NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


lunes, 3 de junio de 2013

MENTIRAS VERDADERAS


BUENOS DÍAS VERACRUZ

David Varona Fuentes

Martes 4 de junio del 2013.

¿Acabó el amor…?

Es evidente el distanciamiento que existe entre el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Los videos escándalos de Boca del Río, fueron la gota que derramó el vaso.

Gracias a los desaciertos en ingeniería y estrategias de mapachería electoral de los priístas Salvador Manzur, Pablo Anaya y Ranulfo Márquez, el mandatario estatal es visto con desconfianza en la residencia oficial de Los Pinos.

Lo mucho que Duarte había conseguido para meterse en el ánimo del entonces gobernador mexiquense y virtual candidato del PRI a la presidencia de la república, se vino abajo por obra y gracia del clan fidelista, el mismo que colaboró para hundir a Veracruz en la desgracia financiera y de inseguridad pública.

Quien no recuerda aquella “magistral” ocurrencia sacada de la chistera por el cuerpo de asesores, cuando se les ocurrió hermanar a Xalapa, la capital de Veracruz, con Toluca, capital del estado de México, cuyo objetivo principal fue acercar a Duarte con Peña.

Ese 6 de septiembre de 2011 en el Palacio de Gobierno de Veracruz, los ejecutivos estatales Javier Duarte de Ochoa y Enrique Peña Nieto, lucieron felices de firmar protocolo de hermandad que buscaba acuerdos de colaboración para alcanzar y promover proyectos sociales, académicos, científicos y culturales en beneficio de ambas ciudades.

Duarte y Peña, con sus respectivas esposas, rieron, bromearon y pactaron su futuro político a partir del 1 de diciembre de 2012.

Todo fue miel sobre hojuelas ese día.

Tanta química exhibida entre ambos mandatarios, que más de uno predijo que de ganar Peña la Presidencia de México, a Duarte y a Veracruz les iría de maravillas.

Nunca falta el pelo en la sopa.

El valemadrismo, la locura del poder y los excesos de los chamacos de la prosperidad, fueron sepultando la credulidad de Peña Nieto hacia Duarte.

Primero, el escándalo de las maletas voladoras con 25 millones de pesos propiedad del gobierno de Veracruz, decomisadas el 27 de enero de 2012 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Toluca, mismas que fueron transportadas en un avión, se dice ahora, propiedad del empresario tuxpeño Francisco Colorado Cessa, sentenciado a 20 años de prisión en una cárcel de Austin, Texas, Estados Unidos, por lavado de dinero procedente del cartel de los Zetas.

Después vendría el resultado de la elección presidencial, que no favoreció en el estado de Veracruz al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, cuando sus coordinadores, entre éstos Jorge Carvallo Delfín, había prometido y garantizado darle mínimo 2 millones de votos.

A partir de la derrota presidencial, empezaron a divulgarse rumores palaciegos de que en la entidad la orden de los operadores del gobernador Duarte había sido la de apoyar a la abanderada azul, Josefina Vázquez Mota, quien finalmente se impuso en las urnas en tierras veracruzanas.

Desde entonces, Peña vio con recelo y tuvo en la mira a Veracruz.

No era para menos.

Ya investido como presidente electo, hasta su bunker de campaña llegaron informes confidenciales confirmando que personeros del mandatario Javier Duarte, como Jorge Carvallo y Gabriel Deantes Ramos, se quedaron con el presupuesto multimillonario destinado para operar el sufragio de los veracruzanos a favor de la candidatura de Peña Nieto.

Incluso, aseguran fuentes de alto nivel, que el propio Luis Videgaray Caso, su coordinador de campaña, le entregó videos y grabaciones en las que el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, ordenaba a su incondicional Erick Lagos, presidente del CDE del PRI, intensificar las campañas del voto para la candidata del PAN.

Y, cuando las relaciones entre el presidente Peña y el gobernador Duarte se encontraban prendidas de alfileres, llegó el atentado de Manzur, Anaya y Ranulfo a la democracia de Veracruz.

De aquella hermandad Xalapa -Toluca, de esa noche ebria en sonrisas, abrazos y sueños futuristas, no queda nada, absolutamente nada.

Hoy, el doctor Duarte es para Peña un gobernador bajo sospecha, a quien ha ordenado vigilar de cerca en estos tiempos de pasión electorera, por aquello de un nuevo tropezón de sus mapaches que atente otra vez con su programa estrella de gobierno, el Pacto por México.

Hoy, Javier Duarte baila con la más fea y su futuro es incierto, su permanencia en el gobierno del estado depende de los resultados que obtenga el PRI en la jornada electoral del 7 de julio.

Después de una rápida semblanza sobre las relaciones Peña - Duarte, vaticino:

A partir de mañana, no faltarán los defensores oficiosos del gobernador que, como otras veces, saldrán a ganarse el pan suyo de cada día escribiendo maravillas de su desempeño al frente del Poder Ejecutivo del estado.

Lejos de ayudarlo le echen más leña a la hoguera.

En los Pinos, tras los últimos acontecimientos desastrosos, no se tragan el cuento de que en Veracruz todo es progreso, honestidad y transparencia en el manejo de los recursos públicos.

El presidente Peña tiene informes de la realidad de Veracruz y lo que, como resultado de la misma, sucederá el 7 de julio. El propio Jorge Carvallo, el secretario particular, se ha encargado de difundir que nada puede hacerse, que el PRI perderá de 15 a 20 diputaciones.

Yo pregunto:

¿Hasta cuándo se dará cuenta el joven mandatario veracruzano del daño criminal que sus amigos de la prensa aduladora, hacen a su gobierno?

Porque varios de ellos, con los que su administración firmó convenios publicitarios hasta por un millón de pesos mensuales, andan ya, como prostitutas nocturnas, ofreciéndose al mejor postor, en especial al enemigo más temido.

¿O usted qué opina?

PD. Parece que la suerte del panista Gerardo Buganza ha llegado a su final; fuentes de muy alto nivel han dejado entrever que para la primera quincena de este mes, el Secretario de Gobierno tendrá que abandonar sus oficinas de vetusto palacio de gobierno para darle paso al diputado Flavino Río Alvarado, quien con la bendición de número uno, se hará cargo de esta responsabilidad.

Lo que indica que las asesorías del político sureño Carlos Brito; ya no son bien vistas por el propio mandatario veracruzano. No hay que olvidar que Flavino se alejó de quien en el pasado fue su padrino y con quien ahora mantiene odios encontrados.

davidvaronaf@hotmail.com

www.lagazeta.org

www.buenosdiasveracruz.blogspot.com

PUNTA DE LANZA…

¿…DE MAPACHE ELECTORAL, AHORA, AGITADOR DE SU PROPIO PARTIDO?

Ver para creerlo.

Este medio día el edificio del CDM del PRI en el puerto jarocho, ubicado en la avenida Netzahualcóyotl casi esquina Juan Soto, fue tomado por unos 50 militantes que reclaman posiciones en la planilla del candidato del PRI a la alcaldía, Ramón Poo Gil.

Y qué creen, amables ciber-lectores…

Evidencias señalan que los llevó a manifestarse el propio Pablo Anaya, porque escondido en su camioneta de lujo disfrutando de los gritos y consignas, cuando vio llegar a los medios de comunicación, emprendió la graciosa huida.

Más tarde, se aparecería en la sede tricolor como el apaga fuegos.

No hay dudas anda desesperado, busca llamar la atención del gobernador.



No hay comentarios:

GRACIAS por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR

Etiquetas