NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


lunes, 23 de septiembre de 2013

DE LA GLORIA AL INFIERNO.


BUENOS DÍAS VERACRUZ 
David Varona Fuentes
Martes 24 de septiembre del 2013.

¿Y que esperaba el presidente?
No fueron necesarios esperar uno, dos, o tres años de gobierno.
Bastaron sólo unos cuantos  meses para que el gobierno peñista empezara a sentir los efectos  de tener en sus manos las mieles del poder.
De diciembre de 2012 a septiembre de 2013, Enrique Peña Nieto luce diferente, desmejorado; se le observa cansado, distraído, irritado, confundido.
Su rostro jovial y cautivador de multitudes femeninas, no es ya el mismo; como que de pronto los años se le vinieron encima.




El Peña Nieto de la noche del 15 de septiembre, en balcón de Palacio Nacional, fue diferente al Peña Nieto que todos conocieron en la campaña presidencial, o aquel que mediante sonrisa fingida festejó el 1 de julio de 2012 su cuestionado triunfo electoral, y muy distante también al Peña Nieto que creyendo estar soñando rindió protesta el pasado 1 de diciembre como nuevo Presidente de México, ante representantes del Congreso de la Unión.
Sin lugar a dudas, la presidencia ha transformado al político mexiquense.
Es la imagen viva de un gobernante sumamente preocupado, acongojado, desangelado.
Ganas, tono, énfasis y emoción forzada que  impuso a su primer grito de independencia a los miles de mexicanos apostados en el zócalo capitalino, dejaron mucho que desear. No se escuchó a un Presidente de la República contagiado por la algarabía del fervor patrio.
 Muchas pueden ser las interrogantes.
Pero sólo una la respuesta.
Tener las riendas del México de hoy día, no es paquete sencillo.
Para don Enrique, llegar a los Pinos no está resultando haber salido de vacaciones con su paloma.
Los eternos, históricos y  grandes problemas nacionales, más los que se han ido acumulando de diciembre a la fecha, son para volver loco a cualquier simple mortal.
Y Peña no es la excepción.
Su gobierno ha entrado a un callejón sin salida, ni él ni su equipo cercano de colaboradores y falsos aduladores, logran encontrar la cuadratura al círculo.
No salen de una, cuando se le viene otra encima.
Primero, los disturbios a la ciudadanía y la afrenta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE, que no acepta la reforma educativa en el capítulo de la evaluación a los maestros para conservar sus plazas magisteriales. Protesta que se ha trasladado a la mayoría de las entidades del país afectando a millones de estudiantes que no tienen clases.
Segundo, la catástrofe nacional provocada por los fenómenos naturales Irving, en el Golfo de México, y Manuel, en el Pacífico, que dejaron muerte y daños millonarios que no alcanzarán a cubrirse con promesas de saliva.   
Y tercero,  el pilón, el desafío de sus aliados panistas y perredistas en su programa estrella de gobierno, bautizado como pacto por México.
PAN y PRD, exigen reforma política-electoral, antes que reforma energética.
Cada uno por su cuenta, Gustavo Madero y Jesús Zambrano, presentaron este lunes sus respectivas propuestas de reforma política, las cuales harán llegar a las bancadas legislativas de sus institutos políticos en San Lázaro y en la Cámara de Senadores.
La advertencia de Madero y Zambrano, no tiene vuelta de hoja, no aprobarán reforma energética, primero, la político-electoral, para lo cual esperan sean tomadas en cuenta las propuestas que hacen sus partidos, que aunque separadas, tienen comunión en algunos puntos.  
La postura de los dirigentes opositores, representa otro palo al presidente Peña, cuando creía tener en la bolsa la aprobación de azules y amarillos en los cambios constitucionales que abren las puertas de PEMEX a las inversiones privadas.
Y la reforma energética, será otro gran dolor de cabeza para el joven mandatario mexicano.
No la tiene fácil Peña.
Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés López Obrador, principales opositores a la privatización de PEMEX, son duros de roer y darán la batalla.
Lo que está experimentando Peña en este primer año de gobierno, no es nada de lo que le espera en los siguientes cinco años.
 Mientras tanto, la economía mexicana sigue en caída libre, el 2013, el primero de Peña en los Pinos, el peor de los últimos 20 años. 
¿Y… quién podrá ayudarlo?
 ¿O usted qué opina?}

PD. Días de desastre e incertidumbre para el gobernador Javier Duarte; son muchos los reclamos y los cuantiosos daños de miles de damnificados…pero, lo grave no es eso, lo terrible es que a estas alturas siguen sin llegar los recursos del FONDEN, el gobierno federal no encuentra la salida. Entonces no es casual que la caja de finanzas esté vacía. No hay un pinche peso partido por la mitad.

davidvaronaf@hotmail.com
www.lagazeta.org
www.buenosdiasveracruz.blogspot.com

PUNTA DE LANZA….
EL EMBAJADOR DEL MIEDO.

El ex gobernador Fidel Herrera estuvo este  sábado en tierras veracruzanas. Fue testigo en la boda de Jorge Reyes Leo, hijo del abogado Jorge Reyes Peralta. Llamó la atención que el ex mandatario estuvo no más de 30 minutos en el WTC de Boca del Río, lugar del enlace civil encabezado por el casamentero mayor de Veracruz, Rafael Valverde Elías. Quiénes vieron de cerca al tío Fide, cuentan que éste mostró signos de nerviosismo, desesperado por estampar su firma y largarse del lugar. Y así ocurrió, Fidel no se quedó al banquete especial preparado para tal celebración. Sin despedirse de nadie salió del salón Ulúa, alcanzó la salida del WTC y subió a su camioneta que ya lo esperaba. Se refugió en su departamento de soltero, cenó tacos, recibió a un visitante distinguido, y allá por las 3 de la madrugada del domingo, se durmió.
¿Qué le preocupa a Herrera Beltrán?
Acaso le quitan el sueño y la tranquilidad las dos indagatorias, una de carácter criminal y otra por desvío de  recursos federales que, por órdenes de la presidencia, tiene en sus manos la PGR de Jesús Murillo Karam, mismas que, cuentan, al parecer, utilizan para “convencer” a Fidel de que acepte irse de embajador al fin del mundo todo el resto del sexenio peñista. Porque de que don Enrique no lo quiere en el país, ni quien lo dude. Y todo por la masacre de los escoltas de su familia en el puerto jarocho, de la cual Herrera, entonces gobernador, se hizo el ciego y el sordo y nunca se supo de los responsables.

No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas