NOTICIERO EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


miércoles, 24 de junio de 2015

¡CAYÓ MARLON!


 

BUENOS DIAS VERACRUZ

David Varona Fuentes

Jueves 25 de junio del 2015.

                                     
  Tal como estaba previsto.

            Se fue Marlon Ramírez de la Subsecretaría de gobierno, su salida estaba contemplada en el alto mando de la Casa Veracruz, su tenebroso y gris desempeño como el número tres de la administración duartista lo llevó al despeñadero.

            Llega un rostro conocido: Genaro Mejía, hombre muy cercano al gobernador Javier Duarte y político discreto, buen operador político con talento e inteligencia.

            La Subsecretaría para el gobierno del estado, ha sido la dependencia en donde se ventilan todos los asuntos de carácter político social. Por ahí han desfilado, varios personajes en los distintos gobiernos.

            Y fue precisamente en el gobierno del desparecido y muy bien recordado don Rafael Murillo Vidal cuando cobra fuerza y relevancia política, con Manuel Carbonell de la Hoz.

            El negro Carbonell fue el hombre de todas las confianzas del gobernador de aquél entonces. Era tal la fuerza de Carbonell, pues era quien prácticamente llevaba las riendas del gobierno estatal.


            Este Subsecretario era respetado y temido por la clase política. Manolo era un extraordinario operador político, bajo su sombra se abrigaban los grupos estudiantiles universitarios.

            Esto ocasionaba ciertos roses, con el entonces secretario particular don Juan Maldonado Pereda QEPD, otro cuadro político brillante y talentoso. En el gobierno estaba como secretario de gobierno el conocido doctor en derecho Francisco Berlín Valenzuela, quien siempre respetuoso de las formas, el desempeño del número dos, siempre acorde con los tiempos.

            Es por eso que don Rafael siempre se la llevaba tranquilo en la silla de palacio de gobierno. Este reportero tuvo la extraordinaria oportunidad de conocerlo de cerca. Hombre sabio de la política, sereno y a la vez enérgico.

            Mis primeras enseñanzas de la política las tuve con las largas y prolongas charlas, que el señor gobernador me obsequiaba. Nunca le conocí desplantes de arrogancia y soberbia, siempre sereno y reflexivo me llevaba a dar un paseo por su enorme cúmulo de experiencia en la política nacional.

            Murillo Vidal vivía en la casa de gobierno en forma austera, nada de lujos estrafalarios, ni de escoltas policíacas. Doña Virginia Cordero era su única compañera, asistida por una sola ama de llaves. No fueron pocos los desayunos que tuve el honor de compartir, con quien gobernaba con gran sencillez y alejado de los recursos públicos, que despertaran sospechas ciudadanas.

            Y fue precisamente Manuel Carbonell, quien estuvo en un tris de ser el sucesor de don Rafael. La Subsecretaría le había dado la fuerza y el perfil de ser el candidato del PRI.
            Una mala jugada de don Jesús Reyes Heroles lo dejó fuera la sucesión gubernamental.

            Y llega don Rafael Hernández Ochoa, el hacedor de un equipo de jóvenes políticos: Guillermo Zúñiga Martínez, Fidel Herrera Beltrán, Miguel Ángel Yunes Linares, Carlos Padilla Becerra, Abel Cuéllar Morales, José Luis Lobato Campos y Carlos Brito, para mencionar tan solo unos cuantos.

            Al asumir el gobierno Hernández Ochoa designa en la Subsecretaría de gobierno al político sureño Carlos Brito Gómez, quien cobra brillo por su sagacidad, talento negociador y hombre disciplinado.

            Brito tuvo en sus manos una fuerza sorprendente en la política interna del estado. Siempre atento y respetuoso, funcionario público modesto, nunca soberbio y arrogante, sabía que su gobernador era un hombre enérgico, inteligente y sabio de la política.

            En este sexenio mi oficio de reportero, me dio otra oportunidad de conocer de cerca al gobernador ranchero, quien siempre estuvo enamorado del campo veracruzano. No fueron pocas las veces que don Rafael me invitó a conocer, toda la geografía veracruzana, en todas sus giras observé, como un pueblo se entrega a su gobernante, cuando se trata de un hombre sencillo y generoso.

            Hernández Ochoa dejó una gran obra política social; que el pueblo recuerda con respeto y cariño.

            Pero, volviendo a la Subsecretaría de gobierno: Genaro Mejía tiene la gran oportunidad se servir a los veracruzanos y terminar con la política de las intrigas palaciegas, chismes y golpes bajos.

            Duarte está solo.

            Necesita cerrar el sexenio sin sobre saltos, aún hay tiempo de restañar las heridas, que deja un Marlon soberbio y arrogante, chismoso e intrigante.

            ¿O usted qué opina?

PD. ¿Qué se comió Carlos Aguirre Morales?

Carlitos siempre fue un hombre de todas las confianzas del gobernador Javier Duarte. En asuntos muy delicados y de secrecía, el contador Aguirre era inamovible en la Sefiplan. El tiempo lo dirá…

PUNTA DE LANZA.

DIPUTADOS OFICIOSOS.

En la sesión de ayer en la Cámara de Diputados, el diputado panista Julen Rementería, solicitaba la comparecencia en el recinto legislativo de los funcionarios: Antonio Gómez Peligrín, secretario de finanzas, Ricardo García Guzmán y del Fiscal General Luis Ángel Bravo Contreras, para que explicaran la forma en que se solventaron, las observaciones hechas al gobierno del estado por la Auditoría Superior de la Federación.

La cosa no tuvo gran relevancia, sino por la intervenciones de los diputados Adolfo Ramírez, quien la verdad da pena que Veracruz tenga esa clase de legisladores, ignorantes de la ley y haciendo uso de discursos demagógicos, tratando de quedar bien con el diputado Juan Nicolás Callejas.

Pero, quien realmente no tiene vergüenza, es el diputado Ramón  Gutiérrez de Velasco, su intervención fue vergonzante queriendo dar cátedra de materia financiera, misma que no venía al caso, si solo se trataba de una solicitud de comparecencia.

Pero…bueno de todo se da en la viña del señor…  


     
    
           


No hay comentarios:

Etiquetas