderes reacios a la candidatura de Bernardo Cessa Servín, como el azucarero Adrián Sánchez Vargas.
¿Yo también pregunto?
¿Qué pasó…?
Como la política es de resultados, eso fue lo que menos dieron los enviados del gobernador en su tierra adoptiva.
La maleta que anduvo cargando Gabriel de Antes estaba repleta, hasta el copete de billetes para asegurar la elección de Córdoba. Partiendo del vergonzante descalabro del candidato Cessa Servín, ¿qué hicieron con el dinero, alguien se quedó con el engañando y traicionando al gobernador Duarte?
Del proceso electoral del pasado domingo se desprende un hecho contundente, que los descalabros del PRI en Veracruz pintan un escenario político muy distante, diferente de cómo se lo habían elaborado al propio Javier.
Ha quedado comprobado que en el caso de la zona conurbada Veracruz- Boca del Río, por citarlo de ejemplo, los alcaldes Carolina Gudiño y Salvador Manzur, respectivamente, son unos novatos, inexpertos e incapaces de actuar en contingencia política, son los que el ex gobernador Fidel Herrera dio armas y están matándose entre ellos.
La intervención y encarcelamiento por un par de horas del subsecretario de Desarrollo Económico Baruch Barrera Zurita en el restaurante La Gran Madre, de Boca del Río, cuando repartía dinero para comprar votos para el candidato Oliver Aguilar Yunes, se debió a pitazos de los propios priístas a los marinos, y que más tarde argumentaron no haberlo reconocido porque más bien, como andaba vestido, parecía más un travesti que funcionario del gobierno de Veracruz.
Es decir, los jóvenes de la prosperidad operaron la elección teniendo como enemigos a sus propios compañeros de partido. Algo similar cuando dos amigos van de cacería y uno de éstos dispara a su propio acompañante pensando que, por la escasa luz de su lámpara, era un cocuyo.
Son momentos de reflexión para el doctor Javier Duarte; sin enojo ni recelo al periodismo crítico, que se atreve a decirle la verdad. Los días por venir se antojan barruntos de tempestad, sobre todo, cuando el candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador ha fijado su postura de impugnar, los resultados de la elección presidencial.
Los comicios celebrados en esta entidad veracruzana; se encuentran en los expedientes que exhibirá AMLO en las impugnaciones que presentará al órgano electoral correspondiente.
¿O usted qué opina?


davidvaronaf@hotmail.com


http://www.lagazeta.org/


http://www.buenosdiasveracruz.blogspot.com/


PUNTA DE LANZA…

Qué sorpresas te da la vida…

Uriel Flores Aguayo, el candidato de la Alianza Progresista PRD-PT Movimiento Ciudadano, se gastó 10 mil pesos de su bolsa y ganó la diputación federal del distrito 10 de Xalapa. Mientras que el ex testigo protegido Reynaldo Escobar Pérez, derrochó mares de dinero, sus amigos hablan de unos 5 millones de pesos, entre despensas, pago a taxistas que acarrearon votantes, y compra de votos.
La derrota, cobro de factura. El pueblo de Xalapa lo identifica como uno de los responsables después del ex número uno, de la llegada de los malosos a territorio estatal.
Y ahora, sin el ansiado fuero de diputado federal, ¿quién podrá defenderlo?

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas